Carregant el Bloc...

dijous, 29 d’abril de 2010

30 años sin Hitchcock




Hoy hace treinta años que fallecía Alfred Hitchcock a los ochenta años de edad después de una fructífera y sobresaliente carrera cinematográfica que empezó en su Inglaterra natal en 1922 y terminó en su país de adopción, Estados Unidos, en 1976, apenas cuatro años antes de fallecer, lo que da cuenta de la extrema actividad y longevidad productiva del personaje.

Personaje del que nada puedo añadir que no sea ya conocido por todos.

Al igual que Ingmar Bergman, Howard Hawks, Federico Fellini, Ernst Lubitsch, Otto Preminger, Orson Welles, Charles Chaplin, Akira Kurosawa y Luchino Visconti (cuyas fotografías se pudieron ver el lunes pasado, en el acertijo cuya solución ahora resultará evidente), a Don Alfred Hitchcock se le negó el premio Oscar al mejor Director y ése es uno de los peores errores de la dichosa academia que, como en el caso de sus compañeros de viaje, ya nunca podrá subsanarse, porque todos ellos fallecieron ya.

La contribución de Hitchcock a la gramática cinematográfica más pura es incontestable y de todas sus películas se puede sacar un aprendizaje.

Pero, además, el bueno de Don Alfred fue por suerte muy proclive a dejarse entrevistar, tanto por críticos de cine que luego escribieron buenos libros, como en programas televisivos y conferencias en los que dejó auténticas perlas que dan muestra de su intelectual forma de entender el cine.

Veamos un par de ellas:


Diferencia entre misterio y suspense

Crear tensión en la audiencia


Los treinta años transcurridos no han hecho más que incrementar el prestigio de Hitchcock tan lejano en el tiempo y tan cercano en la memoria y el apetito del cinéfago.

Propongo que, como homenaje cinéfilo, repasemos cualquiera de sus películas.




22 comentaris :

  1. Tan lejos y tan cerca...

    Voy a salir de La Ventana Indiscreta porque no puedo con la cara roja roja que se me ha puesto.
    Como voy a batir un record de comentarios en el blog y dicha mí película favorita me retiro..


    Besos, :(.

    ResponElimina
  2. "To el mundo" en pie, y un respeto, que se ha nombrado al más grande (o a uno de los más grandes...), compa Josep. Además, el único al que he seguido con regularidad, y del que conozco la práctica totalidad de su cinematografía (coleccionada en todo tipo de soportes y formatos), que repaso y repaso sin cansancio alguno, porque no hay revisión de la que, como bien apuntas, no se saque algo nuevo. En cuestión de entrevistas, la que le hizo Truffautt, publicada en España por Alianza Editorial: de lo poco, poquísimo, que sé de cine, bien podría decir que un altísimo porcentaje de allí salió. Recomendable sin la más mínima duda...

    Un fuerte abrazo y buen día.

    ResponElimina
  3. Y cada día, visto lo visto, se le echa más de menos. Afortunadamente, queda algún reducto en la radio pública en la que se han echo eco de la efeméride; en el resto no deben saber ni quién es. Como pasó con cierto escritor sobre el que, en cierto programita dijeron algo así como "ya vale de hablar del Delibes ése...". En fin, menos mal que estás para recordarnos estas cosas.
    Saludos.

    ResponElimina
  4. Un tipo, cuya leyenda se agranda más y más, gracias a la ausencia de talento de los que le precedieron.

    ResponElimina
  5. Te lo tenías todo bien preparado, amigo Josep. No necesitabas nada más que esas dos breves entrevistas para resumir la sabiduría de este hombre a lo largo de toda su carrera.
    Me uno al amigo Manolo para recomendar el libro de las conversaciones con Truffaut y añado el de las conversaciones con Bogdanovich...y por supuesto ver toda su filmografía desde su primera peli como director "El numero 13". Hay una buenísima edición en DVDs de toda su etapa inglesa.
    Yo creo que mientras haya un cinéfilo sobre la tierra la obra de este hombre no va a olvidarse y conste que hay muchos jóvenes interesados en ella.
    UN abrazote.

    ResponElimina
  6. No sé como se me pudo escapar esta fecha tan señalada. Creo que esta noche veré "La ventana indiscreta" por enésima vez. Nunca me cansaré de verla, es la película de mi vida. Me alegra saber que Don Alfred siga aumentando su prestigio día tras día, máxime viendo como está el cine de hoy.

    ResponElimina
  7. Con él aprendimos lo que es el suspense de verdad, el miedo con apenas una sombra de la madre de Norman Bates y una banda sonora en Psicosis. Terror con Los pájaros y la angustia de
    Marnie. Kaplan y John Robie-Cary Grant, todos sus personajes...Las rubias frias y hermosas. Su ironia, sus obsesiones y la perfecta técnica narrativa. Todas sus peliculas tienen algo especial que pocos cineastas han conseguido..¿ y qué más puedo añadir yo si aqui todos sois admiradores, el 1º tú Josep y conoceis sobradamente todo lo referente a éste genio 'mofletudo'? ¡ Hasta su perfil se ha convertido en una marca de fábrica !
    Un beso y gracias por recordarnos lo que es buen cine :-))

    ResponElimina
  8. Que veinte años no es nada, dice el tango,Josep, pero la verdad es que treinta años sin Hitchcock es mucho, muchísimo, ya que nadie ha sabido igualar su maestría. Totalmente de acuerdo con su definición de suspense y misterio.

    ResponElimina
  9. Ja, ja,ja.
    Cuando Mi nombre es Alma dijo lo de el por qué de su nombre pensé inmediatamente en él, pero lo deseché al instante. "¿Qué puede tener en común con los de la foto?". Desde luego. Eso es por el poco caso que le hago a los Oscar. Además, creo que los nombres "despistan" un poco Chaplin ganó uno "especial" por El Circo, si no recuerdo mal, y porque directores como Kurosawa, Bergman o Fellini ganaban el Oscar en la categoría de mejor película de habla no inglesa, pero yo creo que se daba por supuesto que era más o menos para ellos. Pero bueno, es una pega pequeña y hay que saber perder. La próxima vez..
    Y como ya te dije en aquel homenaje al que hacía mención Anro, no está en mi lista de cinco favoritos...
    Un saludo

    ResponElimina
  10. Diré que tu título es un macguffin, porque no es lo que importa, incluso no es verdad, Hitchock no ha muerto y dudo que lo haga.

    Una abraçada

    ResponElimina
  11. Cierto, Blanca: tan lejos en el tiempo y tan cerca en la memoria cinéfila agradecida...

    Besos.

    ResponElimina
  12. Me alegra que coincidamos en el aprecio a Don Alfred, amigo Manuel, y más aun que dispongas de una buena colección de sus obras, porque, como dices, de ellas siempre hay algo que aprender, por mucho que las hayas visto y son un remanso de paz donde hallar concilio con la afición que nos mantiene.

    Un abrazo.

    ResponElimina
  13. Normal, Alfredo, todo: habiendo visto sus películas, la memoria no falla y uno no puede olvidar que, hace tiempo, el cine era contemplado como un arte y un genio como Hitchcock se dedicaba a pensar como podría entretener mejor a su público sin faltar a su inteligencia.

    Saludos.

    p.d.: Y tú también, claro...

    ResponElimina
  14. No te falta razón, Raúl, porque los grandes ven incrementada su fama ante la inane condición de muchos que son populares y poco más...

    Saludos.

    ResponElimina
  15. Pues sí, Antonio: ya llevaba unos días en ello, con calma y sin prisa.... (pero que mentiroso puedo llegar a ser..)

    Creo que sobre Hitchcock cualquier documento es estimable: Hitchcock & Selznick tampoco tiene desperdicio..

    Supongo que será como dices, pero, por si acaso, seguiremos hablando de él...

    Un abrazo.

    ResponElimina
  16. Bienvenido, Juarrox: Muy buena elección la tuya, sin duda, para recordar al maestro..

    Saludos.

    ResponElimina
  17. No te falta razón, Abril, en señalar que gracias a Don Alfred muchos hemos ido aprendiendo cine al tiempo que disfrutamos con sus películas, inigualables e inimitables, por mucho que algunos lo hayan intentado.

    Gracias a tí por el aporte.

    Besos.

    ResponElimina
  18. Dí que sí, Alicia, dí que sí: tanto tiempo pasado y parece que no haya sustituto.

    Supongo que su forma de entender el cine debe bastante a su propia formación y, evidentemente, a su inteligencia y conocimiento de los más recónditos secretos del lenguaje cinematográfico.

    Saludos.

    ResponElimina
  19. David, David: no cuela; no pretenderás que los acertijos sean diáfanos, ¿no? porque entonces perderían la gracia... :-)

    No soy muy amigo de hacer listas, pero desde luego el cine de Hitchcock para mí es una fuente inagotable de diversión y aprendizaje...

    Un abrazo.

    ResponElimina
  20. Si tú lo dices, Alma, no voy a ser yo quien te lleve la contraria...

    Una abraçada.

    ResponElimina
  21. Me sumo a la admiración por Hitchcock, sabes, me pasa algo con este director, me gusta toda su filmografía, pero no hay una película que destacaría en especial sobre el resto, todas me gustan por igual.

    En lo que discrepo es en su aportación al cine como Arte, en mi opinión, su cine no resiste la comparación, con, por ejemplo Bergman o Visconti en este sentido, su aportación fue más por otra vertiente más cercana al “entretenimiento”, de hecho, estoy convencida que si hubiera sido un director actual sería un director de taquillazos, que no siempre los taquillazos van reñidos con falta de calidad, sería más un Spielberg que un Sokurov.

    Besos

    P.D: A veces leo aquí comentarios nostalgicos sobre el cine y aquello de que cualquier tiempo pasado fue mejor, lo respeto, pero hay en la actualidad directores que elevan el cine a categoría de Arte, Sokurov es un ejemplo, y otros muchos con trayectorías brillantes, Coppola, Scorsese, Haneke, no entiendo muy bien ese pesimismo, en el pasado no todo eran obras maestras, la de bodrios que se estrenaban también entonces...

    ResponElimina
  22. Si tenemos en cuenta, Vivian, que el Cine es el Arte de narrar con imágenes, para mí está clarísimo que Hitchcock, a lo largo de su fecunda carrera, realizó no pocas aportaciones a ese lenguaje cinematográfico, porque una y otra vez experimentaba con el mismo y además conseguía una belleza y efectividad -que no efectismo- sorprendentes: el lenguaje cinematográfico no es una expresión que yo me haya inventado -por mucho que la use- sino que es un conjunto de formas de presentar la narración fílmica que tienen un sentido y una intención especial y su uso, que puede ser rompedor en ocasiones, tiene una gramática clásica que muchos directorzuelos actuales parecen desconocer, como si no hubieran estudiado o no hubieran visto jamás una película de Hitchcock.

    Tipos como Hitchcock, Wyler y Welles experimentaron y crearon escuela, con lo que negar su aportación al Séptimo Arte me parece muy arriesgado y desde luego no estoy de acuerdo en absoluto en ello: sin Hitchcock y sus películas, el Cine no hbiera avanzado como Arte como lo hizo en el pasado siglo que fue el que vio su mayor desarrollo.

    Me pones en comparación a Bergman y a Visconti, dos grandísimos directores, pero debes fijarte en que ninguno de los dos dirigió jamás una película semejante a las que filmó Hitchcock y sus temáticas, a menudo muy solemnes, entran en otra categoría más filosófica quizás, pero no menos cinematográfica.

    Y la seriedad de un guión no comporta adjunta una validez sobresaliente, por lo menos para mí.

    Los taquillazos de Hitchcock se deben principalmente a que sabe captar como nadie la espectación del espectador y en esa aparente redundancia es donde está el secreto de Hitchcock: rodaba pensando siempre en el espectador y además respetándolo en su inteligencia y nunca, nunca, podrá nadie decir de Hitchcock que se las daba de intelectual por encima del espectador, cosa que no puede decirse ni de Bergman ni de Visconti.

    De Sokurov no he visto nada, lo mismo que de Haneke; pero te aseguro que un gran director como Coppola sin duda es un gran admirador de Hitchcock y el adinerado Spielberg daría la mitad de su fortuna por ser capaz de filmar una película como Rebeca sin caer en sentimentalismos baratos, ñoños y gazmoños como suele.

    Y para terminar te diré que el problema del cine actual no reside en los comentarios de los cinéfilos: reside en la suprema estupidez de guionistas, productores y directores que son incapaces, la mayoría de las ocasiones, de presentar productos con cara y ojos.

    Y si quieres comparar, agarra la lista de los Oscar -con todos sus defectos y errores, que son muchísimos- y compara, compara...

    Besos.

    ResponElimina

Los comentarios son lo mejor del blog. ¡Gracias de antemano por tu colaboración!
(Comentarios publicitarios son borrados sin dudarlo.)

Print Friendly and PDF
Related Posts with Thumbnails
Aunque el artículo sea antiguo, puedes dejar tu opinión: se reciben y se leen todas.