Carregant el Bloc...

divendres, 14 de gener de 2011

TC (13) West Side Story




El que se descuide, no podrá verlos.

Me refiero, naturalmente, a los títulos de crédito de la enorme West Side Story, porque los amiguitos de youtube, o más bien los que se supone detentan los derechos de esta magna obra de hace ya demasiados años para que se sustente un derecho cultural, han conseguido borrarlo apenas vislumbrado por lo menos dos ocasiones antes.

Así que darle un vistazo ya, porque, salvo que uno tenga la película en glorioso dvd -y sea su cinefilia galopante y verdadera- seguro que estos títulos de crédito, ideados por el amigo Saul (ya dije que aparecería bastantes veces: es inevitable) Bass aprovechando la actualidad artística del momento en su elemento, lo que para nosotros era extraño y hasta hace poco no ha tomado carta de naturaleza urbana.

Dejémonos de palabras y vayamos a lo que interesa, esos títulos de créditos finales que, seguramente, muchos nunca han llegado a ver.

Porque, al principio, no hay nada....


Espero que los hayan disfrutado...




16 comentaris :

  1. Afortunadamente, cuento con el glorioso dvd y recuerdo bien esos títulos finales. Haces bien en recordarlos, amigo Josep.

    ResponElimina
  2. Un buen ejemplo de que con imaginación y talento puede hacerse lo de siempre de otra forma. Aunque me alegro de no ser yo quien "escribiera" todo eso...
    Saludos.

    ResponElimina
  3. A ver..que no quiero que la emoción me impida decir algo que no sea balbuceante...West Side Story es la mejor pelicula que se ha rodado sobre Romeo y Julieta ( musicalmente hablando )Está entre mis diez peliculas favoritas ¿ qué digo ? entre las cinco favoritas que siempre quiero revisar, cada cierto tiempo y siempre me emociona...Y como tambien soy de los privilegiados que tengo el DVD puedo hacerlo y poner la B.S.O en cualquier momento como fondo en mi estudio o sacar de su funda el vinilo con la versión de Bernstein y cerrar los ojos y disfrutarlo..No quiero sonar prepotente solo rendir mi homenaje a ésta obra maestra.
    ¡ Gracias por traerla aqui a éste espacio tuyo ! Esos créditos nunca igualados y siempre copiados como modelo a seguir..!:-))

    Besos emocionados, Sherlock. Irene A.

    ResponElimina
  4. AAAAAAAAAAAAAARRGGGG

    Te había dejado un comentario superlargo y se ha borrado. Mierda!
    En fin... Repito más o menos.
    Tengo el dvd. Escribo mientras escucho los créditos. Te decía que la música me encanta. Que tenía una cinta (ahora el cd) de la obra de Broadway y el Somewhere era introducido por un piano y luego cantada por el grupo y era una pasada.
    También te decía que hoy me había dado por recordar cómo y cuándo llegué a este blog.
    El cómo no lo sé...supongo que sería por el de Anro, pero no estoy seguro.
    El cuándo fue un par de entradas antes de tu post sobre Nine (en la que me dijiste que te avisara cuando viera la peli (aún no lo he hecho).
    Y otra cosa más... Que lo de Ibsen no era una "ocurrencia" mía. No sé si el novelista o el guionista de la peli había hecho esa relación. Es debida a la oposición que encuentra el sheriff cuando quiere cerrar la playa por el posible peligro frente a los que mandan, que no quieren perder beneficios de los turistas veraniegos. Cogida con las pinzas tal vez, pero sí tiene sentido la semejanza.
    En fin...espero que no se me borre esta vez.
    Un saludo.
    PD: Me tengo que ir a currar. A ver cuándo saco tiempo para volver a leer viejas entradas de tu blog. Quiero rescatar alguna para el mío.

    ResponElimina
  5. Josep ésta sí ha sido una película de "culto" para mí. (No hablemos de edades). La tengo en DVD y la he visto montones de veces y también en pantalla grande, cine,cine, cine.Para mí, el musical por excelencia. Me ha encantado por cinco minutos escuchar los silbidos trepidantes que anunciaban una nueva historia de Romeo y Julieta. He disfrutado recordando y viendo nuevamente los créditos finales. Genial.
    Un poco melancólica me pongo con esta peli.
    Feliz fin de semana y un beso

    ResponElimina
  6. Estos créditos finales, Gourmet, como no tengas el dvd vas listo para verlos, porque segurísimo que en cualquier pase televisivo se los comen; y seguro que pronto desaparecen de youtube, porque son como el guadiana...

    Saludos.

    ResponElimina
  7. Lo curioso, Alfredo, es que cuando se estrenó (y reestrenó, algunos años más tarde) en España, eso de los grafitis era una cuestión totalmente desconocida, inédita, y siempre me ha llamado la atención la buena idea de aprovechar una característica urbana para tal fin.

    Como dices, cuestión de imaginación y talento.

    Saludos.

    ResponElimina
  8. Ya veo, Milady, que el día que me decida a poner cuatro letras respecto a esa película voy a tener que esmerarme mucho; entretanto, querida Irene A., me alegro que la inclusión de esos títulos de crédito te haya parecido oportuna en esta mini sección, aunque puedas disfrutarlos a conveniencia gracias al dvd, porque nunca están de más, ciertamente.

    Besos.

    ResponElimina
  9. Ya sabes, David, que blogger hace esas putaditas de vez en cuando.

    Es curioso que algunas comedias musicales presentan características muy distintas en las grabaciones teatrales, usualmente con menor calidad musical pero más fuerza expresiva: hace años me prestaron -y me grabé en una cinta- la versión teatral de Londres de Jesuchrist Superstar y era bastante difeente de la película. Ni hablar, claro de la española.

    Lo de Ibsen me sigue sonando a chino y vista tu explicación, a chino borracho... :-)

    Saludos.

    ResponElimina
  10. Pues si la entradilla ha conseguido suscitar tales sentimientos, Camy, bien está, porque por descontado que la película los merece y recordarla aunque sea tan sucintamente creo que es buena idea.

    Besos.

    ResponElimina
  11. Buenos días, me alegro que hable usted sobre créditos y más de algunas pelis como esta a la que nombré hace poco en twitter, ¿ha sido casualidad? No importa, yo me alegro de que lo haga en este su blog porque son buenos y yo soy de las que se quedan hasta el final, o llega a tiempo siempre para ver empezar.
    Lo de los créditos, no es por presumir, es que a veces, bastantes, sale alguien de mi familia al que me gusta ver reflejado en ellos..

    Besos

    ResponElimina
  12. Ha sido casualidad, Blanca, porque lo del tuiter ése no lo tengo, pero la coincidencia tan sólo es muestra de que ambos tenemos buen gusto, porque estos títulos, que casi siempre pasan desapercibidos, bien valen un vistazo calmado. Y si encma aparece algún pariente en ellos, miel sobre hojuelas, que se dice.

    Besos.

    ResponElimina
  13. Ya sé, compa Josep, que suena a herejía, y de las gordas, pero la peli no la he visto (ya sabes, lo mío y los musicales, en fin...). Se supone que, en contrapartida, Youtube se ha apiadado de mí, y me ha dejado ver esos títulos de crédito (que sí conocía, algo es algo...) que, como todos los que salieron del magín de Saul Bass, son una auténtica delicia. Bien merecen la glosa que les concedes...

    Un fuerte abrazo y buena semana.

    ResponElimina
  14. Pues aun sabiendo de tu alergia, Manuel, me sorprende, porque ésta es de las que hay que ver sí o sí: forma parte por derecho propio de la historia del Cine con mayúsculas y su partitura inequívocamente es un hito del pasado siglo, así que yo te recomiendo que hagas un esfuerzo: igual acaba gustándote el género: nunca se sabe...

    Un abrazo.

    ResponElimina
  15. Los títulos son estupendos porque esas pintadas en la pared reflejan muy bien la película, cosa que todos los créditos deberian hacer, creo.

    ResponElimina
  16. Exacto, Alma: eso pensé: nada casual la elección de Saul Bass; muy al contrario, adecuadísimo a la historia que hemos visto.
    No siempre se da la circunstancia, me parece; de ahí el especial valor de éstos.

    Una abraçada.

    ResponElimina

Los comentarios son lo mejor del blog. ¡Gracias de antemano por tu colaboración!
(Comentarios publicitarios son borrados sin dudarlo.)

Print Friendly and PDF
Related Posts with Thumbnails
Aunque el artículo sea antiguo, puedes dejar tu opinión: se reciben y se leen todas.