Carregant el Bloc...

divendres, 13 d’abril de 2012

Cartier




No descubro nada nuevo si afirmo que el exceso de publicidad es lo primero que me aleja de la pantalla de la televisión y no deja de ser una paradoja o quizás una prueba más de mi inconsistencia neuronal el hecho que cuando veo un espot publicitario bien realizado no me disgusta en absoluto y soy capaz de verlo más veces para observar con detalle el cómo se hizo y la intención de sus mensajes.

Algunos de esos espots son verdaderas películas de apenas cinco minutos, la breve expresión de un cortometraje, y los medios aplicados en su confección no tienen porqué ser parejos en cortedad, pudiendo reflejar una buena inversión, lo que inevitablemente conduce a creer que quien encargó el trabajo tiene mucha confianza en obtener beneficio.

Que los vecinos del norte de los Pirineos son diestros en el arte de la mercadotecnia es cuestión fuera de toda duda y por si la hubiera, podemos remitirnos a la más reciente campaña publicitaria de una de sus empresas más llamativas en el mundo del lujo y la exhuberancia: la muy parisina joyería Cartier ha decidido que en época de crisis lo mejor es gastarse los cuartos en publicidad y propone un repaso a su historia en un corto publicitario titulado L'Odyssée de Cartier

Lo vi en youtube un día que buscaba otra cosa y me enganchó por su banda sonora y por el cuidado cinematográfico con que lo rodaron.

Luego, ya buscando adrede, me encontré con unos comentarios explicativos que aclaran -por si hubiera dudas- la intención de la promotora del mensaje publicitario intentando otorgarse la mayor importancia y seriedad tanto como el orgullo de haber sabido ofrecer un brillante resumen de su trayectoria comercial entre las clases más pudientes del planeta.

Por último, remata el acometimiento mercadotécnico una breve explicación a modo de "cómo lo hicimos" que resulta interesante desde el punto de vista del cinéfilo siempre atento a las explicaciones de su director Bruno Aveillan y las imágenes del rodaje que demuestran muy a las claras que no se trata de un corto realizado sin pensárselo mucho, porque, evidentemente, hay una fuerte inversión detrás.

Creo que si hubiera más anuncios como éste, quizás me animaría a ver la tele.... o no....

¿Ustedes qué dicen?






16 comentaris :

  1. Yo digo No.
    Mi mujer decía ahora mismo Qué bonito! Precioso... Y luego "se pierde, se pierde"... Supongo que como no le he puesto el vídeo explicativo, que ya se iba a la cama (vídeo que yo tampoco he visto todavía) pues no sabrá la "historia" que hay detrás (que al final viene a ser "compra cartier", dejémonos de historias)...
    A mí ni me parece tan bonito como Doctor Zhivago, que acabo de ver hace nada... Y ese trineo sí que era bonito y esa casa de "cera" simulando hielo sí que tenía una historia detrás... No sé.... No me va mucho la publicidad, Josep, así que no me hagas mucho caso.
    La de Marilyn no la he visto (todavía)...
    Buenas noches.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Comparar un espot con la película de Lean ya tiene su miga, David, sin duda...

      Creo que en un anuncio hay mucho por debatir y, evidentemente, acusar de promover ventas no tiene lugar pues ésa y no otra es su función primordial.

      A mí la publicidad no me gusta soportarla, pero me interesa bastante y me despierta curiosidad...

      Un abrazo.

      Elimina
  2. Lo siento, Josep, pero la publicidad también me tira para atrás en los blogs...
    Un abrazo

    ResponElimina
    Respostes
    1. A tu gusto, Alfredo; aunque me extraña que deseches tan rápidamente el abanico de posibilidades que ofrece la visión de un anuncio como ése...

      Un abrazo.

      Elimina
  3. Pues yo digo que acabas de traer uno de los asuntos más interesantes que puede haber sobre el lenguaje cinemátográfico.
    Uno ya no sabe muy bien si el modo de narrar hoy en el cine está influenciado por la publicidad o si (como es el caso) algunos anuncios tienen un punto de narración visual cinematográfica.
    En mi opinión es un camino en el que se ha dado una la vuelta completa. Como si para llegar a España te dasla vuelta completa al globo. Creo que el cine de hoy, su tempo y su forma de narrar están muy influenciados por la publicidad y los videoclips. Hasta tal punto es así que cuando uno ve este anuncio, tiende a pensar que recoge aspectos puramente cinematográficos. Creo que es cierto, pero curiosamente, si uno sefija bien creo que este tipo de anuncios en realidad no son cinematográficos, sino que imitan a cierto tipo de cine muy influenciado por la publicidad. Es una pescadilla que se muerde la cola de gran interés.
    Las explicaciones no me sacan del dilema precisamente,pero te aseguro que el tema tiene mucha miga. Un saludo

    ResponElimina
    Respostes
    1. Coincido contigo, Víctor, en apreciar la complejidad de la interrelación entre publicidad y cine: desde que aquella dejó de ser estática con el advenimiento del cine, hay un continuo trasvase entre uno y otra y no tan sólo porque son muchísimos los directores que se sacan unos emolumentos dedicándose a la publicidad: entonces se encuentran con unas premisas muy cinematográficas como la brevedad y la fuerza visual expresiva de un mensaje porque el guión de literario no suele tener mucho: una vuelta a los orígenes, de cuando la palabra no funcionaba y había que ahorrar metros de película.

      Con los actuales medios, ese viaje de ida y vuelta produce películas que parecen anuncios alargados hasta el límite de lo permisible y espots publicitarios en los que la inversión de medios, como en éste, resulta impresionante.

      Y eso, únicamente mencionando aspectos formales y no de lenguaje...

      Un abrazo.

      Elimina
  4. Recuerdo, compa Josep, cómo, en su día, glosaste también las excelencias del corto publicitario que Scorsese manufacturó para Freixenet allá por 2008 (ha llovido poco, pero algún tiempo ha pasado…). Soy de los que piensan que, al igual que en cualquier otro ámbito del audiovisual (cine, televisión), en el de la publicidad, como en botica, hay de ‘tó’: malo, regular, bueno y excelente; y como, en los demás, todo es cuestión de lo mismo de siempre: interés, dedicación, cariño, talento. Cuando en un buen spot se conjugan formas y contenidos de manera brillante —y los ejemplos, afortunadamente, son tan numerosos como notoriamente conocidos—, chapó. ¿Intenciones? Bueno, en la publicidad no hay trampa ni cartón: se trata de vender, para eso se hace. Ya estaría bien bonito que productos que, en otros ámbitos, se hacen con el mismo objetivo, pero que lo disfrazan hábilmente, pusieran cartas boca arriba con la misma claridad. Pero supongo que ése es otro debate…

    Un fuerte abrazo y buen fin de semana.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Buena memoria, Manuel, sí señor: coincido en que algunos anuncios merecen un vistazo tranquilo y éste creo que visualmente es acreedor de atención.

      Pero lo que más me llama la atención es que he tomado conocimiento del mismo a través de youtube, porque me salió como inicio de varios vídeos que andaba buscando, es decir, de pago a youtube. No lo he visto en la tele (quizás porque apenas la miro).

      Que una empresa como Cartier se decida a publicitarse en lugar tan demócrata y popular como youtube y como cabecera de clips de vídeo en vez de promocionarse en revistas de lujo usualmente adquiridas por gentes adineradas, me choca muchísimo. Porque me da que el porcentaje de posibles clientes de Cartier que miran esos vídeos debe ser bajísimo.

      En cualquier caso:¿está buscando Cartier una promoción publicitaria de tipo viral en internet? Hay algo que no me cuadra en absoluto, porque, precisamente, Cartier es el tipo de marca que prevalece gracias a que los precios de sus productos no son precisamente populares y los nuevos ricos enloquecen por lucirlos ante sus amigos nuevos ricos: el aire pseudo aristocrático que se dan es otro de los alicientes, claro, pero sigue sin ser popular...

      Un abrazo.

      Elimina
  5. Hermoso regalo, pero excesivo. No consigue hacernos olvidar su finalidad y valorando solo ese aspecto pierde interés. lo mejor de un anuncio es no recordar el producto que vende.. desde luego ese no es el objetivo del que lo realiza y menos del que paga, pero para el espectador como tal que el mensaje sea lo de menos es la prueba de calidad audiovisual.

    Contar una historia como la de ese perfume y esa mujer que huye por los tejados como en Moulin Rouge..no sé, algo así me llega más pero nunca me hacen creer que voy a ser más feliz por tener tal o cual cosa.

    Dicen que en tiempo de crisis hay que pintarse los labios de rojo pasión o vestirse de joyas..

    De todas formas tu propuesta es original. Admiro tu capacidad para encontrar temas diferentes y mantener el espiritu cinematografico de éste espacio tuyo.

    Besos. Milady

    ResponElimina
    Respostes
    1. La publicidad, Milady, consiste en llamar nuestra atención sobre el producto y si es posible incitar el deseo de adquirirlo: en el caso de Cartier, por sus precios, el destinatario pertenece a un grupo reducido, y me pregunto si es necesario en ése caso gastarse un dineral en publicidad, a menos que haya intención de captar, por ejemplo, el deseo de algún artista adinerado que pase sus ratos libres navegando por youtube para verse en los trailers actuales.

      Quiero decir que dudo mucho que Cartier se gaste unos miles de euros en promocionarse ante tipos como yo, lo más alejado a un cliente posible. Esa extrañeza, esa duda, es la que esperaba resolver, pero ya veo que no...

      Besos.

      Elimina
  6. P.D. Los videos explicativos están muy bien Sire, tienes razón el despliegue técnico y la "pasta" (en castizo) que hay detrás no se improvisa.
    Me quedo con el hecho de que son obras de arte, las joyas ..los objetos, pero más bien de museo, nunca para ponermelos encima a lo Liz Taylor.
    ¡Gracioso lo del reloj del Hijo del Caid !

    Otro beso. Milady

    ResponElimina
    Respostes
    1. Me parece, Milady, que considerar la joyería de Cartier como obra de arte es un exceso, aunque supongo que algún cliente millonetis así lo pensará mientras en Cartier se frotan las manos. Para mí, artesanía fina muy sobrevalorada...

      Besos.

      Elimina
  7. Tengo una "ligera " idea sobre lo que la publicidad pretende,querido. Lo que vengo a decir es que independientemente de eso, los objetos, las joyas, requieren un diseño, materiales preciosos y nos sirvan de referencia para marcar una época, un momento histórico. Yo lo veo así en el caso de éste anuncio y me "olvido" que su objetivo es "captar" clientes, no sé si adinerados, nuevos ricos, yupis o artistas.
    Parece que ninguno de nosotros hemos entendido lo que tú buscabas al proponernos ésta entrada.
    Por cierto que a mí tambien me sorprendió encontrarlo en los videos de youtube..pero no pude resistirme y le dí a omitir anuncio. Ha sido en éste espacio tuyo cuando lo he visto al completo.

    Besos

    ResponElimina
    Respostes
    1. No pretendía aleccionarte, Milady: el anuncio es lo que es y sí, lo que mś me sorprende, visto, es el lugar elegido: ¿será que en youtube hay muchos clientes potenciales de Cartier?

      Besos.

      Elimina
  8. De siempre ha habido grandes directores haciendo publicidad. Es una fuente de ingresos extra y un reto para ellos hacer una mini-peli, o documental, en tres minutos máximo.

    A mí este de Cartier me ha parecido una pasada. No por las joyas, que no me pondría nunca, ni mollonetis, Josep, tal vez el famoso reloj, ya que no sé por qué me encantan. Y sí, algunas veces me gusta la publicidad. Las agencias que realizan. Hice alguna colaboración en algo de eso, en otro país muy lejano.

    Lo que me está llamando la atención de este tú blog es que has hecho grandes cambios, todos para bien.

    Besos

    ResponElimina
    Respostes
    1. Los relojes te encantarán, Blanca, porque dan la hora; digo yo, vamos; son útiles, o quizá yo sea muy pragmático.... ;-)

      ¿Cambios? ¿Qué cambios? Si hace tiempo que no experimento ni hago trastadas...

      Besos.

      Elimina

Los comentarios son lo mejor del blog. ¡Gracias de antemano por tu colaboración!
(Comentarios publicitarios son borrados sin dudarlo.)

Print Friendly and PDF
Related Posts with Thumbnails
Aunque el artículo sea antiguo, puedes dejar tu opinión: se reciben y se leen todas.