Carregant el Bloc...

dilluns, 23 d’abril de 2012

MM 63 COME AND GET IT



Aura Lea es una de esas canciones que perteneen a la historia de un pueblo: o quizá de dos; pero olvidemos la parte histórica y real y centrémonos en lo que de verdad interesa, que, por donde estamos, es en la aparición de esa canción en una película.

La canta la guapa Frances Farmer en dos ocasiones y precisamente dirigida por dos directores muy famosos.

Aquí tenemos un vídeo que recoge ambas interpretaciones, con escenas sacadas de la película Come and Get It en la que luego nos detendremos un poco.

Veamos el vídeo musical:



Su mejor virtud es la de proporcionar un momento de lucidez en el que la Farmer interpreta a dos personajes, madre e hija, sucintamente escritos, bien diferenciados en manos de un par de geniales cineastas: Howard Hawks y William Wyler.

La película, cuyo título se tradujo al castellano en la acostumbrada síntesis repleta de idiotez como Rivales, nos presenta a lo largo de varias décadas las relaciones entre un ambicioso leñador que acaba convertido en potentado maderero y su viejo amigo del alma que se casa con el amor de la vida del anterior y tiene una hija que es absolutamente idéntica a su madre, fallecida.

Una trama melodramática filmada por esos dos artistas citados, el primero casi que expulsado del set de rodaje a causa de sus desavenencias con Samuel Goldwyn -que ponía el dinero- al modificar una y otra vez el guión pre-establecido -y hay que reconocer que motivos no le faltaron- intentando proponer un cierto contenido social más allá del romanticismo que puede comportar la pervivencia de un amor abandonado a través del tiempo cayendo en las redes de una jovencita ambiciosa: línea que acaba por ser desechada, como todas las que iniciara Hawks, debiendo advertir que, sin ser exacto el punto de intervención de Wyler, formalmente resulta harto difícil reconocer diferencias a pesar de acompañarse ambos de directores de fotografía de su confianza (nada menos que Rudolph Matté y Gregg Toland, ahí es nada) pero presta la atención en el desarrollo de la historia, uno piensa que Wyler se plegó a las instrucciones del amo del estudio porque ya andaría pensando en sus propios melodramas y no quiso complicarse con un medio encargo.

Porque se echa mucho de menos la complejidad psicológica que debería aparecer en la segunda parte de la película cuando el leñador-potentado Barney (estupendo Edward Arnold) cae rendida y locamente enamorado de la hija de su amigo del alma Swan (Walter Brennan consiguiendo el primer Oscar al mejor actor secundario) y acaba sintiendo enormes celos de su propio hijo que siento lo mismo por la joven. Esa joven, interpretada por Frances Farmer, debería haber realizado un doble juego con el muy maduro Barney y al mismo tiempo con su hijo Richard (interpretado por la estrella Joel McCrea en un papel que resulta escaso de contenido) pero acaba por presentarse como una modosita y dulce muchacha, pese a que en su presentación en pantalla se la ve admitiendo haberse dado cuenta de la fuerza erótica que dispone sobre el embobado Barney, quedando al conjunto debilitado en grado sumo.

Una película que se ve con cierta dificultad: mejor dicho se oye doblada con cierta dificultad, por envejecimiento de la banda sonora, lo cual es una ventaja al obligar a verla en v.o.s.e.; interesante comprobar que el tono visual se mantiene a pesar de los diferentes estilos de cada cineasta que se ocupó de dirigirla a las órdenes de un productor omnipresente y todopoderoso.




14 comentaris :

  1. Inauguro los comentarios. Primero me echaré una risas, bueno, ya lo hice, por el título, Rivales.

    Segundo, me es imposible ver el vídeo y no sé si es que sufro de alucinaciones o que no carga la peich..ya me pasaré otra vez..

    Besos

    ResponElimina
    Respostes
    1. Ese título, Blanca, no cuadra con nada de la película: parece que el que se lo otorgó ni siquiera se molestó en leerse el guión: quizás una sinopsis escrita por algún estúpido que tampoco vio la película: lleva a engaño total.

      Dale un vistazillo cuando puedas, porque con sus defectgos, es interesante.

      Besos.

      Elimina
  2. No la he visto. La tenía apuntada porque sabía de ella por el libro de Hawks...pero aún no la he pillado.
    El tema de Aura Lea (que no sabía que se llamaba así), sonaba un montón en Cuna de héroes, y claro, como se parecía tanto a Love me tender, comprobé de donde venía el tema de Elvis. No conocía "esta(s)" versión(es).
    La portada del Digitally Remastered es horrorosa.
    Me has hecho coger el libro de Hawks.
    Según él: "Me dijo que un director no debería escribir, y no le respondí de una manera muy amable. Así que pusieron al que le gusta a Josep (ja,ja), y Wyler rodó 180 metros de película, y Goldwin lo puso en los créditos como co-director"... El entrevistador comenta: Wyler ha dicho que Goldwin quería quitar del todo el nombre de Hawks de la película; Wyler le dijo a Goldwyn que Hawks se merecía ser el único que apareciera, y Goldwyn decidió ponerles a los dos." ... y...."No creo que quepa duda de que Frances Farmer fue la mejor actriz con la que he trabajado".
    Un saludito.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Del tema musical creo que ya hablamos hace un tiempo, David, porque esa balada aparece en más de una película. La versión de Frances no es que sea imprescindible pero sí curiosa: dos en una película, no está mal.

      Aunque me guste -mucho- Wyler, te aseguro que Hawks está al mismo nivel, y junto a ellos alguno más: me temo que mi eclecticismo comporta la imposibilidad de pronunciarme como "terrible fan" y antes de decidirme por una sola película me saldría barba de metro y medio en los pies.......

      Un abrazo.

      Elimina
  3. Me encanta esta película. Sentido de la aventura y romanticismo a partes iguales. Quizá por ahí va la pista de qué secuencias rodaron cada director. Es bastante fácil: las escenas más "gamberras" son de Hawks; por ejemplo, la magnífica pelea con bandejas en el saloon. He aquí, el Hawks ante el que me quito el sombrero. Las escenas más íntimas y entrañables son de Wyler. Con estos dos gigantes en movimiento, el resultado no puede ser mejor.

    Salucines

    ResponElimina
    Respostes
    1. Para mí, Fernando, falla el desarrollo de las relaciones entre el maduro Barney y el resto de los personajes; me deja la sensación de acomodo, de satisfacción de lo políticamente correcto, de intentar no escandalizar demasiado. Ya me gustaría saber qué final tenía previsto Hawks.

      Y creo que en esta película la intervención de Wyler fue meramente alimenticia y no le puso toda la garra habitual.

      Aun así, un relato que reviste cierta complejidad y desde luego un ramillete de intérpretes estupendo aunque algunos trabajando a medio gas...

      Un abrazo.

      Elimina
  4. Nola he visto Josep. Creo haber leido algo sobre ella pero poco más. Aunque el tema me interesa y mucho, sobre todo lo del film realizado a cuatro manos y como selas apañaron. Y que reparto, Arnold, Brenan, Farmer y Macrea. Haber cuando recuperan estas cintas de vez en cuando y se dejan de tanto C.S.I,digo yo. Muy interesante el vídeo. Dan ganas de ver la película ya.Saludos

    ResponElimina
    Respostes
    1. Esta película, Víctor, es de visión obligada para cualquier cinéfilo que se precie, porque deja bien sentada la condición de efectivos currantes de algunos grandes nombres: aun con los vientos en contra, la nave llega a término y a su hora y, pasados casi ochenta años, diría que ha envejecido muy bien, aunque uno se queda con la sensación que si le dejan a Hawks mandar hasta el final, hubiera habido sorpresa....

      Un abrazo.

      Elimina
  5. Tampoco tengo el gusto y me parece una de esas "rarezas" que nos presentas. Nada como reunir a dos maestros para que la historia tenga todos los enfoques necesarios, eso si no se "pegan" por terminarla de un modo u otro y alguno deja "flecos"..
    El tema tambien digo que me recuerda al Love me tender de Elvis.
    Vengo tarde, pero finalmente vengo, y parece que andamos recordando a la misma gente talentosa..

    Besos. Milady

    ResponElimina
    Respostes
    1. Esa es una película especial, Milady, y como tal habrá que verla; de la canción mucho se podría decir, porque aparece en varias películas, es un clásico americano, y sí, Elvis le dió un plagiazo de los de aquí te espero, que eres popular y me vas a dar royalties a tutiplén.

      Besos.

      Elimina
  6. Esta me falta; conozco la canción, y he leído sobre Frances Farmer, pero aún no he podido ver la peli. Sabía que había estado firmada por dos grandes, pero no las razones un tanto tormentosas que llevaron a ello. Apuntado queda. Para otra estación, ya sabes.
    Un abrazo

    ResponElimina
    Respostes
    1. De la Farmer sabrás, Alfredo, que se hizo una película allá por los ochenta, justamente la que le dió a Jessica Lange su primera nominación al Oscar (que ganó como secundaria por Tootsie). Es la primera película -que yo recuerde- que he visto de ella y me ha parecido una de esas actrices que, misterio, acabaron en la tele cuando podían cumplir perfectamente en muchos papeles.

      Lo bueno de las estaciones es que siempre puedes emprender otro viaje...

      Un abrazo.

      Elimina
  7. Otro que se apunta al "no la he visto".
    Debe de ser la única película en la historia del cine filmada por dos tipos tan, tan grandes. ¿No?

    ResponElimina
    Respostes
    1. Pues lo cierto es que no, Raúl, porque justo un año antes parece que ocurrió al revés: William Wyler empezó y Howard Hawks terminó la película Barbary Coast, conocida en España como Ciudad sin Ley, a la que habría que echarle un ojo un día de estos...

      Un abrazo.

      Elimina

Los comentarios son lo mejor del blog. ¡Gracias de antemano por tu colaboración!
(Comentarios publicitarios son borrados sin dudarlo.)

Print Friendly and PDF
Related Posts with Thumbnails
Aunque el artículo sea antiguo, puedes dejar tu opinión: se reciben y se leen todas.