Carregant el Bloc...

divendres, 25 d’abril de 2008

MM 2 Deliverance



Un buen día de 1972, el director británico John Boorman se llevó de pesca a una serie de amigos suyos: pensaban pasarlo en grande, pero la cosa acabó mal, muy mal.

Al inicio de la película Deliverance, mientras los pescadores arreglan sus pertrechos y preparan su excursión con unos ¿pacíficos? montañeses, uno de los pescadores rasga una guitarra y de improviso un joven le acompaña con su elemental banjo.

La secuencia musical, con una composición inolvidable, será el preludio perfecto para lo que después ocurrirá:

Dueling Banjos





Este dueto imperecedero, versionado luego en múltiples ocasiones, siempre nos causará escalofríos a los que hemos visto Deliverance.




10 comentaris :

  1. He de felicitarte por tu buen gusto, Josep, tanto la escena de El hombre tranquilo como la de Deliverance son un perfecto ejemplo de música en el cine. Estupendo Duelo de banjos, desde que ví la película no he vuelto a ver a los campesinos desdentados de la misma manera

    ResponElimina
  2. Joder. TENGO que ver esta peli. Un abrazo!

    ResponElimina
  3. Muchísimas gracias, Alicia: viniendo de tí, es un cumplido que guardaré como oro en paño. Espero que las siguientes entregas (que ya tengo en almacén) te sigan gustando.

    Yo tampoco he olvidado esa sensación relativa a los montañeses (que no montañeros)

    Un saludo.

    ResponElimina
  4. Pues sí, Faraway: tienes que verla, y prepárate, que es un plato fuerte.

    Un abrazo.

    ResponElimina
  5. Tenía y sigo teniendo rota mi conexión a internet de manera que he tenido que recurrir a un sitio ajeno al mío habitual.

    Bueno, como sigas poniendo esos "moments musicals" voy a tener que coger el avión e ir a darte el abrazote personalmente.

    Esa peli con el consiguiente duelo de banjos, iniciado por esa impresionante criatura, fue uno de mis primeros descubrimientos cinematográficos en tierras británicas.
    "Deliverance" me dejó flipando a pesar de que por aquel entonces mi inglés dejaba mucho que desear (bueno tampoco ahora es nada del otro mundo, pero me defiendo).
    Sigue p'alante e inserta moments para compartir buen feeling.
    Un abrazote.

    ResponElimina
  6. Espero, Antonio, seguir ofreciendo esos trozos que han quedado en la memoria cinéfila; quedan unos cuantos, todavía, y prefiero dosificarlos para resaltarlos uno por uno.

    Celebro que te sugieran buenos recuerdos; desde luego, si pillas el avión, ten por seguro que, cuando aterrices, estarás en "mi" territorio y serás mi huésped, con lo que las copas las pago yo. Tú pondrás la conversación cinéfila, eso sí...

    Un abrazo.

    ResponElimina
  7. Magnífico fragmento. La película me resulta irregular, pero tremendamente incómoda, inquietante y áspera... y no sólo por lo evidente.
    Saludos

    ResponElimina
  8. Creo, 39escalones, que ese trozo es lo mejor de la película; la vi hace mucho tiempo, y se me hizo un tanto difícil de tragar, quizás por una violencia ilógica (o eso me pareció).

    Boorman, ya se sabe, es un director que no deja indiferente: o gusta mucho, o casi nada.

    Saludos.

    ResponElimina
  9. Madre mía, compa Josep, qué recuerdos de esta peli, y qué escenita, vaya que sí... Recuerdo que la primera vez que la ví (ésta fue la peli que inauguró un ciclo de emisiones en la 2 de TVE, las madrugadas de los viernes, mucho antes de que Canal+ empezara a emitir en ese mismo tramo sus ya míticas corridas -y no de toros, claro...-, y con el cual descubrí, vídeo mediante, casi todo el cine de Pasolini, entre otros) no me causó tanta impresión. Pero volví a verla hace no mucho (la había grabado en VHS, de una emisión en el TCM, y andaba por ahí perdida la cinta -como tantas y tantas...-), y me impactó muchísimo más. Fascinante secuencia (crea un desasosiego tremendo...), y durísima película. Todo un acierto, compa Josep.

    Un fuerte abrazo.

    P.S. y gracias por tu aclaración "mozillera"; efectivamente, problema resuelto...

    ResponElimina
  10. Me alegro, Manuel, que la escena te recuerde esa extraña y fuerte película, reviviéndola en tu memoria.

    Un abrazo.


    p.d.: a vòtre service.. :-)

    ResponElimina

Los comentarios son lo mejor del blog. ¡Gracias de antemano por tu colaboración!
(Comentarios publicitarios son borrados sin dudarlo.)

Print Friendly and PDF
Related Posts with Thumbnails
Aunque el artículo sea antiguo, puedes dejar tu opinión: se reciben y se leen todas.