Carregant el Bloc...

divendres, 23 d’octubre de 2009

G.A. (4)



Nacida en abril de 1908 en Massachusetts, Ruth Elisabeth Davis fue una mujer que compensó el escaso metro sesenta que medía con una voluntad férrea para conseguir aquello que deseaba: ser actriz; pero no una actriz cualquiera: ser una gran actriz.

Desde muy jovencita se formó en diversas academias de interpretación; curiosamente, fue rechazada por Eva Le Gallienne , que probablemente el resto de su vida se lamentó de tamaño error.

Porque la joven, que tomó el nombre artístico de Bette Davis, no tardó en debutar en el off-Broadway con apenas quince años, y en 1929 se presentó ya en los escenarios de Broadway. De allí partió en 1930 hacia Hollywood, contratada por los sagaces cazatalentos de la Universal y al año siguiente, 1931, empezó la que sería una larguísima carrera cinematográfica que cuenta con más de un centenar de títulos en su haber, muchos de ellos verdaderamente inolvidables para cualquier cinéfilo.

Bette Davis consiguió ser nominada al Oscar nada menos que en diecinueve ocasiones, alzándose con dos estatuillas doradas en 1936 y 1939. Un envidiable palmarés.

Tengo para mí que si no le otorgaron más estatuillas fue debido a los pocos amigos que pudo mantener a lo largo de sus cincuenta y ocho años de carrera, falleciendo en 1989.

Sin ser una belleza canónica, destacaba por una buena figura pero sobre todo por unas dotes interpretativas que convergen en sus hipnóticos ojos, capaces de expresar sentimientos como ninguna otra actriz ha podido imitar.

Su dominio del melodrama fue total; los personajes que abordó solían ser mujeres de una extraordinaria fuerza, hasta el extremo que yo mismo, disfrutando de tantas películas protagonizadas por Bette en la televisión de mi juventud, caí en la confusión de aborrecer a la actriz por la acostumbrada maldad majestuosamente enérgica con que Bette Davis revestía esos caracteres imborrables del Cine con mayúsculas.

Es ponerse uno a buscar vídeos de películas de Bette Davis y quedarse irremediablemente enganchado a la pantalla, porque tantos años después de su fallecimiento, revisando alguna que otra obra irrepetible, uno tiene la sensación que la técnica interpretativa de Bette Davis, una extraordinaria normalidad adornada con un magnetismo que llena la pantalla, no ha pasado en absoluto de moda, manteniéndose vigente la fascinación que despertó en las salas de cine del mundo entero, repletas de admiradores que acudían a "ver una de la Davis".

Veámosla en un retazo de una interpretación antológica, a mi entender merecedora del Oscar, aunque otros no pensaron igual:


The Little Foxes (1941)



plus:


Curiosamente, en 1981, cuando ya Bette Davis era una anciana, pudo disfrutar de un homenaje en forma de canción que obtuvo gran fama, titulada, precisamente, Bette Davis Eyes





13 comentaris :

  1. Aquí viene la etiqueta al pelo. Recuerdo haber visto esta peli con el engoloso doblaje castellano ¡uff!. Cuando abres el recuadro y oyes la maravillosa y rasposa voz de Regina Giddens te quedas con la boca abierta....despues está el personaje que te deja con los choques.
    Supongo que sabes que el papel en los escenarios lo interpretó otro monstruo llamado Tullulah Bankhead. Sin embargo cuando se habló de llevar la ácida obra de Lillian Hellman a la pantalla se rumoreaba que Sam Goldwyn le daría el papel a la David.
    Se cuenta que Louella Parsons dijo: "Ya escribí hace seis meses que Sam movería literalmente cielos y tierra en contratar a Bette para interpretar el papel que la Bankhead dejó bien alto en las tablas".
    No estamos en condiciones de saber quién lo hizo mejor, si la una en las tablas y la otra en el plató...no importa. Gozar for ever a Bette en el papel de Regina es un bocado exquisito como quiera que se le mire.
    Mira si consigues "Dark Victory", una más que interesante biografía de la diva.
    Conocía la canción pero ¿no la cantaba Grace Jones?. Esta versión que incluyes la canta una tal Kim Carner, que no la he escuchado nunca.
    Un abrazote y pásate un buen fin de semana. Agarrate un avion y deja las lluvias de Cataluña y vente al sol de Canarias.

    ResponElimina
  2. Parece paradójico como muchos de los grandes actores de hollywood, fueron rechazados en un principio por los productores y gente de la industria, para luego convertirse en actores que han pasado a la historia del cine como fue el caso de James Stewart.
    Saludos

    ResponElimina
  3. Pues sí, Antonio. Curiosamente, Tallulah representó el papel en 1939, cuando Bette ganó su último Oscar por Jezabel, a las órdenes de Wyler (del que estaba enamorada)

    Supongo que llevar el personaje de Regina a la pantalla fue una conjunción de buenas y acertadas decisiones: estaba cantado que Bette tenía la edad apropiada y desde luego, nadie mejor que ella para darle cuerpo.

    Si no fuera porque ya he dedicado varios comentarios a Wyler hace poco, esta "lobita" de mucho cuidado sería una buena ocasión: lo dejaré para más adelante; primero tengo que conseguirla en v.o.s.e., porque la copia que guardo en vídeo es la doblada y no me apetece verla así...

    Respecto a la canción, fue un hit de Kim Carnes, cantante-guadiana que hace casi treinta años tuvo sus buenos momentos, cantando duetos con famosos cantantes; esta canció fue un single que le dió fama en 1981. Desconozco la versión de Grace Jones.

    No me tientes, no me tientes... :-)

    Un abrazo.

    ResponElimina
  4. Para algunos, posiblemente la mejor actriz de cine de todos los tiempos.
    Excelente texto.
    Saludos.

    ResponElimina
  5. Para mi es la actriz más grande de todos los tiempos, seguida por Katharine Hepburn. Maravillosa en el melodrama, pero insuperable haciendo de malvada, Bette fue y es única.Eva al desnudo, La loba, La carta, Qué fue de baby Jane... Mucha Bette.

    ResponElimina
  6. No sé si será o no la más grande, Alfredo, pero una cosa es segura: en casi todas sus películas, la que se come la pantalla es ella, nada más aparecer.

    En ocasiones he pensado que algunos actores no querían trabajar con ella porque quedaban como máximo en segundo plano.

    Saludos.

    ResponElimina
  7. En este caso, Alicia, me parece que le faltó demostrar dotes para la comedia; creo que le falta un punto de versatilidad, aunque también puede ser que, siendo insuperable como apuntas de malvada y en melodramas, los estudios la encasillaron privándonos de la oportunidad de verla en una buena comedia. No sé.

    Saludos.

    ResponElimina
  8. A mi me ocurrió algo parecido de pequeña, odiaba a la Davis por sus papeles cuando aún no distinguía que aquello no tenía nada que ver con la actriz, la excelente actriz. Lo de comerse a los demás interpretes en la pantalla como apuntas en un comentario fue quizás uno de sus peores defectos (defectos de los demás claro).

    Una abraçada

    ResponElimina
  9. Es que para igualarse a Bette Davis, Alma, el actor tenía que ser un hombrón; a ella, según parece, le hubiera gustado trabajar con John Wayne, pero no fue el caso.

    Como sea, todas sus películas se recuerdan por su impagable presencia: ni siquiera renombrados secundarios conseguían robarle la escena: era una vencedora, como ella misma se proclamaba: una Aries con todas las de la ley, venía a decir.

    Una abraçada.

    ResponElimina
  10. Lo de esta mujer son palabras mayores. Punto.

    ResponElimina
  11. Pues sí, Raúl: está clarísimo que su inserción en esta sección estaba cantada...

    Saludos.

    ResponElimina
  12. Hay personas que no la soportan pero la mayoría, como yo, la adoramos.
    Mal carácter tenía según cuentan y luego, cuando por razón de edad no la contrataban, ya sabes lo del anuncio en el periódico.
    Cuando ella aparece lo llena todo y empequeñece al más grande.

    Un beso.

    ResponElimina
  13. Tenía su carácter, desde luego, Susy, pero lo más importante fue su determinación de ser una gran actriz y vaya si lo consiguió: un talento natural y mucho esfuerzo acompañados por una enorme profesionalidad.

    De las pocas estrellas del cine que no retrocede ante ningún gran secundario, siempre al cien por cien, dominando toda la escena.

    Besos.

    ResponElimina

Los comentarios son lo mejor del blog. ¡Gracias de antemano por tu colaboración!
(Comentarios publicitarios son borrados sin dudarlo.)

Print Friendly and PDF
Related Posts with Thumbnails
Aunque el artículo sea antiguo, puedes dejar tu opinión: se reciben y se leen todas.