Carregant el Bloc...

dilluns, 3 de gener de 2011

Thornton salva la función








Hace cuatro días tuvimos ocasión de recordar una película reciente, estrenada en España en 2002, y quedó patente para este comentarista el poderío que las imágenes de la bella Scarlett Johansson tienen sobre los lectores de este sencillo bloc de notas, ya que de todos los que posaron un momento sus neuronas en el acertijo propuesto únicamente la que no había visto la película supo dar con la clave de la solución, tan simple que a buen seguro ahora más de uno -y sin distinción de sexo- se llevará las manos a la cabeza preguntándose cómo caramba no se le ocurrió, al ver este Vídeo , formular una simple pregunta, que admite variables:

Cuando los hermanos Coen (Joel y Ethan ó Ethan y Joel, que tanto da) ya revestidos de una fama de cineastas que últimamente se han cuidado poco de mantener, en el año 2000 se decidieron a rodar lo que ellos mismos auto definen como homenaje a los grandes clásicos basados en novelas de James M. Cain y se aprestaron a escribir un guión un tanto desnortado que ni siquiera tuvo título durante el rodaje de una película que por muchos meses se denominó en las plaquetas "untitled barber movie" y que acabó adoptando el nada original título de The Man Who Wasn't There (que ya había sido utilizado en dos ocasiones anteriormente), en algún momento, bien impulsados por una idea propia, bien por alguien de la productora, decidieron que la mercadotecnia se reforzaría ostensiblemente si la película se mostraba, se exhibía, se proyectaba en los cines en formato fotográfico de blanco y negro.

Así que la pregunta correspondiente al acertijo basado en el vídeo puede ser:

¿Pero la película no es en blanco y negro? o...

¿De dónde ha sacado TVE una copia coloreada?

Recuerdo haber visto en estreno la película y haber quedado gratamente impresionado por dos poderosas razones, muy cinematográficas ellas:

La excepcional calidad de la fotografía en blanco y negro, con una enorme cantidad de matices en los grises, calidad que, ciertamente, no se alcanza a observar en el dvd que me compré hace unos años: en pantalla y bien proyectada, la película es un espectáculo visual, porque el trabajo de Roger Deakins, una vez más, tiene una factura excelente.

La sobresaliente labor interpretativa de Billy Bob Thornton como Ed Crane, ese barbero lacónico que llena la pantalla con su poderosa figura y los oídos del espectador musitando en off con su ronca y expresiva voz una historia que se va enredando por momentos.

Thornton compone a un hombre callado que no para de pensar y sus pensamientos están a nuestro alcance gracias a su voz en off: resulta muy curioso e interesante detenerse en el trabajo interpretativo de Billy Bob, porque aun a pesar que evidentemente sus palabras musitadas no componen ningún diálogo y por lo tanto se hallan huérfanas de contraste con otros personajes, el largo monólogo que nos va mostrando su discurso interior, conjuntamente con la expresividad corporal que no cede ante el mutismo del personaje, forma un todo expresivo de primera magnitud, una exhibición de arte interpretativo, una lección magistral compuesta de miradas y microgestos.

A Billy Bob le tendrian que haber dado el Oscar a la mejor interpretación masculina, pero está claro que el jurado aquel año no acabó de acertar del todo, pero es lo que hay.

Aun sin el reconocimiento académico, el trabajo de Thornton sigue siendo, pasado un tiempo prudencial, la mejor baza de una película que mantiene un aspecto visual potente gracias a la fotografía y a la caligrafía de los Coen, en este caso teóricamente Joel, que saben presentar la trama con suma eficacia moviendo la cámara y emplazándola donde mejor conviene, retratando a los diferentes personajes permitiendo que un elenco de primera categoría se muestre sin dificultad componiendo unos personajes que lamentablemente carecen de la fuerza necesaria para impresionar al espectador.

Da la sensación que el aspecto menos cuidado del conjunto es precisamente el guión, que puede leerse aquí y no por la falta de detallismo sino más bien por la escasa fuerza interna de los personajes que concurren en la trama: la pretensión de los Coen de revivir las antiguas películas de cine negro basadas en espléndidas historia de Hammet, Chandler o Cain falla precisamente en el núcleo: el protagonista acaba resultando demasiado inane, su mujer no acaba de perfilarse ni como fatal ni como víctima inusual y uno tiene la sensación que se les han hurtado líneas a esos personajes, porque no acaban de disponer de la necesaria fuerza que permita elevar la categoría del protagonista, como olvidando los hermanos Coen, autores del guión, que una buena película forzosamente requiere unos coadyuvantes poderosos para que, como una pirámide, eleven por encima de la media al centro de interés.

Si a ello añadimos algunos pasajes que resultan innecesarios, el lastre impide que el conjunto alce el vuelo y alcance el lugar esperado. La inclusión de la jovencita pianista sobra casi tanto como las bromas a costa de los platillos volantes, ideas descerebradas que pueden resultar jocosas en una reunión de amigotes pero que merman la unidad de una trama que no tiene porqué ser graciosa ni fantástica y desde luego querer aprovechar un relato de asesinatos para introducir un mal remedo de Lolita es una idea descabezada más que descabellada que acaba perjudicando al conjunto: unas buenas tijeras ayudarían a eliminar esos pasajes que engrosan innecesariamente el metraje y no llevan a puerto alguno.

En esta buena película, rodada con amor por el detalle recreando la época de los cuarenta del siglo pasado, hay una serie de intérpretes que son muy capaces de robar cualquier escena a poco que se les dé la oportunidad y a fe que Jon Polito y Tony Shalhoub no desaprovechan los pocos minutos que les dan, pero es una pena ver desaprovechada a Frances McDormand y a James Gandolfini en papeles con poca intensidad si como pretenden los Coen refrescamos la memoria con títulos como Perdición, y esto no es una maldad de este comentarista, ya que en el dvd hay referencias constantes a ese clásico y a las virtudes de la película en blanco y negro, cuando resulta que, a poco que uno investigue, se le ve el truco, la trampa y el cartón: el amigo Roger Deakins, que ya había realizado un trabajo notabilísimo en Barton Fink explorando las tonalidades y colores, realmente sigue ofreciendo lo mejor de sí mismo fotografiando esta película en un espléndido color, ofreciendo una paleta de sepias, ocres y tonos rojizos muy ajustados y adecuados a la historia que se cuenta; por si hay alguna duda, se le puede dar un vistazo a esta interesante página y puede que a algún cinéfilo le vengan ganas de conseguir ese dvd de colección que anda por ahí, en alguna parte, y luego nos preguntaremos porqué los Coen al final decidieron que su película era en B/N y procedieron a convencernos a todos de ello.

Seguro que Roger Deakins no quedó muy contento al comprobar que su estupenda labor con la paleta de colores se digitalizaba y pasaba a grises, pero ya se sabe: quien manda, manda.

Resumiendo, una película a la que el paso del tiempo no ha perjudicado porque no ha envejecido, pero que ciertamente en una revisión calmada, sea en B/N sea en su color original, impresiona menos que cuando uno la vio en pantalla grande, con su rutilante fotografía en B/N y, naturalmente, la persuasiva voz de Billy Bob Thorton dando soporte al largo flashback que, en definitiva, es todo el metraje, indicando la voluntad de sus autores de realizar una vuelta atrás en el tiempo cinematográfico, un homenaje que no acaba de funcionar, quedando como mera imitación, buena intentona, y poco más.


Tráiler





16 comentaris :

  1. Con esta película me ocurre lo que con la mayoría de los Coen: cuando terminan lo primero que se me escapa es "sí, pero...". No sé, siempre hay algo en ellas de sublime y de fallido, de ambicioso y acomodaticio, de acierto y negligencia. Claro, ahora son la leche porque en el país de los ciegos... Pero, con todo, hay algo en ellos que no me termina, que "me hace trampa".
    Saludos, Josep, y feliz año.

    ResponElimina
  2. Esto es empezar el año con buena mano y teclado firme y templado. Te aseguro, y suelo leer mucho a los "expertos", tu peinado crítico de esta peli te ha salido al pelo (valga la metáfora alusiva).
    Estoy de acuerdo tanto contigo como con "39 escalones". Hay algo que no termina de redondear con los hermanos Coen y conste que a mí me gustan muchísimo. Deseando estoy de ver ese "remake" de "Valor de ley", que ya anda anunciado.
    Bueno, si éste es el primer paso de tu andadura por el 2011, es francamente prometedor.
    Yo creo que en tu acertijo lo evidente nos dejó ciegos con la presencia de la Scarlet. Tambien en esto andaste más que astuto y retorcido.
    Un abrazote.

    ResponElimina
  3. Antes que nada, feliz año, Josep. Ya sabes que me gustan mucho tanto los Coen como el cine negro, así que comprenderás que me guste esta película, que aunque no es redonda es muy apreciable, con ese estupendo Billy Bob siempre con el cigarrillo colgando. Quisiera hacerte un comentario ¿no crees que Jon Polito es el AKim Tamiroff de los Coen, del mismo modo que Tamiroff lo fue de Welles? Sobre todo en esta película me lo recuerda mucho, anto en Sed de mal como en Mr Arkadin

    ResponElimina
  4. Me gustaria hablar de la pelicula con conocimiento de causa y explayarme como lo hacen los documentados comentaristas que por aqui se acercan pero no puedo, repito solo he visto algún video y la ficha en IMDB. Por supuesto ésta entrada explica sobradamente el argumento y más... en serio ¿ a qué te dedicas..? Tienes que ser profesional, es decir critico o alguién muy cercano a los entresijos del cine...si no es asi,
    me rindo ante tu profundo conocimiento del medio. O simplemente lo que te digo siempre Sherlock....;-))
    Muy inteligente y a su vez malvadillo me parece usar a la guapisima Scarlett para distraer...pero no lo suficiente ja ja...y más si dices que casi sobra en la historia.
    BBT( me gusta su apellido) es de esos que se
    " come" la pantalla y al resto. Ideal para un personaje asi.
    De los Coen poco más puedo decir de lo ya comentado. Me gustan pero..
    No sé que decirte del color, le va bien según en que escena ( por lo que he visto en el video ) pero para la historia como ese B/N ¡ nada! Seguimos sin saber de dónde sacó la copia TV ¿ tendrá solución la pregunta ? ¬¬

    Un beso y una sonrisa :-). Irene A.

    ResponElimina
  5. AH! Pues sí. Metedura de pata mía que no sabía por dónde ibas esta vez, pero tenías razón, la peli yo la vi en blanco y negro. Es verdad. Me chirrió un poco al ver el vídeo, pero no caí...porque la peli no me dejó mucho poso, tal vez. De hecho, no quiero volver a verla, así que me da igual si ha envejecido o no (a pesar de que tú digas que no)... En lo de los platillos coincido. Y me gusta cómo lo cuentas (me da que sería algo así).... En fin... No tengo mal recuerdo, pero tampoco muy bueno de la peli. Sin más. Buen post.
    Un saludito.

    ResponElimina
  6. Supongo que tienes razón, Alfredo, en señalar a los hermanos como los tuertos en el país de los ciegos, aunque, francamente, los últimos años, quitando la única que rodaron sobre historia ajena, han dado muestras que su habilidad como cineastas es muy superior a su habilidad como guionistas.

    Feliz año. Un abrazo.

    ResponElimina
  7. Emoezar el año recibiendo tales halagos de un bloguero como tú, Antonio, ya vale la pena.
    Lo del "peinado" te ha salido redondo; en lo que discrepo es en que tengo muy pocas ganas de ver ese refrito de una película que tampoco es que sea como para tirar cohetes: me parece que esperaré a comprobar qué te ha parecido.... :-)

    Cierto: la rubita despistaba la atención, pero no olvides que también hay una foto "blanqueada" del reloj de Dalí, y eso era una pista más que buena...

    Un abrazo.

    ResponElimina
  8. Feliz Año, Alicia: creo que estamos muy parejos en el aprecio de la película, que tiene puntos muy buenos pero no acaba de ser la pieza que uno espera.

    Desde luego redefines muy acertadamente a Polito, que siempre me fascina cuando sale y, limpiamente, se roba la escena y se queda tan pancho; no había caído en la cuenta del parecido con Tamiroff, otro ladrón de escenas temible.

    Besos.

    ResponElimina
  9. Ese interrogante que tú sí supiste formular, Milady, se soluciona con la adquisición del dvd "special collector" que al parecer contiene tres devedeses: uno con la película en B/N, otro con los extras habituales, y el tercero con la película tal como fue rodada, en color.

    Esto lo he averiguado dándole caña al buscador de google, que es mi único secreto, aunque es bien cierto que recuerdo haber leído en el estreno que la película se había rodado en color y positivada en B/N para su exhibición, sin más datos. El resto son suposiciones, deducciones y opiniones que ceden, como siempre, ante cualquier otra más autorizada.

    Así que, si estás interesada en ver la película, yo, si fuera tú, trataría de mercarme esa versión de coleccionista.

    Besos.

    ResponElimina
  10. Como puedes imaginar, David, parte de la "gracia" del acertijo consiste en conseguir enmascarar la fácil solución, confiando en que la memoria juegue una mala pasada.

    Me alegra que te haya gustado la entrada.

    Un abrazo.

    ResponElimina
  11. Josep, descubrí a los Cohen en Fargo y todavía hoy, ese título me transporta a la sensación de haber descubierto otro tipo de buen cine, con buen guión, buena dirección, mágnifica fotografía y aalí, también en Fargo, conocí a Frances MacDormand de la que me considero fanática fan, sea cual sea la pelicula en la que ella actúa, su interpretación me cautiva.
    Buscaré esta película en DVD o como sea. No la he visto pero después de leerte creo que no podría pasar sin ella.
    Seguro que ese año, el oscar de interpretación se lo deberían haber concedido a Billy BobThornton, maravilloso actor.
    Un beso.
    P:D, _Quedo anonada con las cantidad de documentación que nos proporcionas y con el trabajo que debes de hacer para tus entradas.

    ResponElimina
  12. Coincido contigo, Camy, en el aprecio por la excelente labor que suelen ofrecer McDormand y Thornton en sus películas: en ésta, Frances apenas tiene ocasión, pues sus líneas son escasas; él da un recital, eso sí.

    Diría que Fargo es mejor que ésta, Camy, aunque estoy seguro que si consigues verla en v.o.s.e. te gustará. De hecho, el doblaje al castellano de Billy Bob es bastante bueno. Si consigues el dvd de coleccionista, no dejes de verla también en su color "de rodaje".

    Besos.

    p.d.: no creas: la documentación suele estar en la red y lo único que hago es plantearme dudas, tratar de aclarármelas y luego contarlo.... :-)

    ResponElimina
  13. Al menos podemos aplaudir que haya alguien que aún lo intente aunque el resultado sea fallido.

    ResponElimina
  14. Hola, Josep (y feliz año)

    Me permito un off topic para recomendarte un blog que descubrí casualmente hace dos días:
    http://psicologiacine.blogspot.com/
    Igual ya lo conocías, pero, si no es el caso, creo que te gustará porque tiene la misma meticulosidad y similar pasión "enfermiza" que tú.

    1 abrazo

    ResponElimina
  15. Es desde luego una buena intentona, Alma, y se queda a medio camino, pero, visto lo que ha ofrecido la primera década de este siglo, pues....

    ResponElimina
  16. Feliz año, Joan, y gracias por la info: no lo conocía: ya quisiera yo ser tan meticuloso... :-)

    Un abrazo.

    ResponElimina

Los comentarios son lo mejor del blog. ¡Gracias de antemano por tu colaboración!
(Comentarios publicitarios son borrados sin dudarlo.)

Print Friendly and PDF
Related Posts with Thumbnails
Aunque el artículo sea antiguo, puedes dejar tu opinión: se reciben y se leen todas.