Carregant el Bloc...

divendres, 17 de desembre de 2010

MM 43 The Great Race




La semana pasada nos deteníamos en esta divertida película de Blake Edwards y nos solazábamos con una muy dulce batalla de pasteles, comprobando que, con pocas palabras, Blake sabía entretener al personal.

Hoy, aprovechando el generoso metraje de la película, largo y fecundo, nos detendremos, si les place, en un número musical protagonizado por la gran secundaria Dorothy Provine cantando, para todos, He Shouldn't-a, Hadn't-a, Oughtn't-a Swang On Me

Y para que nadie se queje porque se le haya privado de ver la burlesca pelea de saloon que sigue a continuación, veamos como Blake Edwards también sabe dirigir con gracia lo mil veces visto, una de garrotazos de aúpa


Esta entrada estaba preparada desde hace más de una semana y, consternado todavía, me veo obligado a comunicar que sirve, también, como sencillo homenaje a la figura de Blake Edwards, recién fallecido. Descanse en paz.




14 comentaris :

  1. Lo creas o no estaba viendo ésta tarde videos de la Pantera Rosa y maravillandome una vez más con la música de Henri Mancini y un poco más tarde entre otras cosas nos hemos dado el gusto de revisar y reir con esa pareja maravillosamente divertida ( más que pareja trio ) en Some like it hot.. y como tú me he enterado de la muerte de éste gran cineasta hace media hora escasa..Ahora ésta entrada tuya, los videos que conocia ( no por eso me divierten menos ) y La Carrera del siglo nuevamente ..todo relacionado.
    ¡ Curiosa coincidencia ! Una triste noticia pero con una sonrisa recordando los grandes e inolvidables momentos que nos regaló Blake Edwards.. Dias de vino y rosas y Desayuno con diamantes..¡ todo un lujo !

    Un beso de buenas noches. Milady

    ResponElimina
  2. Vaya racha que llevamos. Por más natural que sea, la coincidencia excesiva de estos meses llama la atención. Por suerte, también nos obliga a recuperar cine de otro tiempo para luchar contra la actual molicie. Sin embargo, no paro de pensar en que todo este tiempo, cuando la gente joven vea que hablan de estas personas y de sus películas en los telediarios -suponiendo que vean telediarios, que es mucho suponer-, deben sentirse marcianos o, peor, sentir que los demás somos marcianos. Adónde va el mundo...
    Saludos.

    ResponElimina
  3. Lo de este 2010 en cuanto a decesos de cineastas ilustres, ha pasado ya de castaño oscuro.
    Descanse en paz, otro genio.

    ResponElimina
  4. Me enteré ayer por el blog de Desconvencida. Una pena.
    Luego veo los enlaces, que ahora tengo que marcharme.

    ResponElimina
  5. Si tú lo dices, Milady, lo creo, a pies juntillas. :-)

    Desde luego, dejar tras una vida esos títulos que aparecen en su filmografía y que nos permiten reír y llorar, emocionarnos y meditar, no está al alcance de cualquiera: un verdadero lujo, sí..

    Besos matutinos. :-)

    ResponElimina
  6. Parece que la Parca, Alfredo, hace como los bancarios, que a final de año se apresuran a recomponer al alza sus saldos y van de culo sin importarles lo que se llevan por delante.

    Tu reflexión, muy interesante, daría para un buen debate: yo creo que, lastimosamente, somos nosotros los que seremos tachados como marcianos por esa mayoría que hace inmensas colas, aunque hay un pequeño sector de juventud que también se está desarrollando como marcianos: esos son los que van a la filmo y cosas así.

    El mundo gira, Alfredo, sobre sí mismo... :-)

    Saludos.

    ResponElimina
  7. Tienes razón en todo, Raúl. Y lo peor, vistos los últimos años, es que todavía quedan quince días para que se acabe la racha... y no quiero ser cenizo.. :-)

    Si por lo menos TVE se dignara dedicarle un ciclo más o menos completito....

    Mira: el lunes, a las diez, las viejas esas fuera y un ciclo de Berlanga con tertulia después.

    ¿Qué te parece? Elige tú un día para Edwards... :-)

    ResponElimina
  8. suerte que me enteré, David, porque la entrada estaba preparada: esas casualidades nunca me han gustado... :-(

    Hasta luego, pues.

    ResponElimina
  9. Descanse en paz y nosotros a disfrutar de lo que nos deja.

    ResponElimina
  10. Pues sí, Alma: además, creo que Edwards bien merece que volvamos sobre cualquiera de sus películas y nosotros nada perderemos en el intento...

    ResponElimina
  11. ¿ Donde hay que escribir para solicitar la noche de Blake Edwards..? ¿ Hay alguien por aqui con influencias ? ...;-))

    Besos nocturnos sin alevosia :-))Irene A.

    ResponElimina
  12. En el primer vídeo Natalie está guapísima (y las caras que pone cuando la otra le pasa las plumas por la cara).
    Tengo que volver a ver esta peli.
    El segundo lo he dejado (está como desenfocado...arréglalo ;-))
    Un abrazo.

    ResponElimina
  13. Mucho me temo, querida Milady, que por aquí te será mucho más fácil hallar gentes bien dispuestas que personajes con influencias, y en lo que hace a dónde, supongo que la ínclita Sinde debería ser una buena receptora a tal inquietud, aunque me temo que eso entra más que nada en la teoría....

    Besos.

    ResponElimina
  14. Pues esa es una película, David, para ver en compañía de esa parejita que tienes, verdaderamente ideal: la película, digo... :-)

    Natalie está rebosante de todo, y hay que reconocer que Curtis está también en su salsa, con su vestimenta albina inmaculada... :-)

    Un abrazo.

    ResponElimina

Los comentarios son lo mejor del blog. ¡Gracias de antemano por tu colaboración!
(Comentarios publicitarios son borrados sin dudarlo.)

Print Friendly and PDF
Related Posts with Thumbnails
Aunque el artículo sea antiguo, puedes dejar tu opinión: se reciben y se leen todas.