Carregant el Bloc...

divendres, 24 de setembre de 2010

Cuarenta años ya....





Atención, aviso:






Puede que ni tus ojos ni tus oídos estén preparados para lo que vas a ver y oir en esta entradilla.

Si eres una de esas personas jóvenes con pocos años de juventud, puede que tengas que consultarlo con tu papi o con tu mami antes de seguir.

El contenido de esta entrada está claramente desaconsejado a aquellas personas cuyas mentes, ordenadas y reguladas desde las más altas esferas culturales, temen enfrentarse a las fuerzas de la naturaleza desatada.

Y además, puede provocar adicción.

El dueño de este bloc no se hace responsable de lloriqueos nostálgicos, ataques de nervios, pasmos juveniles, mandíbulas batientes ni ojos como platos; tampoco incredulidades varias y alucinaciones sensoriales.

¡Quedáis avisados!

Este aviso no se autodestruirá en cinco segundos porque no sé como hacerlo, que si no....


¿Estás a punto?

Pues haz click aquí, si te atreves...



¿Quieres saber más? ¿Seguro que puedes?

Adelante, pues [ver/ocultar]



Pues sí: eso que se ha podido disfrutar de nuevo o descubrir, es Voodoo Child, obra del maestro de guitarristas eléctricos Jimi Hendrix que tuvo la poca consideración de fallecer hace cuarenta años, el 18 de septiembre de 1970, dejándonos huérfanos de su genio musical.

Para los que pudimos escuchar sus discos a su edición y quedar absortos viendo retazos de sus actuaciones en directo en alguno de los festivales que ya son famosos vídeos, nunca ha habido duda alguna acerca de quien ha sido el mejor guitarrista eléctrico de todos los tiempos.

La forma de usar su Stratocaster sorprendió a propios y extraños y artistas que ya entonces eran muy reconocidos como Eric Clapton y Jimmy Page tomaban debida nota de lo que Jimi era capaz de hacer, porque fue un revolucionario investigador de los límites de su instrumento que exprimió como nadie más lo ha vuelto a hacer:


Wild thing


Para los neófitos, interesa resaltar que todo ese sonido sale de la guitarra de Hendrix, pues se acompaña únicamente de batería y bajo: no hay ningún guitarrista rítmico que le acompañe en sus diabluras musicales:

All Along The Watchtower


Foxy Lady


Fire


Spanish Castle Magic


Clasificar a Jimi Hendrix como músico me resulta imposible, porque como se habrá escuchado y visto, las formas musicales no se atienen a cánones preestablecidos: fue un innovador y un genio de la improvisación y cada concierto se sabía como iba a empezar pero nunca cómo acabaría, en alguna ocasión con la presencia de las fuerzas policiales para poner tranquilidad.

Pero siempre tuvo alma de blues y seguramente, de no haber sido por su tempranísima muerte, nos hubiera deparado grandísimos momentos a los melómanos, ya que por su peculiar forma de entender la música hubiera ido avanzando hasta quien sabe donde.


The Wind Cries Mary


Catfish Blues


Espero que os hayan gustado estas muestras de su innegable talento que quedó truncado hace cuarenta años ya....





El tiempo pasa, no hay duda......



25 comentaris :

  1. Para el carro, Josep, que viene rápido....solo he permanecido cuatro minutitos. No puedo poner esa canción a toda pastilla porque los vecinos llamarían a la poli así que mañana la saborearé con todo el deleite y el cromatismo de la psicodelia........¡Qué jóvenes eramos compadre...y cuánto gozamos aquello....ya hablaremos, ya hablaremos....
    Un abrazote hasta mañana y que sueñes con angelitos psicodélicos-

    ResponElimina
  2. A estas horas, Antonio, y a toda pastilla, como debe ser, un pelín peligroso, sí, y me da que, además, nadie te iba a entender.... ;-)

    Un abrazo y espero que mañana lo acabes de disfrutar.

    ResponElimina
  3. Fue el mejor con su stratocaster. Siempre es bueno escucharlo y la psicodelia acompaña muy bien.

    ResponElimina
  4. ¡Guau! ¡Qué subidón! Genial; recuerdo especialmente la música de Hendrix en la manifa del comienzo de "En el nombre del padre".
    Cada vez que oigo a gente hablar de lo "bueno" que es tal o cual grupo "indie" actual y de la caña que dan, me entra la risa floja...
    Saludos.

    ResponElimina
  5. Y yo que creía que esto iba a ser uno de tus exámenes y que ya estabas previniendo que nos lo tomáramos con deportividad con una malsana ironía.
    Recuerdo que Pete Townshend debió decir que se partió de risa cuando vio que Eric creía o pensaba que podía igualar a Jimi... Por otra parte, excepto temas sueltos, no soy muy de Jimi Hendrix (tengo por ahí un recopilatorio, me parece), ni de Eric (aunque tengo más discos de él). Reconociéndolos como los grandes intérpretes y virtuosos que son de la guitarra, me quedo con otro guitarrista mucho menos llamativo pero al que prefiero como compositor e intérprete (esto es cuestión de gustos, ¿no?)
    Es como alguno de los (estupendos, aclaro) temas que has puesto aquí. Con lo genial que suena All along... prefiero la versión en directo del Before the flood (que no hubiera sonado así de no haber existido esta de Hendrix, ya lo sé)... pues porque tenía ese disco, la he escuchado mucho más, me encantaba, etc...
    Lo que no he pillado, y creo que debe estar muy bien, es la biografía en cómic que dibujó Sienkiewicz de Hendrix. Algún día.
    Un saludito.
    PD: Luego paso y escucho el resto de temas (o me pongo el disco que tengo, que es otra opción).

    ResponElimina
  6. No te hacía yo “hendrixófilo”, compa Josep, pero ya veo que tu buen gusto musical no se ciñe a los territorios del jazz. Este tío, ciertamente, fue un monstruo con la guitarra, de lo mejorcito que haya habido jamás; y, por supuesto, hacía compatible intensidad tremenda (eso que después se dio en llamar caña) con calidad enorme. De eso ya no es tan fácil encontrar hoy, me temo. Ah, otra cosilla. Me ha parecido leer, en tu comentario en el blog de Alfredo, que tenías pensado tragarte un anuncio de dentífrico de casi dos horas y media que se va a proyectar en los cines este fin de semana. En fin, tú mismo... Un fuerte abrazo y buen fin de semana.

    ResponElimina
  7. Pues sí, me despaché a gusto y no tuvo que venir la poli porque aquí, a la hora que termino de conoctarte son las cinco y veinte de la tarde , hora canaria.
    Respeto totalmente tu opinión sobre este grande y singular músico, pero sobre todo en lo que señalas en cuanto a su posible progresión hacia el blues de no haber sido por su temprana muerte.
    Hacía tiempo que no escuchaba esa preciosísima versión de "Wind Cries Mary" y "Carfish Blues"....dos delicias absolutas.
    Pues chico, entre tú y nuestra amiga Abril, que también nos ha regalado con motivo de la llegada del otoño otras dos sensacionales composiciones, empezamos la estación con buen pie....Te digo lo mismo que a ella. Ojala todo el otoño estuviéramos escuchando música y no las notas discordantes de algunos políticos ...pero me temo que va a ser esto último. Snif!
    Un abrazote y cuidate.

    ResponElimina
  8. Sólo tengo canciones sueltas, pero ¡vaya canciones! Lo que jamás he llegado a entender es como se le consideró un sexsimbol siendo él y Lionel Richie primos hermanos.

    39escalones, estoy reuniendo unas hordas para arrasar con todo lo que se denomine indie. Espero que se una a mi causa.
    ¡¡Basta ya de canciones que incitan al suicidio, basta ya de pantalones de pitillo y basta ya de camisetas con mangas siete tallas inferiores!!

    ResponElimina
  9. Una auténtica pasada. Sin su muerte, tal vez, no se hubiera convertido en mito (remarco el tal vez). Y este genio hubiera sido otro desconocido de aquella maravillosa época en la que la música campaba libre y a sus anchas por el mundo (es decir, con la poli pisándole los talones, como debe ser). En cuanto a guitarristas, yo soy más de Fripp, otro aficionado a las seis cuerdas, ¿no?

    ResponElimina
  10. ¡ Mis ojos..mis ojos...! ¡ Y mis oidos..mis oidosss ! ¡ qué fuerte qué fuerte ! Este tio era realmente bueno con la guitarra y los temas antológicos..pero prefiero oirle y no verle..Lo siento, me dá un poco de 'grima' y lástima ver como alguien tan talentoso tira por la borda su vida enganchado a sustancias que sin duda le ayudarian a 'viajar' pero le acortaron infinitamente la vida. No he visto más que algún video y nunca en directo, pero conozco su música y todo lo que ha aportado pero..Uhiiii !!
    La entrada very very heavy y psicodelica ( Muy vistosa Sire ).
    Un besito y tienes algo por el éter..

    ResponElimina
  11. Eso creo, sé de cine: que fue el mejor y que todavía sigue siéndolo, aunque cada vez seamos menos los que nos acordamos.

    Saludos.

    ResponElimina
  12. No me extraña, Alfredo, porque me ocurre igual: supongo que si sonara más a menudo, mucha gente sabría a qué atenerse: ¿no te parece que viene a ser parecido a lo que ocurre con las buenas películas?

    Saludos.

    ResponElimina
  13. Está clarísimo, David, que Jimi donde hay que escucharlo es en un directo, porque allí las ataduras del estudio no existen y el artista, el genio, se desata en toda su fuerza: pura improvisación.

    En uno de los vídeos que al final no inserté, se ve a Jimi pidiendo a un tipo, antes de salir a escenario, cómo hace el himno británico: el tipo se lo canturrea, y acto seguido Jimmi se coloca delante del público y aranca improvisando un rif con el God Save The Queen, como si lo hubiera ensayado durante horas.

    Eso no está en los discos, David, aunque también se los curraba hasta la extenuación.

    Saludos.

    ResponElimina
  14. Ya debías suponer, Manuel, que mis gustos son bastante eclécticos, aunque dentro de un orden: solo me gustan los buenos... ;-)

    Hendrix, como apuntas, unió como nadie "caña" y genialidad, capaz de cualquier cosa, más allá que cualquier otro.

    Un abrazo.

    p.d.: de momento está en "pausa" y no sé, no sé...

    ResponElimina
  15. Esos blues, Antonio, son una pasada: decían en la época que Clapton tocaba muy bien blues, pero que Jimi "era" blues.

    Eso viene a ser como el duende: no se compra ni se adquiere: se tiene, o no se tiene; Hendrix lo tenía a raudales, habiendo aprendido de oído escuchando a tipos como Elmore James.

    ¿Sabes? Si existiera la reencarnación, juraría que Art Tatum se reencarnó en Jimi Hendrix.... ;-)

    Un abrazo.

    ResponElimina
  16. Joan, esa calavera tuya debe haber asustado a blogger, porque me ha impedido -por tres veces- que dejara una respuesta a tu comentario.

    Decía que canciones sueltas de Jimi son un tesoro, y más lo serían si fuesen grabaciones de concierto: lo de sex simbol nunca lo había oído, pero si tu lo dices, será cierto.

    Eso sí: cuando tengas a tus hordas concentradas, les metes el voodoo child a toda pastilla y ¡hala, p'alante! a requisar todas las camisetas esas que no te gustan... y a la hoguera de sant joan con ellas... ;-)

    Saludos.

    ResponElimina
  17. Pienso, Gourmet, que si hubiera vivido lo normal para su edad, todavía estaría dando guerra por el mundo y desde luego que algunos no hubieran tenido la carrera de super estrellas que han tenido, y conste que no digo que inmerecidamente, pero hubieran sido secundones.

    ¿El de King Crimson? Bueno, Hendrix era de otra galaxia: lo que él hizo, nadie lo había siquiera imaginado antes y abrió muchas veredas que luego otros transitaron tímidamente; creo que los de Fender le hubieran pagado un sueldo sólo como "probador" ;-)

    Saludos.

    ResponElimina
  18. El caso de Hendrix como adicto, Milady, sería digno de estudio con buenos psicólogos de por medio, porque me da que, al igual que otros creativos -de los de verdad- más que buscar inspiración en las drogas buscaba consuelo por la incomprensión que su arte provocaba en su entorno inmediato: si hubiera podido estar todo el día dando guerra en un escenario, puede que ni siquiera hubiera necesitado más.

    Creo que esta gente con ideas tan avanzadas a su época suelen tener problemas de adaptación por el rechazo inicial que reciben a causa del conservadurismo habitual: no son comparables al resto, que son mayoría.

    Besos, Irene A.

    ResponElimina
  19. Cuando conocí de la pretérita existencia de éste monstruo, ya debían de haber pasado más de 15 años desde su muerte; es lo que tenía ser adolescente sin m´s pretensiones y de pueblo. Sonrío.

    ResponElimina
  20. Pues no imagino, Raúl, la sensación de darte cuenta, un buen día, que hubo un tipo capaz de tocar la guitarra con esa fuerza y pasión, en el momento en que uno piensa que todo lo bueno está por delante...

    Saludos.

    ResponElimina
  21. Aquí me tienes, y es que a mi en lo relativo a música me gusta todo y con todo (o casi) disfruto, que se le va a hacer.

    Una abraçada

    ResponElimina
  22. ¡Cómo te lo diría yo! Un placer leer,ver y oír. Sin nostalgias siempre veo el vaso medio lleno. Es mi norma.
    Un besito

    ResponElimina
  23. El eclecticismo, Alma, es una gran virtud, y no lo digo porque yo la practique, claro,,,, ;-)


    Una abraçada.

    ResponElimina
  24. Una buena norma, Camy, sin duda alguna y disfrutar de Jimi, su música y sus actuaciones en directo, una suerte.

    Besos.

    ResponElimina
  25. Hendrix Genio y figura hasta la sepultura, sin lugar a duda los tiempos cambian pero el dejo huella. Saludos y buen Post...

    ResponElimina

Los comentarios son lo mejor del blog. ¡Gracias de antemano por tu colaboración!
(Comentarios publicitarios son borrados sin dudarlo.)

Print Friendly and PDF
Related Posts with Thumbnails
Aunque el artículo sea antiguo, puedes dejar tu opinión: se reciben y se leen todas.