Carregant el Bloc...

divendres, 9 març de 2012

MM 62 ANATOMY OF A MURDER



El gran Otto se lució a fondo con una película en la que no me voy a detener porque ya hay quien lo ha hecho últimamente pero sí me gustaría que, aprovechando la circunstancia, pudiéramos detenernos a considerar en cuántas ocasiones hemos podido ver en pantalla a un verdadero genio ocupado precisamente en aquello en lo que descolló, en la materia en la que nadie en su sano juicio discutiría la genialidad.

Preminger nos ofrece una de esas contadísimas ocasiones en las que la genialidad no depende únicamente del director ni del fotógrafo ni del encargado del montaje, porque dimana directamente de la presencia en pantalla de un verdadero genio, al que podemos ver en acción aquí

Por si hubiera alguna duda: el genio es el compositor que toca el piano sin fumar...






17 comentaris:

  1. "hemos podido ver en pantalla a un verdadero genio ocupado precisamente en aquello en lo que descolló,"
    Pero si a James le hemos visto montones de veces... jajaja...
    ah, no! que era el otro...
    vale... ahora en serio...espera, a ver si te encuentro una cosa... no... una pena. Eran un par de viñetas de un tebeo en el que hacían un pequeño chiste (muy divertido) sobre Duke (pero si lo cuento pierde la gracia). Si la pillo por ahí te la mando un día de estos.
    PD: Sale muy poquito en esa escena. Es casi un guiño (pero se te nota la vena "fan" en modo on ;-) )

    Buenas noches.

    ResponElimina
  2. Una jazz-session a dos manos ideal para disfrutarla dentro y fuera de la pelicula..
    ¡graaaacias por el enlace a mi apartamento parisino donde estaria encantada de recibir a los amigos con éstos invitados al piano :-)

    Se me van los pies y eso que es tardisiiimo :-D

    Besossssss

    ResponElimina
  3. Me he fijado en eso del fumeque: menos el genio y la sección de viento, ¡¡fuman todos!! Hoy eso sería imposible, aquí y allí (aunque no pocos bajan la persiana a ciertas horas para que la gente se quede a gusto).
    Un abrazo

    ResponElimina
  4. Pues hoy voy a discrepar un poco Josep. Solo un poco. Si no me equivoco creo que das a entender que la genialidad de la película depende en gran parte de su banda sonora, excelente por cierto. Es más, llegas a decir que dimana directamente del genio de Ellington.
    No lo comparto. Creo que la banda sonora es muy buena y Duke Ellington está fuera de toda duda. Pero los enormes valores de esta grandísima película van mucho más allá. Es más, creo que el tema de la banda sonora es un aporte significativo, cierto, pero no sustancial. Fíjate, me atrevo incluso a decir que con una banda sonora clásica y orquestal al uso la película seguiría siendo muy notable y no perdería mi un ápice de su gran calidad. Y te lo dice quien admira muy especialmente a Ellington.Un abrazo.

    ResponElimina
  5. Una película inmensa, de la que ya en su día "me vi obligado" a escribir un relatillo sobre ella.

    ResponElimina
  6. Sin duda, parece que despues de leido todo lo comentado, parece que no hay otra opcion que la de dedicarle el tiempo necesisario a digerirla y disfrutarla.

    ResponElimina
  7. Pues a mí, aunque, como bien sabes, compa Josep, no soy muy de 'jazzeos', me ha pasado como a Abril, se me han ido los pies en modo automático. Vaya coplilla para empezar animado el fin de semana. Eso sí, lo del cigarrito, descartado (no se puede volver, no...).

    Un fuerte abrazo y buen fin de semana.

    ResponElimina
  8. Imagino que sí, David, que se me nota la admiración por el personaje, y no me molesta, mira... :-)

    Un abrazo.

    ResponElimina
  9. Recibir a los amigos con esa música, Milady, es una invitación clarísima a quedarse un buen rato; y mandarlos a paseo por tu boulevard no deja de ser un buen consejo, así que de gracias las tuyas.. :-)

    Besos.

    ResponElimina
  10. Lo del fumeque, como tú dices, Alfredo, casi que ya nos sirve a nosotros para datar las películas y, lo que es peor, para indicar su posible bondad... ;-)

    Un abrazo.

    p.d.: si es que la trampa nace con la norma....

    ResponElimina
  11. Pues discrepas en vano, Víctor, porque me voy por la tangente y reitero que en esa escena el gran Otto nos permite ver a un genio en acción, siendo bien cierto que, aunque no hubiera estado Preminger a los mandos, seguiría viéndose un genio en pantalla, y ésa y no otra es la gracia de la escena, casi que diría un toma y daca del director agradeciendo el buenísimo trabajo del genio al proporcionarle una banda sonora histórica.

    Un abrazo.

    ResponElimina
  12. Esas "obligaciones" tuyas, Raúl, me hacen sonreir de envidia y relamerme al comprobar el fruto de tu "sudor"... ;-)

    Un abrazo.

    ResponElimina
  13. Esta película, desconocido comentarista con nombre harto extraño, si no la has visto, ya tardas...

    ResponElimina
  14. Lo del cigarrito, Manuel, tiene una solución que no te recomiendo: casi dos años ya llevo sin catarlos y tengo a mi alcance casi un cartón -seguramente estropeado, pero bueno aún para el desesperado adicto que fui- y una caja de habanos.

    Pero no mentemos a la bicha y dejémonos llevar -los pies y el cuerpo- por esas melodías de Duke, que no precisan de afanes jazzísticos porque entran en vena con suma facilidad: ojo que enganchan... :-)

    Un abrazo.

    ResponElimina
  15. Es maravilloso saber lo que hacen dos manos, luego cuatro y si nos ponemos varios seríamos una orquesta ambulante.

    Yo me fijo mucho en ellas. Tal vez sea una de las cosas que más me gusta observar en los demás, igual que a otros los ojos.

    No sólo valen para tocar como Duke, ni dirigir como OttO, sí, no te preocupes, está bien escrito así..las manos de pianista que escriben sin diferencia de sexo, por ejemplo. Que son capaces de crear múltiples formas para comunicarse, de larga pluma en ambos sentidos..

    ¿Y después de esto qué quieres que te diga más, Josep?

    Tengo varias, pero seguro que me has entendido todo. Gran actuación a tres bandas.

    Cuando quieras empezamos por el dúo y, ya puestos, nos hacemos un trío..

    Abrazos con las alas y besos con el pico. ;-))

    ResponElimina
  16. He vuelto porque no he podido dejar esta música para dos de sus comentaristas principales..

    Raúl, abril y, como no, para ti.

    Una de las piezas favoritas de todos los tiempos. Espero que la disfrutéis mucho.

    Un beso para cada uno..

    http://www.youtube.com/watch?v=ee5g--AOibI

    ResponElimina
    Respostes
    1. Ya sabía que me había dejado lo bueno para luego, que he estado dándole -y todavía sigo- a blogger en el cogote para que me explique qué está haciendo con los comentarios, que me ha desmontado la paradita y ha quedado medio apañà...

      Suerte que te tengo a tí para levantar el vuelo y reposarlo con una buena melodía..

      Besos.

      Elimina

Los comentarios son lo mejor del blog. ¡Gracias de antemano por tu colaboración!
(Comentarios publicitarios son borrados sin dudarlo.)

Related Posts with Thumbnails
Aunque el artículo sea antiguo, puedes dejar tu opinión: se reciben y se leen todas.