Carregant el Bloc...

divendres, 13 d’agost de 2010

Más que serpiente, víbora de verano





La expresión "serpiente de verano" que se suele emplear para designar aquellas noticias hinchadas en épocas estivales cuando parece que nada pasa y los periodistas buscan afanosamente algo que contar, puede que tenga su origen en la conocida película de Wilder El Gran Carnaval (Ace in the Hole) que ya comentamos en su día aquí ; en la película, Wilder se despacha a gusto contra la prensa amarilla, que, como todos sabemos, sigue igual de campante o quizás peor, si cabe.

En ocasiones, sin embargo, uno se entera de noticias casi de casualidad en estos días de calor en los que apenas se leen diarios y los noticieros se pillan al azar pues el cuerpo no está más que para descansar y la mente busca afanosamente el blanco tranquilizador.

La cosa es que oyendo sin escuchar apenas la radio pública mientras paseaba con mi perro Llamp hace dos días, me quedan como un taladro en el tímpano las palabras gripe A, vacunas, seis millones, destrucción.

Y me acuerdo que en octubre del año pasado ya hablamos de todo esto aquí, como resultado del descubrimiento de una monja valiente, Sor Teresa Forcades.

Y ahora resulta que la monja tenía razón, que no había para tanto y que han sobrado, dicen, seis millones de vacunas de la gripe A que no sirven para nada, porque el virus ese tan malo cada año va mutando.

Y la noticia la sueltan ahora, en agosto, de tapadillo, cuando casi todo el mundo está en la playa o en la montaña o en casa haciendo la siesta.

Porque en febrero, cuando ya el invierno estaba de capa caída, algunos mal informados y nada proclives a alabar al gobierno actual, dijeron que esas vacunas iban a reciclarse y parece, ahora, que se va a iniciar el proceso de destrucción que, además, representará, con toda seguridad, un nuevo costo añadido al garrafal error de creer a pies juntillas lo que dijeron los gerifaltes de la OMS, que, según las últimas noticias, tienen una forma de entender la ética muy peculiar.

Me parece que esas noticias de verano que surgen a media voz, podrían denominarse comúnmente como víboras de verano: ésta, por lo menos, seguro que representa una "mordida" para nuestros bolsillos.

A veces pienso que algunos supuestos administradores del erario público son como aquellas personas que se dan aires de generosidad y grandeza cuando invitan a una mariscada en un restaurante de lujo y a la hora de pagar sacan la tarjeta de crédito de la empresa donde trabajan, guardando la propia en el doble fondo de su bolsillo....



6 comentaris :

  1. Buf, compa Josep, tema complicado habemus, me temo... Yo siempre sospeché, sin fundamento científico alguno, eso sí, simple intuición, que lo de la gripe A era el camelo del siglo; un camelo, eso sí, del que determinados emporios farmaceúticos (que, por cierto, y curiosamente, en las fechas en que arrancaba el fenómeno, andaban bastante zarandeados por la crisis económica...) han sacado el oro, el moro, el toro, el coro, el boro y busca cualquier palabro más que rime, que también cabe. De todos modos, también hay que ponerse en el pellejo del responsable de tomar la decisión sobre si se compran vacunas y cuántas; yo, lo confieso, también me hubiera curado en salud, probablemente...

    Un fuerte abrazo y buen fin de semana.

    ResponElimina
  2. Tienes razón en lo que comentas, Josep. Pero lo de que la gripe A había sido exagerado, y que en realidad había más intereses que otra cosa en todo el tema de las vacunas salió antes de este verano. Yo lo leí en algún dominical hace muchísimo. Y los medios de comunicación me parecen... vamos, prefiero callarme.
    Un abrazo.

    ResponElimina
  3. Seguro que no es asunto fácil, Manuel, pero ello no empece a que la gestión haya sido de todo menos eficaz y transparente.

    Sin duda cuantificar la compra es arduo: pero un pelín más de rigor y ahorro no estarían de más, máxime en la situación en que nos hallamos: imagina que eres el administrador de tu comunidad de vecinos y tienes que arreglar la azotea: ¿no pedirías presupuesto a más de uno y garantías?

    Pues eso. Que todavía hay quien recuerda que, a la compra, se aseguró que sólo se abonarían las vacunas usadas, y ahora ya ves...

    Un abrazo.

    ResponElimina
  4. Lo de la exageración, David, ya se comentó al ver el vídeo de la monja; lo de ahora es recochineo, porque van a gastarse un pastón para eliminar los millones de vacunas pagadas y no usadas, porque este material no se tira así como así y -dicen- no sirve para nada, y eso lo dijo en la radio esta semana el secretario de estado sin vergüenza alguna: en una empresa privada, les daban el patadón por inútiles y manirrotos.

    En fin...

    Un abrazo.

    ResponElimina
  5. En verano se aprovecha para dar esas noticias que han de darse obligatoriamente pero que no quieren que naide oiga. Fantasmas del pasado podrían denominarse.

    ResponElimina
  6. No sé si son fantasmas o técnicas del pasado, Alma, pero lo que está claro es que se están hinchando, este año, con las sorpresitas veraniegas....

    Una abraçada.

    ResponElimina

Los comentarios son lo mejor del blog. ¡Gracias de antemano por tu colaboración!
(Comentarios publicitarios son borrados sin dudarlo.)

Print Friendly and PDF
Related Posts with Thumbnails
Aunque el artículo sea antiguo, puedes dejar tu opinión: se reciben y se leen todas.