Carregant el Bloc...

dilluns, 27 d’agost de 2012

Hodejegerne



Hará unos meses que el amigo David me sugirió, recomendó, propuso, que a la que tuviera posibilidades le diera un vistazo a una película que le pareció interesante, digamos que por encima de las medianias que proliferan en las pantallas actuales. Una película de intriga, basada en una trama novelesca originaria de los países nórdicos.

Y mira por donde la acaban de presentar en las pantallas españolas precedida de una mini campaña promocional que me ha sorprendido, ocupando en un diario con tanta solera como La Vanguardia más espacio del que jamás hubiera imaginado: serán cosas del agosto, de los becarios y de la falta de noticias de interés, o quizá del grupo de presión que nos apabulla con toda clase de "fabulosas", "interesantes", casi que "imprescindibles" narraciones que provienen de los fríos países europeos más cercanos al Polo Norte, una invasión que particularmente me empieza a cansar.

Este fin de semana se ha presentado -con notable retraso- en las pantallas españolas una película del año pasado originaria de Noruega, titulada Hodejegerne (2011) que, en un nuevo alarde de estupidez supina se presenta en España con su título estadounidense, Headhunters, como si nuestro riquisimo vocabulario se hallara huérfano de vocablos como cazatalentos.

Es el tercer largometraje dirigido por Morten Tyldum y se basa en una novela -dice que de éxito- escrita por Jo Nesbo, guionizada por Lars Gudmestad y Ulf Ryberg.

Tratándose de una película de intriga habrá que cuidarse de no desvelar nada que comporte desilusión al cinéfilo que se acerque a verla, por lo que los aspectos de la trama deberán difuminarse al máximo: no obstante,se puede relatar que la trama gira en torno a la personalidad de un tipo, Roger Brown, que se dedica a proporcionar candidatos a puestos directivos en multinacionales y grandes empresas y aprovecha su exhaustivo conocimiento de los currículos de los interesados para conseguir emolumentos adicionales a base de robar obras de arte que forman parte del patrimonio de esas personas.

La doble vida de un protagonista cinematográfico no es ninguna novedad y forma parte de los prototipos que enriquecen la fauna pobladora del cine negro en particular, precisamente la región en la que el espectador avisado no se escandaliza por la moral difusa y los principios poco éticos que manejan cotidianamente quienes pululan por esas pantallas, muy a menudo en historias en las que los amantes se traicionan y apuñalan sin compasión para deleite y satisfacción del apetito de tragedia clásica que en el fondo es lo que sacia y calma los ánimos del respetable que suele pedir, como mínimo, que no le engañen.

La propuesta de Tyldum, que los críticos banales se empeñan en situar en las coordenadas de la famosa trilogía del milenio, en realidad bebe en las fuentes del negro más clásico, aunando la fatalidad de las circunstancias que surgen de lo desconocido con la presencia de la mujer fatal, pero no acaba de funcionar con la fuerza deseable por diversos motivos que sin llegar a desmerecer un producto que permanece en la memoria como digno, no alcanza el notable a causa de dos elementos cruciales en una historia del género:

Hay en el guión -no he leído la novela, pese a que se acaba de publicar, quizás relanzar, con motivo del estreno de la película- un fallo que cualquier cinéfilo advertirá como subsanable con facilidad: el macgufin que nos presentan no es tal, pese a ser interesante, y el verdadero macgufin aparecerá de repente, para todos, demasiado tarde, perdiendo intensidad. Dicho de otro modo: Don Alfred se hubiera precipitado a informar al respetable público del verdadero macgufin a los diez minutos de la narración, permitiendo que todos, excepto el protagonista, supiéramos el porqué pasa lo que pasa. Y hubiéramos simpatizado -o no- con un protagonista al que le pasan muchas cosas.

Muchas cosas que se nos cuentan en cien minutos, que es una muy buena medida, pero, y ahí está otro defecto subsanable, con unos minutillos de sobra. Hasta los primeros 30 minutos, el pulso de Tyldum no tiembla y se mantiene firme y acompasado a lo que narra, con un vigor estimable, dominando el tempo narrativo, una caligrafía cinematográfica sin aspavientos pero adecuada a lo que cuenta; a partir de ahí, por momentos, las escenas aparecen como alargadas, excesivas algunas, con tiempos muertos y morosidades que quizás pretendan resultar intensas pero que rompen el ritmo de la trama en la que el tiempo es un factor a considerar, y permanece la sensación que, en la mesa de montaje, entre Tyldum y Vidar Flataukan -el encargado del montaje- algo no acabó de funcionar y en esos páramos visuales se dispersa buena parte de la fuerza que la historia alberga: unas buenas tijeras, total diez minutillos o menos de corte, ayudarían no poco a mantener la energía del conjunto.

Un conjunto que representa una continuación en el mantenimiento del género negro desde la perspectiva europea, lo que es bueno, máxime porque de momento no hay atisbos de la progresiva infantilización que nos llega del otro lado del atlántico, aunque en casos como el presente el producto no pueda siquiera aspirar a considerarse de primera categoría porque las interpretaciones no son acordes a los requisitos esperables, un elenco bastante flojo en todos los sentidos, aceptable, sí, pero no admirable.

En definitiva, una película que en el marasmo veraniego puede resultar interesante sin esperar de ella grandes virtudes, una película digna que hubiera podido ser mucho mejor con unos retoques sencillos, a la espera que el anunciado refrito acabe por hacerla más buena de lo esperable.

p.d.: no pongo vídeo de traíler porque cuentan demasiado.


13 comentaris :

  1. A mí me la recomendó Mr.Lombreeze, y creo que me gustó bastante más que a ti (y como bien has señalado en la anterior entrada, a ti te gustó más la de "El irlandés" (qué manía con los títulos; tienes toda la razón)... No le veo esas pegas que tú le pones porque lo cierto es que me tuvo enganchadísimo... Y yo creo que los actores están más que aceptables... El noruego sonaba bien (jaja)... De todas formas, deduzco que te resultó entretenida excepto en algunos momentos, así que doy por bien empleada la recomendación.
    Buenas noches.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Por supuesto que tu recomendación fue atendida a la mayor brevedad posible, David: lo que pasa es que ahora ha venido al pelo expresar las sensaciones que, está claro, no acaban de coincidir con las tuyas.
      Quizás si le das un segundo vistazo, más calmado, tu opinión se modifique sensiblemente....

      Un abrazo.

      Elimina
  2. ¡Buenas noches Mr.H. !
    Nos alegra tenerle de nuevo por aquí :-) con una semi-recomendación(creo entender). He leido alguna crítica (favorable) porque visto lo que ponen en los cines es de las pocas que pueden interesarme y ya veo que aquí hay dos opiniones, la tuya, tan exquisita y ampliamente expuesta como es habitual y la de Mr.D que parece ser más efusiva..
    Creo que iré a verla, al menos si es entretenida me apunto.
    A uno de los actores Nikolaj Coster-Waldau le sigo en Juego de Tronos "El mata-reyes" Jaime Lannister y tengo que reconocer que esa curiosidad de verle en el cine me llevó a leer sobre la pelicula.

    Espero que ya que estás no nos dejes sin exámen..aún no ha terminado el mes y supongo que estarás descansadito..;-D ( si no me odian los amigos por aqui..jiji)

    Besos

    ResponElimina
    Respostes
    1. Comprendo perfectamente, querida Milady, el interés que puede despertar ese guaperas sin haberlo visto en la famosísima serie televisiva, pero más allá de su innegable apostura poco más aporta a la cinta en cuestión: ésa es una de mis quejas, como habrás leído, incluyendo también al verdadero protagonista y a la actriz que representa la esposa.

      Dada la penuria estival que nos asola, esta película nórdica puede representar un buen motivo para acercarse al cne y pasar un ratito entretenido, sin esperar nada más allá que un producto honrado en la propuesta que, realmente, hubiera podido ser mejor con un pelín de voluntad.

      Del examen, ya hablaremos otro día.....

      Besos.

      Elimina
  3. Es lo primero medianamente tibio que leo de esta película, porque todo parece entusiasmo a su alrededor. No me fío, en todo caso, después de lo que me cuentas, y también porque ya no me fío de las presuntas bondades vendidas desde los medios mayoritarios. Porque la crítica o el comentario en según que medios no es más que otra forma de vender, me temo. Van tantas decepciones ya por cosas que supuestamente eran "imprescindibles"...
    Abrazos

    ResponElimina
    Respostes
    1. No te falta un ápice de razón para andar escamado, Alfredo. esa misma sensación tuve yo al leer el diario hace poco, y es una situación que se repite ya demasiado. Añoro como no te puedes imaginar algunas críticas de antaño en las que de vez en cuando los varapalos eran consistentes, tanto como el criterio sólido e independiente de quien los formulaba.

      En este caso, el producto no alcanza -en mi opinión- el notable ni la categoría de imperdible, pero en la situación de escoger, vista la cartelera, sería una solución aceptable para pasar un rato entretenido porque la trama, pese a la trampa, se sigue con interés, sobre todo en la primera parte.

      Si el guión lo hubiera revisado tu célebre tocayo, el divertimento hubiera sido de primera, porque la idea no es mala.

      un abrazo.

      Elimina
    2. Para mí sí es una peli de notable... Pero es que Alfredo y tú sois...(en fin, me voy a callar (jaja)...
      Puede que tengas razón y en un segundo visionado se me caiga (caso de muchas pelis que me gustaron mucho en su día, pero que al ir a revisarlas no aguantaron ni un segundo visionado: "Sospechosos habituales", por ejemplo. Por otra parte, no creo que sea el caso de esta. Los actores están más que aceptables, el guión me funcionó y las "sorpresas" seguirían teniendo efectividad a pesar de que vuelvan a verse (lo contrario de la película de Fincher)... Pero no lo sé.
      Como siempre, todo depende de las expectativas...A mí me la recomendaron. La vi no esperando mucho... y me sorprendió gratamente. ¿No hablaste hace unas entradas de eso? ¿De lo de cuando la crítica sube o aupa una película y te generas expectativas por encima de lo que son? Pues igual te ha pasado eso... pero yo sí le doy un notable a la peli.
      Un saludito.

      Elimina
    3. Alfredo y yo... somos dos, y por lo que recuerdo, podríamos mantener posiciones dispares respecto a la película de Bryan Singer y seguramente también respecto a la más larga de Fincher, pero ello no le da a esta película noruega más nivel del que le pueda corresponder. La espectativas se crean en la prensa comercial siguiendo unas directrices: de verdad de la buena que, después de leer el diario fue cuando decidí darle el segundo vistazo, lo que te recomiendo encarecidamente, visto tu entusiasmo... :-)

      Un abrazo.

      Elimina
  4. Yo no había leído nada de ella. Agosto, para un descreído como yo en cuanto a lo cine actual se refiere- es lo que tiene.
    ¿Qué tal tu verano, compañero?

    ResponElimina
    Respostes
    1. Ya veo, Raúl, colega, que has desconectado a base de bien, de lo que me alegro mucho. El verano, y más pensando en el mes que viene, se me ha hecho cortísimo....

      Un abrazo.

      Elimina
  5. Como de costumbre por partes. Se agradece el regreso.Comparto tu reflexión respecto de la sobredimensión que el aparato publicitario realiza con demasiadas películas, casi cada semana. Lo hemos comentado en más de una ocasión y lo suscribo.
    Pero amigo Josep, afectuosamente te diré que creo que en este caso no procede.
    La razón es muy sencilla. Poco importa lo que diga la Vanguardia o cualquier otro medio exagerando bondades cuando dispones de una recomendación mil veces más fiable. En este caso David. Y como a mi también me la recomendó, recuerdo muy bien los términos. En ningún caso David me habló, y seguro que a ti tampoco, de una joya del séptimo arte ni de una obra magna. Al contrario, recomendaba una película que dentro de su modestia le había llamado la atención por su ritmo, sus giros de guión y su suspense. Pero "porfaplease", en ningún caso se le ocurrió compararla con Hitchcock. Su entusiasmo no llegaba a tanto Josep...
    Por tanto, compartiendo gran parte de tu pormenorizado análisis, sobretodo el hecho de que en la primera hora el ritmo funciona mejor y que los actores son normalitos, en el resto me sumo a David.
    Curiosamente no la he comentado ya que siempre pensé que lo haría él.
    Sin alaracas me parece una película de muy correcta factura y como tu muy bien dices, bastante por encima de la media de las medianías habituales que nos colocan. Creo que en eso podemos coincidir todos.Un abrazo y encantado de tenerte de vuelta.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Se agradece la visita, en cualquier caso, Víctor.

      Te diré que vas errado, porque lo que me motivó a ponerme a escribir fue, precisamente, el elogioso contenido del diario, entendiendo que sus excesos resultan engañosos para lo que es el tema. Cuando David me la recomendó, procedí a dar los pasos neesarios para verla, está claro, y a él debo la experiencia, porque lo cierto es que del diario y sus "críticos" no me fío ni un pelo desde hace tiempo.

      Desde luego el contenido y las alusiones de mi comentario no se refieren en absoluto a David, que simplemente me indicó, sugirió, su visionado.

      Lo de Hitch es cosecha propia, para dejar bien clarito que el tema, llevado con la maestría de Don Alfred, no hubiera precisado de esa trampa absurda y desde luego hubiera ganado fuerza.

      No obstante, ni que sea por salirse de tebeos filmados, ya vale...

      Un abrazo.

      Elimina
  6. No sabes como te entiendo. Y doy por sentado que los comentarios no se refieren a David, sino a la película. Por cierto, haces bien en no fiarte de ciertos medios y seguir tu propio olfato.
    PD: Para nuestra desdicha, creo que vienen muchos más tipos en pijama para esta temporada, en fin... Saludos.

    ResponElimina

Los comentarios son lo mejor del blog. ¡Gracias de antemano por tu colaboración!
(Comentarios publicitarios son borrados sin dudarlo.)

Print Friendly and PDF
Related Posts with Thumbnails
Aunque el artículo sea antiguo, puedes dejar tu opinión: se reciben y se leen todas.