Carregant el Bloc...

divendres, 11 de desembre de 2009

G.A. (5)



Según contaba él mismo en su última entrevista del año 1999, uno antes de su defunción, Vittorio Gassman, nacido cerca de Génova en 1922, cuando era un niño sentía la vocación de ser escritor.

Su madre le convenció para acudir a una academia de teatro y allí el joven Vittorio descubrió la que sería su pasión, su vida, su verdadero amor.

Dotado de una figura imponente, atlético, musculado y mucho más alto que el resto de sus compañeros de la Comedia del Arte, Vittorio pronto despuntó como actor principal: no podía pasar desapercibido por su estatura y menos aun por su portentosa voz y el innato dominio que de la misma tenía, aplicándose además en superarse día tras día, en un afán perfeccionista que acabó impulsándole a crear una muy prestigiosa academia para actores.

De hecho, Vittorio Gassman siempre se consideró a sí mismo como actor de teatro, asegurando que sus facciones angulosas y duras no le permitían triunfar en el cine, contemplando sus muchas incursiones cinematográficas como medio para recolectar fondos cuyo destino era el teatro.

Su versatilidad y capacidad de incorporar toda clase de caracteres es ya legendaria y puedo dar fe que su presencia en un escenario imponía, pues tuve la gran suerte de asistir a unos monólogos que representó en el Teatre Grec de Barcelona hace ya muchos años.

De dicha versatilidad queda por suerte constancia cinematográfica, ya que con su amigo Dino Risi como director participó en la película I Mostri de la que, como prueba de la valía del que seguramente fue el mejor actor italiano del pasado siglo, pueden disfrutarse algunos de los fragmentos, narraciones cortas independientes que conforman un fresco de la Italia de aquella lejana época.

He elegido -tras muchas dudas- cuatro de ellos, en los que se puede observar tanto la depurada técnica vocal de Gassman como la exhibición del superlativo control corporal y del gesto: fíjense especialmente en manos y pies.


I Mostri - La Musa


I Mostri - La Raccomandazione


I Mostri - I Due Orfanelli


I Mostri - Il Testamento di Francesco


Once años más tarde, Gassman, de nuevo bajo las órdenes de Risi, dió un verdadero recital en :
Profumo di donna





12 comentaris :

  1. Una de las presencias más poderosas del cine, sin duda. Merecido recuerdo.
    Me acuerdo de que, cuando falleció, lo comenté con mis amigos: nadie sabía quién era. Joder...
    Saludos.

    ResponElimina
  2. Lo curioso, Alfredo, es que, contra sus enormes posibilidades, que yo recuerde, nunca se ocupó en el cine de esos personajes emblemáticos que permiten mayor lucimiento a un actor. Y aun así, inolvidable, con esa figura y esa voz. Los directores italianos, casi unánimemente, declaraban que Mastroianni era un grandísimo actor, como Tonazzi, pero Gassman, conluyen todos, era un genio. Punto y aparte.

    Saludos.

    p.d.: No todos los amigos son aficionados al cine: algunos prefieren el fútbol, por ejemplo...

    ResponElimina
  3. Adoro a Vittorio, como supongo que ya te imaginarías, Josep, grandísimo actor; yo también estoy de acuerdo con la comparación con Mastroianni: Vittorio no hay más que uno y estuvo por encima de ellos. Nunca me lo habría imaginado haciendo de mujer, pero demostró una vez más su versatilidad.

    ResponElimina
  4. Recuerdo, Alicia, que me dijiste haber estado en el Grec, así que somos dos afortunados.

    Cuando buscando descubrí esa pieza corta, me quedé alucinado: no hay más que escuchar la voz y ver como mueve las manos: genial, sí.

    Saludos.

    ResponElimina
  5. No estás hablando de un grande, Josep, posiblemente estés hablando del MÁS grande de entre los actores italianos.
    No conocía esa joya de la que extractas esos fragmentos. Alucinantes.
    Buen fin de semaa.

    ResponElimina
  6. Cuando oigo algunos ¿actores? de ahora, de españoles hablo, lo que más rabia me da, es la absoluta falta de vocalización, necesitas un traductor para entenderles. Y en esto, se muy bien de lo que estoy hablando. Deberían aprender de algunos maestros como del que hablas hoy.

    Una abraçada

    ResponElimina
  7. Lo más tremendo de mi caso, imperdonable diría, es que cuando yo era jovencillo este tipo me irritaba terriblemente. Por supuesto en los doblajes de sus películas no aparecía esa voz que representa el 50 por ciento de su don actoral.
    Fue con Mario Monicelli y "La Gran Guerra" cuando empecé a disfrutar de este actorazo.
    Ese corto de "La Musa" es genial.

    ¿Se refiere usted a unn servidor cuando habla de los amigos que prefieren el furbol?....Te perdono si vas a ver "Buscando a Erik", en la que Loach utiliza al legendario Cantona para realizar un peli preciosa. A la Lola le encantó y a ella no le gusta el furbol. ¿OK?
    Un abrazote

    ResponElimina
  8. A decir verdad, Raúl, tampoco yo conocía esa película de Dino Risi cuyos fragmentos configuran un fresco interesantísimo de la Italia de los sesenta.

    Ha sido un agradable descubrimiento y me pareció que os iban a gustar.

    Saludos.

    ResponElimina
  9. ¡Ay, Alma! Es que Gassman era un fanático del lenguaje y su correcta pronunciación, aunque en muchas de sus películas adopte modismos dialectales, pero siempre, vocalizando como debe ser.

    Algunos ¿intérpretes? españoles actuales no son mucho más allá que caras bonitas y populares sin apenas talento ni esfuerzo para obtenerlo.

    En parte la culpa reside en el espectador, que traga ruedas de molino sin quejarse. Ya casi -o sin casi- existe el derecho al pataleo. Así nos va.

    Una abraçada.

    ResponElimina
  10. En ocasiones, Antonio, a uno le cae mal alguien y luego lo va apreciando, con el tiempo; está claro que Gassman, forzosamente, tenía que llegar a impresionarte algún día.

    Ese corto de La Musa es para colgarlo en la entrada de cualquier escuela de actores.

    No pensaba en tí al referirme a los futboleros, está claro; pero no negarás que muchos de ellos apenas saben hablar de otra cosa....

    Esa que citas, si me cae cerca, la veré en el cine y si no, ya caerá algún dia...

    Un abrazo.

    ResponElimina
  11. Grande Gassman, muy grande, y estupenda la entrada que le dedicaste.
    Gracias por los videos, verlo interpretar, de mujer, ha sido todo un descubrimiento para mí, magnífica interpretación…
    Y el último es muy bueno, que si la sombra, que si el maquillaje y después resulta ser un cura y su sermón sobre la vanidad…

    No sabía que “Esencia de Mujer” era un remake de “Profumo di donna”, lo descubrí al ver el video que colgaste. Me entró la curiosidad, intentaré conseguirla.

    Lo dicho, una entrada magnífica.

    Un abrazo

    ResponElimina
  12. Celebro, Vivian, que te hayan gustado esos vídeos, buena muestra de la enorme versatilidad y dominio de Gassman a la hora de dar cuerpo a diferentes personajes.

    Profumo di Donna, que se estrenó en España como Perfume de Mujer, es, en mi opinión, mucho más interesante que el innecesario refrito estadounidense.

    Un abrazo.

    ResponElimina

Los comentarios son lo mejor del blog. ¡Gracias de antemano por tu colaboración!
(Comentarios publicitarios son borrados sin dudarlo.)

Print Friendly and PDF
Related Posts with Thumbnails
Aunque el artículo sea antiguo, puedes dejar tu opinión: se reciben y se leen todas.