Carregant el Bloc...

dilluns, 12 de juliol de 2010

ESD 24 THE USUAL SUSPECTS




Pasado el verano de 1995 se estrenó en España una película que se iba a convertir en un éxito boca-oreja inmediato.

Provista de un guión alambicado pero férreo en su construcción provista de algún aderezo un pelín tramposo obra de Christopher McQuarrie y rodada con una singular energía y precisión por un desconocido Bryan Singer, la historia de mafiosos que conocimos como Sospechosos Habituales, The Habitual Suspects, acaba con una escena visual apoyada en una voz en off que simplemente es repetición de algo que ya hemos oído, dejando al espectador totalmente sorprendido: casi que patidifuso al ver como encajan las piezas del rompecabezas que acaba de disfrutar.

La escena, con ser la final, constituye una revelación que toda aquella persona que no haya visto la película debería obviar, porque lo suyo sería buscar inmediatamente el dvd y ponerse a ver la película.

Para el resto, es decir para los que ya la vieron y se acuerdan más o menos como acaba, ahí pueden disfrutarla con calma en el siguiente vídeo que en mi opinión merece estar en esta mini sección.

Véanlo, si les place.





13 comentaris :

  1. Mira que me gusta a mí esta peli por muchas razones, y sin embargo, qué mal que un virtuosismo de guión tan preciso, sorprendente y magistral convierta la película en un absurdo de principio a fin difícilmente salvable si no nos engañamos a nosotros mismos con la ilusión de que es otra cosa.
    Saludos.

    ResponElimina
  2. A mí me parece genial. Disfruté de ella la primera vez que la ví y sigo disfrutando, a pesar de conocer el final, cuantas veces la he vuelto a ver. Seguramente hay un pelin de tramposería, pero el resultado final del mosaico es absolutamente expléndido.
    Un abrazote.

    ResponElimina
  3. Entretenida, mucho, y de lo más recomendable, apesar de que es de lo más mentirosa.

    ResponElimina
  4. Me encanta la película y la escena. Menudo repartazo que tuvo Singer, y cómo echo de menos a Kevin Spacey, con lo grandísimo actor que es (merecidísimo Oscar)

    ResponElimina
  5. A mí me encantó la primera vez... Pero coincido con algunos de los comentarios. No un pelín tramposa. Totalmente tramposa y "ridícula" a poco que te pongas a pensarlo...
    Aún así no me importa confesar que robé cosas de ella de lo que me gustó su primer visionado.
    No aguanté un segundo años después por televisión.
    No le voy a dar un tercero. Pero una peli que impresiona la primera vez, sin duda.
    Un saludo.

    ResponElimina
  6. Veo que algunos de tus comentaristas y tu mismo, coincidis en lo de película tramposa, pero teniendo en cuenta que el cineasta más tramposo que haber hubiera fue nuestro Alfred, bienvenida sea la trampa bien elaborada (en el cine, claro).

    ResponElimina
  7. Lo sabía: justo cuando acabé de escribir la notita introductoria a esa escena final, el gusanillo que me estuvo reconcomiendo el cráneo mientras buscaba en youtube la escena en condiciones de ser colgada diciéndome que buscara de otra película, me salió por la nariz y me gritó:

    ¡La cagaste!

    Y es verdad: el gusanillo siempre tiene razón.

    Bueno, casi siempre, pero ahora no es el momento de sacar pecho y hacerse el valiente.

    Sabía que esa escena iba a traer cola, porque con estos colaboradores y colaboradoras que disfruto estaba cantado que habría un pelín de salsa.

    Todo este rollo porque no sé decirlo en menos palabras, pero la cuestión es que me siento incapaz de dar oportuna réplica a cada uno de vosotros sin reiterarme, liarme y quedarme en el más absoluto de los embrollos porque estoy medio de acuerdo con casi todos, lo que quiere decir que también estoy en desacuerdo con todos.

    Salvo con Alicia, con la que coincido totalmente, al cien por cien: ya era hora, querida... ;-)

    Así que he decidido dejarlo como está y darle un repasito tranquilo a la película y, como decimos en mi pueblo: ¡ja en parlarem!

    Besos y abrazos por doquier y a tutiplén.

    ResponElimina
  8. 'Sospecho ' que la pelicula esconde muchas cosas y sin duda tiene todos los ingredientes para mantenerte pegado a la pantalla..pero no la he visto asi que me la apunto.
    Grandisimos actores, empezando por Kevin Spacey y siguiendo por Gabriel Byrne y ese Chazz Palminteri que lo dice todo con una mirada.
    Tengo una lista para éste verano de pelis y libros que no sé si abarcaré....

    Un abrazo Sire..:-)

    ResponElimina
  9. Sospecha muy bien fundada que deberás desvelar por tí misma, Milady, lo más pronto que puedas, porque cabe la posibilidad que, vista, te apetezca repetir para revisarla poco a poco. No te diré más, de momento; pero a la lista, eso seguro, vaya...

    Besos.

    ResponElimina
  10. La ví hace tantos años, compa Josep (y no la he vuelto a revisar), que no recuerdo tantos detalles como para poder decir si me parece tramposa, fullera, mentirosa o fraudulenta. Y es más, igual me da: me parció un pedazo de película. Y lo gracioso es que la ví de manera totalmente casual. Mi mujer y yo íbamos a ver Don Juan de Marco (ya ves, no llegamos a verla, y aún no la hemos visto, ni nos quedan muchas ganas), que proyectaban en el mismo cine, pero, por un error al consultar la cartelera, llegamos con la peli ya empezada. Miramos los cárteles del resto de salas (otras tres, aún no había macrocines de centro comercial en Córdoba...), y dijimos ésta, que no tenemos ni repajolera idea de cómo será, ni de qué va, ni "ná de ná". Pleno al 15, compa, cómo disfrutamos...

    Un fuerte abrazo y buen día.

    ResponElimina
  11. Ya puedes decir, Manuel, que sí has tenido un día -por lo menos- de suerte: yo ésta la descubrí en la tele noctámbula y mi suerte fue que a los pocos días la volvían a ofrecer en otra cadena, por la pillé iniciada: luego ya fue ir a por el vídeo para verla con calma.
    Yo de tí me agenciaría el dvd (hace años lo repartieron con un periódico) para constatar que sí, que tuviste un buen día hace tiempo.... :-)

    Un abrazo.

    ResponElimina
  12. Pues a mí y para variar me gustaron todas sus trampas y disfruté un montón cuando la ví en el cine, después en casa varias veces.

    ¡Viva la trampa y el engaño! En el cine vale todo para entretener y disfrutar. ¡Ea! Y dicho queda, no va a ser todo serio, formal, sabido, entendido..que me paso que me paso y me embalo!

    Besos, Josep

    ResponElimina
  13. No te embales, Blanca, que vienen curvas... ;-)

    Lo de las trampas en este caso habría que mirarlo con calma y tampoco estoy muy de acuerdo en que el fin justifique los medios y todo valga para conseguir el entretenimiento, porque puede que lo que a unos entretenga a otros les parezca poco estimulante por lo evidente del truco: si fuera tan fácil, hasta yo sería capaz de dirigir una película... :-)

    Besos.

    ResponElimina

Los comentarios son lo mejor del blog. ¡Gracias de antemano por tu colaboración!
(Comentarios publicitarios son borrados sin dudarlo.)

Print Friendly and PDF
Related Posts with Thumbnails
Aunque el artículo sea antiguo, puedes dejar tu opinión: se reciben y se leen todas.