Carregant el Bloc...

dilluns, 27 d’abril de 2009

MM 24 Apocalypse Now




Poco se podía imaginar el celebérrimo compositor
Richard Wagner que, pasado un siglo de su fallecimiento, una de sus composiciones operística alcanzara la fama mundial a través de invento tan lejano a su época como el cine.

El genial Francis Ford Coppola siempre se guarda un as en la manga para demostrarnos que un bagaje cultural bien sedimentado permite ofrecer una idea que en otras manos no tan diestras resultaría, cuando menos, chusco.

Coppola define perfectamente la esencia del cine como amalgama de todas las artes, en una secuencia verdaderamente inolvidable:

La Cabalgata de las Walquirias (Wagner)





Nunca más el cinéfilo, al oir esos compases, dejará de ver revolotear esos mortíferos helicópteros.

Impresionante ¿no os parece?



18 comentaris :

  1. Impresionante sí, aunque a mí me pasa con Wagner lo mismo que a Mr. Allen: me dan ganas de invadir Polonia...
    Saludos.

    ResponElimina
  2. 39escalones me robó el chiste... En fin. Cualquier cosa que diga sobre esta escena de una de mis películas de cabecera resultaría redundante. En todo caso, acabo de recordar que en "Watchmen" el señor Snyder se permite el lujo de fusilar esta escena con bastante poca gracia. Saludos.

    ResponElimina
  3. Sólo la disposición en hilera de los actores (todos detrás del magnífico Duvall) en el traveling que les acerca la helicóptero, ya sirve para anunciar y presagiar lo que a continuación puede y va a ocurrir. Guerra psicológica, fanfarria conquistadora (sí, sí... polonia, por ejemplo) la discutible belleza de la barbarie.
    Fantástica escena.

    ResponElimina
  4. Espléndida escena, Josep, que ya quedado para siempre como un icono. Curiosamente, cuando Kubrick rodó La chaqueta metálica y le comentaron sus similitudes con Apocalypse now, dijo que la película de Kubrick era Wagner y la suya Mozart. Mira por donde en esta ocasión yo estoy del lado del "invasor de Polonia"

    ResponElimina
  5. yo no soy ni mucho menos un experto en Wagner, pero me da que ha sido un poco "mediatizado" por el mero hecho que también gustó a según quien...

    Al margen del uso que hace Copola, 39escalones, si te pones a imaginar unas Walquirias galopando, quizás se te quiten esas ganas... :-)

    Saludos.

    ResponElimina
  6. El que primero llega, primero lo toma...

    Eso que cuentas de Watchmen (que no he visto) me abre la curiosidad y las ganas, Marcbranhes, de leer tu opinión.

    ¿Quizás tu próxima parte de Ed Wood?

    Saludos.

    ResponElimina
  7. Es que, Raúl, viendo a ese corneta tocar atención y luego a esos helicópteros en formación, uno tiene recuerdos de la típica caballería de los western y claro, la música le va que ni pintada, aunque lo que sigue sea atroz.

    Saludos.

    ResponElimina
  8. Es verdad, Alicia, que permanece como icónica esa escena.

    Desconocía la frase de Kubrick; buen aporte, que otorga aun más carácter a la pieza.

    En la comparativa, estoy de tu lado, por supuesto.

    Saludos.

    ResponElimina
  9. ¡Qué más se puede decir que lo dicho!Fenomenal escena que cualquier imitación debería vomitar.
    Un abrazote.

    ResponElimina
  10. Casi nada, Antonio: es una escena que le deja a uno boquiabierto la primera vez que la ve, y asombrado en lsa siguientes...

    Un abrazo.

    ResponElimina
  11. A mí es que esta peli, compa Josep, me acojona (en el sentido literal de la palabra) desde su primera secuencia hasta la última (incluida ésta, magistral también, por supuesto...). La guerra ha sido magistralmente retratada en más de una, pero con el grado de horror y locura con que Coppola lo hizo en ésta, pues no sé, no sé...

    Un fuerte abrazo y buena semana.

    ResponElimina
  12. No me extraña, Manuel, no me extraña.

    Aunque debo confesarte que en su primer visionado no me gustó demasiado, hace un par o tres de años me compré el dvd de la versión "redux" y me encantó la forma en que Coppola desbroza las interioridades de esa guerra en particular.

    Me falta leer la novela de Conrad (que está aguardando turno), no obstante, para acabar de entender -mejor dicho, de intentarlo- el cúmulo de ideas que Coppola expone.

    Un abrazo.

    ResponElimina
  13. Como cuando ví la película, al ver el vídeo con el fondo predominante de Wagner, no he podido evitar, a pesar de todo, encontrar belleza.
    Y es que, sí, contiene todas las artes el cine que es capaz de conseguir hacer brotar, incluso de lo monstruoso, lo hermoso.
    Impresionante.
    Un beso.

    ResponElimina
  14. Es que Coppola, Susy, es uno de los grandes: domina como pocos en la actualidad los resortes de la técnica cinematográfica y sabe lucirse y arruinarse con verdadero talento.

    Un beso.

    ResponElimina
  15. Así como en algunas escenas e incluso películas, la música mutila el diálogo, en esta escena, la música es el monólogo.

    Salutacions

    ResponElimina
  16. Bien visto, Alma: la música parece ser el eje de la escena: de hecho, los movimientos parecen acompasarse a ella...

    Salutacions.

    ResponElimina
  17. Alberto Q.
    www.lacoctelera.com/traslaspuertas

    Amigo Josep. Impresionante escena, genial música, estupendos planos. COJONUDA película.

    Ya lo he dicho todo sin enrollarme, hala...

    Saludos!!!

    ResponElimina
  18. Como se nota, Alberto, que eres un experto en usar las palabras: cuatro adjetivos que definen muy bien un todo impresionante.

    Saludos.

    ResponElimina

Los comentarios son lo mejor del blog. ¡Gracias de antemano por tu colaboración!
(Comentarios publicitarios son borrados sin dudarlo.)

Print Friendly and PDF
Related Posts with Thumbnails
Aunque el artículo sea antiguo, puedes dejar tu opinión: se reciben y se leen todas.