Carregant el Bloc...

dilluns, 25 de juny de 2012

MM 66 ATRACO A LAS TRES (1962)






No hay que ser un lince para descubrir una triste paradoja en la actualidad que revisten ciertos pasajes de la película en la que hoy podemos detenernos por unos instantes: a Don Felipe, que a sus cincuenta y seis lleva ya cuarenta años trabajando en la casa y ha llegado a ocupar el cargo de Director de la Oficina, un mal día el Señor Director General del Banco de los Previsores del Mañana le comunica que se ha extralimitado otorgando préstamos a gentes que pretenden montar su pequeño taller o tienda, tomando riesgos crediticios inadmisibles, y lo manda para casa, eso sí, con dos años de sueldo al cincuenta por ciento, para que descanse.

Nada que ver con la actualidad, en la que hay más de un director jubilado anticipadamente con un buen apaño; pero claro, cuando se rodaba la película, todavía se estaba preparando la ley de la seguridad social: era otros tiempos, pero ya en las entidades crediticias la cosa daba para largar a base de bien.

Si hablaré de años, que entonces, en España, ésta era una escena moderna provista incluso de cierto morbo provocativo:




La chica que se muestra en unas casi indecentes mallas no era española, lo que añadía picardía, y al cabo de pocos años se casó y abandonó el cine por los pinceles, llegando a obtener cierto éxito.

La última exposición que he obtenido noticia, data de 2010, y ya empieza a ser mayorcita, porque ha pasado tiempo, desde aquel precipitado rodaje realizado con pocos medios: los propios de la época, siendo una verdadera suerte que tanto Don Felipe, como sus subordinados directos Martínez, Castrillo, Enriqueta, Benítez y muy especialmente Galindo, estuvieran representados e interpretados a una altura que ya quisiera yo disfrutar en cualquier película española de este siglo, ni que fuera uno sólo de ellos, vaya pandilla de redomados comediantes, capaces de darle una vuelta de tuerca más a una historia ya celebrada en otros lares, otorgando una dignidad inesperada a un producto rápido, aquí te pillo, aquí te atraco, una secuela inventada, por no decir casi un plagio a la castiza, pero metiendo verdades como puños que siguen siendo ciertas, mal rayo les parta a algunos, que parece mentira que se les ocurriera hacer un refrito en 2003 y con la que está cayendo que la pifiaran tanto.

Claro que no siendo los mimbres iguales, a qué va usted a pedir un cesto semejante: de los chinos, a un euro, y pare de contar.

Si es que ya no se hacen películas así, ni siquiera en España, y no será porque no haya ocasiones para llevar, burla burlando, a la picota a todos esos desalmados.

No hace falta que diga el título de la película, ¿verdad?




23 comentaris :

  1. Pues tienes razón, compa Josep; ni siquiera para un zote como yo es necesario que dés cuenta del título. De todos modos, creo que pelis como ésta son, a día de hoy, totalmente implanteables, por muchos motivos: contexto sociopolítico, entorno industrial; en fin...

    Un fuerte abrazo y buena semana.

    ResponElimina
    Respostes
    1. No sé si decir, Manuel, que la revisión de esta película me la indujiste tú, hace unos meses, en una estupenda reseña, así que no me extraña que todavía recuerdes datos más que suficientes para identificarla, porque lo de tu memoria de pez me parece que es una excusa muy bien ideada, vaya... :-)

      Cuando aseguras que hoy resultaría implanteable, me entran escalofríos, porque en ocasiones pienso que los "poderes fácticos" ejercen mayor censura que la imaginable: ya sabes que no veo mucho cine español, pero diría que desde las astracanadas de Ozores & Cía apenas ha habido cachondeo a costa de esos poderes, y ya da miedo y todo...

      Un abrazo.

      Elimina
  2. Je,je,je... Los yanquis hicieron hasta un remake. Malo, por supuesto.
    Esta película se mostraba deliberadamente tibia con el Régimen... para darle de sopapos soterradamente casi casi en cada frase de diálogo. Ah, qué buenas comedias eran aquellas que, bajo la superficie de unas risas muy bien hechas, ocultaban cargas de profundidad.
    Abrazos

    ResponElimina
    Respostes
    1. Las frases hay que escucharlas atentamente, Alfredo, porque algunas destilan más mala leche de lo que parecen; incluso la forma de presentar algún personaje -por no hablar del nombre del banco- señala en una dirección bastante inequívoca...

      Un abrazo.

      Elimina
  3. Como número musical tampoco es que sea maravilloso, ¿no?
    Pues a mí, esta película, sin más. Sí, ya sé que ahora es un clásico y todos vais a empezar a decir que es maravillosa...pero a mí, mucho más crítica y brutal me parece El verdugo que esta, por ejemplo. Esta está bien, desde luego, pero que tampoco es que me maraville.
    Un saludo.

    ResponElimina
    Respostes
    1. No, David: el número musical, en este caso, es una castaña y me he servido de él adrede, con toda la intención. Compararla con El Verdugo es hacerle flaco favor, pues la de Berlanga es una obra maestra del cine y por lo tanto pertenece a otro mundo.

      Pero ésta, sin ser maravillosa, tiene detalles muy buenos en sus renglones y el elenco está formidable y, además, se les entiende todo, oyes: como si fueran españoles, fíjate tú... ;-)

      Un abrazo.

      Elimina
    2. Vamos, que para variar, me das la razón (se agradece).
      Voy a ver ahora una que creo que habías recomendado (pero no estoy seguro)...Si yo tuviera un millón..
      Buenas noches.

      Elimina
  4. Pues yo no caigo,¿Atraco a las 3?

    Saludos intrigantes
    Roy

    ResponElimina
    Respostes
    1. Efectivamente, Roy, la misma, la original, la del 62.

      Un abrazo.

      Elimina
  5. Con el día tan bueno que hace y me obligas a buscar el sombrero, que ya no se ni dónde le he puesto.
    A ver. Lo primero decir que áquí no está un amigo, un admirador, un esclavo ni un siervo que es lo que dice Lopez Vazquez. Juegas con ligera trampilla en esta ocasión. Superar el listón de la comedia española actual es tarera fácil. No me sirve ese parámetro. Por tanto, esta pelicula es un pasatiempo al que no le voy a perdonar sus carencias por aquello de que se hizo rápido y con poco presupuesto, pues eso era y es norma en nuestro cine.
    Claro que luego vinieron tiempos peores todavía, pero eso no nos debe llevar a elevar a los altares a esta película entretenida por ser generoso. Me sorprende ver como el verano te vuelve demasiado magnánimo.
    Sobre la señorita prefiero no hacer sangre. O si. El error del vídeo es el error de nuestro cine. López Vazquez, en vez de estar indignado, babea ante un número de tercera. No vale peinar a la chica como si fuese Cid Charisse, ya que esto no es "Chicago año 30". Es un sucedáneo muy cutre Josep, y me refiero al número musical. Y no vale argumentar que eran tiempos de estrecheces para el cine español.
    Si esta es, como se dice y se repite una de nuestras grandes comedias...En fin que hoy estás magnánimo.Casi me quedo con "el malvado Carabel". Un abrazo.

    ResponElimina
    Respostes
    1. El sombrerito hay que tenerlo siempre a mano, Víctor, ni que sea por si caen chuzos de punta...

      Es verdad que comparar con el panorama actual es jugar con ventaja, siempre, incluso en otros paises: pero de lo que no hay duda es que se filmó con presupuesto exigüo, no en vano todo el interior del banco tiene la apariencia de un decorado teatral de cartón -sin piedra- a punto de caerse y las localizaciones exteriores son de noche, como quien dice, para rodar sin pagar tasas por ocupación de la vía pública...

      Respecto del vídeo, es cutre a más no poder, sí: por eso lo he usado: porque además de cutre, es real y significativo de una época, cuando a punto estaban de irrumpir cuatro melenudos y una niña con la falda por encima de la rodilla y organizar entre todos un caos que ahora parece increíble, pero que vídeos como el que he mostrado dan pátina de veracidad: es lo que había, Víctor, mal que te pese.

      A pesar de ello, insisto, en el guión hay detalles a escuchar atentamente, por suerte muy bien pronunciados: nadie podrá decir que no se entera de lo que dicen, aunque quizás el espectador deba poner de su parte más atención relativa al contexto que, por otra parte, vuelve a estar de moda...

      Un abrazo.

      Elimina
  6. Yo tambien apuesto por Atraco a las tres ( apenas la recuerdo aunque sé que la he visto y no puedo juzgar así con base)..pero ésta sra. alemana ¿Katia Loritz? con ese tira pierna pà'arriba tan a la limón, tan descordinada por mucho leotardo-media sexy..uff!!
    Sin embargo me recuerda a ésta otra y aunque guapa pierde por goleada..! y no digamos ante éste bombóm ..sí ya sé "juego sucio" pero no he podido evitar comparaciones..las tenia en la cabeza.

    Pero como curiosidad..pues bueno vale :-P

    Besos patrios "pucelanos"

    P.D. ¿Con éstos calores les pones ésto a los señores ?..jeje ^^

    ResponElimina
    Respostes
    1. No es que juegues sucio, Milady, querida, es que estás en otra galaxia: hubieras insertado un trozo de cualquier película de M.M. que eran vistas con fruición y hubieras acertado también, porque el doble rasero del censor en esto también era evidente; quizás porque le hicieron dar esos bailoteos fue por lo que Katia (buen ojo) se dedicó a la pintura abstracta... ;-)

      Besos.

      Elimina
  7. Abril. Eso digo yo, con estos calores tu misma ¿nos pones lo que nos pones? Eso si que eleva la temperatura a tope. Por cierto, aunque el titular te contestará, no creo que juegues sucio en absoluto. Es el cine español quien en más de una ocasión antes y ahora juega sucio con nosotros.
    Lo que no entiendo es como hace unas semanas nos mofamos todos de lo de Barbarella y ahora le damos el visto bueno a este número. Josep, aguardo con sumo interés tu respuesta... Saludos a ambos.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Supongo, Víctor, que ya ha quedado claro que el bailecito de marras no ha sido insertado más que como motivo de debate y no para alabarlo, precisamente, aunque lo cierto es que por un momento pensé que podría usarlo para un examen, pero lo deseché porque supuse que sería demasiado fácil....

      Un abrazo.

      Elimina
    2. Difícil no hubiera sido... pero a ti te gusta ponerlas más "fácil" todavía, ¿verdad? (¿puedes leer el tono irónico en mis palabras, querido Josep?)
      Ala...voy a ver la peli.

      Elimina
    3. Mon cher ami Victor :
      La 'caló' está haciendo estragos y bueno..éstas señoritas son para que os "refresqueis" en la ducha o la piscina..jiji

      Lo del cine español es...............................................................?

      Besos

      Elimina
    4. ¡Ah ! DAVID no le provoques que se acerca fin de mes y como caliente motores nos va a dar que hacer..:-P

      Otro beso

      Elimina
    5. Je, je, je..... os vais a enterar de lo que vale un peine...

      Elimina
  8. Con menudo elenco de sabios contó Forqué para realizar esta auténtica joya.
    "Fernando Galido: un admirador, un esclavo, un amigo, un siervo..."

    ResponElimina
    Respostes
    1. Ese elenco, Raúl, es de campanillas, de lo que no hay... fíjate: Cafarel y Aparicio casi en un cameo....

      Un abrazo.

      Elimina
  9. ¡Que buenas comedias las de aquellos años! ¡Qué elenco de actores más maravilloso! Claro, que la mayor parte de ellas estaban muy inspiradas en la comedia italiana (el modelo a seguir). En el caso de "Atraco a las tres" estamos ante una versión hispana de Rufufú ,como se conoce en España "I soliti ignoti", la obra maestra de Monicelli. Tanto es así que se creó un subgénero de películas "rufufú". Adaptada la trama al escenario español, la cosa tiene su gracia especial.

    Forqué no estuvo muy fino en la dirección. Pero, ¡qué más da! Los actores son ¡los protagonistas del film...!

    Salucines

    ResponElimina
    Respostes
    1. Masó quiso aprovechar el tirón de Rufufú aplicando un giro más y lo cierto es que Forqué se encontró con todo preparado, sin casi nada que inventar, así que se aplicó a algún chiste visual y poco más: vista, creo, Fernando, que hubo una falta de medios materiales que se suplió bastante bien con ingenio y, por descontado, con la calidad interpretativa del conjunto.

      Un abrazo.

      Elimina

Los comentarios son lo mejor del blog. ¡Gracias de antemano por tu colaboración!
(Comentarios publicitarios son borrados sin dudarlo.)

Print Friendly and PDF
Related Posts with Thumbnails
Aunque el artículo sea antiguo, puedes dejar tu opinión: se reciben y se leen todas.