Carregant el Bloc...

divendres, 20 d’abril de 2012

39 Paradas (y fonda)





De viaje entre el cine y la vida.

Esta acotación, este subtítulo vital, define y certifica claramente más que la intención, la forma en que el aragonés Alfredo Moreno Agudo se sitúa ante la pantalla de Cine dispuesto, siempre, a contar sus sensaciones, aquello que nace en su interior durante y después del visionado de una película.

Alfredo, asiduo visitante de este sitio al que honra además con sus atinados comentarios, es, como muchos ya sabrán, autor del interesantísimo blog 39escalones, lugar donde disecciona películas con ojo certero y seguramente reprimido por las auto restrictivas normas que llevan a un bloguero a no excederse, un buen día decidió que lo mejor era publicar lo que sabía y sentía de muchos aspectos del Cine: no tan sólo películas: también grandes nombres de la interpretación, de la dirección, de la escritura...

Y así nació -o de otra forma, porque el autor es tan excesivamente humilde que apenas lo menciona- un libro que en treinta y nueve capítulos se detiene en tantos aspectos de la cinematografía que todos podemos recordar, treinta y nueve puntos de partida para una interesante conversación.

El libro, titulado 39 Estaciones, editado por Eclipsados en su Colección Prosas, (perfecto libro de bolsillo) se halla a caballo entre la recolección de críticas concernientes a una película y el ensayo bien documentado (incluye bibliografía) versando en distintos temas cinéfilos en los que el autor demuestra a partes iguales su amor y su sapiencia: conjugar de forma estupenda y amena el conocimiento y la pasión por el cine es la principal virtud de Alfredo Moreno que gracias a una prosa cuidada y medida consigue enganchar al lector avisado y aún así, provocarle el ansia de llegar a casa y agarrar ese devedé en el que estará aquella película que quizás nunca encontramos tiempo de ver o que ha caído en el olvido, renacida por el vigor de uno de esos treinta y nueve capítulos que, en mi opinión, más que estaciones, son parada y fonda, porque el tiempo debe detenerse para poder disfrutar plenamente de la gentil provocación del autor: leamos un capítulo y veamos una de esas magníficas películas que nos redescubre Alfredo añadiendo tanto datos nuevos, desconocidos, como ecos del sentimiento que su visión calmada produjo en el autor, reflejos vitales de lo que sucede en la pantalla.

Una pieza que no puede faltar en la librería de cualquier cinéfilo que guste leer de cine con la garantía de la independencia de criterio acrisolada en la libertad de opinión. Una buena idea para el próximo lunes, Diada de Sant Jordi



9 comentaris :

  1. Ostras!! Pues voy a tener que leérmelo...

    Un millón de gracias, Josep. Me alegra que te haya gustado y que te haya provocado todas esas cosas.

    Qué regalo más bonito... Feliz Diada.

    Un abrazo

    ResponElimina
  2. ¡Tarde Doc..! ¡Qué buena pinta ! Tomo nota. :-)

    Saludos y mucha suerte para Alfredo.

    Besos

    ResponElimina
  3. En plan de broma iba a decir que "me llena de orgullo y satisfacción..." Pero es que es verdad.No soy un asiduo de su página,pero si que leo habitualmente sus comentarios, que rebosan conocimiento amplio de cine. Intentaré hacerme con el libro, que seguro merecemuchola pena. Será un placer detenerse en cada una de las estaciones. Un abrazo

    ResponElimina
  4. La publicación de un libro sobre cine, sobre todo con estas credenciales, es una buena noticia. Suerte y que Sant Jordi le proteja.

    Salucines

    ResponElimina
  5. Yo también tomo nota, no conoaco el blog, pero voy a verlo.

    Saludos.

    ResponElimina
  6. Alfredo suele hacer unas reseñas muy majas (no siempre estoy de acuerdo con lo que dice; pero eso es otra historia)... Supongo que el libro estará muy bien. Apuntado.
    Un saludito.

    ResponElimina
  7. Aquest any no tinc a qui regalar llibre, així que JO sóc la millor opció, jajajjaaa, apunta't, moltes gràcies i Bona Diada :)

    ResponElimina
  8. Yo ya lo tengo leído y muy leído...
    Lo vengo diciendo desde hace mucho tiempo y pocos me han hecho caso: tenemos un maestro -feo, sí, pero eso poco importa- entre nosotros, y se llama Alfredo.

    ResponElimina
  9. Yo también te quiero, Raúl... Entre nosotros nos reconocemos...

    ResponElimina

Los comentarios son lo mejor del blog. ¡Gracias de antemano por tu colaboración!
(Comentarios publicitarios son borrados sin dudarlo.)

Print Friendly and PDF
Related Posts with Thumbnails
Aunque el artículo sea antiguo, puedes dejar tu opinión: se reciben y se leen todas.