Carregant el Bloc...

dimecres, 29 de maig de 2019

Políticamente incorrecto y genial





Andaba buscando en youtube otra cosa y como suele suceder de repente me encuentro con una escena de una película que ví medio siglo atrás.

Me parto de la risa, me descojono, lloro mientras pienso en mis adentros que en este triste siglo XXI probablemente una escena así produciría sarpullidos en unos y acojonamientos en la producción y la auto censura se impondría porque, efectivamente, es políticamente incorrecta además de desternillante y sarcástica.

Si quieren ver a un mexicano genial, ahí lo tienen:




Pensándolo seriamente, creo que Cantinflas definió muy bien hace cincuenta años lo que es una frontera.

Ahora solo falta que alguna mano negra ordene la eliminación del vídeo en youtube y mandar a Cantinflas a la lista negra....





12 comentaris :

  1. ¡Cantinflas un espalda mojada! Pues sí, creo que este vídeo está muy de actualidad y no estaría de más que Trump le echara una ojeada. Sin duda el burro merece el visado por haber pillado garrapatas güeras.
    Saludos, Josep!
    Borgo.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Burla burlando, Cantinflas se nos mete en la actualidad sin perder ápice de sorna: lástima que no hubiese elegido a un guardián fronterizo más rubicundo y ya sería profético.
      Cuando veo la escena del burro se me ocurre, Borgo, que por suerte al actor no se le ocurrió mirarlo, porque si no, se queda el rumiante petrificado en los USA, por mucha garrapata que le chupara la sangre....

      Un abrazo.

      Elimina
  2. ¡Qué bueno, amigo Josep! El rebuzno del burro me suena ahora a pura filosofía si lo comparamos con las estupideces que tiene uno que oír por parte de nuestros políticos, y los que no lo son, claro. Dice Walter Benjamin que América es una gran payasada. Una gran payasada son ahora los cinco continentes de este desdichado planeta. La estulticia, la garrulería y la insidiosa majadería propia de los que mandan. Ineptos sin escrúpulos gobiernan al dictado de esos intereses económicos, y el pueblo termina por aclamar a los más patanes y corruptos como ídolos, pues ellos mismos desearían estar en su posición. Por eso votan. Así es la política: una telaraña tejida por hombres y mujeres que en su mayor parte deberían estar encerrados en habitaciones acolchadas.

    Por dios, qué sabiduría la del burro. Qué rebuznos tan profundos. Y qué bien argumenta el gran Cantinflas, detrás de esa miserable valla o puerta de madera, sus motivos para atravesarla. También me hace gracia el actor que hace de policía americano; es más mexicano que Cantinflas. ¡El bigote lo delata!

    Pues sí, más que actual, premonitorio, diría yo, como aquellas novelas de ciencia ficción que se adelantaron a su tiempo. Ahí tenemos “La invasión de los ladrones de cuerpos”, donde tenías que vivir sin mostrar ningún tipo de emoción para seguir viviendo: el zombi contemporáneo.

    Como ya conoces mi pasión por la obra de Jules Verne, amigo Josep, no he podido evitar hacer una comparación entre este Cantinflas intentando cruzar una frontera y al Passepartout que interpretó “La vuelta al mundo en ochenta días”, la gran aventura de los viajes cuando todavía podías cruzar todo el mundo por una apuesta y llegar a tiempo.

    Un fuerte abrazo

    ResponElimina
    Respostes
    1. ¡Ah! Qué gran diferencia el viaje alrededor del mundo, una novela imposible de escribir hoy, porque uno no puede partir de inmediato a ganar semejante apuesta: primero hay que pedir visados, permisos y vacunarse cuarenta días antes según donde vayas a parar: resulta paradigmático que en la época de las velocidades éstas se sujeten a una burrocracia cada vez más omnipresente.

      Burrocracia que no viene, desde luego, de ése ejemplar sabio que, harto del parloteo, tira por directo recibiendo amonestación y multa en suspenso: uno se pone a pensar y se asombra del grado de incompetencia al que estamos llegando.

      Inaudito, amigo mío; inaudito.

      Seguro que tú, Paco, cuando leías por primera vez a Verne, jamás hubieses imaginado que el siglo XXI sería como es.

      Un abrazo.

      Elimina
  3. Mmmm... Mira que yo me río con cualquier cosa, pero no me acaba de hacer gracia el vídeo. Eso sí, reconozco que como dice Miquel, de actualidad total desde que se hizo. El "detalle está" entre otras cosas en lo de derrocar si luego no nos prestan la lana y lo de que los USA acaparan las armas
    Otra de incorrección política: https://www.youtube.com/watch?v=s1MdRzZWQMo

    ResponElimina
    Respostes
    1. Precisamente su clamorosa actualidad ha sido, David, la causa de que apareciese por aquí ese vídeo: una escena de una película que tiene otras tanto más chuscas y risibles, pero que con ésa logra traspasar medio siglo sin perder vigencia, sin que ello fuese imaginable cuando se estrenó.
      No desde luego al punto que estamos y veremos en qué queda el futuro.

      No me gustan los monólogos como entidad propia: los monologuistas son como charlatanes de feria semanal pero sin que regalen mantas ni cafeteras. Jamás he visto más de dos minutos nada del popular Club de la Comedia, por mucho que nos ha provisto de "grandes intérpretes" del cine patrio.

      Un abrazo.

      Elimina
  4. Jajaja... Lo de que no reglen mantas ni cafeteras tiene gracia, vamos.
    Mmmm...lo de los monologuistas depende. Ahí algunos que algunas veces sí están muy bien. Steve Martin en el premio a Paul Simon en el Kennedy Center..Jo! Me parto cada vez que veo su introducción.

    ResponElimina
  5. jajaaaa está muy bueno! Se pasaba Cantinflas, ese humor tan mexicano me mata de la risa jajaaj. Me ocurre lo mismo con algunas escenas de Ramón Valdez, tanto en el Chavo como en otros sketches (palabra que Cantinflas podría mencionar en su spanglish).

    Que tema ese de la frontera, acá en Argentina un símbolo así podría hacerse con el aeropuerto de Ezeiza, ya que Europa o EEUU no los tenemos de "frontera". Pero por otro lado puede hacerse tranquilamente con los que cruzaban a Paraguay, o últimamente a Chile a comprar objetos tecnológicos.

    Ah, me hiciste acordar que a todo aquel que tiene unos bigotitos finitos, como pelusa, acá se los apodaba "Cantinflas"

    Abrazo Josep!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Vaya, Frodo: no sabía lo de ese apodo que mentas, muy apropiado por otra parte.
      Cantinflas gastaba un humor que, por momentos, trasciende lo mexicano y nos hace reír a todos, aunque segurísimo que a sus paisanos, capaces de entender mejor sus dobles sentidos, les divertía más.
      Un abrazo.

      Elimina
  6. Ya se que es una redundancia pero es todo un personaje Cantinflas. Un abrazo

    ResponElimina
    Respostes
    1. Pues sí: un personaje creado por Mario Moreno con todas sus consecuencias. Todo un personaje, vaya...

      Un abrazo.

      Elimina

Los comentarios son lo mejor del blog. ¡Gracias de antemano por tu colaboración!
(Comentarios publicitarios son borrados sin dudarlo.)

Print Friendly and PDF
Related Posts with Thumbnails
Aunque el artículo sea antiguo, puedes dejar tu opinión: se reciben y se leen todas.