Carregant el Bloc...

divendres, 1 de juny de 2012

Y los sueños, sueños son... ¿o no?




Hace ya prácticamente cuatro años que nos detuvimos unos minutos a contemplar y comentar uno de los primeros cortometrajes dirigidos por el madrileño Iván Sainz-Pardo en su estancia en Alemania que fue bastante fructífera, de modo que ya iba siendo hora, después de tanto tiempo, de volver la vista hacia otro de sus trabajos, una extraña historia que se centra en la complejidad de la mente humana.

El mundo onírico siempre resulta inquietante y estimulante porque desde tiempos inmemoriales la interpretación de los sueños ha sido frontera de la razón y espacio en el que la libertad individual se muestra indómita: los sueños, sueños son, aunque no lo parezca, y en el mundo de los sueños el soñador es el rey.

En el cortometraje de Sainz-Pardo, la reina es la niña soñadora, la que con su mente crea El laberinto de Simone.

Véanlo, y si acaso, luego lo comentamos....




7 comentaris :

  1. En cuanto tenga un rato le echo un vistazo.

    Saludos
    Roy

    ResponElimina
  2. Y yo voy a dejarlo para esta noche. Ya sabes que me encantan los cortos y seguiremos comentando.

    Un beso.

    ResponElimina
  3. Aqui todo el mundo lo pospone..bueno pues yo tambien ;-D
    Ya te comentaré..

    Besos

    ResponElimina
  4. Pues yo también, que ahora voy a ver otra cosa. Lo veo mañana.
    Un saludito.

    ResponElimina
  5. Una vez visto da miedito Josep...:-(

    ResponElimina
  6. yo me he perdido, la verdad... Bueno, veo una explicación de alguien en youtube y sí, supongo que será más o menos eso... Es inquietante. Ese abrir los ojos de la niña al final cuando suena el teléfono. A mí lo que me ha despistado un poco es cuando la madre se ve a sí misma con la hija. Pero bueno, luego dice alguien que está cuidado hasta el tema de los colores. Por otra parte, en una de las historias que cuentan los niños en el autobús ya te da una pista acerca de lo que le ha podido pasar a la madre. Qué bonito es el reencuentro en el más allá, ¿no? (ja,ja).
    Da mied-ito, como dice abril, así que salud-ito.

    ResponElimina
  7. Veo que acerté al proponer su visionado un viernes, porque en este mundo que vivimos, hallar quince minutos parece una aventura titánica y lo digo por los Titanes y no por el Titanic, que con los media en ristre ha acabado por resultar odioso.

    Creo que Iván Sainz-Pardo busca la sugerencia y deja la interpretación a cada cual y hay que darle un vistazo tranquilo a los detalles, porque el tipo condensa en pocos minutos lo que puede y más y nada sobra.

    Muy diferente de la primera, que ya vimos, un registro casi que opuesto, pero una eficacia limpia.

    Volveremos sobre este director, otro día...

    Besos y abrazos.

    ResponElimina

Los comentarios son lo mejor del blog. ¡Gracias de antemano por tu colaboración!
(Comentarios publicitarios son borrados sin dudarlo.)

Print Friendly and PDF
Related Posts with Thumbnails
Aunque el artículo sea antiguo, puedes dejar tu opinión: se reciben y se leen todas.