Carregant el Bloc...

diumenge, 31 de juliol de 2016

Squirrels to the nuts



O sea, ardillas a las nueces.

No es que sea una frase surrealista: es cinéfila. Pertenece a un clásico procedente de la magia de Lubitsch que algún día habrá que revisitar.

De momento centremos nuestra atención, si les place, en la última película dirigida por un cinéfilo ejemplar conocido de la casa: Peter Bogdanovich.

Bogdanovich junto con su ex-esposa Louise Stratten escribió un guión muy parecido a aquellos que seguramente él tiene en su mesilla de noche para relajarse en alguna noche de insomnio: una comedia clásica; de enredo; de amores que van y vienen; de procacidades exquisitas; de puertas que se abren y cierran; de la eterna lucha de sexos; ni un vodevil ni una alta comedia, pero con la indispensable dosis de locura.

La pieza la titulan ambos ex-cónyuges y asociados She's funny That Way y recibe como traducción Lío de Broadway lo que dice más acerca del infame traductor que de los autores del guión y del director de la película.

Para el cinéfilo, un cúmulo de tópicos conocidos.

Añejos.

De aquellos que indefectiblemente recuerdas con añoranza después de ver alguna estúpida comedia "moderna".



El guión parece dotado de una sinóptica muy simple: un hombre casado y con dos hijos llega a un hotel donde residirá mientras va a dirigir una obra de teatro y en su primera noche concierta una cita con una profesional a la que, a la mañana siguiente, propone entregarle la nada despreciable suma de 30.000 dólares para que pueda dedicarse a lo que más le plazca. Ella decide por fin presentarse a unas pruebas para ser actriz y ¡vaya coincidencia! él es el director de la obra. El autor se enamora de ella mientras la primera actriz, que es la esposa del director, se entusiasma y todos quieren contratarla, incluso el galán que sabe -porque la vió al llegar al hotel- que no es una desconocida para el director, intentando aprovecharse de la circunstancia. Entretanto, la novia del autor es una psicóloga más ida que bien centrada y es la que atiende a la acompañante aspirante a actriz y también a un juez que en su senectud está loco por la profesional y la persigue por donde sea gracias a los movimientos de un más anciano detective que.....

Es un guión clásico, vaya; no es novedoso; lo novedoso, en este siglo, es que los diálogos están afinados, las réplicas tienen un punto de romanticismo y mordacidad, y, lo más sorprendente, que el tempo de la comedia funciona a la perfección.

No hay momentos huecos ni pérdidas de ritmo y los actores, todos ellos, están de rechupete: Owen Wilson soporta impasible todo lo que le va ocurriendo a su personaje, Imogen Poots demuestra una capacidad ilimitada de dominar la cámara en un primer plano que sería insoportable para muchas actrices y Jennifer Aniston realiza su mejor trabajo en décadas, al punto que roba todas las escenas en las que aparece. Está claro que todo ello se debe a la sapiencia de Peter Bogdanovich que con setenta y cinco años demuestra mantener fresco su pulso y rápida su mente: de otro modo no cabe explicarse que, pasadas semanas de la visión de la película, todavía algunas escenas, en el recuerdo, muevan a la risa.

No alcanzo a entender cómo ha sido posible que esta muy buena comedia ha pasado sin pena ni gloria por nuestras pantallas en muy pocos días de exhibición, porque además de sus virtudes que la sitúan sin duda a un nivel de eficacia y clasicismo alto, deja algunas consideraciones de fondo que podrían ser objeto de debate más serio, aunque eso ya no sería una comedia sino un drama políticamente incorrecto, por calificarlo de forma posmoderna. Las frases aparecen como ráfagas de metralleta y algunas tienen más miga de la que parece a primera vista y no puedes atenderlas porque la vorágine te consume pero acabada la función algo surge del poso de risas. Es lo que tiene la comedia clásica que entre bromas y cachondeos clava alguna que otra puya. Los críticos serios de antaño a esto lo denominaban "segunda lectura" y quedaban como unos señores. Ahora, me temo, ya nadie está para una "segunda lectura" porque apenas si pueden entender la primera.

La pieza, que seguramente será difícil verla en pantalla grande, grande, es un bocado exquisito sin más pretensión que divertir haciendo cosquillas allí donde la inteligencia sobrevive recurriendo a mecanismos clásicos pero no obsoletos porque siguen -y seguirán por siempre- funcionando como un reloj al que, desde luego, no todos están capacitados para dar cuerda.

Si tienen la ocasión, sepan que va a ser una hora y media muy bien aprovechada. Se van a reír, seguro. Y cuidado con los "cameos": se nota que a Bogdanovich le aprecian.

Es de esas recomendaciones que uno da seguro de acertarla. Imperdible.

Tráiler


Por cierto: la frase de cabecera, el truhán protagonista la usa de "muleta". Faltaría más.







12 comentaris :

  1. Helloooo !!:D

    Vuelvo y ¡mira lo que me encuentro!... una recomendación para disfrutar en noche calurosa y compensar el síndrome postvacacional ;D..¡graaacias, sire!

    Y tienes razón, ha pasado sin pena ni gloria, en un zigzas por los cines. No la he pillado, pero puedo asegurarte que la veré, si es posible, en cualquier soporte.

    Tiene buenisima pinta ese trailer. De vez en cuando,entre superproducción y remake, alguien acierta.

    Besos. Milady

    ResponElimina
    Respostes
    1. Bienhallada, Milady: espero que tus holidays hayan sido espléndidos y densos.
      Esta película te va a encantar, estoy seguro. En otras épocas, sin tanta velocidad en las carteleras, hubiese permanecido hasta pasado el verano. Ya me lo dirás...
      Besos.

      Elimina
  2. Apuntada queda. En cuanto la vea, vuelvo.

    ResponElimina
  3. ¡Qué descreído que soy! Ay, amigo Josep. ¡Y yo con estos pelos! Me he vuelto por completo en un descreído, patético y rancio espectador asustado ya por los estrenos. Como bien sabes, vivo en Mataró y aquí tenemos un centro comercial con doce salas y todas, toditas ellas con una cartelera que ya paso por completo de ver. A veces, estoy seguro, se me cuela alguna, lo sé, porque después leo una buena reseña de confianza y ya es demasiado tarde para ir a verla al cine. Esta del gran Bogdanovich no ha pasado por aquí amigo mío. Mira estos son los estrenos que hay actualmente en este centro comercial:

    Ahora me ves 2
    Buscando a Dory
    Independence Day: Contraataque
    Ice Age: El gran cataclismo
    Infierno azul
    La leyenda de Tarzán
    Mi amigo el Gigante
    Un espía y medio
    El expediente Warren II
    La purga III
    Antes de ti.

    No voy a ir a ver ninguna de ellas. Estoy perdido, Josep, pero que muy perdido. He perdido comba y ando muy escorado. Ya no sé qué ver o cómo inspirarme para ir a hacer cola y comprar una entrada. Ay, antaño, cuando (casi siempre) acertaba en la elección de las películas. Miraba en el gran cartel el nombre del director y con eso bastaba para entrar. No sé, me siento como Timothy Bottoms en La última película, allí, bajo el porche desvencijado de una tienda quemada por el sol, y a lo lejos, en el último cruce del pueblo fantasma pasando una bola de rastrojos.

    Un fuerte abrazo, amigo.

    ResponElimina
    Respostes
    1. ¡Ay, querido Paco! Lo del mundo de la distribución de cine es una galaxia rarísima que parece destinada a hacerte la puñeta, porque películas que podrían aguantar perfectamente desaparecen como por arte de ensalmo. Empiezo a creer que la sobreabundancia es más perjudicial que otra cosa y acabará por producir cambios en nuestros hábitos.
      Lo de mirar el nombre del director, además, ya no se puede hacer, amigo: ya no quedan de esos.....
      Un abrazo.

      Elimina
  4. Es que la traducción del título......es una puñalada trapera, parece de estantería de arriba de los añejos videoclubs...no he tenido oportuniudad pero me fio de ti.
    Atento estaré a la interpretación que te ha encantado de la Aniston...actriz a la que estoy viendo con el tiempo con mejores ojos, creo que tiene una vis dramática poco explorada y que asoma en determinadas películas con muy buenos resultados...y miura que habré dicho yo cosas de las comedias de la Aniston...pues las estoy revisitando...y no es un golpe de calor. Un abrazo

    ResponElimina
    Respostes
    1. Creo que merece una oportunidad, Víctor: su pase por pantallas ha sido tan rápido que huele a dejadez de las distribuidoras y falta de motivación de la crítica, por ser escueto y no querer ahondar en ello.
      Y seguro que te sorprenderá el trabajo de la Aniston ya desde su primera escena. Ya dirás.
      Un abrazo.

      Elimina
  5. Josep, la he visto hoy.
    He empezado la tarde viendo la de Superman vs Batman o Batman vs Superman (no sé muy bien) y a la media hora no he podido y la he dejado y me he decidido por esta.
    Claro, si la comparo con lo que estaba viendo, es una maravilla, pero en realidad me ha parecido bastante floja. Lo que más me ha gustado son las partes de la entrevista. Esas eran buenas escenas...la crítica a la televisión y el homenaje al cine clásico, el recuerdo y la cita de Audrey Hepburn, la puñalada a que la gente no quiere ver teatro, sino solo musicales... Pero eso no salva la peli, que es una comedia de enredo un poco alocada, pero en la que Bogdanovich, por bueno que sea, no es Lubitsch.
    Un saludito.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Mentar a Lubitsch, David, es jugar con ventaja; pero eso ya lo sabías tú. Para mí, aparte de la agradable sorpresa de ver a la Jennifer cumpliendo, está la buena mano de Peter manteniendo el ritmo de la comedia, lo que, en realidad, no es tan habitual en este siglo. Desde luego, como comedia clásica está muy por debajo de ilustres ejemplos, pero es lo que hay: entre sus coetáneas del género, para mí, de las apreciables.
      Un abrazo.

      Elimina
  6. Pensaba que una peli con una entrevista con una actriz en ese plan y contando "entre líneas" cómo llegó allí (eso de que trabajaba de musa por horas) hubiera estado casi mejor como peli... Y hubiera salido mucho más barata; también es verdad que requeriría mucho talento mantener una conversación en ese plan como peli. A veces funciona. La de "Mi cena con André" la he visto un par de veces y siempre ando pensando en verla una tercera de lo que me gusta esa peli. Pero es otra historia, claro.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Pero eso ya no sería una comedia, ¿no? Más bien un melodrama o una pseudo-no-sé-qué más propia de Woody.
      Lo que está claro es que la niña aguanta perfectamente los primerísimos primer plano usados por Peter que, mal que te pese, sigue teniendo muy buena letra... :-)
      Un abrazo.

      Elimina

Los comentarios son lo mejor del blog. ¡Gracias de antemano por tu colaboración!
(Comentarios publicitarios son borrados sin dudarlo.)

Print Friendly and PDF
Related Posts with Thumbnails
Aunque el artículo sea antiguo, puedes dejar tu opinión: se reciben y se leen todas.