Carregant el Bloc...

dilluns, 5 de setembre de 2011

Una perspectiva errónea



Dicen que el hombre es el único animal que tropieza tres veces en la misma piedra y yo modestamente añadiría que en mi contribución al aserto, los tropezones se cuentan por decenas y lo dejaremos así para no dar lástima, porque está comprobado que es mucho mejor dar risa que pena, penita, pena.

El viernes asistí -voluntariamente, lo confieso- al mega-multi-estreno del último producto confeccionado siguiendo los consejos de Don Dinero que, en mi opinión, cada vez acierta menos.

Siguiendo con la tónica imperante en nuestros días de llevar a las pantallas de cine traslaciones de tebeos a la búsqueda incesante de pingües beneficios por el probable interés de aquellos que conocen bien la obra gráfica sobre la que se basan, acaba de estrenarse en España Cowboys & Aliens inspirada en unos tebeos de los que no tenía ni idea y que deben revestir una complejidad enorme porque han sido necesarios nada menos que ¡siete! guionistas para acabar pergeñando una monumental cagada que no hay por donde cogerla, porque no es que haya agujeros negros en el guión de esa cosa: es que no tiene ni pies ni cabeza y mira que la base puede llegar a resultar atractiva; eso sí: en manos de gentes con dos dedos de frente.

Aunque puede que yo lo esté mirando desde una perspectiva errónea, excesivamente elitista o quizá snob, posiblemente más a causa de los años que llevo viviendo en esta tierra que a mis propios conocimientos cinéfilos derivados de simples visionados de películas digamos más clásicas, construidas respetando básicamente la mínima lógica de un relato y la inteligencia elemental de cualquier humano.

Porque puede ser que el inefable Jon Favreau -que no me resulta desconocido, como sabrán los amables lectores, pues me detuve en sus dos Iron Man (1) y (2)- haya querido filmar una especie de aventura paródica aunque siendo así le falta muchísimo sentido del humor; claro que quizás es que no he sabido conectar con el espíritu aventurero y novedoso que supuestamente impregna la trama.

Un hombre despierta en medio de ningún sitio en paños menores y con una pulsera enorme en su muñeca izquierda (*)
(los brazaletes se llevan en los brazos, de ahí el nombre; lo de las muñecas se denomina pulsera porque ahí es donde usualmente se toma el pulso;de nada)
y de la nada aparecen tres cazadores de recompensas que intentarán apresarlo y acabarán muertos por su feroz respuesta, rápida y mortífera como si fuera el mismísimo James Bond.

Cuando llega a un poblacho llamado Absolution (lo de los nombres de los poblachos de los western es campo abonado para una tesis) donde el dueño de todo es un viejo que se parece muchísimo a Indiana Jones, resulta que el pavo, con esa muñequera, es capaz de abatir una nave extraterrestre que, con otras, se ocupaba de atrapar con un lazo a los habitantes, sin distinción de sexo ni edad: la forma más cutre que he visto de abducir, aunque, bien mirado, dado el destino final de los abducidos, hay una cierta lógica.

Debe ser casi la única, porque los despropósitos rigen la función y el conjunto da la sensación de imprevisión e improvisación como método, con hallazgos increíbles que pueden resultar admisibles para un joven espectador adolescente falto de la experiencia de visualizar clásicos de la ciencia ficción, películas de la llorada Serie B falta de medios pero sobrada de talentos: cuando el tipo es requerido a soltar la muñequera por la bella "rara", admite que no tiene idea de cómo hacerlo, y ella le dice: no pienses en nada y se te caerá sola: entonces ella le morrea, y la muñequera se le cae. ¡Fantástico!(*)
¿Porqué no se le habrá caído mientras dormía?¿Un morreo, inhibe el pensamiento? En fin... por no hablar del final, rezumando ilógica en cantidades industriales: se supone que la explosión de una nave intergaláctica es la repera... ¿no vieron Star Wars? uffffff


Uno tiene la sensación que ese excesivo grupo de guionistas que intervinieron en confeccionar el desastre final partieron de una premisa absolutamente errónea: se dijeron: un tebeo que mezcla extraterrestres con el lejano oeste: ahí cabe de todo, un cachondeo. Y no. Claro que quizás no habían leído ni siquiera los tebeos, ni, por descontado, ninguna obra literaria de ciencia ficción en la que los viajes a través del tiempo y las invasiones a civilizaciones distintas se tratan con más cuidado. Se puede admitir perfectamente -yo lo hago, sin despeinarme- que los extraterrestres han visitado este planeta, y, lógicamente, lo pueden haber hecho en distintas épocas. ¿Acaso no admitimos que un tío pueda volar con los calzoncillos encima del pijama? Pero a partir de la premisa, el resto debe tener la misma lógica. En todo. O sea, en este caso, los malos, no pueden perder. Ni de coña. Claro que, entonces, la película ya no sería apta para menores.

Lo peor, no obstante, no es la debilidad del guión ni el pésimo trabajo interpretativo del elenco, todos con cara de palo las dos horas largas que dura la función: lo peor es que todo va como a trompicones, a saltos, con unas escenas rodadas con el habitual brío de Favreau pero, de nuevo, dejando una sensación de síncope ya que falta la unidad de ritmo que aglutine los pedazos y los convierta en una historia interesante.

Se me hace difícil entender que se paguen sueldos millonarios a esos que aparecen en el cartel y en los títulos de créditos con letras bien grandes, porque el producto final debería darles vergüenza. Una tomadura de pelo.








23 comentaris :

  1. Me parece interesante la idea, como bien dices eso de mezclar extraterrestres con un western por lo menos crea mucha curiosidad, pero desde hace tiempo que al ver a Harrison Ford cerca, algo así como Nicholas Cage últimamente, me quedo dubitativo, no es que sean malos actores sino que los guiones que escogen actualmente provocan pavor. Y miraré la película porque tengo que presenciar ese festín extravagante y apreciar la osadía aunque a toda luz por tanta crítica negativa paresca no tan auspicioso, y aunque tomo mis previsiones con tu escrito aún aguardo alguna virtud. Un abrazo.

    Mario.

    ResponElimina
  2. Jo, me olía la tostada, así que no tenía ninguna intención de tener nada que ver con ella (incluso tu texto lo he leído a saltos).
    Veo que mi masoquismo cinéfilo sabatino es contagioso.
    Saludos

    ResponElimina
  3. Esta no la pensaba ver ni de coña, en estas pelis con solo ver el trailer ya tienes suficiente, es que hasta huelen...

    ResponElimina
  4. Vamos a ver Josep. Lo primero felicitarte. Para pulsar el cine de ahora mismo lo primero hay que verlo, me parece bien. Pero,una vez escogida la atracción de feria me llama la atención que algo pueda sorprenderte para mal. Pecador, sabías muy bien en que cueva te habías metido.
    Pensando, pensando, yo si que encuentro un film que siendo fantástico tiene leves pero inequívocos aromas de western y no chirría en absoluto, al contrario, es una obra de gran envergadura. Ya sabes, transcurre en la antártida y en octubre veremos(o padecerermos) lo que laman una precuela.
    Sobre esta, supongo que debe ser como montar en una montaña rusa donde todo vale. Y no voy a decir nada de los interprétes, ya que veo que aun quedan rescoldos en tu anterior entrada del amigo Craig. ¡Asi me gusta Abril, defendiendote con uñas y dientes!. Saludos.

    ResponElimina
  5. Y ¿ qué esperabas querido Holmes ? Pues eso, lo que has encontrado para regodeo de cinéfilos que saben de lejos que ésto es un producto de consumo y tiene su público mal que te pese. Hará caja y habrá gente que hasta se divierta.

    A mi es que Harrrison siempre me ha gustado pero ya no le 'encuentro' en lo último que viene haciendo y eso que el hombre tiene voz y personalidad para dar y regalar. ¡Añoranzas de Han Solo, Indiana Jones, John Book y Rick Deckard( ésto va por tí, Victor ;-P )

    De Craig no diré nada más, que luego me tachas de mujer "babeante" ante el 'homo erectus' que NO 'sapiens'..jiji

    Te ha salido una crónica muy divertida con toda tu "mala uva". Será porque se lo merece..
    Yo no creo que pase por taquilla o sí...:-P

    Besos. Beatrix

    ResponElimina
  6. Bueno, bueno, compa Josep, creo que, a diferencia de otros, en este caso sí que te podías haber olido bien la tostada con antelación: el tufo que desprende el proyecto es totalmente coherente con el "sabor de su carne", a tenor de lo que cuentas... Uno de los (muchos y sustanciosos) apuntes que haces, es el que me da la clave fundamental del fiasco (tremendamente previsible) de un proyecto de este corte: algo tan "friki" solo puede funcionar alegremente si lo abordas por la vena gamberra; una comedia disparatada con una premisa argumental así, si está bien armada, se puede sostener. Pero si te sales de esa línea, lo tienes muy complicado. En fin; más suerte para la próxima... Un fuerte abrazo y buena semana.

    ResponElimina
  7. Pues te agradezco que me refresques la memoria, Abril. No me acordaba de como se llamaba el tal Deckard. Pero, ahora que lo pienso ¿No había un café muy famoso que se llamaba igual? Vaya casualidad ¿no? Un abrazo.

    ResponElimina
  8. Debo de reconocer que me he acabo de partir con la crónica, en este caso marciana total. Tremendo porque estuve hablando de ella esta tarde y voy de piedra en piedra dando saltos de las risas.

    Por cierto, con el que hablaba también la sufrió el viernes y me ha dicho: Psss, no está mal.

    Me rindo, Josep, no la veré. Ya me he reído suficiente con el post :-)

    Besos!

    ResponElimina
  9. La idea, Mario, no es mala en sí misma, pero creo que, entre todos, acaban por malograrla. No se me había ocurrido la semejanza entre Ford y Cage y reconozco que no te falta razón aunque añadiría que su capacidad interpretativa también está bajo mínimos.

    Espero que, cuando la veas, halles algún motivo de disfrute.

    Un abrazo.

    ResponElimina
  10. Esta película (por llamarla de algún modo), Alfredo, es otra más que parece rodada a priori predestinada a La Tienda...

    Contagioso... lo que pasa es que solo tengo un cine cerca y ya me entraba el mono....

    Un abrazo.

    ResponElimina
  11. ¿Sabes una cosa, Ethan? En la radio, para promover el mega-estreno, usaron toda la semana el audio del tráiler que está en youtube: ¡la leche!

    Porque así uno tiene de qué hablar/escribir, que si no... :-)

    Un abrazo.

    ResponElimina
  12. Jajajaja... He de reconocer, Víctor, que, como se dice, en el pecado hallé mi penitencia...

    Lo cierto es que aun avisado, la curiosidad me puede en muchos casos como el presente. Los intérpretes, de Juzgado de Guardia, de veras: parece mentira el morro que le echan.

    ¿Precuela, dices?¿Te refieres a la que NO FILMÓ H.H. en el 51 y que luego algunos disfrutamos en el 82? Algo tengo en mente, que prefiero no mentar... :-)

    Un abrazo.

    ResponElimina
  13. Mucha caja creo que no, Milady: de momento, en los USA lleva un buen batacazo y en GB ha sido superada en su estreno -casi- por otra.

    A mí tu amigo Ford no me acaba de convencer aunque algunas de sus películas sí me gustan bastante: me ocurre lo mismo con otros más, verbigracia Redford o Pitt, por ejemplificar abarcando mucho tiempo.

    Celebro que te haya divertido el relato de mi experiencia... :-)

    Besos.

    p.d.: no será la Potter, ¿verdad?

    ResponElimina
  14. Así es, Manuel: un humor gamberro le hubiera ido de perlas a este tebeo filmado, pues entonces ya la lógica cede ante la hilaridad: me temo que la presencia del poderoso Don Dinero con sus filias y fobias a cuestas ha mermado considerablemente la posibilidad de subvertir el género desde dentro y la seriedad, como sabes, precisa de parámetros más rigurosos y encorsetadores.

    Un abrazo.

    ResponElimina
  15. Tanto que me alegro, Blanca: por lo menos mi experimento ha dado buenos frutos y veo que ha valido la pena contarlo... :-)

    Besos.

    ResponElimina
  16. Bueno pues con el batacazo al menos los que estamos advertidos no engordaremos la caja..:-)
    Ford no es mi amigo querido Holmes, no tengo el gusto..:-P solo simpatizo con sus personajes
    ( algunos de ellos)ya ves que no somos tan distintos.

    P.D. Beatriz . Much Ado About Nothing. El bardo.
    ( A buen entendedor..)

    ResponElimina
  17. A ti la entrada del cine te tendría que costar el triple de lo que nos cuesta al resto de los mortales. Por reincidente.

    Raúl
    El alma difusa.

    ResponElimina
  18. Claro que no, Milady, el gusto lo tiene Calixta, aunque no acabo de entender esto muy bien.... los personajes, nostàmalguno, no...

    ¿Cómo me iba a encajar, con el tiempo que hace que la revisé? A fuer de sincero, casi que mejor Dogberry, ya ves, uno que es muy sencillito... ;-)

    Besos, Bea...

    ResponElimina
  19. Me río con ganas, Raúl, porque lo que tú no sabes es que pagué, como cada viernes, 4,50 por la entrada, y la pantalla es de lujo, enorme...

    No acabo de entender cómo no va más gente: se han acostumbrado a las mini salas.... ????

    Un abrazo.

    ResponElimina
  20. ¡Hombre no te pides un mal personaje..jeje ! Al menos tiene carisma y un tornillo flojo eso sí ;-P
    Pero la verborrea encaja mejor con la de Benedicto..no seas modesto ;-D

    Besosss. Beatriz

    ResponElimina
  21. No he leído el tebeo, no he visto la peli (ni ganas)...así que no puedo opinar. Buena entrada, sí, vale. Pero no sé si coincido o no con lo que expones. A mí, una de aventuras paródica que me gusta es Gunga Din... Porque esa es más bien una comedia. El Grant diciendo: "están todos arrestados" (ja,ja).
    En fin... Estoy con Abril en su primer comentario.
    Un saludito.

    ResponElimina
  22. Si tú lo dices, Milady, no voy a ser yo quien te contradiga, porque reconozco que no podría dormir con esas parrafadas que se gasta el amigo Dogberry... ;-)

    Besos.

    ResponElimina
  23. Que conste, David, que has sido tú quien se ha metido solito en el berenjenal y que yo no he dicho para nada que Gunga Din sea una película paródica, porque, atendiendo su fecha y otras circunstancias, creo que hay mucho más tema que tratar al respecto, aunque ciertamente sentido del optimismo y humor no le faltan en absoluto....

    Un abrazo.

    ResponElimina

Los comentarios son lo mejor del blog. ¡Gracias de antemano por tu colaboración!
(Comentarios publicitarios son borrados sin dudarlo.)

Print Friendly and PDF
Related Posts with Thumbnails
Aunque el artículo sea antiguo, puedes dejar tu opinión: se reciben y se leen todas.