Carregant el Bloc...

divendres, 18 de desembre de 2009

TC (3) The Player




No era mi intención volver a presentar unos títulos de crédito tan pronto. Sin embargo, al repasar la película de Robert Altman rodada en 1992 y titulada en inglés The Player (traducida al castellano como El Juego de Hollywood), he comprobado, con calma, que sus títulos de crédito iniciales bien valen un avance. Así que, por favor, véanlos primero, y luego los comentamos....




Con calma, eso sí, porque en esos ocho minutos escasos el afamado Director logra establecer un récord de información:

En una sola secuencia con una duración de casi ocho minutos (vale, hay un momento en que parece haber un corte; pero no importa, pues no afecta a la planificación)Altman nos introduce de forma magistral en todo aquello que desarrollará en su película, mientras presenta los créditos de los intervinientes en su obra.

De entrada, sabemos que asistimos a un rodaje, al ver la claqueta inicial.

También, que el Director se entusiasma con las secuencias largas, abominando del montaje sincopado tan moderno.

Además, nos presenta una forma de entender el mundo de los estudios cinematográficos: ¿se han fijado en el detalle que todas las mujeres ofrecen un aspecto cuidado, elegante y llevan falda?

Nos enseña la dependencia de los estudios con los bancos y con los inversionistas japoneses, en concreto con la Sony, con una cierta crítica.

Y nos adelanta cual es el trabajo del que va a ser protagonista y nos planta el mcguffin bien clarito.

Unos títulos de crédito que me han parecido impresionantes por la calidad de la planificación pensada por el viejo Altman, con toda la intención de impresionar al espectador y meterlo en la historia que va a contar.

Del resto, es decir, del largometraje en sí, hablaremos, si les parece, el lunes próximo.

Buen fin de semana.





12 comentaris :

  1. Como en la buena literatura la primera línea o el primer párrafo son esenciales, lo mismo ocurre en una película: los grandes maestros, quienes dominan de verdad el lenguaje visual, son capaces de ponernos en situación con un mínimo de recursos, incluso sin palabras. Quienes aprenden de ellos llegan a entenderlo y utilizarlo. Siempre pongo como ejemplo a aquellos que se nutren de efectos especiales y no van más allá el comienzo de "Liam" de Stephen Frears, y ese plano por el interior de una casa con el que, sin palabras, se nos dice que la familia protagonista es irlandesa, vive en la Inglaterra de los años 30, es católica y pro-independencia de Irlanda. Sin palabras, sólo con un barrido de cámara. Y que luego venga James Cameron con sus muñequitos...
    Saludos y buen finde.

    ResponElimina
  2. Se disputa con "Sed de mal", pelícual citada en este maravilloso inicio, el travelling más largo del cine. Una sola cámara, un solo y eterno plano, sin cortes... Joder, ésto requiere de una coreografía de lo más precisa.
    Además, cada personaje queda perfectamente retratado. Es una pelícual en sí misma. Fantástico.
    Gracias Josep.

    ResponElimina
  3. Si con el cine pasa como con los libros, que un buen arranque engancha, desde luego que estos títulos consiguen su cometido como pocos, Alfredo.

    La cantidad de conceptos que vierte ya son una definición de una forma de entender el cine, cada vez más alejada de la realidad, por desgracia.

    Ya te contaré qué tal lo de los muñequitos de Cameron, pero eso será otro día...

    Lo malo de ver cine como este arranque es que luego te acuerdas de la maravilla y te preguntas: ¿es que no han aprendido nada? En fin...

    Saludos.

    ResponElimina
  4. Gracias a tí, Raúl. Coincidimos en la apreciación de la enorme complejidad de la aprevia preparación del tinglado, porque con precisión de reloj hay que atar técnicos y actores, entradas y salidas de escena justo en el momento.

    Y por encima de todo, tener la idea de hacerlo y que, aparte de maravillar, sirva para contar lo que uno quiere. Com dices, casi una película en sí mismos, esos títulos, sí...

    Saludos.

    ResponElimina
  5. Es cierto que este comienzo se ha comparado en varias ocasiones con el de Sed de mal, pero tienes razón en que aporta un montón de informació en pocos minutos.Me encantan las dos escenas, y ¡qué lastima que desaprovechen tanto a Tim Robbins!

    ResponElimina
  6. Es un inicio como pocos, Alicia; hecho a conciencia por Altman, sin duda.

    Creo que Tim Robbins escoge bastante y por ello, le vemos tan poco en pantalla; supongo que hace lo que más le gusta y tiene el dinero suficiente para decir no y seguir igual. Un ejemplo a seguir, en todo caso.

    Saludos.

    ResponElimina
  7. Me gustó muchísimo esta peli, Josep, y esta escena inicial una gozada. Qué mala leche se gasta el Altman criticando los montajes nerviosos y sincopados. Utiliza la cámara como si fuese un ave. Con la suavidad de un vuelo que apunta a uno u otro ángulo de todo el espacio. La referencia a "Sed de mal" era obligada. A mi parecer no he visto una secuencia inicial más impresionante.
    El corte del guionista explicando "El Graduado 2" se sale, es absolutamente descacharrante.

    Un abrazote y pásate un buen fin de semana

    ResponElimina
  8. Ya tienes razón, Antonio: Altman carga con toda su fuerza contra una forma de hacer cine que deplora él y me parece que muchos más.

    Lo de El Graduado 2 tiene su miga: acabaron filmándola...

    Un abrazo.

    ResponElimina
  9. Coincido con todos en que esta escena, larga escena, es una película en si misma y si me permites la exageración lo único que le sobran son los títulos de crédito. (sonrío)

    Un abrazo

    ResponElimina
  10. A mi, ja em permetreu, però m'encanta llegisr-vos, enteneu un munt de cine (la meva passió frustrada és ser actriu, tot i que ho sóc de teatre amateur) però ets la canya Josep, i els amics que sempre passen per aquí igual, gràcies per "ensenyar-me" sense voler.... Agraida de tot cor i a tots i totes Molt Bones Festes :)

    ResponElimina
  11. No me fastidies, Alma, que los títulos son los que me han permitido insertar ese fantástico inicio en la mini sección... jajaja.

    Un inicio como pocos, desde luego: aunque suene "demodé", "ya no se hacen títulos así"....

    Una abraçada.

    ResponElimina
  12. Si estàs embolicada amb teatre amateur, Cris, per aquí et trobaràs com a casa, doncs no ets pas la única.

    De cine, cadascú entèn el que li sembla, que els gustos son com els barrets: cada cap en tè un... :-)

    Bones Festes.

    ResponElimina

Los comentarios son lo mejor del blog. ¡Gracias de antemano por tu colaboración!
(Comentarios publicitarios son borrados sin dudarlo.)

Print Friendly and PDF
Related Posts with Thumbnails
Aunque el artículo sea antiguo, puedes dejar tu opinión: se reciben y se leen todas.