Carregant el Bloc...

dilluns, 4 de juny de 2012

¿De buen rollo?



Esta es una de esas ocasiones en que me gano el adjetivo de tiquismiquis como mejor solución para no ofender mientras alguna voz puede levantarse expresando solidaridad y algún inesperado lector tiene la sensación que ando buscando la greña a cualquier precio o, lo que es peor, situarme en un nivel de esnobismo que detesto francamente.

Esos galos lo han conseguido de nuevo: me temo, alma lectora, que como ocurrió con el último producto oscarizado, nos hallamos ante una muy bien construída maniobra de mercadotecnia, ciencia en la que nuestros vecinos del norte son especialmente maestros.

He visto la película Intouchables dirigida mano a mano por Olivier Nakache y Eric Toledano que son, también, los guionistas, en un nuevo alarde de juanpalomismo, tomando la idea prestada, al parecer, de un documental que vieron en la tele.

La trama pretende explicarnos la relación entre un inválido -Philippe- (François Cluzet) y su cuidador -Driss- (Omar Sy) y desde el inicio nos dice que está inspirada en una historia real.

Verídica. Como la vida misma.

De entrada, el título nos trae un dilema pues a nadie escapa la referencia cultural aparejada al término intocables como casta específica señalada socialmente entre el peor desamparo, y uno no sabe a qué atenerse, siendo dos los personajes que ocupan la pantalla y la traducción del título al castellano tampoco ayuda en nada pues se han limitado a traducirlo pero ¡ay! singularizándolo al quitarle la letra ese, no se sabe si de nuevo en muestra de originalidad o de idiotez supina y burricie acumulada de tantas traiciones.

Uno sabía que la trama conducía los acontecimientos en un tono de comedia pero no suponía que iban a ser los derroteros de ese camino cinematográfico tan almibarados y faltos de una mirada crítica, añorando la ironía que en otras manos hubiese tenido semejante historia, casi tanto como entender errónea la decisión de desdramatizar una relación que seguramente, en la vida real, no fue así, como nos la han contado.

El conjunto deja la sensación de una burla cruel, del uso mercantilista de unas vidas que, seguro, no han sido jamás como vemos en pantalla. Hay en el guión y en el tratamiento cinematográfico una trivialización insultante respecto a la realidad de los prototipos porque en ningún momento se detiene la cámara en señalar el dolor y la angustia que forzosamente, en algún instante, debe sentir una persona que se ve imposibilitada de mover por sí misma nada más allá de su cabeza; el hecho que Philippe sea inmensamente rico no le permite mover el dedo meñique por sí mismo y ante esa situación la fuerza de voluntad para seguir adelante puede expresarse de muchas formas y ninguna de ellas aparece en la película que lo dulcifica todo hasta lo increíble quitando fuerza dramática a la trama.

No ayuda tampoco la presentación tergiversada de la figura de ese asistente con nula experiencia que ve oscurecida su piel al trasladar su origen del Argel afrancesado de sus ascendientes al más novedoso Senegal, evitando la aparición del moro prefiriendo al negro, ambos propios de la banlieu pese a que apenas hay referencia a ello, presentando a ese Driss tan guapetón y sonriente como un alma sensible con espíritu protector y un puntillo canalla que se va reformando por sí solo, como imbuído por una gracia espiritual que debe residir en la enorme mansión de Philippe y que no aparece por ningún lado, porque ni siquiera se nos ofrece la posibilidad de presenciar alguna conversación interesante en la que el espíritu culto de Philippe pueda resultar munífico y aleccionador para el menos afortunado Driss que no ha recibido formación alguna.

Lo que nos ofrecen esos dos galos que firman y filman a cuatro manos es una colección de gags más o menos afortunados buscando la sonrisa cómplice de un espectador que en definitiva va al cine a pasar el rato y no quiere salir de la sala impresionado por la dureza de una vida de dos personas relacionadas por necesidades elementales en primer término y me estoy refiriendo a cuestiones físicas que no hace falta señalar so pena de resultar escatológico y poco chistoso; entiendo que no es preciso abusar pero caer en lo contrario tampoco me parece buena idea: el olvido de la realidad nunca es interesante y disfrazarla con una conducta en exceso amable buscando una solidaridad cómplice en el espectador hurtándole aspectos importantes me hace cuestionar la idoneidad de la propuesta que se mantiene al filo de la hipocresía social en una ostentación de clases aberrante fundamentada en tópicos propios de una barra de bar, gracias de un segundo, baratijas argumentales que se olvidan tan pronto se acaban de presentar, como el infumable chiste de señalar que Driss, cuando aparece bien vestido, por ser negro, se parece a Obama. Como si por ser negro y lucir bien vestido deba de parecerse a otro. Eso sí resulta increíble: tanto como insultante.

El guión de esos dos vendedores de humo me ha resultado infumable y cuando más lo pienso menos me gusta: les recomendaría un vistazo a la realidad de esas relaciones que existen entre necesitados y asistentes para comprender que, en todo caso, la alegría que existe se basa en la que proporciona el servicio y tiene más de espiritual que de cachondeo materialista. La formulación de las tramas es una lacra que los amantes del cine padecemos como podemos, y en ocasiones por lo menos la escritura con que se nos presentan las inanes tramas nos entretiene y emociona: en este caso, el estilo cinematográfico de esos dos nada tiene de especial: una comedia sin ironía y sin puntuación; un ritmo funcional sin novedades ni experimentos, un montaje correcto y una iluminación plana en la mayoría de las ocasiones: todo confiere una apariencia de correcto telefilme rodado con medios apropiados a su traslado a la gran pantalla, pero poca cosa más.

La banda sonora y la historia que lleva es absolutamente lamentable y no lo digo por las piezas no originales, pero ciertamente su uso es panfletario: como pinchadiscos, tampoco tienen futuro, esos dos.

Y por lo que hace a las interpretaciones tampoco me han impresionado como cabía esperar vistos los premios y nominaciones que les están cayendo, en mi opinión fruto de una campaña mercadotécnica muy bien orquestada: el día que pongan el mismo empeño en hacer buen cine, me voy a caer de la silla de la impresión.

En definitiva: una ocasión perdida para tratar con eficacia y delicadeza una temática que seguro puede ofrecer mucho más interés que este conjunto de escenas que pretenden ser de buen rollo.


Tráiler





49 comentaris :

  1. Vamos, otro producto mediocre pero envuelto en papel de regalo. A mi sólo con ver el cartel ya me tira para atrás.

    Saludos
    Roy

    ResponElimina
    Respostes
    1. Tienes razón, Roy. ése cartel huele a trampa; se me olvidó comentarlo, y me alegra comprobar que la elección ha sido correcta.

      Un abrazo.

      Elimina
  2. No estamos de humor ¿eh ?..
    No puedo estar más en desacuerdo.
    Una crítica tan feroz y sin fisuras sin concederle la menor me parece exagerada. Aparte de la mercadotecnia y todo eso que apuntas que sí que vale, y lo de la ¿burla? ( sí que es una situación terrible) quizás por eso el tratamiento resulta ligero, asimilable..me temo que no vamos a encontrar puntos en común. Tú has visto una pelicula ( posiblemente la que hubieras querido ver no es ésta ) y yo otra.( Tarde doc )
    Y mira que lamento que sea así. Yo al menos la he disfrutado.
    Ligera que es una.:-P

    Besos

    ResponElimina
    Respostes
    1. Te aseguro que el humor nada tiene que ver, Milady; no creo que la crítica haya sido tan feroz: intenta ser la expresión de un sentir, como todo lo que escribo. Si a tí te gustó, me alegro por tí, pues pasaste un buen rato, y no tiene que ver en nada a ligereza: cuestión de gustos, como siempre.

      Besos.

      Elimina
  3. No la he visto...Pero ya veo cómo has disfrutado con la peli. Viéndola y pensando: "se van a enterar estos dos; ya van a ver cuando me disfrace de lorito"...
    No, ahora en serio. Ni idea. No tenía muchas ganas de verla (sigo sin ellas). El cine es ficción; a mí lo de "basado en hechos reales" me da cada vez más igual. Hay pelis que son más "reales" y te crees lo que cuentan a pesar de ser totalmente ficticias. También es verdad que una buena dramatización de un hecho real acaba por ser más real que el hecho...
    De la peli, ni idea. Al menos, Abril la ha disfrutado. Y tú también, que hacía tiempo que no "despotricabas".
    Buenas noches.

    ResponElimina
    Respostes
    1. El despotricar, David, suele ser la válvula de escape cuando a uno le ha quedado la sensación de tomadura de pelo: curiosamente, experimento mayor ebullición cuando la campaña mercadotécnica ha sido contumaz y perseverante y en este caso han sido pesados: si incluso le han dado el César a Omar Sy (aunque vale para que se quede sin el prota de The Artist: no, el perro no, el otro..) y te aseguro que no hay para tanto...

      Un abrazo.

      Elimina
  4. P.D. Se me olvidaba decir que aunque esté basada en hecho reales posiblemente no sean tan "reales" como se apunta y que ese 'happy end' quizás es el más flojo. La vida en general es muchisimo más dura que lo que vemos en pantalla.
    Aún así para mí la quimica entre los dos protagonistas( LOS DOS LOQUISIMOS)y el tono optimista le dan un plus a la historia. El cine se toma muchisimas licencias y creo que se trata de una comedia ¿no? o ¿es un melodrama ?

    ResponElimina
    Respostes
    1. No lo sé, Milady: de ahí la pega, que no se sabe si es que es una comedia fallida o un melodrama fallido, pero, en cualquier caso, en mi opinión -y remarco lo de mi- es un producto fallido y, según como, llega a ser insultante en varios conceptos que ya he relatado, no vaya a ser que alguien me tache de evanescente...

      Ese final, con la imagen de los dos protagonistas reales de la historia, es un colofón propio de la ineptitud de los guionistas, porque nos cuentan que Driss tiene una empresa en Argel y Philippe se ha casado y tiene dos hijos: ????

      Besos.

      Elimina
  5. ¡oH! VAYA. Termino de leer el comentario de David y veo que apunta bien :-)
    Y estoy de acuerdo.. ¡ qué conste que no lo hago aposta ! jeje.. es que lo siento así..;-P

    Otro beso Mr. Parrot para que se te pase el "berrinche" y para David un abracito (jiji)

    ResponElimina
    Respostes
    1. No, si el berrinche me lo quito de encima escribiendo la entradilla, Milady, ya sabes como va, pero en habiendo más besos, digamos que se me va pasando, sí... :-)

      Besos.

      Elimina
  6. Primero, mi desacuerdo total con David: "el cine es ficción" es una falsedad tan evidente como increíble.
    Segundo, no puedo estar más de acuerdo con tu comentario sobre la película. Un detalle: yo me la puse en casa y te prometo que a los tres cuartos de hora la quité.
    Un abrazo

    ResponElimina
    Respostes
    1. Ya se me hace difícil imaginar que te rindieras en tan corto plazo, Alfredo, con lo resistente que te muestras los sábados, pero me lo creo porque esta película puede llegar a producir una cierta indignación contra sus propios autores, provocando un rechazo.

      Sobre la esencia del cine y su conexión con la realidad habría mucho que hablar, ciertamente, y aquí no hay apenas sitio.

      Cuando veo que una película me suelta aquello de "basada en una historia real" ya me pongo a temblar, siendo como soy -y tú lo sabes- bastante escéptico con la historia, no por ella misma, sino por la poca fe que deposito en quienes la cuentan.

      Distinto es considerar la esencia del cine como arte y su coincidencia con la realidad: ahí hay motivo para unas birras.... y un jamón.... :-)

      Un abrazo.

      Elimina
  7. Ja,ja.... Alfredo tiene razón. El problema de los cinéfilos como él o X, que me sacó una entrada en plan el cine es la vida y ya le dije que no, que el cine estaba muy bien y era genial, pero que la vida eran muchas más cosas... eeeh! Pues eso...Sí, la experiencia de la pantalla es real y lo que nos enseña y todo eso y Alfredo tiene razón... Pero si no va un poco en plan coña, lo siento, pero insisto... el cine es ficción.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Buenooo, ya lo digo: aquí faltan unas birras y un jamón....

      p.d.: como soy catalán, el abrazo ya lo pongo yo....





      p.d.2.: na, es coña: también pongo el tomate...

      Elimina
  8. Ah! Y voy más allá. Para mí, los documentales también son "ficción". Muchas veces, más que la de las películas de ficción.
    Un abrazo a los dos.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Pues, David, vuelvo a estar en desacuerdo -matizado-. La mayor ficción se encuentra en los informativos y en los periódicos.
      Más allá de disquisiciones sobre si el cine tiene que ser o no realista o hiperrealista, el cine es la vida despojada de los momentos aburridos o accesorios, de las esperas y los tiempos muertos, una apelación a las fantasías, a los sueños, a las hermosas mentiras fabricadas en la imaginación de todos, que también son la vida. ¿O no? En ese sentido, es la acumulación de instantes que se viven en una vida entera concentrados en el minutaje de una película. El meollo de la vida, la vida intensa, ideal, concretada, los momentos álgidos, las cúspides, las cumbres de los sentimientos más intensos. La vida más vivida. La diferencia, como dice mi amigo Paco Machuca, es que el cine tiene mejores guionistas que la vida.
      Abrazos sendos.

      Elimina
    2. Eso: que venga Machuca y que traiga el pan, que en BCN hay algún horno muy bueno...

      Es muy cierto que la mayor ficción reside en los telediarios y en los diarios: y además cometen faltas de traducción elemental, los pobres becarios.

      Claro que hablamos de Cine con mayúsculas, porque hay cada cosa que ni ficción ni real....

      Un abrazo.

      p.d.: este nuevo sistema de blogger para las respuestas es bueno...

      Elimina
    3. Qué voy a decir a lo que dice Alfredo. Le ha quedado muy bonito, además. Y en que los informativos y los periódicos tienen más ficción que las películas, opino igual.

      Elimina
  9. Esta visto que se toma uno un fin de semana libre de ordenador y a la vuelta me encuentro el patio alborotado.
    He leido con detenimiento la entrada y todos los comentarios. Había dejado sin comentar esta película pero a la vista de lo que leo y sobre todo debido a que:
    1º- Me parece imposible (aunque totalmente respetable) que un exquisito gourmet como Josep, no haya disfrutado de algunos aspectos de esta película. Tu exhaustivo análisis (que comparto a medias) veo que te llevará a la necesidad de colocarte el famoso sombrero que tienes guardado por ahí.
    2º- Las opiniones de David y Alfredo son tan certeras como matizables. Estoy y no estoy de acuerdo, que lío. Habría que preguntar al ñu cuando se le zampan en un documental si es no fición. Pero cuidado, también habría que preguntarse si han colocado al ñu a propósito al lado del matorral para que sea convenientemente zampado por el guepardo que acaban de soltar de la jaula, en cuyo caso David tiene toda la razón.
    3º- Otro tanto me pasa con Abril. Creo entender su postura. Aunque ambos la hemos disfrutado,creo que no ha sido por las mismas razones. Coincido con ella en que hay matices y de grandísimo calado.
    Por tanto, puesto que estoy a la vez de acuerdo y en desacuerdo con todos y explicarlo aquí va a ser un lio, me pongo ahora mismo a hacer una entrada (breve) sobre esta película que genera adhesiones, severos reparos e incluso indiferencia. Voy a ello. Un abrazo.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Ese sombrerito que tú conoces, Víctor, lo llevo encasquetado desde el domingo y me ha chafado el tupé. Aunque no estoy muy seguro que me vaya a hacer falta, porque Milady es guerrera pero no agresiva, y del resto, de momento, incluyéndote a tí, no temo grandes males, pues colijo que, pitanza aperitiva por en medio, llegaríamos a un sabroso acuerdo.
      Celebro que, por lo menos, mi análisis te haya parecido serio y es verdad que me he dejado algo en el tintero, por no alargar: me está dando la manía de ser breve... pero me curo cualquier día...

      Un abrazo.

      Elimina
  10. El cine es la vida..¿perdón ? Y lo dice una que adora el invento. Pero por mucho que se acerque que nos ayude o nos repudie lo que vemos ES FICCIÓN a no ser que el que dirige no dirija y el cámara esté emboscado esperando a ver que cosas pasan por allí. Cuando hay un guión apegado al milimetro o distanciandose ya no es "la realidad" aunque nos lo parezca y nos lo creemos. Si se edita TODO srs. o ¿vamos a negarlo ? Además está aquello de la mirada, el punto de vista del que cuenta con imágenes o palabras..
    Estoy seria para un debate más largo.
    Yo lo que le he dicho a Josep ( respetando su opinión ) es que me parece exageradamente critico. No ver nada bueno ni digno de mención en positivo es muy radical. yo no creo en eso de que todo es blanco o negro ( valga el chiste facil) hay mucho matices y razones acudiendo siempre al termino de la subjetividad.
    Yo he visto una comedia con un fondo más profundo, un tratamiento quizás superficial o jocoso de una drama humano pero he visto que existe detrás de las risas tal cosa y por eso me ha gustado y no me importa decirlo. Y no sigo..

    Saludos a todos para los que está a favor, en contra o de acuerdo con todos como Victor (diplomatico donde los haya ) jeje ;-P

    ResponElimina
    Respostes
    1. Modo coña on: No te pongas seria, Milady, que te saldrán arrugas feas... Modo coña off...

      Ya lo he dicho yo, eso: que el debate ficción realidad en el cine daría para unas birras, y un jamón, y, si vienes tú, pucelana, traéte un par de botellitas de Ribera, anda, que la cosa se va animando y yo sin tener que hacer nada.

      Tienes razón, querida, en que el cine es fruto del ojo, de la manipulación, etc.: es un arte con intervención humana, no es un fenómeno, está claro: pero en él, lo que vemos son retazos de vida, dejando aparte fantasías en las que, también, deberían hallarse ideas propias de la vida real, símbolos conocidos, mitos incluso.

      Puede que te haya parecido crítico en exceso, pero me gustaría que te detuvieras a considerar si ese exceso que tú ves no llegará a materializarse porque a tí la película te gustó.

      El tratamiento que le dan al tema es nefando, oye.

      Besos.

      Elimina
  11. Otra P.D. ¡Bien sabia Josep lo que se decia/hacia cuando ha empezado la reseña y le coloca el no m'ha agradat..!
    Leí hace unos dias en un blog amigo sobre la eterna cuestión de si es 'mejor' el libro que la pelicula y viceversa y la conclusión a la que llegamos la mayoria es que es más ajustado decir( aplicandolo a éste caso) "a mi me ha gustado más..o menos según qué cosa" porque eso de tachar algo "esto es un bodrio o ésto es superlativo o lo contrario" le da un tono imperativo como de superioridad al que así lo explica.. y ..ahora ya no sé si la que me he perdido soy yo..
    ¡Perdonen vds..! :-(

    ¡Gracias por su tiempo y por el espacio!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Perdona, querida, pero las etiquetas las coloco en la edición final... :-) aunque es cierto que desde el primer momento sabía que iba a colgarle el no m'ha agradat, más que nada para que nadie se llame a engaño, por si no he sabido expresar con claridad mi opinión después de ver -y meditar- la película, como siempre hago.

      Y sí, me parece que te has perdido, porque en este bloc no hallarás ni una sola reseña de película (y van más de 300) que haya despachado diciendo únicamente que es un bodrio: suelo explicar -o lo intento, por lo menos- el porqué me gusta o no una película, y la etiqueta, bien visible, anuncia un poco cómo está enfocada la entradilla, así que nadie puede llamarse a engaño, creo...

      Besos.

      Elimina
    2. ¡Ay ay ay ! ¿ porqué eres tan cruel..! :-P

      Y todo ésto porque a mí me gusto a ti no..¡ay ay ay ! Me arrepentiré en caso y ceniza (modo coña en on )

      Elimina
    3. Recibido (modo coña off)
      Todos a nuestra manera más o menos torpe o ilustrada damos razones del porqué nos gusta o nos disgusta lo que vemos en la pantalla y no solo vos. ;-P
      Y yo creo que tú no esperas que te demos la razón siempre..¿no es cierto? Otra cosa es que uno se lo tome como asunto "personal" y se ofenda.
      Otrosídigo. Creo que el prota de la peli no queria que le compadecieran y con Driss eso lo consigue.

      Al menos no dirás que no somos participativos

      Besos y eso sí.. ya llevo yo el rivera..;-D

      Elimina
  12. Totalmente de acuerdo contigo.
    Confieso sin embargo, que ya sea porque fui al cine muy bien acompañado o porque necesitaba una píldora contra la desazón (esa, y no otra es la magia del cine; la capacidad de abstraernos) salí del cine contento por haberla visto... Pero obviamente engañado.
    Así que volví a verla por lo criminal no hará ni dos semana, en mi casa, sin compañía femenina que llevarme a la boca y -por supuesto-esta vez ya no coló; quedándose todo en un "galo" intento de ñoñería de lo más pretenciosa.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Supongo que de alguna forma, tomada a la ligera, puede satisfacer por unos momentos: creo, Raúl, que tu decisión de verla de nuevo obedece a esa memoria que te iba advirtiendo del truco y el revisarla fue el medio más idóneo para constatar y confirmar tus sospechas.

      Un abrazo.

      Elimina
  13. Pd.- ¿Nos veremos el viernes, Josep?
    Sonrío.

    ResponElimina
  14. Vamos, que por lo visto y leído, Josep, no voy esta noche a hacer cola al cine a disfrutar de esta película francesa. Vaya, yo que me había hecho ilusiones...

    Salucines

    ResponElimina
    Respostes
    1. Siempre partiendo de la base, Fernando, que las opiniones, como los gustos, son libres, y que las recomendaciones se pueden -y se deben- seguir con prudencia, tomando experiencia acerca de la coincidencia de criterios....

      Un abrazo.

      Elimina
  15. Hasta me ha dado la risa tonta. Una por la crítica, buen guion, Josep, recitado y a conciencia. Ya hemos discrepado alguna vez sobre alguna peli, pero esto me parece enseñamiento total. ¿por qué lo digo? Muy fácil. Ya en mi blog tuvo una reseña que se titulaba: Lo que verdaderamente importa. Es el cine, querido. Malo, bueno y regular, pero cine.
    Hasta la fecha nunca te había visto nada igual. Más bien parece que es por ser francesa y a mí me da igual la nacionalidad, como si es española, Estás americanizado total y no sales del blanco y negro.
    ¿Que había un documental antes? Pues sí y otro después.
    Yo, como muchos espectadores vamos al cine sin lupa. Mucha gracia me ha hecho Raúl, ironía sin sonrisa.
    Más que crítica parece La venganza de D. Mendo.
    Y llamar bodrio a la B.S.O. me ha parecido el colmo ya..
    Me he quedado sin argumentos, pero mucho me temo que, como ya dije en otra ocasión, te has tragado más de cien peores que esta.

    Aurrevoire

    ResponElimina
    Respostes
    1. Sí habías visto algo igual, Blanca, aunque seguramente no vertido en relación a una película que ya has visto y que te ha gustado; lo siento, porque sé de tu opinión, pero no puedo contener la mía por mucho que discrepemos.
      No me digas que parece una comedia chusca mi sencilla reseña, Blanca, y no pongas palabras que en mi boca no están: no digo que la banda sonora sea un bodrio. pero sí que está muy mal usada, sobre todo por la clarísima intencionalidad diferenciadora, clasista hasta decir basta: parece una película hecha para contentar esnobs y pijos-progres.
      Seguramente me he tragado -y me tragaré- cosas peores, pero siempre, Blanca, que pueda, lo diré públicamente, ya lo sabes, que no me puedo quedar calladito...

      Besos.

      Elimina
  16. Me retracto. No voy a hacer una entrada. Voy a resumirlo aquí, que es dónde esta el debate.
    Vamos a ver, no me gustó la película. Me parece esquemática y sensiblera.
    No puedo tomarme en serio su premisa argumental por dos razones:
    la primera. Aunque disfrute de la comedia irreverente, da la casualidad de que el tema lo vivo en primera persona. Empujo una silla de ruedas desde hace tres años y se muy bien lo que eso significa. Ello no implica que por ello tenga mayor capacidad para juzgar esta película. Ni me otorga ningún plus. Pero si que me condiciona a la hora de valorarla, y mucho. Por eso prefiero no seguir por ese lado. Para mi ver esta película fue realmente un mal trago,no bromeo. Mi pareja me advirtió que era mejor no verla, pero...

    La segunda razón que meimpide su disfrute es que desde el minuto uno tuve la sensación de estar viendo un remake de "el principe de Bel Air" en versión gala. Serie que también tuvo un éxito enorme.

    Sin embargo,pese a parecerme muy floja coincido con Abril en que hay dos matices muy importantes, que amigo Josep,me extraña hayas pasado por alto. Se ha hablado hasta la saciedad de la pareja masculina (en mi opinión bastante histriónica) y no se ha dicho nada de las féminas.
    Me descubro ante la ama de llaves Anne Le Nay,encantadora, y sobre todo ante Audrey Fleurot, maravillosa pelirroja de ojos verdes que me dejó lieralmente boquiabierto y a la que seguiré la pista. Audrey Fleurot, esa si que es intocable, madre mía, que mujer y que actriz.
    Una de las muchas cosas alucinantes de este guión es que Clouzet, teniendo a dos hermosas mujeres a su alcance y disposición, se pase el día escribiendo melifluas cartas a desconocidas.
    Para finalizar creo que esta película es una metafora perfecta de la comedia actual. Parapléjica con mucho presupuesto a la que se pretende salvar por el lado gamberro y sensiblero sin conseguirlo.
    Y lo más importante. Lo peor de este film no es si es regular, flojo o malo. Lo peor son los estragos y secuelas que su éxito generará en la comedia como género. Si esto triunfa, a saber que nos espera la próxima temporada, algún sucedáneo. Sea dicho todo con buen rollo. Un abrazo a todo el mundo. A ti también Audrey Fleurot.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Querido Victor, me has dejado K.O. y supongo que entiendes porqué.

      En vista de que el titular prefiere no contestar ( en la entrada anterior tambien ha dado la callada por respuesta)me remito a lo dicho. Se trata de cine con mejor o peor acierto, una comedia que tristemente aborda un tema doloroso de manera bastante gamberra. Yo así lo entendí y que conste que pensé que la realidad no puede ser así a poco que te detengas a pensar en el sufrimiento y el dia a dia de las personas que conviven con esa circunstancia ( sean millonarios o marginados).
      Nada más lejos de mi intención ofender a nadie, ni al que escribe la reseña ni a los opinantes.
      Y no quiero extenderme más. Si el silencio es oro practicaremos.

      Un abrazo

      Elimina
    2. Ya me veo cómo va a acabar esto, que ya ha pasado antes:
      "Mejor vuelvo otro momento, que ahora, si me pongo a responder, me da el alba... :-)"
      Y escaqueándose de esta y de la anterior...

      Elimina
    3. Ya me parecía, Víctor, que acabaríamos estando de acuerdo, porque no me podía creer que hubieras gustado de ese producto, y te agradezco que hayas decidido explayarte aquí como en casa.

      No creas que no guardo recuerdo de esas dos mujeres que junto con la cría componen el lado femenino de la trama, porque de la enamorada postal habría que hablar aparte. Si no las he mencionado ha sido por no remachar en exceso el clavo, porque efectivamente ése pensamiento tuyo de porqué Philippe andaba con cartitas teniendo esas dos delante y a mano también se me ocurrió.

      Precisamente el personaje de la ama de llaves recreado por Anne Le Nay me pareció especialmente brillante y seductor: no hay más que ver la gracia con que se mueve en el bailoteo del cumpleaños: denota ganas de vivir. Respecto a la pelirroja, físicamente me parece muy atractiva, pero el personaje queda demasiado confuso y ese final demasiado abrupto, inesperado, y mira que hemos tenido toda la película para recibir pistas...

      Decirte que los hermanos Weisntein parece ser ya han adquirido los derechos para perpetrar un refrito en los U.S.A. con lo que la multiplicación de imitadores seguramente se producirá en breve.

      Un abrazo.

      p.d.: si eso, para las birras, tú te traes unas anchovitas, digo... :-)

      Elimina
    4. Supongo que, a estas alturas, Milady y David ya habréis observado que "el titular" sí ha respondido y no ha dejado nada por decir, aún a riesgo de repetirme más que el ajo....

      Además, estamos rompiendo el humilde récord de comentarios de este bloc de notas, tan modosito él....

      Besos y abrazos.

      Elimina
  17. David y Abril. Empezando por David,eres un crack, no se si es memoria o hemeroteca pero me descubro ante tu último comentario.Chapeau.

    Abril. Eres un encanto de persona.Lo sabes de sobra. Las opiniones divergentes sobre tal o cual película no van a cambiar esa opinión que tengo muy fundada. Otro tanto podría decir de David y de mr Parrot. Luego no ofendes a nadie en absoluto. Para nada. A mi tu pasión por las cosas me encanta.
    Pero para evitarmalos entendidos entre gente que se aprecia, creo que sería bueno establecer una base de consenso que nos permita a todos entender que cuando alguien despotrica sobre una película o una canción, lo hace sin la menor intención de ofender o agraviar a quienes admiran esa película o esa canción.
    A mi un quitame allá una película o canción o libro o lo que sea no me va a llevar a terrenos personales. Me niego. Una cosa será la película y otra todos vosotros, gente cojonuda con la que espero poder seguir discrepando o coincidiendo por muchos años.
    El loro ¿donde andará? ¡que salga ya, que no le vamos a desplumar!
    Un abrazo a todos. Aunque como Abril ya sabe,como soy un tipo debil ante según que féminas, en estos momentos soy prisionero de Audrey Fleurot, y estoy volcado en ella. A ver si se me pasa.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Memoria para recordar dónde lo dijo...y no lo recordaba del todo, que he puesto Love Actually y había sido en Notting Hill...esas pelis que ves con tus amigos ;-)

      Elimina
    2. Ah! Y parece que el lorito ya viene...

      Elimina
    3. Debería daros vergüenza, ganapanes, pero como nunca la habéis tenido, mal os puede dar.... hablar así de un pobre hombre como yo, que os deja largar a vuestro gusto y no hay ni numeritos ni letras imposibles ni ningún obstáculo..... ya os pillaré algún día, ya....

      Elimina
  18. ¡Que me dices! Es que le has puesto un reclamo que no ha podido resistir. Es una pena no haber conocido tu aportación sobre la peli,para que ya el tomate fuese completo.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Si al final va a resultar que Don David la vió de estreno en San Sebastián pero no puede decir nada al respecto porque se durmió.... :-)

      Elimina
  19. Sí, claro, eso será... ja,ja,ja

    ResponElimina
  20. Basta con ver el cartel para saber que es una de esas películas que se venden como "muy bonitas, muy humanas y con muchos sentimientos". Personalmente, detesto las películas "muy bonitas, muy humanas y con muchos sentimientos" porque suelen ser melodramas sentimentaloides llenas de lugares comunes que no me interesan nada. Pero supongo que, desde el punto de vista técnico, debe de estar bien hecha.

    Saludos.

    ResponElimina
  21. Ante todo bienvenida, Guionista Reflexiva:

    Esa apreciación tuya del cartel y de las frases promocionales la entiendo y comparto y sólo la duda y el temor a equivocarme me impelen a ver la película, y luego pasa lo que pasa, y tengo que desahogarme....

    En este caso, además, tampoco técnicamente ofrece ningún punto de interés remarcable, ninguna escena con alguna solución impecable y novedosa: nada...

    Besos.

    ResponElimina

Los comentarios son lo mejor del blog. ¡Gracias de antemano por tu colaboración!
(Comentarios publicitarios son borrados sin dudarlo.)

Print Friendly and PDF
Related Posts with Thumbnails
Aunque el artículo sea antiguo, puedes dejar tu opinión: se reciben y se leen todas.