Carregant el Bloc...

divendres, 5 d’octubre de 2012

MM 70 BLOOD AND SAND (1941)





Todos sabemos que la industria hollywoodiense jamás ha tenido reparo en aprovechar el talento venga de donde venga y así ya en la época del cine mudo las excelentes novelas del valenciano Vicente Blasco Ibáñez sirvieron para diversas películas que lógicamente obtuvieron gran éxito porque el texto es magnífico y Hollywood no escatimó recursos ni medios.

Aquí, en España, uno debe descubrir a Blasco Ibáñez por su cuenta y riesgo, pero eso ya es tema a discutir en otro momento, porque hoy estamos de fiesta musical y dejaremos que la pasión corra por las venas.

De la novela Sangre y Arena se han realizado cuatro películas, dos de ellas en Hollywood encabezadas por un cartel de intérpretes de primera fila.

En la versión de 1941, hablada y en technicolor, hay una pareja -curiosamente con ancestros hispanos los dos- que enciende los ánimos obteniendo vítores, jaleos y celos con su apasionada, encendida, forma de bailar un pasodoble:







Ayyyyyyyyyyy.... Bufffffffffffff......






22 comentaris :

  1. Yo cuento tres versiones: la de Valentino (1922), esta que comentas, y la de Sharon (To)Stone (1989). Pero bueno, da igual. A mí lo que me ha llamado siempre la atención es la gran popularidad que obtuvo Blasco Ibáñez en la América de los años veinte, algo realmente increíble creo que ya no igualado nunca más por un autor español. Ni por Lorca, que era más del gusto de los culturetas que de la gente de a pie.
    Una curiosidad, proveniente de un concurso, sobre este escritor:
    - PREGUNTA: ¿Cuál era el nombre de pila del escritor Blasco Ibáñez?
    - RESPUESTA: ...Serrador...
    Como lo oyes. Bueno, como lo lees.

    Un abrazo

    ResponElimina
    Respostes
    1. No sabría decirte, Alfredo, si es mayor disparate la surrealista respuesta de ése concurso (¿no sería el 123?) o la malísima película de Elorrieta que vi -unos momentos sólo- en la tele cuando ya la Stone había alcanzado la cúspide temporal de la mercadotecnia...

      Desde luego, las chispas entre la Hayworth y Quinn la Stone jamás ha podido provocarlas...

      De la película de 1916 tengo un vago recuerdo por haber visto una escena en un documental de la 2 referido a los inicios del cine en España.

      Del trato a Blasco Ibáñez -como a otros grandes literatos, también- por parte de la industria cinematográfica patria habría que hablar ¿y despotricar, tal vez? largo y tendido: es casi para una tesis doctoral...

      Un abrazo.

      Elimina
  2. Vale, ya he localizado la cuarta, pero es que en 1916 yo no tenía aún flequillo...
    Otro abrazo

    ResponElimina
    Respostes
    1. Si es que no nos miramos los enlaces.... :-)

      Elimina
  3. No he visto ninguna de las versiones de ésta novela adaptada al cine pero sin duda Rita compone una Dª Sol radiante y sexy..¡ ella siempre levantando pasiones sea bailando, cantando con guante y sin el !
    ¡Qué hermosura de señora ! y parece que solo era en el cine dónde ella desplegaba esa seducción tan tremenda porque siempre se quejó de que los hombres quisieran acostarse con "su personaje" ( Gilda ) y claro a la mañana siguiente..
    Sea como fuere, el númerito con Anthony Quinn tiene ese poderio latino que amarga la copa a Tyrone Power tan Gallardo él..

    Besos y ¡olé ! :-)

    ResponElimina
    Respostes
    1. Ese pasodoble, Milady, levanta pasiones dentro y fuera de la pantalla: parece ser que un día Quinn, con una "carrera" más que considerable, aseguró que la mujer más atractiva que tuvo en brazos fue Rita....
      Supongo que el rodaje de ese bailecito le marcó, a sus 26 añitos, para siempre: y a quién no: bailar de esa forma con Rita, espléndida a sus 23 años.... no hay más que fijarse en cómo ella se planta delante de él.... buff..... eso es seducir dominando el tempo.

      Besos.

      Elimina
  4. Ví la peli hace no mucho, compa Josep, y la verdad es que no me terminó de convencer. Tyrone Power, no sé, y lo postizo que parece todo: se ve que en Hollywood, cuando se plantean retratar otros mundos que les son culturalmente extraños, les cuesta bastante, les cuesta. En fin…

    Buen fin de semana, amigo, y hasta pronto.

    ResponElimina
    Respostes
    1. La película la ví hace mucho tiempo y me pareció ñoña, Manuel: no me acordaba de esa escena de baile, pero ha sido hallarla de chiripa y pensar: debe ser lo mejor...

      Yo es que con Rita a todo color voy vencido.... ;-)

      Un abrazo.

      Elimina
  5. Aaaaayyyy Buuuffff? Que sucede. Ya supongo lo que es. Que todo el género masculino nos colocamos en la tesitura de Tyrone Power, y claro, este pobre lo pasa fatal. Y encima se carga una copa antes que explotar él. Pero es que Margarita era mucha mujer. La película hace tiempo que no la veo.
    Hoy he estado muy torpe, debí titular mi entrada "sangre y arena". Otra vez será. Un abrazo. Voy a ver a Margarita otra vez antes que la quiten los de los vídeos....

    ResponElimina
    Respostes
    1. Teniendo en cuenta que siempre he sido un bailón, Víctor, casi que la exclamación y el bufido me situarían en el lugar de Quinn: bailar con una mujer así debe incrementar las ganas de repetir la escena una y otra vez.... y a Tyrone que le den árnica para la mano.... jajaja...

      Un abrazo.

      p.d.: sí, tú ve provocando... ;-)

      Elimina
  6. A fuer de ser sincero, creo que para poder disfrutar de estas versiones de la obra del escritor valenciano, tendría que sublimar la fobia que le "agarré" en mi infancia. En la que fui sometido (como el resto de los niños de los 80s) verano tras verano a las teleseries de factura nacional que adaptaban lo más granado (y racial) de su obra literaria.
    "Cañas y Barro", "La Barraca".. todo en horario postprandial, a cuenta de "El coche fantástico", "El equipo A" o "El Gran Héroe Americano"... un suplicio para un niño que no echaba la siesta y que por falta de quorum (por el calor estival se entiende) no podía bajar hasta las cinco o las seis a jugar a la calle.

    PD Ni Minnelli con sus jinetes ha logrado que supere tamaño trauma :D

    ResponElimina
    Respostes
    1. XDD Entiendo tu postura, David, pero mira que te digo: esas series, Cañas y Barro y La Barraca, cuando se estrenaron (en horario nocturno) tuvieron un éxito inmenso y creo que incluso se vendieron muy bien en el extrangero: así que, para reconciliarte, te recomiendo que veas por lo menos Cañas y Barro ahora que ya -supongo- las aventuras del Equipo A te parecen un juego de niños.

      Apostaría a que así superas el trauma, comprensible porque desde luego no son series a emitir en horario infantil. ;-)

      Un abrazo

      Elimina
  7. Mi paisano, Vicente Blasco Ibáñez, fue un verdadero fenómeno en América. Bueno, en realidad, obtuvo celebridad como escritor en todo el mundo mundial. Las adaptaciones cinematográficas de sus novelas son muchísimas; en España, hay magníficos títulos, como "Cañas y barro", dirigida por Juan de Orduña. En Hollywood, además de Mamoulian o Minelli, el director sueco Mauritz Stiller dirigió a su musa Greta Garbo en dos ocasiones.

    En fin, yo es que ya leí de niño buena parte de la obra de don Vicente, en una antología de Aguilar, papel barba, que estaba en la biblioteca familiar, ejemplar que todavía conservo...

    Salucines

    ResponElimina
    Respostes
    1. Esa antología Aguilar está en casa de mi padre, Fernando, y algún día habré de volver a ella porque la empecé hace años y no la terminé.

      Blasco Ibañez tuvo una vida que incluso daría para un buen guión y parece mentira que en el cine español no se haya prodigado más.

      Con la cantidad de buenos libros que tenemos y hay que aguantar cada guión...

      Un abrazo.

      Elimina
  8. Esta versión vale la pena aunque solo sea para ver al bueno de John Carradine vestido de torero ¡Inolvidable!!!
    Me ha gustado mucho tu post anterior. Creo también que Mitchum fue el mejor Marlowe. Recuerdo que la edición en video de "Adiós muñeca" destacaba en grandes letras el nombre de Silvester Stallone junto al de Mitchum cuyo papel en esta película era casi un cameo. Saludos. Borgo.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Es verdad, Borgo: ver a Carradine (todo un profesional, por otra parte) de esa guisa inclina un pelín a la risa: el mundo de la tauromaquia no es tan fácil de trasladar para un lego...

      Me alegra que coincidamos en el aprecio a Mitchum-Marlowe.
      Es verdad que cuando salió el vídeo resaltaban a Stallone, porque había logrado el salto a la fama. El dvd que tengo, editado más tarde, ni siquiera tiene subtítulos.... :-(

      Un abrazo.

      Elimina
  9. Me parece que he llegado tarde al vídeo. La peli no la he visto.
    Un saludo.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Pues lo siento de veras, porque fué un hallazgo de chiripa que me alegró.

      Un abrazo.

      Elimina
  10. La he visto hace tanto tiempo que no recuerdo gran cosa, al principio leyendo el post pensaba que era obra de H. King, pero luego buscando ya visto que es de Mamoulian, probablemente se me estaban cruzando los cables con "Fiesta" en la que también anda Power metido. Saludos que me voy a ver el video.

    Roy

    ResponElimina
    Respostes
    1. Es verdad. Tyrone también participa en Fiesta. Curioso que acabara sus días en Madrid, repentinamente.

      Un abrazo.

      Elimina
  11. Pues no hay video, oiga, que le han metido mano los de la fox y no hay forma de verlo, ni en la página de youtube. Joder, con los putos rastreadores.

    Saludos again

    ResponElimina
    Respostes
    1. Increíble, Roy. Dan ganas de dejar de insertar vídeos. Que los vea la gente en youtube, a ver qué pasa. Porque sin anunciarlos nadie, veríamos en qué quedaría la cosa...

      Un abrazo.

      Elimina

Los comentarios son lo mejor del blog. ¡Gracias de antemano por tu colaboración!
(Comentarios publicitarios son borrados sin dudarlo.)

Print Friendly and PDF
Related Posts with Thumbnails
Aunque el artículo sea antiguo, puedes dejar tu opinión: se reciben y se leen todas.