Carregant el Bloc...

dilluns, 16 d’abril de 2012

Ladrones de poca monta



Sacarle punta a una situación enojosa y dramática que además ha llegado a causar alarma social puede ser un buen principio, una base, para una comedia corrosiva que sin ofender pero aplicando la sabiduría de años de vitriolo cinematográfico de alguna forma consiga conectar con el patio de butacas y producir esa chispa de complicidad que alegra el ánimo por unos minutos por lo menos.

Brett Ratner debe ser un tipo afortunado, de esos que suelen encontrarse tesoros en las manos sin siquiera haberlos buscado: no es que sea un tesoro, pero la idea de Ted Griffin en torno a las relaciones entre un sujeto que vive en un enorme y privilegiado ático de un rascacielos dedicado enteramente a proporcionar lujosas viviendas a familias adineradas que puedan pagárselo y el numeroso grupo de empleados dedicados a proporcionar comodidades a todos esos habitantes, precisamente porque el potentado del ático parece haber dispuesto a su antojo del fondo de pensiones de todos esos trabajadores, como ha hecho con todos sus clientes, recordando las debacles de algunas famosas pirámides financieras con las que algunos, además de hacerse pasar por sabios economistas acaban por mostrar su verdadera faz de estafadores sin entrañas arruinando incautos de toda clase y condición.

Ése del ático con piscina particular, un tal Arthur Shaw que nos resulta muy conocido por sus maneras y desmanes, se ha pulido los fondos de pensiones de los trabajadores que dirige con mano firme y cariño Josh Kovacs y los ha dejado literal y realmente en la ruina. Josh, que se siente responsable por haber recomendado la tarea de inversión de los fondos al sinvergüenza del ático, decide hacer lo que sea para recuperar el dinero de sus compañeros de trabajo.

Y resuelve tomarse la justicia por su mano.

Y consigue convencer a cuatro pringaos más.

Y como todos son honrados y no saben robar deciden aconsejarse con quien suponen es un experto, el caco del barrio, un tal Slide

Y entre todos, van a acometer un robo, Un golpe de altura (Tower Heist, 2011)



La idea básica ofrece un amplio campo en el que desarrollar argumentos interesantes y además el director de la película que nos lo va a contar, el referido Ratner, cuenta con un elenco de intérpretes que ya han demostrado su solidez en diversas ocasiones y que hacen su trabajo sin aspavientos ni necedades superfluas: con decir que Stiller y Murphy incluso se muestran contenidos ya hay una buena razón para ver la película.

Lástima que Ratner se dedique exclusivamente a rodar con cierta eficacia la trama y seguramente a rebajar el histrionismo de sus estrellas y descuide lo principal que es la trama en sí misma, porque llega un momento en que la irrealidad supera la desesperanza y la tragicomedia se convierte en parodia de acción rebajando ostensiblemente el nivel. Hay en el guión un buen trabajo a medias inexplicable cuando uno se fija y comprueba que en la reunión para aportar ideas fueron tres los llamados y luego uno de ellos y otro se ocuparon de llevarlo todo al papel, porque algunos diálogos tienen chispa, mucha más que la acción del último tercio.

El defecto capital es la falta de originalidad pero podemos obviarlo tranquilamente en esta época de refritos: que un grupito de aficionados pretenda llevar a cabo un golpe delictivo no es novedad, pero sí lo es el nexo causal entre futuros delincuentes y futura víctima en una torna de papeles que podría verse apoyada por aforismos ancestrales: Ratner filma una comedia amable que podría haberse presentado con mala uva hurgando apenas un poco más en los personajes y sus conductas echando unas gotas de ácido sulfúrico y entonces se hubiera encontrado filmando una comedia en la que quizás todos los intérpretes a su servicio hubieran tenido trabajo, porque lo cierto es que Affleck, Alda y Broderick pasan por la pantalla sin esfuerzo y sin dejar huella.

Las interrelaciones entre estafador y estafados con las fuerzas policiales presentes intentando averiguar el paradero de los millones defraudados ofrecen sin duda un terreno de juego abrupto en el que los escondites y las torceduras de tobillos -figuradamente hablando- quedarían empalidecidas por aviesos comportamientos bien razonados, pero Ratner y compañía deciden quedarse en la superficie chapoteando cuando lo interesante está a pocos metros de profundidad y sólo hay que sumergirse un poco para disfrutarlo, pero para ello hay que tener valor. Y una mente dispuesta.

En definitiva, una pieza modesta claramente poco ambiciosa que cumple con su cometido de entretener un rato sin caer en el pecado habitual de las comedias actuales, en su mayoría productos descerebrados; comparada con lo que suele poblar las actuales salas de cine, un producto aceptable: comparada con cualquier comedia clásica, incluso con alguna que otra gamberrada setentera, puede saber a poco, porque el ojo avezado y avisado sabrá percibir lo que hubiera podido ser y no es.

Tráiler




18 comentaris :

  1. Un tipo que se llama Brett Ratner no puede hacer buenas películas nunca... ¿No hizo ese bodrio llamado "Sahara"? En cualquier caso, lo hiciera o no, yo en aquel momento decidí que no vería nada de este tipo.
    Y hace días que decidí no ver nada de Ben Stiller, que me parece el eslabón perdido ese que buscan en Atapuerca.
    Un abrazo

    ResponElimina
    Respostes
    1. Pues mira, Alfredo: puede que sea una de las mejores películas de Stiller porque está controladísimo y el humor que gastan, con ser demasiado blandengue, no es soez ni estúpido.

      Eso sí: queda por debajo de lo que hubiera podido ser, pero encima de la media actual...

      Un abrazo.

      Elimina
  2. Pues no, resulta que "Sahara" es de Breck Eisner (otro nombre que se las trae...). Bueno, es igual, porque he buscado la filmografía de este tipo, y todas son de la misma calaña que la de Eisner.
    Otro abrazo

    ResponElimina
  3. En fin, compa Josep, yo no llego a los extremos del compa Alfredo (respecto a Reitner, aunque tampoco su filmografía me llame demasiado, más bien bastante poco…), pero lo que sí te puedo asegurar es que teniendo a Stiller y Murphy como señuelos interpretativos, ni aunque me los ofrezcas no ya contenidos, sino dormidos, me termino de fíar. Solo hubiera faltado Adam Sandler (vade retro) …

    Un fuerte abrazo y buena semana.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Te entiendo, Manuel: lo cierto es que yo la afronté pensando que me iba a dar oportunidad de soltar un poco de bilis y lo cierto es que -quizás por estar bajo mínimos- superó con creces las expectativas iniciales: y creo que Murphy, al fin, ha logrado retenerse un poco, sí... ;-)

      Sandler juega en otra liga, una división inferior en la que ciertas gentes pretenden erigirse en modernos clowns y no llegan siquiera a ser payasos...

      Un abrazo.

      Elimina
  4. Mal asunto si ya estamos otra vez a mitad de camino de ninguna parte. Este tipo de películas que se dice "se dejan ver" y sirven "para pasar el rato" contienen en esa formulación su propio veneno: A ver ¿cuanto rato es ese?.
    Como no la he visto tal vez no estaría mal vers el posible choque entre dos estilos de comicidad. El de los 80 de Murphy y el actual de Stiller. Son estilos diferentes, aunque ninguno me entusiasme, la verdad. Pero podría ser curioso ver quien consigue que suelte al menos una sonrisa, que lo dudo.
    Bueno, sale Tea Leoni, curiosa chica. Un saludo.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Yo creo, Víctor, que un visionado a la hora de la sobremesa sabatina puede ser un buen momento y un termómetro infalible: si te duermes, es que te aburre: si no, es que, sin ser notable, consigue llamar la atención.

      Eso sí: debes hacer mmmmmmmmmm y olvidarte de los clásicos...

      Un abrazo.

      Elimina
  5. Me parece que nadie se quiere arriesgar a ver la peli. Yo como soy más facilona seguro que me encuentro con ella en casa en menos que canta un gallo.

    Seguiremos observando..

    Besos

    ResponElimina
    Respostes
    1. ¡Ele mi niña! Tú lo que eres, Blanca, es valiente y creo que te vas a llevar una sorpresa agradable, porque no es tan mala como podrías suponer a priori...

      Besos.

      Elimina
  6. De un confeso adepto a las comedias de Howard Hawks, qué otra cosa puede esperarse... Amigo Josep, no es eso, no es eso... Lo que me sorprende es que un, asimismo, aficionado al humor de los Hermanos Marx le guste el Hawks "gracioso" y a estos otros graciosillos de hoy. En fin, que los caminos del humor son inescrutables...

    Salucines

    ResponElimina
    Respostes
    1. Ya ves, Fernando, al punto que uno llega a base de eclecticismo...

      Lo cierto es que su evidente falta de pretensiones ayuda a darle un aprobado pasable, en realidad una sorpresa inesperada pues intuía un truño y no.

      Un abrazo.

      Elimina
  7. Lo olvidaba. Sobre ese tema, hay una peli actual que no está nada mal: "Con el dinero de los demás". No recuerdo ahora el director, pero sale Danny de Vito.

    Salucines 2

    ResponElimina
  8. En el cine, yendo adrede, jamás, pero prometo verla cuando la pasen en televisión.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Si la ves en la tele, Raúl, olvídate de hacer la siesta...

      Un abrazo.

      Elimina
  9. Ese gran tema que és robar para salir del atolladero me gusta mucho,amigo Josep.Existen películas estupendas sobre dicho tema.Me gusta sobre todo el plan mucho más interesante que su ejecución.Recuerdo El golpe,obra maestra.Incluso me gusta Granujas de medio pelo,del viejo Woody.Un diamante al rojo vivo.Atraco perfecto,en fin,muchas,muchas.Esta que comentas no la he visto.Mirando el cartel se me quitan las ganas.Por cierto,aquí me encuentro con Matthew Broderick que me hizo pasar buenos momentos en mis años adolescentes con Todo en un día y Lady halcón.Hoy los que asaltan al carro blindado son los productores.Menudo golpe,amigo.Nos han dejado en pelotas a la hora de ir al cine.Ya no podemos ni robar un banco,porque allí tampoco hay dinero,o,al menos el suficiente para retirarse de todo.Los tiempos ya no dan ni para eso.

    Un abrazo.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Me encanta ese humor que destilas, amigo Francisco, mientras con buen ojo y mejor memoria llamas la atención sobre ese subgénero: en verdad te diría que ésta, por lo ganapanes, se aparejaría a nuestra Atraco a las Tres y muy remotamente a la insigne Rufufú.

      Entiendo que el cartel eche p'atràs, pero creo que es más pasable de lo que a priori uno intuye... ;-)

      Un abrazo.

      Elimina
  10. Apuntada como posible.
    Josep, te había mandado un mail pero me lo han devuelto. ¿te va bien el correo?
    Un abrazo.

    ResponElimina
    Respostes
    1. El correo va de maravilla: el que va mal soy yo... ;-)

      Un abrazo.

      Elimina

Los comentarios son lo mejor del blog. ¡Gracias de antemano por tu colaboración!
(Comentarios publicitarios son borrados sin dudarlo.)

Print Friendly and PDF
Related Posts with Thumbnails
Aunque el artículo sea antiguo, puedes dejar tu opinión: se reciben y se leen todas.