Carregant el Bloc...

divendres, 11 de maig de 2012

Una alegría inesperada




El pasado día uno de mayo tuve la afortunada coincidencia de conectar el televisor y hallar, de sorpresa, la retransmisión que en el canal cultural de TVE, la 2, ofrecían en directo el concierto que anualmente, y en diferentes lugares, toca la Orquesta Sinfónica de Berlín, en esta ocasión en Viena, Austria, hallándose a la batuta el joven maestro Gustavo Dudamel y con la colaboración solista de un extraordinario y joven violoncelista, Gautier Capuçon

Dado que pillé el concierto ya iniciado y únicamente pude disfrutar de la última pieza, dediqué unos momentos, días más tarde, a buscarlo por la red, sin hallarlo.

Pero en cambio, sí he encontrado información acerca de Gautier Capuçon, al que no conocía de nada. Y en la misma forma en que cuando descubrí a Dudamel no dudé en dedicarle una entradilla, me pareció que sería interesante poder disfrutar del galo.

La sorpresa ha sido hallar en youtube -y sin restricciones- una pieza que, francamente, supera con creces lo esperado:

Se trata del Concierto para piano, violín, chelo y orquesta op. 56 "Triple concierto" de Ludwig Van Beethoven, ejecutado por la célebre pianista argentina Martha Argerich y los hermanos Renaud Capuçon (violín) y Gautier Capuçon (chelo) como solistas, desarrollando de forma más que brillante excepcional una diléctica musical creada por el genial Ludwig Van Beethoven, con el magnífico, sonoro y restallante soporte de la muy especial Joven Orquesta Simón Bolívar bajo la dirección de Gustavo Dudamel

El concierto, aproximadamente cuarenta felices minutos que gracias al virtuosismo de esos grandes músicos pasan en un suspiro, se halla en youtube dividido en cuatro vídeos:

1 de 4

2 de 4

3 de 4

4 de 4


Espero que, por lo menos, les haya gustado tanto como a mí, porque ya lo he escuchado tres veces en pocos días y puedo asegurar que hacía tiempo no disfrutaba de ese modo con una pieza de música clásica ni me sentía subyugado por tanto ímpetu y brío musical. Estoy fascinado y encantado con esa orquesta venezolana y esos jóvenes galos maestros de las cuatro cuerdas.






19 comentaris :

  1. Esto son palabras mayores. O mejor dicho notas mayores que he de escuchar tranquilamente con la atención que merece. No vi el concierto que mencionas, ni conozco tampoco al francés. Pero esta pieza que traes aquí me servirá de banda sonora este fin de semana. Gracias por compartirlo y un abrazo.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Ese francés, Víctor, de hecho esos dos hermanos franceses, han sido un descubrimiento para mí y un acicate a seguir pensando que la clásica, en efecto, jamás morirá y siempre habrá quien sepa tocarla con fuerza y pasión.

      Un abrazo.

      Elimina
  2. Vale, me alegro de que estés tan contento. Pero los enlaces llevan tiempo... en fin... sacaremos si puede ser (y si no, pues bueno, tampoco será el fin del mundo, ¿no?)
    Un abrazo.

    ResponElimina
    Respostes
    1. No será el fin del mundo, David, pero procura escucharlo antes que llegue, no vayas a arrepentirte cuando sea tarde....

      Un abrazo.

      Elimina
  3. Me alegra saber que, además del cine, compartimos pasión por la música clásica.Estas búsquedas en Youtube dan muy buenas sorpresas. Veis, amigos míos, como puede pasarse muy bien sin la tele...

    Salucines

    ResponElimina
    Respostes
    1. Lo mismo puedo decir, Fernando, aunque no me extraña mucho la coincidencia, la verdad: uno tiene sus pálpitos y la única duda en ofrecer de vez en cuando enlaces semejantes es que ya sean archiconocidos por los amigos visitantes.

      Desde luego, la tele está cada vez más acosada: de ahí vienen esos nuevos aparatos que se conectan a la red: miedo me da, porque acabará siendo todo "paganini"....

      Un abrazo.

      Elimina
  4. Siempre es un placer encontrarnos en TV con algo de cultura entre tanto Gran Hermano y sus clones.
    Por suerte en Buenos Aires, llega la señal de TVE y entre tanto programa de concursos, aparecen, de madrugada, estas joyas.
    ¡Saludos!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Lo que debes tener más a mano, sin duda, Marcos, es los conciertos de la Joven orquesta Simon Bolivar que seguramente podrás pillar en directo, más que nada por el horario, supongo...

      Elimina
  5. Hemos disfrutado al igual que vos de "tanto brio e ímpetu musical" ciertamente.:-)
    De fondo mientras pasamos revista a otras cosas ,es ideal.

    ¡Gracias por éste concierto al que hemos acudido sin llevar traje largo ni pajarita !(sonrio)
    ( Ni me imagino con éste calor africano vestida de gala uff..)

    Besos

    ResponElimina
    Respostes
    1. Estaba seguro, Milady, que ibas a dar buen uso a este magnífico concierto, porque dispones de un gusto exquisito y no es para menos: si la ocasión lo requiriera, seguro que hallarías algún vestido elegante lo suficiente ligero como para no pasar sofoco.... ;->

      Besos.

      Elimina
  6. Dudamel estuvo por estas tierras recogiendo un premio P. de Asturias concedido a la fundación en donde trabaja, con crios y chavales jóvenes y
    regalaron en el auditorium de Oviedo un concierto emotivísimo. Cuanto tardará en dirigir el concierto fin de año? Estupendos videos y estupendo del joven chelista.

    Saludos
    Roy

    ResponElimina
    Respostes
    1. Ya me hubiera gustado ver a Dudamel, Roy, con sus dilectos discípulos, una fundación venezolana a imitar y con unos logros impresionantes.

      Respecto al concierto de año nuevo, decirte que ya lo dirigió: en este bloc, entrada del 1 de enero de 2010, quedará -espero- algún vídeo del concierto de año nuevo de 2009 tocado en Caracas con los jóvenes maestros: una gozada que además tiene carácter muy cinéfilo.

      Un abrazo.

      Elimina
  7. Hola, Josep. He visto y disfrutado el primer vídeo. Realmente maravilloso. Escribo esto porque volveré para ver los otros 3.

    Lo voy a hacer, no porque yo disponga de un gusto exquisito, como esa Milady maravillosa. No. Yo tengo un gusto horrible y por eso al ver que hoy iba de música este post, que yo me había saltado, sin toros ni toreros, pensé en tener entre mis queridos favoritos a Dudamel dirigiendo otro concierto también y disfrutar de los dos, por eso mi vuelta..y la luz de gas que me producen algunas cosas de las que leo. La mano aquí, no mece la cuna, dirigen a otros vuelos sin motor.

    ¿Qué no me entiendes? Mejor, mientras me entienda yo..

    Un besazo

    PostData: Al final si me voy a ir al fin de semana en el que, muy amablemente, me ayudarán a llevar a cabo la misión imposible de instalar un nuevo artilugio para complicarme, un poco más si cabe, la vida.

    Ahora dos: Uno para Milady y otro para ti. ;)

    ResponElimina
    Respostes
    1. Esa modestia gustativa, Blanca, querida, no te cuadra, así que ni caso: aquí no nos andamos con chiquitas ni a toro pasado: o te gusta Beethoven o no te gusta, pero no me negarás que esa orquesta de jóvenes, esos solistas hermanísimos y esa veterana al piano son para derramar lágrimas de placer y para volar como un cohete hasta más allá de allá.

      De los artilugios esos ya hablaremos aparte, porque un secreto a voces no es un secreto, caramba.... ;->

      Besos.

      p.d.: ya te apañarás con Milady...

      Elimina
  8. Yo vibro con Beethoven, Josep, más de lo que tu imaginación pueda suponer. Me emociona y hace que mi corazón vuele.

    La orquesta es maravillosa y los solistas impresionantes. He disfrutado con este post muchísimo. Y hubiera dicho lo contrario de no ser cierto.

    La sombra de un reproche no va conmigo. Soy toda luz, aunque no volverá a pasar.

    Con Milady, a la cual admiro y aprecio no creo que tenga que apañar nada. Ella sabrá entender que no hay ni sombra de maldad.

    Besos.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Blanca: como me consta que eres lista, entenderás que he borrado uno de los dos ejemplares comentarios que habías depositado, porque eran idénticos y supongo que más fruto de las locuras de blogger que de tu propia voluntad.

      Dicho lo cual, me alegro que el viejo Ludwig te haga vibrar tanto como que esa joven orquesta te haya cautivado: para eso, precisamente, publiqué la entradilla: para complacer....

      Besos.

      Elimina
  9. Bueno, compa Josep, pues dirás que son tonterías mías, y no te faltará razón, pero es que videos de música clásica, pues no sé, como que no me termina de entusiasmar. Y no por la música, que me encanta, y que suelo escuchar (de hecho, he tenido hasta prolongadas temporadas de oyente 'full time' de Radio Clásica, antigua Radio 2, de RNE); pero eso, audio, y solo audio. El video, para otras cosas. Ya ves, como te dije, una chorrada como un templo. De todos modos, a estos les voy a dar bolilla, creo...

    Un fuerte abrazo y buena tarde.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Pues en este caso, Manuel, te recomiendo que le des un vistazillo a los vídeos, porque su realización es encomiable: recuerdo ahora una conversación con una amiga, profesora de música, que como extra se ganaba unsa perrillas asesorando a la tele en retransmisión de conciertos, avisando de cuáles iban a sonar con una antelación mínima: en estos vídeos, la pasión de los solistas se transmite con mucha fuerza y te aseguro que ver a Gautier Capuçon vale la pena, ni que sea por una vez...

      Un abrazo.

      Elimina
  10. Gracias por borrarlo, Josep, creo que no dejó a la primera o algo así..

    Besos

    ResponElimina

Los comentarios son lo mejor del blog. ¡Gracias de antemano por tu colaboración!
(Comentarios publicitarios son borrados sin dudarlo.)

Print Friendly and PDF
Related Posts with Thumbnails
Aunque el artículo sea antiguo, puedes dejar tu opinión: se reciben y se leen todas.