Carregant el Bloc...

dilluns, 15 d’agost de 2011

Un bucle aburrido



El dominio del tiempo es un un deseo que se repite en múltiples campos hasta convertirse en una constante que concita el interés de cualquiera: poder manipular los efectos que el tiempo tiene sobre todas las cosas es una entelequia que produce, ha producido y seguirá produciendo pingües beneficios y el recurso a presentar tramas en las que el tiempo es domeñado ostenta una cierta frecuencia en el género de las aventuras de ciencia ficción, en su mayoría cometiendo infracciones de la más pura lógica aún aceptando premisas forjadas a base de fantasía e imaginación desbordantes.

No es el caso de Ben Ripley que en su cuarto guión bebe en fuentes conocidas para presentar una trama en la que los orificios de la lógica abundan tanto que observar el resultado final desde una perspectiva crítica con la mirada latente de la ciencia ficción clásica es un error de bulto que habrá que desechar previamente a la adquisición de las entradas del cine donde se proyecte la última película de Duncan Jones, al parecer el último enfant terrible de la cinematografía mundial que en su segundo largometraje se apoya en un guión de Ripley para rodar la película titulada Source Code (2011) presentada en España como Código fuente, protagonizada por Jake Gyllenhaal que da cara, manos y pies al capitán Colter Stevens, un piloto de helicóptero que de improviso se ve en un tren que arriba a Chicago y sufre un atentado: un corto viaje de ocho minutos que se repiten una y otra vez porque Colter de hecho está suplantando la identidad de un pasajero, reviviendo sus últimos ocho minutos de vida, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, hasta que consiga averiguar quién es la mala persona que ha colocado la bomba, porque una superagencia especialísima del ejército ha descubierto que ese atentado -que ya ocurrió- era una prueba para atentar contra la ciudad de Chicago, donde las muertes se contarán por millares si Colter no logra identificar al culpable en esos ocho minutos de vida ajena que una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, revive.

El bucle temporal no es desde luego una idea original de Ripley ni de Jones por mucho aprecio que les quiera dar a la historia que presentan y si nos ponemos serios, habría que indicarles que un vistazo a las teorías de Novikov no les iría nada mal a ambos para futuras experiencias. Es lo que tiene la ciencia ficción: que hay que ser cuidadoso con las propuestas a menos que uno pretenda un discurso realmente alejado del género, digamos, por ejemplo, rodar una película de acción con unas gotitas aromatizantes de sci-fi y quizás una pretensión de suspense que, mira por donde, a media película ya decae porque todos sabemos quien es la mala persona que se dedica a explosionar bombas.

Es cierto que la película puede dar para una buena conversación porque su endeble final que rompe con toda lógica interna del relato y dinamita cualquier intento de explicación inteligible, además puede verse como una débil crítica a los afanes y paranoias de las agencias de seguridad estadounidenses que todavía colean después de la pifia del once de septiembre: los detalles del armazón se vienen abajo como si uno cortara por la mitad una pescadilla que se muerde la cola y se acabara de repente la solución de continuidad de una trama que acaba por constituir la excusa a un rato de acción mermada por la reiteración -ese bucle de ocho minutos acaba por agotar- a pesar que Jones acierta mínimamente al modificar el ritmo de la planificación conforme el final se va acercando para incrementar la tensión que nos llevará a un final acomodaticio y flojo, un viaje que pierde o desecha la oportunidad de ser más opresivo sirviéndose del limitado escenario que es un vagón de tren y, si me apuran, el cubículo donde el ubicuo Colter pasa el rato entre viaje y viaje.

El elenco no es desde luego un punto a favor para que esta película de acción con aires lejanos de sci-fi tomados como mera excusa para explicar lo inexplicable permanezca en la memoria del cinéfilo que agradecerá seguramente la brevedad temporal de la propuesta y que no se llegue a la docena de reiteraciones de esos apresurados ocho minutos en los que el protagonista, además, tendrá tiempo de descubrirse enamorado de una Michelle Monaghan que aparte de sonreir apenas hace nada, como si su personaje en realidad fuera únicamente la excusa para que haya algo de romance en una historia que no lo necesita en absoluto.

En definitiva, perfecta muestra de cine pasatiempo que se reviste de ínfulas que no le corresponden según el ojo que lo mire.


Vean el Tráiler






28 comentaris :

  1. La pelicula entretenida pero inverosimil y olvidable. El romance más inverosimil todavia.
    Volvemos otra vez al tema de "viajar en el tiempo" principalmente para cambiar cosas y visto y sobre todo leido sobre ello teorias de unos y otros Novikov u Hawking..universos paralelos, espacio-tiempo , agujeros de gusano y física cuántica , paradójas y ¡ qué sé yo..! llegamos a la conclusión que es imposible sobre todo ir hacia atrás y menos cambiar nada.
    Lo que ocurre es que si te lo cuentan con gracia, con un guión inteligente y una cierta coherencia ?¿..hasta puede ser una fantasia divertida, que no es el caso de éste Codigo fuente aunque lo intente.
    Regreso al Futuro ( la trilogia) era un cuento simpático que tuvo su éxito porque era eso ¡un cuento!
    El dia de la marmota( Groundhog Day) Atrapado en el tiempo( Bill Murray), me resultó interesante pero no por verosimil sino por los cambios en la personalidad del protagonista. Pero las series Viajero en el Tiempo( bueno vaya) y otra que ví hace poco producida por Brad Pitt The Traveler's wife, Eric Bana y Rachel McAdams ¡ un pastelón increible ! no se sostienen por ningún lado.
    Asi que lo dicho, olvidable... la peli, no tu explicación que está a la altura.

    Besos en el presente temporal :-P

    ResponElimina
  2. En todas las historias que me cuenten acerca del tiempo y el viaje a través de él, Milady, siempre tengo en cuenta la falta de lógica abrumadora que representa la acción modificadora y su imposibilidad. Ése es el principal defecto de Terminator, por ejemplo. Y lo que no ocurre con la saga de Regreso al futuro, s.e.u.o.

    Así que ver un pseudo thriller basado justamente en la premisa y con ese final, precisamente, me dejó totalmente fuera de la película.

    Besos.

    p.d.: como veo que estás muy puesta en el tema, no dejes de ver la entradilla del próximo viernes... :-)

    ResponElimina
  3. Pues eso que con Regreso al futuro nos divertimos mucho..¡ ese Marty Mc Fly, Doc y su delorean !:-D

    ..ésto ¿ s.e.u.o. ? o-0

    Estaré atenta.^^

    Otro beso

    ResponElimina
  4. Me gusta el tema de volver al pasado como a tantos, uno de los sueños de la humanidad sin duda, dominar el tiempo, que despierta cuantas posibilidades, el último límite para alcanzar lo que nos hace tan pedestres y chiquitos, la muerte. Por eso me encantan éstas propuestas y apesar de las críticas negativas me suelo arriesgar con algo de fe. Espero verla al igual que "los Cronocrímenes". Muy buena tu reseña, y aunque demasiado rotunda me parece respetable como toda posición cinéfila que sea sincera. Un abrazo. Mario.

    ResponElimina
  5. No he visto la película. Me fío de vuestro criterio y tal vez sea mala, no lo voy a poner en duda. Pero claro, llevar esas tesis relacionadas con la mayor menor lógica interna de un relato y sus inverosimilitudes hasta sus últimas consecuencias nos impediría ver, yo que se, por ejemplo "Superman" (nadie vuela) o "Viaje al centro de la tierra". Otra cosa es que los responsables sean capaces de hacernos verosimil lo imposible o que sean unos chapuzas al contarlo y no nos creamos nada.
    Ejemplo: La peli de Bana y Macadams que cita Abril no se la cree nadie, estoy de acuerdo. Pero sin embargo si nos creemos "Jennie" de Dieterle o "Ordet". Luego el meollo de la cuestión no es si los argumentos son más o menos creibles, sino de tratamiento cinematográfico y puesta en escena. Creo.Un saludo.

    ResponElimina
  6. Vuelvo ya que el asunto me interesa, y voy a arriesgarme un poco más, a riesgo de que la blogosfera me destierre. Tengo que confesar, que debido a todas esas razones expuestas en esta entrada y ralacionadas con la verosimilitud y la lógica interna, a lo que habría que añadir algunas otras, tales como la puesta en escena,nunca me he terminasdo de tragar del todo el universo Blade Runner. Y como se que los fans son muchos, salgo huyendo antes de que me linchen...Saludos.

    ResponElimina
  7. Estoy de acuerdo contigo V. El tratamiento cinematográfico y la puesta en escena. Ahí iba yo..

    Saludos Victor.:-)

    ResponElimina
  8. No, no tienes que huir ja ja pero creo que en un estudio ( no sé si serio ) se dijo por la comunidad científica que Blade Runner de todas las pelis de ciencia-ficción era la más "creible"..vete tú a saber cual eran las razones...^^

    ResponElimina
  9. o se perderan como gotas en la lluvia...:-)

    ResponElimina
  10. No la he visto. Pero en otros sitios les ha gustado más. No sé... Si la veo algún día, vuelvo y te digo.
    Un saludo.

    ResponElimina
  11. Ah! BR en el 2016 y 2001 en el 2001 (qué viejo ya))... Si algún día hago una peli (eso es ciencia-ficción) y la ambiento en el futuro... será un futuro al que yo no puedo llegar por edad ;-)

    ResponElimina
  12. David se deja ver, es entretenida..está bien hecha. Tiene hasta su pretendida buena intención pero el final...es olvidable.:-(

    ResponElimina
  13. jajaja.... Milady:

    s(alvo).e(rror).u.o(misión)

    :-)

    Besos.

    ResponElimina
  14. Bienvenido, Mario: Las temáticas relativas al tiempo siempre son atractivas, pero prefiero las que remiten a un vistazo al futuro que las que intentan la imposible tarea de cambiar el pasado.

    Ello no quita para que veas la película, claro, y ofrezcas tu visión de la misma, que seguro que -a la vista de tu blog- resultará -en mi opinión- más interesante que la película misma.

    Un abrazo.

    ResponElimina
  15. En buena parte estamos de acuerdo, Víctor: yo me creo a pies juntillas que Supermán puede volar: lo que no creo es que, en una situación embarazosa y sin kriptonita por en medio ni por parte alguna, se le olvide que posee una vista capaz de aniquilar lo que sea. Ésa es la falta de lógica interna, la traición a una premisa que el espectador acepta: Supermán es todopoderoso, no me vengan con tonterías.

    Modificar el pasado es ilógico siempre, y es un error que se reitera en el cine y en este caso en concreto perjudica, en mi opinión, el discurso de la película.

    Lo del universo de Blade Runner es harina de otro costal y aquí no me cabe, pero espero que ya te hayas comprado aquel sombero que te dije, porque tu valor temerario no va en concordancia con tu sesera.... :-)

    Un abrazo.

    ResponElimina
  16. ¡Pero Milady! ¿Estás de acuerdo con Víctor en que la puesta en escena de Blade Runner es floja?

    ¿Ya tienes sombrero?

    Besos.

    ResponElimina
  17. Si algún dia haces una peli, David, me apunto a la claque desde ya, aunque no te garantizo que, si no me gusta, no vaya a darte un varapalo.

    Suave, eso sí... :-)

    Un abrazo.

    p.d.: esta, si te la ahorras, tampoco pasa nada....

    ResponElimina
  18. Me disculpo por "petar el corcho"..con tanto bla bla estamos confundiendo las temas o las cosas. Lo de la puesta en escena lo dije en terminos generales ..para NADA aplicable a Blade Runner que es un clásico( yo diria de culto) , una buenisima pelicula de ciencia-ficción aunque ya no resulte tan inverosimil porque el futuro-ficción se presenta bastante oscuro y puede que un dia de éstos las máquinas nos den un disgusto también.
    Asi que no les salió tan mal a Philip K. Dick y sus androides y a Ridley Scott con sus replicantes el universo BR y su "puesta en escena"..
    Ese momentazo Rutger Hauer despidiendose de Deckard..naves más allá de Orión y lágrimas perdiendose en la lluvia es de antologia poética cinematográfica como la banda sonora de Vangelis !
    Y no sigo que no son horas y ya no sé si podré soñar siquiera con ovejas o androides..

    Espero quede aclarado que no preciso de sombrero, al menos por ésto,s.e.u.o :-P
    De nuevo me disculpo por el exceso..

    Besos. Milady

    ResponElimina
  19. Jajajaja ¡Qué mal me sienta el calor! Ya no sé ni leer.

    Josep, cuando le contestas a David: "Si algún dia haces una peli, David, me apunto a la claque desde ya [...]", había leído "me apunto a claqué desde ya".

    Ya te veía yo bailando claqué en una peli ambientada en el año 2505 (aproximadamente) con David dirigiéndote y con Abril pintando un precioso cartel promocional ;-)

    En cuanto a 'Código fuente', la verdad es que no la he visto ni me motiva mucho. Aunque 'Moon' no me atraía demasiado y me gustó. Vamos, que si se tercia igual me animo. No sé, no sé...

    Saludos a todos.

    ResponElimina
  20. Bueno, pues una vez colocado el sombrero en su sitio para protegerme diré, ya que creo que alguien debe hacerlo de una vez, y con el debido respeto a quienes opinan lo contrario
    1º La puesta en escena de Blade Runner en mi opinión es pero que muy vieja. Intenta reproducir los esquemas clásicos del cine negro de los 40 sin conseguirlo. Y los personajes no andan nada lejos de los arquetipos del género: el detective descreido y nihilista, la presunta mujer fatral, el capo mafioso que todo lo puede...podría seguir.
    2º Todo ello acompañado de un afan de trascendencia pseudointelectual. "Yo he visto arder naves en llamas más allá de Orión" ¿y que? ¿que pasa, es que este tio es epícureo y disfruta con la belleza del desastre?. Luego, "todos esos momentos se perderán como lágrimas en la lluvia".Joder, que semejante frase, en mi opinión propia de un adolescente al que acaba de dejar su novia en el instituto pase a la historia del cine para mi es un misterio.
    3º El tiempo, uno de los temas clave de la película,es reiterado una y mil veces hasta saturar. Y luego ese final, me da igual el antiguo o el restaurado.
    4º Eso si, las naves y lucecitas varias muy bonitas.
    5º En buena me he metido,ahora si que salgo corriendo...

    ResponElimina
  21. Victor:
    Espero que Josep te dé razones que la razón no entiende..je je y ¡ calaté el sombrero..!

    P.D.Nunca es 'viejo' el cine negro..sea en un futuro lejano o en los años 30-40, las claves son siempre las mismas como en el western..
    Pero he dicho que ya he comentado demasiado en ésta entrada..Sorry..! :-/

    ResponElimina
  22. Abril. Tengo el sombrero calado y hasta traje de neopreno puesto, por si los fans...
    Claro que el cine negro clásico no es viejo, ni lo será jamás. Pero hay ciertas fórmulas hoy que intentan emular el cine clásico que si que lo son. Yo siempre pongo un ejemplo que el otro día también utilicé. Una de las películas para mi más fracasadas de los últimos años es en mi opinión "el buen aleman" de Soderbergh. Pretendió recrear el cine negro clásico usando el blanco y negro y camaras antiguas. Yo creo que eso es un absoluto error propio de la cinefilia galopante que lleva a algunos a creer que pueden recrear los maravillosos ambientes de "Laura" por poner un ejemplo, en pleno siglo 21. Es una empresa imposible.
    Para mi "Laura" es un clásico imperecedero, siempre nuevo a cada nueva visión. "El buen aleman" es un pastiche que para mi nace viejo.
    Scott en Blade Runner cree que puede utilizar impunemente los esquemas del cine negro clásico. Como lo que hace no es auténtico, sino la fotocopia de unos esquemas basados en los códigos y claves del cine clásico, el resultado viene cargado de arquetipos, y en definitiva resulta más viejo que clásico.
    Para eso prefiero la frescura de "Brick", que homenajea el género con patrones del cine actual.
    Espero no haberme extendido demasiado.Un saludo

    ResponElimina
  23. Victor:
    Dejaremos que hable el "oráculo"...pero tus argumentos aunque respetables son discutibles.
    Laura es un clasicazo irrepetible.

    Le estamos dando trabajo a Josep..uff

    Saludos con mucho calor..

    ResponElimina
  24. Ya te he dicho mil veces, Milady, que jamás aceptaré tus disculpas por largar a gusto en esta tu casa. Eso sí: un chocolatito con unos churritos no estaría nada mal como reajuste.. (por pedir que no quede)...

    Ya veo que está claro que esta de hoy no da la medida porque os vais por los cerros angelinos del futuro próximo y me da que la cosa requerirá algún día un espacio más tranquilo y sosegado. De P.K.Dick hablaremos pronto, en cualquier caso...

    Lo del sombrero es una prevención y si te place pues una pamelita, aunque no se yo si servirá de mucho en caso de chaparrón espontáneo...

    Besos.

    ResponElimina
  25. Me haces reir a carcajadas, Supercinexín, porque me veo a mí mismo intentándolo y me acuerdo de la última vez que lo probé en un bodorrio y a la novia casi le tuvieron que desencajar la mandíbula de la risa que le entró.

    Eso sí: si tú me acompañas -sombrerito incluído- me lanzo a la pista a por un foxtrot, un vals, un bolero y poco más, que me falta entreno... :-)

    De la película, si acabas viéndola, ya dirás la sensación que te produzca, aunque los que vieron Moon -entre los que no me encuentro- aseguran que la primera fue mejor. No sé...

    Besos.

    ResponElimina
  26. Vaya por delante, Víctor, que aquí no te hará falta el sombrero para nada, porque tengo la suerte de disponer de unos comentaristas de lujo y únicamente te lanzarán maldiciones envenenadas y puede que los pies se te queden amarillos unos días, pero poca cosa más.

    Lo que aduces respecto a Blade Runner no me acaba de convencer y me sugiere que tú y yo vemos cosas distintas frente a la misma pantalla, lo cual es divertidísimo y una suerte.

    Lo malo es que carezco del don de la brevedad y la síntesis y jamás me atrevería a contar en cuatro puntos una película que me cautivó cuando la vi de estreno en el cine en pantalla como debe ser, o sea, enorme.

    Pero esa interpretación que tú le das cercana al negro ni se me había ocurrido, así que ya ves lo lejos que pueden estar nuestras posturas.

    No sé si provocarte para que escribas una reseña en tu casa con pelos y señales o si empezar a revisarla yo para escribir la mía, fíjate, porque eso no puede quedar así forastero, no pienses que has cruzado el Pecos y vas a salir indemne...

    Un abrazo.

    ResponElimina
  27. Esto no es trabajo, Milady: es un verdadero placer.

    Ya sabes que coincido contigo en lo que dices acerca del "noir" y desde luego que Laura es irrepetible, pero no lo digamos muy alto, no vaya a ser que nos casquen un refrito en toelmorro...

    Besos.

    ResponElimina

Los comentarios son lo mejor del blog. ¡Gracias de antemano por tu colaboración!
(Comentarios publicitarios son borrados sin dudarlo.)

Print Friendly and PDF
Related Posts with Thumbnails
Aunque el artículo sea antiguo, puedes dejar tu opinión: se reciben y se leen todas.