Carregant el Bloc...

divendres, 5 de febrer de 2010

Otra mirada a Hollywood



Ya se sabe que sobre gustos no hay -o no debiera- haber disputas pues cada quien tiene el suyo, tan respetable como el de los demás.

Cuando uno tiene la conciencia que alguna de esas películas que le encantan no tiene correspondencia en la mayoría de sus semejantes, tiende a mantener la boca cerrada alejando disputas bizantinas ya que, por mucho que tengan razón los adversarios, uno siempre se queda impávido en sus trece.

Pero éste es un bloc de notas personal y quien lo está manteniendo no cuenta entre sus escasas virtudes la prudencia, así que vamos a ello:

Billy Crystal fue un descubrimiento para el suscrito en la legendaria serie televisiva Enredo (Soap) en la que se ponían en la picota los seriales televisivos dedicados a las amas de casa.

Tal parece que Crystal aprendió de Susan Harris a burlarse una y otra vez de la industria que le daba el pan y la sal y transcurridos más veinte años, después de haberse entrenado a fondo mediante los sarcásticos guiones que escribió y pronunció en sucesivas ceremonias de la entrega de los premios Oscar, decidió aplicar su humor un punto irreveren
te a mostrar su particular visión del mundillo cinematográfico.

Halló en el guionista Peter Tolan su alma gemela y ambos escribieron y produjeron una película que se conoció en España como La Pareja del Año (America's Sweethearts, 2001).

Tuvieron el fallo de confiar la dirección de "su película" al endeble
Joe Roth que realiza un trabajo bastante impersonal desaprovechando los mimbres que tenía a su disposición: un guión repleto de guiños cinéfilos y un buen plantel de comediantes que hacen lo que pueden basándose en las ideas y diálogos pergeñados por ambos guionistas-productores citados.

Reconozco que le falta a la dirección de la película un poco de mordacidad visual que acompañe debidamente los mil y un chistes que conforman una historia dedicada enteramente a dejar a la altura del betún a todo aquel que aparece en los títulos de crédito de una película con letras bien grandes: la avaricia desatada de un productor desesperado por obtener un éxito (Stanley Tucci) sin escrúpulo alguno, recae sobre un mentiroso profesional experto en mercadotecnia (Billy Crystal) que deberá conseguir por todos los medios que la pareja más famosa de intérpretes, Eddie (John Cusack) y Gwen (Catherine Zeta-Jones) resuelvan sus diferencias, se reconcilien -por lo menos ante los fotógrafos- y se avengan a asistir a la première de una película de la que nadie ha visto tres fotogramas seguidos.

Es sorprendente la capacidad fagocitadora y el aguante que tiene la industria del cine en Hollywood: se me hace increíble trasladar un guión semejante a la industria patria, tan poco dada a soportar críticas y mucho menos burlas: el guión no tiene compasión por nadie y bajo las risas por las descabelladas situaciones, uno se ve abocado a de pensar que probablemente el bufón de la corte Crystal se venga de malos tragos sacando los trapos sucios de más de uno al aire, como quien no hace nada malo, buscando la sonrisa cómplice del espectador.

La exageración -o no- de las situaciones provoca la carcajada espontánea y permanece la duda relativa a si lo que vemos en pantalla es totalmente inventado, es surrealista, o pertenece a una bien dotada libreta de notas repleta de chismes y anécdotas que no conviene trasciendan al público en general.

Material semejante caído en manos de alguien como Wilder hubiera resultado en pieza inolvidable.

Situaciones absolutamente ridículas en la vida de cualquier espectador parecen tomar carta de veracidad en pantalla, como esta absurda escena en la que los protagonistas deben decidir quien deberá llegar antes o después

Hay además una historia paralela de romanticismo e infidelidad en la que tiene buena parte la hermana de la estrella Gwen, una tal Kiki (Julia Roberts) que seguramente corresponde a más de uno de esos personajes que conforman el séquito de toda gran estrella; un enredo amoroso que aparentemente complicará la tarea del encargado que todo vaya como la seda, pero los giros serán continuos y aunque se llegue a un final más o menos acomodaticio, permanece en la retina un cuadro de personajes variopinto a cual más ajeno a la vida cotidiana de cualquier espectador.

Aunque me lluevan palos, me atreveré a recomendarla a quien no la haya visto ni que sea para disfrutarla uno de esos días grises, porque sus chanzas seguro que levantarán el ánimo: lo que en teatro se denomina "un entremés", pasatiempo puro y simple pero con un puntito de sorna.

A mi, me entretiene, de vez en cuando...



25 comentaris :

  1. Sorprendido me hallo, querido Josep, de que recomiendes esta película. Personalmente, no quise verla en su día porque ya el cartel me tiraba para atrás, y porque la Teta-Jones y la Roberts no son precisamente santos de mi devoción (no suelo ver cine en función de los presuntos atractivos físicos de las intérpretes que, en este caso, tampoco me motivan especialmente). Pero como eres un tío con criterio, me la apunto y te haré más caso que a mi podólogo.
    Saludos.

    ResponElimina
  2. Bueno, querido amigo, ya estoy de vuelta y me tropiezo con tu comentario sobre esta joyita que también a mí me parece bastante aceptable y recomendable.

    Como aún me tengo que poner las pilas, lo primero y esencial es ponerme en contacto con los amigos a los sones de un cd que me he traido de la Isla Esmeralda titulado "My Heart is in Ireland"... Hablaré sobre ésto y mucho más.
    Un abrazote.

    ResponElimina
  3. Sin duda en manos de otro más ábil habría resultado algo muy diferente, Josep, pero se ve con agrado y ahí están esos fake trailers de Catherine Zeta Jonez y Joan Cusack, con escena incluida copiada de Cabaret, para el recuerdo.

    ResponElimina
  4. De esta peli sólo he visto un trozo, así que... Pero aceptaré tu recomendación. El ajuste de cuentas parece similar al que hizo Martin con El pícaro, que también vi a trozos y no me pareció tan divertida como a un amigo que me la recomendó (aunque sí se veían las "puñaladas").
    Y Nine todavía no la he visto, por eso no te dejé comentario. Fui a ver La cinta blanca. Igual voy la semana que viene.
    Enredo! Jo, la veía de niño Sólo recuerdo la musiquilla y aquellos finales con preguntas.

    ResponElimina
  5. Yo sí que la vi, en la tele o en DVD, claro, porque a priori yo no pago una entrada por esto. Y bueno... la peli es entretenida, con algo de comedia de enredo, meclado con otro algo de comedia romántica, con diálogos más o menos chisposos,.. pero en fin, Josep, que no sé (y sonrío mientras te escribo) si el recuerdo de esta peli me da para mucho más.

    ResponElimina
  6. Te comprendo, Alfredo: pero ya ves: me he curado en salud con el prolegómeno; esta pelicula lo mismo te encanta que te inspira para una Tienda...

    La idea, no obstante, me parece buena y el guión es casi vitriólico, seguramente exponeindo chismes con bastante fundamento, lo que me hace reir siempre.

    Saludos.

    ResponElimina
  7. Bienhallado, Antonio; te has librado, según parece, de algún temporal en casa.

    Esta peliculita lo mismo gusta que no, lo cual indica a las claras que algo tiene que cala en el ánimo de según el espectador.

    Un abrazo.

    ResponElimina
  8. Es cierto, Alicia: esas escenas a que aludes, indican claramente las ganas de burla de Crystal y compañía y seguro que en otras manos un pelín más corrosivas el resultado hubiera sido más eficaz y valioso.

    Saludos.

    ResponElimina
  9. Ya habrás visto, David, que la recomendación está repleta de sutilezas, porque es una película que podríamos definir como quiero y no alcanzo, aunque si pones de tu parte un poco de ganas de reirte del mundo del cine, sin duda es tu película y te divertirá.

    Aunque comparar no sea buen remedio, me gustó más que El Pícaro...

    Enredo fue un descubrimiento en la tele añeja: un soplo de aire fresco para las madrugadas. Aun ahora, sigue haciéndome reir...

    Saludos.

    ResponElimina
  10. Ya he dicho, Raúl, que es una película especial en el sentido que puede gustar o no, según quien y según el momento.

    Lo que resulta innegable es que productos así, cargando contra la propia industria, sólo se dan en Hollywood, mal que nos pese.

    (Yo es que le veo mala leche y me parto de la risa pensando en verosimilitudes...)

    Saludos.

    ResponElimina
  11. Bueno, pues me voy a preparar para verla, a ver si va a resultar que me voy a perder una joyita de esas que hoy son difíciles de encontrar, así que ya te contaré.

    Un beso.

    ResponElimina
  12. Espero, Susy, que la encuentres y te divierta un ratito.

    Quedas emplazada para darme bronca o las gracias... :-)

    Besos.

    ResponElimina
  13. Una altra peli per a buscar.... Ara necessito aquest tipus de cinema que no em faci pensar massa.... Saps quina peli vaig veure ahir, estirada al sofà de casa? "Ejecutivo agresivo".... El paper del Senyor Nicholson memorable, la peli, de tarda de dissabte, però només per veure al Jack, ja va valer la pena, jajajajaa i, que sàpigues, que vaig pensar que quan t'ho digues, m'esborraries dels teus seguidors i em vetaries l'entrada :) petons dominicals Josep, sempre és un gust venir aquí!!

    ResponElimina
  14. ¡I ara, Cris! ¡Mai no pensaria vetar ningú i menys per ser admiradora de Nicholson, tot i que de tant en quant en fa alguna de les seves...!

    Pel que fa a aquesta, potser et farà riure, però segur que et farà pensar a qui van adreçades les fuetades que va escamptant... :-)

    Petons.

    ResponElimina
  15. Pues mira tú por donde, a mí está también me gusta, me parece una película entretenida, con sus puntos cómicos, que no sólo te hace pasar un buen rato desde la sonrisa sino que en algunos momentos consigue la risa.

    Eso sí, esta idea, en manos de Wilder, hubiera sido “otra historia”, pero con todo y con eso, me sumo a tu recomendación.

    Besos

    P.D: He andado un poco missing esta última semana, la próxima iré poniéndome al día en las entradas que me perdí, que las entradas de este blog merecen el mirar hacia atrás para no perderse ni una coma ;)

    ResponElimina
  16. Josep, em treus un gran pes del damunt, jajajajjaa, Gràcies, ets un sol :)

    ResponElimina
  17. Me alegra la coincidencia, Vivian, en el aprecio a esta obrilla que en manos de un grande hubiera sido otra cosa, pero que vale para comprobar, por lo menos, que en Hollywood no hay "vacas sagradas"..

    Estoy al tanto de tus desvelos y en cuento acabe aquí me paso por tu casa..

    Besos.

    ResponElimina
  18. Més aviat una lluna, Cris... ;-)

    Petons

    ResponElimina
  19. Me has hecho recordar Enredo y sus guiones desternillantes y sus coletillas finales.
    En cuanto a la película la ví si y me entretuvo también. En algunos casos no le pido más a una película, que me entretenga de una manera más o menos inteligente y que me haga pasar un buen rato.

    Una abraçada

    ResponElimina
  20. Leí por ahí, Alma, que la Cuatro iba reponiendo Enredo a su aire, lo cual debe resultar caóticamente esperpéntico...

    Con esta Crystal parece ajustar cuentas y entretiene, lo que no es poco.

    Una abraçada.

    ResponElimina
  21. La peli, compa Josep, no la he visto, así que bien poco puedo decir ella; pero lo que sí quería hacer algún apunte es sobre ese cierto pudor que parece sobrevolar toda tu reseña, como si tuvieras que "disculparte" de algún modo por este "pecado", o "debilidad", por la confesión, en suma, de que te gusta una peli que no "casa", en cierto modo, con tus gustos habituales o comunes. La leche, que ya somos muy viejos, compa, y que no tenemos que justificarnos; creo que una de los escasísimos beneficios de la (bastante) edad es ése, el de que uno no tenga por qué estar sometido a la peor de las esclavitudes, que es la esclavitud a la que uno mismo se somete por sí mismo. En fin, que igual me he "pasao" (y si es así, disculpas te pido...), pero es que, no sé, me ha dado la ventolera por ahí...

    Un fuerte abrazo y que tengas buen día.

    ResponElimina
  22. Te entiendo, Manuel: no es muy exacta tu apreciación porque como yo soy mayor que tú, hace ya unos años que llegué a esa conclusión. Pero ese "aire" que detectas se debe a que, consciente de no ser una de esas películas cuyo comentario se espera ver por aquí, únicamente me construí un "paraguas" por si las moscas, aunque, en el fondo, no me preocupan ya estas veleidades.

    O sea: que sí, pero no tanto... :-)

    Un abrazo.

    ResponElimina
  23. John Cusack es mi actor favito, pero se me cayo cuando participo de 2012!

    ResponElimina
  24. Que belleza de mujer Julia Roberts, es tan grande y tan bella.

    ResponElimina
  25. Cusack lleva una velocidad de vértigo en un descenso incomprensible en un actor como él: a 2012 ya se le dió un repasito por aquí mismo...

    ResponElimina

Los comentarios son lo mejor del blog. ¡Gracias de antemano por tu colaboración!
(Comentarios publicitarios son borrados sin dudarlo.)

Print Friendly and PDF
Related Posts with Thumbnails
Aunque el artículo sea antiguo, puedes dejar tu opinión: se reciben y se leen todas.