Carregant el Bloc...

dilluns, 2 de febrer de 2009

Secundarios de Lujo (10)



Elisha Cook, Jr. lived alone up in the High Sierra, tied flies and caught golden trout between films. When he was wanted in Hollywood, they sent word up to his mountain cabin by courier. He would come down, do a picture and then withdraw again to his retreat.
John Huston

Nacido el 26 de diciembre de 1903 en San Francisco, California, y fallecido el 18 de mayo de 1995 en su apartada casa de los montes californianos, Elisha Vanslyck Cook Jr. pasó a la historia del cine mundial con el nombre de Elisha Cook Jr.

En 1917, con sólo catorce años, hizo su debut en el teatro, ocupándose en diferentes papeles del vodevil, recalando en Broadway. De allí su salto al cine fue consecuencia lógica atendida su facilidad para interpretar cualquier papel que se le confiara.

La primera de sus más de doscientas apariciones en la pantalla (incluyendo trabajos televisivos) ocurrió en 1930, pero no fue sino hasta once años más tarde que su labor fue reconocida internacionalmente gracias a John Huston, que, como cuenta, le hizo salir de su retiro rural para dar cuerpo a ese gángster a quien le van a proponer una discutible solución, en The Maltese Falcon (1941) [ver :]



A partir de 1941 trabajó con la mayoría de los grandes directores de la época, que hallaron en el bajito Elisha un actor capaz de encarnar personajes complejos, a un tiempo cobardes y capaces de asesinar.

Sus recursos de la época del vodevil le fueron útiles para mostrar una vez más un personaje apasionado y tortuoso al servicio de Robert Siodmack en Phantom Lady (1944) [ver :]



En 1946 volvió a trabajar a las órdenes de Howard Hawks (con quien se estrenó en la comedian Ball of Fire) acompañando de nuevo a Bogart, en The Big Sleep [ver :]



Al año siguiente, Robert Wise le confió un nuevo personaje atormentado que, como casi todos los que representó Elisha, acaba muriendo en escena, en Born to Kill [ver :]



Su enorme profesionalidad y talento brillan al servicio del perfeccionista Stanley Kubrick en The Killing (1956) [ver :]



Sus intervenciones en el cine se espaciaron a partir de la década de los sesenta, cuando Elisha ya contaba sesenta años, interviniendo en multitud de series televisivas y telefilmes, pero nunca se apartó totalmente del cine.

Para un hombre que repudió siempre los fastos de la industria del cine, que ingrata nunca le otorgó galardón que señalara merecidamente su contribución a tantos personajes, no deja de ser curioso que le llamaran constantemente para trabajar, lo que hizo hasta 1988, contando pues, 85 años de edad, donde los más jóvenes cinéfilos le pueden haber visto en la serie Magnum P.I., quizás ignorando que ese diminuto actor cargaba en sus espaldas buena parte de la mejor filmografía del siglo pasado.



8 comentaris :

  1. Esta sección es un impagable ejercicio de arqueología cinematográfica y de justicia poética.
    Saludos.

    ResponElimina
  2. Muchas gracias, 39escalones: es cierto que es casi una búsqueda arqueológica hallar escenas en youtube de según quien, merecedor, en mi modesta opinión, de ser recordado.

    Saludos.

    ResponElimina
  3. Por lo que dice Huston sobre él, tuvo que ser todo un personaje. Uno más de esos secundarios que engrandecían cualquier película con su presencia.

    ResponElimina
  4. Si es cierta esa frase -y no hay porqué dudarlo- es evidente que Elisha Cook Jr. tuvo gran predicamento en el ramo, posiblemente por profesionalidad y eficacia. Sus personajes de la época dorada son inolvidables.
    Saludos.

    ResponElimina
  5. Bueno, ya volví de este largo fin de semana.
    Te curras tan bien el tema de los secundarios que el único comentario es ponerse a ver tranquilamente los fragmentos que tan bien seleccionas.
    Es impresionante el del "Halcón Maltés", y del "Sueño Eterno" (glup!no me des la bronca, porque mi relato no había llegado a ese punto), pero el que más me gusta es esa jam sesion de Phamton Lady, Fenomenal¡
    Un abrazote.

    ResponElimina
  6. Si disfrutas con esas escenas, Antonio, me doy por pagado en el esfuerzo que conlleva buscarlas y hallarlas.

    No te digo nada del Sueño Eterno, porque ya sabes lo que diría... :-)

    Espero que el viaje haya sido fructuoso aunque frío...

    Esa escena de Phantom Lady es mi preferida, mira... :-)

    Un abrazo.

    ResponElimina
  7. Ahora que aludes a él, me parece como de la familia. De esos parientes que siempre están tras de tí, les necesites o no.
    Bueno, muy bueno.

    ResponElimina
  8. Esa es la grandeza de esos secundarios, Susy: parece que no estén, porque se nos hacen tan cercanos como parientes.
    Celebro que te guste.
    Un abrazo.

    ResponElimina

Los comentarios son lo mejor del blog. ¡Gracias de antemano por tu colaboración!
(Comentarios publicitarios son borrados sin dudarlo.)

Print Friendly and PDF
Related Posts with Thumbnails
Aunque el artículo sea antiguo, puedes dejar tu opinión: se reciben y se leen todas.