Carregant el Bloc...

divendres, 4 de desembre de 2009

Secundarios de Lujo (19)





Hoy me siento especialmente honrado de traer a esta sección a una Dama; no por el tratamiento aristocrático que le fue conferido si no, precisamente, por la virtud que originó tal nombramiento.

Margaret Natalie Smith, Maggie Smith para los amigos, es probablemente una de las mejores actrices británicas del siglo XX y por suerte para nosotros, cinéfilos, sigue en activo, a una edad que me reservaré el derecho de no mencionar, tratándose de una Dama de tanta alcurnia, un verdadero lujo para cualquier reparto.

Se puede asegurar que cualquier director admitiría a Maggie Smith en su elenco sin la más mínima duda, porque esta fabulosa actriz a lo largo de una extensa carrera cinematográfica y teatral ha sabido demostrar una versatilidad y una eficacia interpretativa sin parangón.

Su técnica, sublime, suele pasar desapercibida, precisamente, por la gloriosa naturalidad y autenticidad que imprime a todos sus personajes, sean de la ralea que sean. Ello, que para los amantes de las buenas interpretaciones es distintivo de enorme talento, para quien no suele reparar en dicho aspecto produce la sensación de una labor poco apreciable.

Una grandísima actriz que nunca ha desdeñado aparecer en papeles netamente secundarios, haciendo bueno aquello de que no hay papeles pequeños si no intérpretes incapaces de desarrollarlos.

Claro que también ha sido capaz de desarrollar caracteres de protagonista, por suerte para nosotros, cinéfilos, sobre todo, cuando era bastante más joven que hoy en día.

Así, queda en el recuerdo su interpretación de Desdémona dando réplica al amigo Larry en la que, dicen, sigue siendo la mejor versión de Othello


Eso fue en 1965, ayer, como quien dice, para Maggie, que, al cabo de cuatro años, en 1969, conseguía que los académicos hollywoodienses se rindieran a sus pies por su fantástica labor como protagonista en la película The prime Of Miss Jean Brodie


Poco después, en 1972, Maggie, con una belleza sustentada en las bellas proporciones de su osamenta facial, se avejentaba por momentos, sin miedo, para encontrarse con un viejo conocido nuestro, al servicio ambos de George Cukor, en Travels with My Aunt


Como es natural, semejante categoría de actriz ha podido con el paso del tiempo y Maggie, como otras grandes actrices, no ha conocido el típico parón que se suele producir entre las más bellas -e ineficaces- a partir de la temida cuarentena.

Así, en 1978 se convierte en una secretaria - compañera de una gruñona Bette Davis en Death on the Nile


El mismo año realiza de nuevo una espectacular como secundaria en la película "coral" basada en una pieza de Neil Simon, acompañada de Michael Caine : California Suite


En 1981 se une a una nueva versión de una pieza detectivesca de Agatha Christie, que todavía no he visto, completando un elenco de esos de lujo que se prodigaron hace tiempo; la vemos como dueña del hotel en Evil Under The Sun


Veinte años después, en 2001, el gran Altman la reclamó para que interviniera brevemente en Gosford Park


Si además consideramos que ha trabajado en teatro y televisión, podemos decir sin temor que esta Dama de la escena ha sido pródiga con nosotros, porque, desde luego, ocasiones para disfrutar de su inigualable arte no nos faltan.

Y que sea por muchos años más.

Claro que después de tantos premios y galardones, igual se decide a descansar un poco.




15 comentaris :

  1. Maggie Smith, compa Josep, es una de esas actrices de las que, cuando uno empieza a hacer memoria, termina haciéndose la pregunta aquella de "bueno, ¿pero en qué peli no la he visto? ¡¡¡Si sale en casi todas!!!" Lo cierto es que en este caso, cantidad no ha ido en detrimento de la calidad. Es buena, buenísima, y tu glosa (excelente), más que merecida...

    Un fuerte abrazo y buen puente.

    ResponElimina
  2. Rescate merecidísimo, pedazo de actriz, la tía estirada del cine por excelencia.
    Fenomenal repaso, sí señor.
    Saludos.

    ResponElimina
  3. “Su técnica, sublime, suele pasar desapercibida, precisamente, por la gloriosa naturalidad y autenticidad que imprime a todos sus personajes, sean de la ralea que sean.” Absolutamente de acuerdo contigo.

    Yo cuando pienso en ella siempre la recuerdo como la compañera gruñona de Bette Davis en “Muerte en el Nilo”. Que su interpretación en esa película no quede eclipsada frente a la gran Bette creo que dice mucho de la calidad y la talla de esta gran actriz.

    Una actriz que merece una entrada en el blog y una entrada a la altura de esta gran actriz.

    Un abrazo

    ResponElimina
  4. Yo no se qué de especial tienen los actores ingleses. Debe de ser cuestión de genes. Tal vez ellos fueron los herederos de los grandes del teatro clásico griego o latino, que seguro los hubo. Tal vez tras la conquista de la "Tierra Brumosa" por parte primero de César, después por Cla-Cla-Cla-Claudio y ya con Vespasiano en el poder hubo alguna familia de cómicos que se instalaron allá y de ahí los grandísimos actores que después hemos podido conocer.
    Obviamente esta mujer pudiera ser muy bien primus inter pares. A mí me seduce cada vez que la veo, aunque la peli sea mediocre, como por ejemplo "Maldad bajo el sol". En esa otra peli basada en la Christie está que se sale con la Davis ¡dios, cuanta gente buena en una peli que tiene sus mas y sus menos!
    En fin, que sí, que se merece el homenaje y ¿quién mejor que tú para esta misión con esta sección que ya puede llevar la etiqueta de "clásica"?
    La de los enigmas vamos a dejarla en conserva. (m.c.de los c.)
    Un abrazote y que pases un buenísimo puente....¡dios no me acordaba que vienen tres dias de fiesta!

    ResponElimina
  5. Si tuviera que elegir una palabra para definirla, elegiría precisamente esa que tu comentas. DAMA.
    Sólo una dama y una verdadera actriz nunca deja de serlo tenga la edad que tenga, por eso me gusta mucho lo que dices sobre el parón que dicen que tienen algunas actrices a partir de los cuarenta o cuando su físico no aguanta. Quizás lo que no aguante sea su verdadero valor como actrices.

    Una abraçada

    ResponElimina
  6. Supongo, Manuel, que te ocurre como a mí y ello es porque Maggie ha rodado una película al año -por lo menos- desde hace mucho tiempo, hasta convertirse en una cara que siempre resulta familiar.

    Un abrazo.

    ResponElimina
  7. Pues sí, Alfredo: aunque más que típica estirada diría que típica "british" en sus variantes serias y también procaces, siempre dominando el carácter con una envidiable sencillez.

    Saludos.

    ResponElimina
  8. Lo cierto, Vivian, es que Maggie se puede enfrentar a cualquiera sin temor, porque no tiene nada que temer ni envidiar a cualquier compañero de reparto, sea Bette, sea Larry, sea Caine.

    Desde luego merecía aparecer por aquí, dada su constrastada calidad, y me alegra que te haya parecido bien.

    Un abrazo.

    ResponElimina
  9. Tengo mis propia teorías respecto a la bondad de los intérpretes británicos, Antonio, y no se remontan en la historia como tú brillantemente expones: me da que el público anglosajón es más puntilloso y no se traga según qué cosas, amén que las escuelas de interpretación deben ser bastante rigurosas, también. Y claro, la costumbre de ver grandes intérpretes hace que los malos huyan o se dediquen a otras labores.

    Creo que Maggie Smith en cualquier ocasión, por mala que sea la película, realiza un gran trabajo y eso es mérito propio.

    ¿Sabes? La mayor dificultad de estas entradillas es que, cuando me pongo a ver los vídeos, siempre me enganchan y les dedico muuucho tiempo... porque ya sabes que soy un pelín fanático de las buenas interpretaciones... :-)

    Un abrazo.

    ResponElimina
  10. Me alegra que coincidamos, Alma, porque siento que sí que el título de Dama le va como anillo al dedo a Maggie.

    No te falta razón en tu apreciación sobre la dificultad de sobrepasar la cuarentena para algunas ¿actrices?

    Una abraçada.

    ResponElimina
  11. Grandísima actriz, sin duda. Desde la secretaria de Mujeres en Venecia hasta ahora nos ha deleitado una y otra vez con su buen saber hacer. Toda ua dama.

    ResponElimina
  12. Jura´ria que ya te había dejado un comentario en esta entrada.
    Aquél venía a decir, que estoy de acuerdo con la definición que hace el bueno de Alfredo. Estamos hablando de "la tía estirada del cine por excelencia".
    Es muy buena actriz, ciertamente, como casi todas/os los provenientes de la escuela inglesa. Sin embargo; ¿no tienes la impresión de que por aquello del imperialismo británico,otorgamos a sus actores y actrices calificativos que después no utilizamos con los de aquí? Esa "Gran Dama" en mayúsculas, nos costaría emplearla con cualquiera de las grandes y veteranas actrices que tenemos por aquí. Me da a mí esa impresión.

    ResponElimina
  13. Pues sí, Alicia: cualquier papel secundario interpretado por ella resulta creíble y sabe estar a la altura idónea sin ceder un ápice ante cualquier otro.

    Saludos.

    ResponElimina
  14. Buena cuestión la que apuntas, Raúl; no niego que por aquí hayamos tenido actrices de gran altura, como por ejemplo las hermanas Gutiérrez Caba, casi siempre infravaloradas por quienes debían ofrecerles papeles a su altura.

    Sin embargo, la escuela de interpretación británica diría que juega en otra galaxia. No hay más que comprobar su técnica gestual y el dominio de la voz: pronuncian, vocalizan y entonan como casi nadie puede hacerlo salvo excepciones puntuales en cada país.

    Pero los británicos, aun los más desconocidos, tienen detalles que rozan la excelencia y tienen la suerte, por otra parte, de enfrentarse a caracteres a su medida, así como forjarse usualmente en el teatro donde me da la sensación que el público es bastante más exigente que por nuestros lares.

    Tengo en general la sensación que los intérpretes británicos se toman muy en serio su vocación y profesión y por aquí el famoseo y la popularidad van de la mano de la vagancia y engreimiento.

    Tema complejo y que resulta difícil de compendiar en pocas líneas.

    Saludos.

    ResponElimina
  15. Nunca me habia puesto a pensar en la calidad de esta actriz, debe ser porque no se muchas de estas cosas, pero ahora que lo mencionas y revisando su trayectoria, coincido contigo en que Maggie Smith es una, es la mejor actriz británica.

    ResponElimina

Los comentarios son lo mejor del blog. ¡Gracias de antemano por tu colaboración!
(Comentarios publicitarios son borrados sin dudarlo.)

Print Friendly and PDF
Related Posts with Thumbnails
Aunque el artículo sea antiguo, puedes dejar tu opinión: se reciben y se leen todas.