Carregant el Bloc...

dilluns, 21 de maig de 2012

TC (26) Barbarella





No hace mucho comentaba con un amigo que esta moda de llevar a la pantalla tebeos no era ni mucho menos nueva, y entramos a deliberar acerca de la relativa bondad de los productos que en tal subgénero se nos ofertan, en una cantidad tal, últimamente, que quizás lo que pretenda la industria estadounidense sea alcanzar la categoría de género y devenir en especialidad reconocida por su calidad intrínseca más que por su negocio comercial.

Como sea, está clarísimo que la moda de novedosa no tiene nada y que hace ya muchos años el cine intentaba aprovechar el filón del tebeo popular, aunque entonces nadie osaba erigirse en oráculo de nada ni en proporcionar filosofías trascendentales a productos de entretenimiento nacidos de páginas gráficas más o menos bien dibujadas.

Hubo una heroína en esos tebeos que gozó de fama y hete aquí que en una eṕoca muy activa cultural y políticamente, 1968, el espabilado francés Roger Vadim, que ya había gozado las mieles de Brigitte Bardot, aprovechó su tercer matrimonio con otra hermosa rubia (creo que las iba renovando con la edad [de ellas, claro]) para exhibirla, como de costumbre, en una de sus películas intrascendentes que siempre supo presentar rodeadas de un halo artístico, muy en la línea de la "gauche divine", cuando luego el público iba por ver la maciza de turno.

Así que, ni corto ni perezoso, Roger, cual Tarzán moderno, coge a su Jane y la convierte en Barbarella y si les parece vamos a detenernos en los títulos de crédito, pero antes de ver el vídeo recuerden que estamos en el año 1968: para situar a los más jóvenes: hacía tan sólo tres años que Mary Quant había escandalizado medio mundo con la minifalda y en las playas apenas se veían los primeros biquinis.

Títulos de crédito de Barbarella (1968)

Al pobre de Henry se le debió quedar la sonrisa congelada, no sólo por la cutre realización: supongo que se han dado cuenta del simplísimo truco de esa bochornosa ausencia de gravedad...

¿O no?



23 comentaris :

  1. Pues bueno...tiene cierta gracia lo de las letras saliendo del casco.
    Mira que era mala esta película....pero yo la vi con la edad en la que tenía que verla así que tengo un eeeeehhhh...un buen recuerdo de ella... Recuerdo confuso también (esperando que mis padres no vinieran a la sala mientras la daban (no sé si fue en La clave; no creo, pero fue una tarde en la 2 hace mucho). No he querido volver a verla desde entonces y no creo que la vuelva a ver.
    El personaje del "Best-seller" (no dicen ni que es un tebeo)... se inspiraba claramente en B.B, pero aquí escogieron a Jane Fonda, por motivos obvios. No sé cuál de las dos hubiera estado mejor. Sí, B.B era muy mona, pero Jane Fonda en "Descalzos en el parque" está preciosa, y yo igual me quedo con Jane.
    Un saludito.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Empezando por el final: Descalzos por el parque es un truño considerable y tontorrón que me causó una decepción que todavía recuerdo...

      Desde luego Barbarella no estaba prevista ni de coña para B.B. entre otras cosas porque Vadim ya se había divorciado de ella hacía una esposa que en su caso no era mucho pero suficiente para incrmentar el odio de la diosa gala. Que luego ofreciera el bombón a la ídem de Jane no sé si se debió a una sesión de humo mágico o a maravillas lisérgicas, pero el resultado es extraordinariamente risible.
      dudo mucho que Balbín se atreviera a ofrecer esa película como base a nada, salvo que buscara otra boutade de Fernandito Arrabal...
      Un abrazo.

      Elimina
  2. Ah! Y dale... lo de los tebeos no es un subgénero...es un medio. El género será el de los superhéroes, o el de la ciencia-ficción. Y en este caso podrías incluso decir "ciencia-ficción" subgénero erótico o algo parecido, pero medio como tebeo.
    Y sí. Ya son demasiadas adaptaciones de las páginas de colores... Supongo que es un mercado que todavía no se había explotado a fondo, y que ahora con los efectos especiales es más "creíble"... Por otra parte, juegan con "productos" que saben ya conocidos por el público...como cuando adaptan una serie televisiva. Tiene en principio más ventaja "comercial" (y hablamos de una industria al fin y al cabo) una peli sobre Spiderman, los X-Men o qué sé yo que un guión original (al margen de que este sea más interesante o mejor; no hablo del tema artístico).
    ...mmmm...y nada más.
    Otro saludo.

    ResponElimina
    Respostes
    1. El medio será, en todo caso, el soporte, el papel, y el dibujo como sustento de la comunicación que -se supone- se pretende.
      Acepto que es un tebeo de ciencia ficción, algo así como una versión adaptada a los tiempos de Flash Gordon, añadiendo tetas y polvos mágicos.
      Ahora que lo pienso: quizás la Johanson estuviera mejor como refrito de Barbarella que como viuda negra...
      Lo de presentar productos ya mascados me recuerda mucho -y ahora lo menciono de pasada, pero habría que extenderse- a lo contento que se pone mi amigo Llamp cuando a diario paseamos por los mismos lugares y se da cuenta que conoce el camino....
      Otro abrazo.

      Elimina
    2. Ja,ja... Me han hecho gracia tus dos respuestas...
      El medio es el tebeo, claro.
      Ya me imagino que si no apareció B.B en la peli fue porque ya no estaba con el Vadim...pero creo que el dibujante se inspiró en ella para crear al personaje.
      Y ahora a cosas más serias.
      "Descalzos en el parque" la vi de niño y me encantó. La volvi a ver mucho tiempo después y sí, ha envejecido bastante, pero le sigo guardando cariño, y no la considero un truño. Flojilla, tal vez. Pero lo de truño se lo daría más bien esta peli, me parece.
      Un abrazo.

      Elimina
  3. Yo tampoco he querido volverla a ver y la recuerdo muy vagamente. Sí que me impresionó Jane Fonda, muy guapa ( ahí estoy con )pero los efectos son chapuceros totalmente..claro que en su dia a nosotros no nos lo parecian tanto. Es ahora cuando ya nos hemos "lincenciado" cuando nos "cantan" mucho.;-P (jeje)
    Roger Vadim era el clásico tipo que "explotaba" a sus mujeres todas ellas rubias y atractivas. Pero lo mismo terminaban hartas que agradecidas por darlas a conocer ( no así en el caso de Jane que ella al fin y al cabo venia de una saga de actores y otro continente ).

    Como curiosidad está bien la entrada Mr.Parrot :-D pero no me meto a discutir ontigo lo de los tebeos..par eso ya tienes a David jiji

    Besos

    ResponElimina
    Respostes
    1. Esos efectos, Milady, cantan como una almeja: si la has visto, recordarás también los vuelos del angelical John Phillip Law con sus alas enormes y su taparrabos sucinto, motivo por el que el público femenino se avenía a acompañar a sus amigos al cine...

      Vadim era un director malísimo pero un tipo listo, sin duda...

      Besos.

      Elimina
  4. No la he visto. Posters y fotos si,muchos, pero la película no. Del video con elcomienzo dela película me llaman la atención algunas cosas. La primera: No se como Dino de Laurentiis, que se creía muy zorro y avispado como productor consiente que el director desnude a la chica, no en la primera escena, sino en los títulos de crédito. Hasta el más chapucero de los directores españoles de los tiempos del destape sabía que ese stipteasse había que dejarlo para mucho más adelante,por lo menos 40 minutos después.
    La segunda. ¡Pero si se está revolcando por el suelo! la bota ni se mueve. Como el resto de efectos especiales sea igual,ganas me dan de verla para reirme un rato.
    La tercera. Tiene tela la cancioncilla.
    PD: Ya que tratas el tema de adaptaciones de comics, sabemos que has visto una película en glorioso formato 1:85 con una pila de superhéroes pero no tenemos claro si te ha agradat. Simple curiosidad.Saludos.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Ese streaptisse Víctor, lo coloca Vadim al principio porque luego el interés estaba en los polvos mágicos que resultaban salvíficos para el mundo mundial y, además, entonces en los trailers no ponían según qué cosas y no tan sólo no existía internet -ni youtube, claro- sino que, además, ni siquiera existía el vídeo doméstico, así que te encontrabas con el despelote nada más empezar y a partir de ahí, con los ojos en chiribitas, todo iba rodado.... jajajaja....

      Efectivamente, el truco de la gravedad es que el suelo es de cristal y la nena se revuelca a base de bien....

      Si le das un vistazo, que sea con el ánimo predispuesto, porque avisado ya vas...

      Un abrazo.

      p.d.: ésa, con un triste formato 1:85, si acabo dando cuenta, me parece que me va a salir una entradilla demasiado sesuda porque ya empiezo a estar harto de tanto entretenimiento barato con ínfulas y le veo cosas que igual no están.... veremos....

      Elimina
  5. No he visto la peli, compa Josep, a pesar de que anda por ahí suelta, por casa, y en más de un formato (VHS grabado de la tele, y algún DVD de colección de quiosco, a saber con qué formato y calidad, ya sabes que, en ese terreno, te puedes encontrar de todo -desde lo más súblime a lo más perverso, que dirían Les Luthiers....-). Y la cosa es que me llama la atención, por su excentricidad (friquismo, que se dice ahora, ¿no...?) y a pesar del cúmulo de referencias negativas con que cuento (aún no encontré quien la reivindicara, más allá de esos territorios de la añoranza y la evocación a los que el compa David nos remite). Así que a ver si un día de estos me pongo y ya cuento...

    Un fuerte abrazo y buena semana.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Manuel: en este caso, recomendaría comprobar formato, porque en aquella época, como sabes, se usaba casi siempre el panorámico, buscando la diferencia con el televisor: del idioma no creo que debas preocuparte porque para lo que dicen y por cómo lo dicen, supongo que dará igual: pero ver la lozanía de Jane merece una pantalla panorámica bien grande, porque, aparte de unas risas, poco más te llevarás: como muy bien apuntas, una excentricidad que supongo funcionó en Europa bastante bien, porque tuvo su -efímera- popularidad.
      Igual si la hallas y organizas un pase con unos amigos y lo acompañáis con unos finos, las risas y la compañía te darán un buen rato...

      Un abrazo.

      Elimina
  6. Siempre me ha parecido infumable esta película, pero tiene "mito" alredor de ella y a una Jane Fonda de toma pan y moja. Lo que mas me gusta es el cartel de R. Mcguinnis

    Saludos
    Roy

    ResponElimina
    Respostes
    1. Creo que Vadim era un hacha en cuanto a publicidad, Roy, aparte de disponer de buen gusto en cuanto a las féminas: la Fonda nunca estuvo más sexy aunque el precio a pagar por verla es un pelín alto...

      Un abrazo.

      Elimina
  7. Recuerdo Barbarella y la modernidad, a Vadim, mi hermana eran fan de todo lo francés e italiano, con lo cual conocía a todos a los que nombras.

    Jane, después convertida en pacifista, estaba guapísima y con un cuerpo espectacular. Lo de Vadim con las rubias era de esperar. Brigitte Bardot creo que hoy estaría de plena actualidad por su belleza y él tampoco estaba nada mal.

    Poco que añadir, salvo guapura.

    La verdad es que recordar estas cosas está bien, me has transportado por un rato y ahora que tengo a la susodicha afrancesada a mi lado sonriendo más.;)

    Besos!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Esta película, Blanca, efectivamente es muy representativa de una época concreta; la Fonda estaba en su fase hippie -amor libre y lisergia- casi preparándose para regresar a casa en plan pijo-progre y Vadim seguía con sus hábitos: quito rubia-pongo rubia y repito porque ya toca...

      la afrancesada, supongo, reconocerá que ésta no es la mejor exponente del cine galo... :-)

      Besos duplicados.

      Elimina
  8. Hace un par de años me dispuse a volver a ver la famosa "Barbarella", pero no aguanté ni diez minutos. Es alucinógena... Ahora bien, la Barbie Jane creo que nunca ha estado más bella en la pantalla. Y ese streep tease es, para la época, toda una osadía en el espacio...

    Salucines

    ResponElimina
    Respostes
    1. No me extraña, Fernando, porque hay que tener resistencia a prueba de bombas fétidas para aguantar el experimento enterito: una cosa es verla hce la tira de años cuando había un complemento erótico a todas luces excepcional y otra verla en la actualidad, todos curados de espantos....

      Un abrazo.

      Elimina
  9. A mí de Barbarella sólo me gustan sus piernas.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Tu es que tienes muy buen gusto, Raúl, y no pierdes el tiempo con tonterías: al grano, al grano, que son dos días...

      Un abrazo.

      Elimina
  10. Beuno,bueno,al fin y al cabo esta película es hija de su tiempo,o no. El sexo, que muchos entusiastas creyeron haber inventado en los años sesenta, hace aquí su aparición en el cine de ciencia ficción. La relación entre el sexo y la ciencia ficción o, para ser más precisos, su ausencia casi total del género, ha sido siempre un enigma (explicado, supongo, por el hecho de que los escritores de ciencia ficción constituyen una auténtica comunidad de ingenuos, por lo general aprensivos ante el cambio, ultraconservadores en lo político y deseosos de no pensar en lo que hacen los adultos cuando se apaga la luz). Hay una excepción; Philip José Farmer, pero es otra historia. En todo caso, habría sido inconcebible que de los maestros de la ciencia ficción surgiera una película desfachatada y divertida como ésta, que llevó elegantemente a la pantalla las aventuras sexuales interplanetarias de la heroína francesa del cómic. Roger Vadim, quien creó a Brigitte Bardot en Y Dios creó a la mujer, esta vez posa su mirada afectuosa e irónica en otra de sus esposas, Jane Fonda, que alcanza la inmortalidad mientras retoza desnuda en una nave espacial forrada de piel.

    Escribo desde mi memoria,amigo Josep.No creo que pudiera volver a verla hoy.

    Un abrazo.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Haces bien, querido Francisco, al mostrarte prudente y no desear una revisión que nada bueno puede reportarte: tus palabras me han causado admiración y carcajadas porque aunque creo advertir alguna exageración, las teorías que mantienes no dejan de ser muy interesantes y divertidas a un tiempo: mucho más que la película, la verdad. Tiempo habrá, espero, para poder explayarnos a gusto...

      Un abrazo.

      Elimina
  11. Es un horror. Ni siquiera resulta simpática, ni ocurrente, ni nostálgica, ni transgresora. El horror, el horror...
    Un abrazo

    ResponElimina
    Respostes
    1. Un pelín transgresora lo fue en su momento por el intento de erotismo liberador que pretende formular, Alfredo, que en estos pagos levantó expectación por inusual, pero lo cierto es que siendo tan descerebrada al poco de iniciarse ya el cachondeo se apoderaba de la sala, totalmente desconectada de la pantalla. Mala de remate, vaya.

      Un abrazo.

      Elimina

Los comentarios son lo mejor del blog. ¡Gracias de antemano por tu colaboración!
(Comentarios publicitarios son borrados sin dudarlo.)

Print Friendly and PDF
Related Posts with Thumbnails
Aunque el artículo sea antiguo, puedes dejar tu opinión: se reciben y se leen todas.