Carregant el Bloc...

dimecres, 25 de febrer de 2015

TC 35 Hasta que llegó su hora


Hace dos días coincidíamos en destacar el numeroso conjunto de secundarios que comparecen en una de las mejores películas del pasado año, en actuaciones que casi podrían denominarse con esa palabra específica y rara de "cameo" y mira por donde resulta que siendo de advertir, no es ninguna novedad.

En el lejano 1968 pude ver en el mismo cine una película que con el tiempo ha devenido para algunos en obra maestra y que para mí siempre ha sido una gran película con algún que otro exceso: uno, evidente, es llamar a colación en intervenciones de artista invitado a grandes, enormes secundarios de la época del cine clásico, tipos que ya entonces pertenecían por méritos propios a la Historia del Cine.

El apasionado Sergio Leone, fagocitador de westerns de todas las épocas pretéritas y creador con un estilo propio reconocible, agarró el teléfono y convenció nada más y nada menos que a Jack Elam y Woody Strode para que calentaran el patio de butacas en la escena inicial de una de sus películas más ambiciosas, conocida entre nosotros con el título de Hasta que llegó su hora.

La sangre adolescente que ya tenía un hervor cinéfilo se revolvía con esos planos sostenidos y calmados y la tensión que esos malditos ladrones de escenas procuraban atrayendo el interés de un patio de butacas que gritó asombrado coreando el primer tiroteo de la sesión:

Si esto empezaba así........

........ la cosa prometía...

N.B.: Escena inicial, tamaño grande o más grande, aún

La película, que supongo todos habrán visto ya (y si no, pueden verla aquí) cuenta con un reparto fantástico en el que sorprendió, lo que son las cosas, no la belleza de Claudia Cardinale (que también, claro) sino la gélida mirada de Henry Fonda en la primera ocasión que recuerdo haberle visto en color, porque antes lo había visto en muchas películas, pero siempre en la tele y en blanco y negro....

El póster lo tuve en la pared durante años: siempre me gustó.




32 comentaris :

  1. Y por què quitaste el poster....y por cual lo sustituiste.....
    Creo que no le he visto entera nunca.....y es que una cosa es dilatar el tiempo....y otra creerse uno que està haciendo el westwrn mas grande en tamaño de todos los tiempos....hasta acabar desesperandome....vuelvo a ver ese inicio....y me parece tan grandilocuente y estirado....esa mosca que pretende alimentar la tensiòn termina x desinteresarme.
    En cierta ocasiòn lei no se ya donde que Leone con esta escena....y muchas otras de esta pelicula....pretendia crear el efecto de tensiòn que se produce en Havana de Pollack, cuando un mafioso pone dos platos al fuego para asustar a la chica y el espectador sabe que los platos se iran calentando y terminaran estallando. Pero claro, la tension esta en que no sabe cuando.
    Aqui....todo me parece un ejercicio rimbombante plagado de tics a ritmo de el paso suspendido de la cigueña....
    Siento no coincidir.....pero bueno....ya tocaba ponerse el sombrero....si ademas ya sabes como va a acabar la cosa en este preambulo.
    Por cierto, ayer me acordè de ella, estuve viendo una tonteria titulada el caso Slevin, que cuenta la misma historia, eso si en 90 minutos y sin mosca. Bueno la de Slevin es una modernez que patina por todas partes....y en esta hay cosas y sale Claudia....pero la historia es identica.
    Y venga ya que tengo sombrero me lanzo, voy con lo ùltimo y mas grave. Soy un absoluto convencido de que peliculas como esta y algunas otras contribuyeron decisivamente a la decadencia y muerte del western....que no veas lo que le cuesta resucitar con peliculas aisladas que vagan por ahi como alma en pena.
    No añado mas....y eso que nunca la he visto entera....lo mio tiene delito. Un abrazo

    ResponElimina
    Respostes
    1. ¡Ay! El póster no lo quité, Víctor: se me quedó entre las manos, de puro estropeado a causa de la mucha humedad que tenemos por aquí y el tiempo que llevaba soportándola: cuando me lo dieron, no era común la plastificación ni se me ocurrió siquiera montarlo encima de una madera de balsa. Pero lo disfruté mientras estuvo, vaya que sí: lo veía a diario.
      El sombrerito no te hace falta: para mí el principal defecto de esta película es su extensión o por decirlo de otro modo la indecisión del director frente a la moviola, lo que le hermana con Kubrick y su obra del mismo año: mira tú qué curioso: no había caído nunca en ello.
      Aparte, Leone peca en su estilo de exceso de zoom y primeros planos, pero por otro lado, la historia está bien contada y sus elementos funcionan.
      Como en el otro caso, son películas que me gustan, pero a las que no me importaría darles unos tijeretazos. El hecho que muchos westerns e incluso películas de cine negro bean de otras fuentes no tiene nada de extraordinario, como ocurre, en realidad, en casi todos los géneros: la inspiración no debería ser señalada como defecto mientras se pudiera diferenciar claramente del plagio; hay refritos totalmente innecesarios, pero efectivamente la traslación de historias de samurais al viejo oeste no es tan rara e incluso, por lo que él mismo dijo, a Kurosawa le encantaban.
      En lo que no estoy nada de acuerdo es en que estos westerns sesenteros y setenteros, para entendernos, contribuyan a la decadencia del western, suponiendo que la haya habido como tal género: creo que el cine, como industria cabal, se preocupa de lo que le gusta al público -se preocupaba, al menos- y la épica del western casa poco con los cambios sociales, pero eso ya es una cuestión de calado hondo con muchísimas contribuciones foráneas y extrañas al cine que nos llevarían, indudablemente, por derroteros cuando menos sociológicos cuando no filosóficos: pero no creo que Leone tenga ninguna responsabilidad en ello, francamente.
      El caso Slevin, casi ni me acordaba: un parecido muy buscado y traído por los pelos, pero sí, sí... :-)
      Un abrazo.

      Elimina
  2. ¡ Tremendos y laguisiiiisimos esos más de 12 minutos de créditos! Esa mosca..esos primeros planos..ese ritmo lento que Víctor no soporta..Woody Strode.. Su figura se alarga..nos crea una desazón molesta, una tensión.. Algo va a pasar y es el sonido del tren y la llegada del forastero con la armónica colgando del cuello..y son los ojos de Henry Fonda frios cómo el hielo, y el gesto de Jason Robards y el bellezon de Claudia.. Pero más que todo esa partitura.. Cada personaje tiene su música que le identifica.. Y el talento de Enio Morricone.. Una de mis bandas sonoras favoritas.
    No sé si contribuye a la decadencia, el spaguetti quizás pero nunca a la muerte del género. Crepuscular sí pero también inolvidable.

    Besos.Milady

    ResponElimina
    Respostes
    1. La partitura de Morricone, Milady, un hito a recordar: de hecho, en el borrador insertaba un par de vídeos relativos a la banda sonora, pero me dije que estaba gastando material, porque ya podría colocarlo en otra sección, porque estamos, aunque no lo parezca, ya, en títulos de crédito: y yo creo que como tales funcionan de maravilla, porque esa presentación es una declaración pertinente de lo que vamos a encontrar después: primeros planos sostenidos, zoom, y dale que te pego, con un elenco de los que resultan inolvidables: así de memoria, no recuerdo otra composición de malvado por parte de Henry Fonda, quizás por lo cabreado que andaría por los títulos de Barbarella..... jajajaja.... lo que permite ver la distancia en el tiempo, querida, ya ves....
      Besos.

      Elimina
    2. Barbarella..¡siiiiiii..! ¡qué disparate de película! pero..¡ qué guapisima estaba la Fonda! No sé..para su papa debió ser duro jajaja :D

      Por cierto, muy tierno lo de tu poster ;)

      Elimina
  3. Peliculón. Para mí, el que despunta ahí hasta más allá de todo límite es Jason Robards. Impresionante. Pero todo en ella me encanta, es puro espectáculo de lo que es el cine de verdad.
    Abrazos

    ResponElimina
    Respostes
    1. Desde luego que el amigo Jason, gran olvidado, a la que puede roba la escena, Alfredo, como solía hacer. En aquella época pudimos verlo en varias ocasiones, siempre memorables por lo menos en el recuerdo: esta película, aún excesiva por momentos, era un festival a disfrutar en la misma pantalla grande que todavía tengo cerca de casa: creo que Leone hubiese renegado de la posibilidad de ofrecerla, exhibirla, reproducirla, en uan de esas salas pequeñajas: ahí no caben tantos tipos como los que salen en esta película, desde luego que no...
      Un abrazo.

      Elimina
  4. Me gustan más otros pósters de cine. Y sobre la peli... Pues coincido más o menos con Víctor. Hace un año o dos traté de verla de nuevo y no pude!!! Me pareció un peñazo el inicio estos créditos, vamos... no pasé de ahí... el inicio se me hizo tan leeeeeeeeeeeeeeeeeeento.
    Igual la reviso en un año y pienso distinto, pero me da que no... Me ha pasado con otras de Leone y Clint...que se me hacen muy pesadas y las dejo de ver... pero la fuente en la que se inspira en una de ellas (la de Kurosawa, vamos, creo que es la de Yojimbo) me parece buenísima y me sigue aguantando.
    Un saludito.

    ResponElimina
    Respostes
    1. No digo que no, David, pero ése, me lo regalaron a mí. Y era muuuy grandeeee... :-)
      Porque era para una sesión única, cuando todavía "echaban dos".... ;-)
      El cine de Leone bebía de lo que a él le gustaba, como es lógico, lo trasegaba y luego le daba el tempo que a él le gustaba: ahí es donde se diferencia más, porque la construcción de las tramas es buena, la forma de explicarlas también, pero el tempo.... le pierde un poco y se le acumula en el conjunto. Aún así, ciertamente, mejor que algunos otros que pretendidamente le sucedieron...
      Un abrazo.

      Elimina
  5. Exacto David.....de Yojimbo vienen bebiendo unos cuantos.....la de Slevin, una que vi el año pasado con Colin Farrell y Naomi Rapace que se titula algo del hombre muerto....el ùltimo hombre de Walter Hill....unas cuantas.....el asunto me costò una discusiòn de mucho cuidado en un cine forum en el que proyectaban muerte entre las flores de los Coen....que segùn llos que lo presentaban bebia directamente del padrino.....yo dije que no lo veia tanto, que ya puestos mucho mas de Yojimbo....pero bueno, ya me explicaron que no tenia ni idea de lo que
    hablaba......excepto un señor que a la salida me dijo que no iba tan desencaminado....en fin...saludos a todos...

    ResponElimina
    Respostes
    1. Esas discusiones, Víctor, siempre tienen un sentido y una explicación: si, por ejemplo, te digo que viendo West Side Story por tercera vez de repente al escuchar ¡Leonardo! me doy cuenta que suena igual que ¡Teovaldo! encontraríamos decenas de personas que me dirían pues claro: versionando Romeo y Julieta; y yo les diría que no exactamente, porque el bardo se inspiró en un cuento italiano al que le puso diálogos (con todo lo que ello significa) y me quedaría tan ancho. Pero sólo porque un día de casualidad leí aquel cuento en una antología.
      Hay quien no ha visto ni una sola película en blanco y negro e incluso tampoco ninguna que no tenga su padre en vhs (porque en la tele no sé...) y se rigen por su experiencia: si no vieron Yojimbo, ¿cómo quieres que la tengan como precedente de nada?
      Ayayayay..... :-)
      Otra cuestión es la arrogancia del ignorante, Víctor, pero eso, otra vez, ya son cuestiones dignas de estudio calmado y tranquilo... ;-)
      Un abrazo.
      p.d.: lo peor es que algunos de esos, cobran por ejercer de críticos de lo que sea....

      Elimina
  6. Ah! A mí me encanta Muerte entre las flores, peroe me parece más que de Kurosawa esa bebe directamente de casi toda la "La llave de cristal" de Hammet (joder!, como que cambiaron cuatro cosas más que nada para que no fuera un plagio) y supongo que de partes de "Cosecha roja" Hace mucho que las leí y las tengo olvidadas...
    Y estoy contigo... no creo que la de los Coen tenga tanto que ver con "El padrino" y creo que se acercaría incluso más a Yojimbo, síp.
    Saludos.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Ahora sí que me he hecho un lío, David: ¿de la novela de Hammet, la que llevaron al cine con el mismo título, que he tenido que mirarlo en imdb? Me parece que voy a tener que repasar la de los Coen, que descubrí gracias a comprarme tiradísimo el dvd y fue toda una sorpresa para mí: de hecho, creo que fue el primer coen que ví...
      Un abrazo.

      Elimina
    2. Sí. De esa novela. Bandas rivales con asesinato de por medio, una especie de "consejero" que trata de esclarecer el asunto, y si no recuerdo mal hasta dama en el lío de por medio..
      Pero mira... si al final está todo unido. Acabo de mirar en la wikipedia ahora mismo y me encuentro con que el libro sirvió de inspiración para Yojimbo, que a su vez inspiró a otra serie de pelis y que junto a Cosecha roja inspiró "Muerte entre las flores":
      Sobre lo que le comentas a Víctor.
      Sí. Es verdad que alguien puede inspirarse en algo, que a su vez se ha inspirado en algo y él no conocía la fuente digamos original...pero hoy en día y estando internet de por medio y fijándote en algo que te gusta, que a poco que miras pueden señalarte relaciones, semejanzas, influencias o lo que sea... es como más complicado. Lo triste es que a lo mejor se te ha ocurrido a ti sin inspiración alguna... pero como ya pulula por ahí, pues te dicen que lo has cogido de aquí o allí.
      PD: Abril...de broma, nada. Cualquier western de Ford, Walsh, Mann, Hawks y otros de la época no me quitan los ojos de la pantalla como me ocurrió con el de Leone (igual no tenía día; pero que no, que a mí este hombre me parece que ha envejecido malamente...porque con otras de él me ha pasado lo mismo)..

      Elimina
    3. Vale: veré de nuevo Muerte entre las flores y, si puedo hallarla, la primera versión de esa novela, del cuarenta y pico, la japonesa, y luego veremos qué pasa...XDD

      Elimina
    4. David : establecer comparaciones con Ford, Walsh, Mann, Hawks..y no sé quien más -pero con éstos me sobra- no es posible, resulta desequilibrado, Leone no está a su altura . Tenía su rollo (coloquialmente digo).. su estilo inconfundible...hasta ahí. Pero si hacemos hincapié en el reparto (en mi humilde opinión) que es lo que señalaba Mr. Parrot, el conjunto de secundarios es brillante.
      Respecto a las fuentes de inspiración, homenajes o plagios, hay diferencias notables. Si mejoran, si están justificados o no..eso es para otro debate.
      Saluditos

      Elimina
    5. podrías apuntar si quieres a Delmer Daves a los que citaba...pero sí, tienes razón. Son cosas distintas. Lo que pasa es que...pues eso, el otro día pillé empezada la de La ley del talión de Daves y jopé, peliculón... esa me enganchó hasta el final, no como me suele pasar con las de Leone si las pillo empezadas.
      Por cierto, Daves tiene algunos western clásicos tremendos. El árbol del ahorcado, Flecha Rota, Jubal, La ley del talión, El tren de las 3:10 a Yuma... Si me pongo a pensar en estas pelis me parecen western tan grandes como los de los que tú mencionas. Y luego está ese western, Cowboy (supongo que ya que había trabajado tantas veces con la mujer de Lemmon, decidió probar con el marido ;-) )...esa la vi de crío y la revisé hace un año y siempre me pareció un western muy curioso (para bien, quiero decir).
      Saluditos.

      Elimina
  7. ahí ahí....por ahí va la cosa...

    ResponElimina
    Respostes
    1. Ayayay.... no nos desviemos..... que os conozco.... XDD

      Elimina
  8. Perdón¿ éstos de más arriba están de broma o es que te quieren liar ? jajaja
    No puedo estar más de acuerdo ésta vez contigo, sire, la peli necesitada y todo de tijeretazo( y abusando del primer plano) nos narra muy bien la historia. Es de esas que recuerdas siempre.
    Insisto, yo me quedo con la partitura, con Jason Robards y el malo que compone Henry Fonda ..que no recuerdo yo que haya hecho de malo maloso tantas veces, severo sí pero tan malvado..;)

    Otro beso

    ResponElimina
    Respostes
    1. Jaja... no es que me quieran liar: es que tiro un anzuelo y pican como locos, los puñeteros, pero eso me pasa porque publico poco: si lo hago más a menudo, callan como rufianes... XDDD
      Si ya lo digo yo, que lo mejor son los comentarios.
      Besos.

      Elimina
    2. ¡Provocador! jaja.. jugosos e interesantes jaja

      Besos

      Elimina
  9. P.D. ¡Bien pensado lo de reservar la banda sonora!..además se merece capítulo y sección aparte aunque no se pueda separar de los personajes.

    ResponElimina
  10. L'autor ha eliminat aquest comentari.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Víctor: que sepas que lo que escribiste yo, por lo menos, lo he leído. Y que no soy partidario de ninguna censura, aunque naturalmente entiendo y ocasionalmente practico la autocensura. Si decidiste eliminarlo, que no sea por referencia al desvío que yo jocosamente mencionaba, porque nunca se me ocurriría censurar nada en este sitio, más allá del poco miedo que me da borrar lo que pueda significar romper las reglas de la buena educación.
      Lo que no significa, por supuesto, que, llegado un momento en que el desvío de la temática me parezca extremo, decida por mi parte dejar de intervenir, lo que tampoco significa ni que no lea ni que vaya a cerrar comentarios.
      Así que si lo que escribiste lo quieres volver a plantar, adelante. Tú mismo.
      Y si quisieras pero no puedes por haberlo perdido, yo tengo el texto, como casi todo lo que por aquí ha aparecido.
      Un abrazo.

      Elimina
  11. Me autocensuré yo solo, tienes razón.....no pasa nada....simplemente me pareció muy largo y con muchas derivadas y por eso lo borré...ja ja....ya se de la hospìtalidad de esta casa.... hasta tal punto que te he dejado otro comentario en otra película que vi ayer....saludos

    ResponElimina
  12. L'autor ha eliminat aquest comentari.

    ResponElimina
  13. L'autor ha eliminat aquest comentari.

    ResponElimina
  14. Es uno de los mejores inicios que he visto en mi vida con el inmenso Jack Elam acosado por una mosca pelmaza. Fonda está realmente bien haciendo por una vez de malvado. Nunca la armónica se reveló tan importante en una banda sonora, y en los setenta fue muy usada para sintonías de radio.
    Saludos! Borgo.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Lo de la mosca, Borgo, imagino que lo rodarian embadurnando al pobre Jack con melaza o almíbar y luego a esperar la "actuación".... recuerdo que, en el estreno en "mi cine", hubo un poco de cachondeo con la mosca. éramos adolescentes ocasionalmente ruidosos aparte de cinéfagos.
      Esa armónica suena de maravilla incluso hoy, cuando alguna orquesta se dedica a homenajear a Morricone interpretando sus partituras, ya clásicas.
      Un abrazo.

      Elimina

Los comentarios son lo mejor del blog. ¡Gracias de antemano por tu colaboración!
(Comentarios publicitarios son borrados sin dudarlo.)

Print Friendly and PDF
Related Posts with Thumbnails
Aunque el artículo sea antiguo, puedes dejar tu opinión: se reciben y se leen todas.