Carregant el Bloc...

dilluns, 6 de febrer de 2012

Drive



A veces, a uno le gustaría disponer de más recursos para poder transmitir de forma certera y sin margen de error las sensaciones que se han sentido en la sala oscura, rodeado de un montón de personas educada y gentilmente silenciosas cuyos pensamientos sobrevuelan el patio de butacas pero resultan inaprensibles y uno, absorto, no sabe si hay o no la supuesta comunión que hace sentir la magia.

Haré una intentona para representar con palabras y lo más gráficamente posible lo que sentí hace unos días, cuando el último sábado de enero asistí a la proyección de Drive :

Esta










película










me está










pareciendo










un poco










lenta.

No suelo mirar el reloj cuando estoy en el cine: hice una excepción, en parte por mirar algo inteligible, en parte para constatar que, habiendo empezado la proyección a las 18:45, a las 19:38 todavía no había ocurrido nada de interés en la pantalla, y ya empezaba a estar un poco harto del narcisismo evidente de Nicolas Winding Refn que se empeña en retratar al inane Ryan Gosling que, siguiendo seguramente las instrucciones del director, confunde el hieratismo soterrado con la inexpresividad de un trozo de madera.

La historia es tan simple y tan conocida que no alberga interés alguno y además el guión -por decir algo- es tan flojo que ni siquiera aporta un pequeño giro argumental o de tratamiento que pueda despertar el más mínimo interés en el espectador que ya ha visto ejemplares como Point Blank

El amigo Gosling no le duraría a Marvin ni dos minutos y le doy ventaja de una mano atada: he leído por ahí muchas expresiones elogiosas acerca del nivel interpretativo del nene ése y, francamente, después de verlo como absoluto protagonista en dos películas, ya he tenido bastante para entender que hay una campaña promocional que sabe aprovechar perfectamente los graves defectos del cine actual, de los cuales, paradójicamente, esta infumable Drive es una muestra impecable.

El guión carece incluso de alguna frase para la memoria y adolece de falta de rigor y lógica, dejando inexplicado el porqué: ese protagonista callado explota de repente y sin venir a cuento produciendo una excesiva violencia que evidentemente no tiene nada de habitual en el hampón profesional: hay un sadismo latente en el personaje y por lo tanto debería de existir también un buen grado de bipolaridad manifiesta por lo menos, cuando no una conducta psicótica que no aparece detallada, residiendo estas percepciones en el espectador que intenta otorgar a ese personaje solitario unas condiciones anímicas que no han sido ni por un momento apuntadas ni por el guión, ni por el autocomplaciente director, ni, por descontado, por un ¿actor? que no sabe o no puede expresar con la mirada lo que los más grandes rostros hieráticos de la historia del cine han sabido siempre hacer, y si no que se lo pregunten a Mitchum.

Esta película contiene un par de persecuciones automovilísticas normalitas, del montón, pelín fantasiosas (un Ferrari, marcha atrás, no corre tanto, pero hacia adelante, no lo hubieran pillado ni en broma) y me parece que exige demasiado del cinéfilo: exige una extrema complicidad no para entender la trama, que no la hay, sino para elevarse muy por encima del nivel que le corresponde, al que volverá en apenas tres años, cuando haya pasado todo el alboroto que artificiosamente ha levantado tanto polvo que tampoco acabará por empañar el lustre de esos premios Oscar de los que ha quedado descabalgada provocando los lamentos de un sector de la cinefilia con el que, evidentemente, no estoy de acuerdo para nada.

Es un producto que sin la oportuna promoción hubiera quedado en su lugar de serie zeta, típico estrellado de los periódicos que, cuando la mini reseñen en su pase televisivo, la pondrán en su lugar de pieza mal escrita, rodada con estilo narcisista (la cámara manteniendo el plano sobre algo inane no consigue jamás alzar el vuelo por mucho que insista) y simple a un tiempo, previsible siempre sobre el careto impasible de un actor que no lo es ni lo será nunca a menos que aprenda rápido, porque lo que sí se le puede augurar al guapito Gosling es que tendrá fama y dinero, pero lo que es calidad y arte, va a ser que no: del montón y gracias.

Si ya la han visto, ya saben lo que hay; y si no, tomen nota, que no todo el monte es orégano. Pueden llegar tarde a la sesión, eso sí: les sobra la primera media hora larga, así que tranquisss.



Tráiler






42 comentaris :

  1. Me sabe mal que mi segundo comentario en este blog sea para llevar la contraria, pero me veo obligado a hacerlo. No entiendo mucho de cine, pero a mí me pareció una (bastante) buena peli. No la mejor del año como algunos la pintan, ni mucho menos, pero sí una que merece la pena ver. Lenta, sí, pero no más que muchas otras que me han parecido mejores.

    ResponElimina
  2. Ja,ja,ja...
    Pues ya sabes que no pienso lo mismo (y en una pequeña parte, sí coincido). A mí me gustó... y me parece que la peli está bien. Sí. La trama es simple, y como han señalado por ahí, casi parece un remake de The Driver mezclado con "Raíces Profundas", pero no le pondría tantas pegas como las que tú le has puesto (más que nada porque me entretuvo; aunque lejos de maravillarme).
    Un saludito.

    ResponElimina
  3. En total y absoluto desacuerdo, al 100%, ya lo sabes.
    Un abrazo

    ResponElimina
  4. Me apunto al desacuerdo total... Parece que hemos visto dos películas diferentes...

    Mi comentario de peliculera, no me considero cinéfila para nada. Nunca había visto combinar con tal maestría la ternura más exquisita con la violencia más extrema sin que nada chirríe.

    Espléndido y atractivo Ryan Gosling como el conductor solitario y parco en palabras que, como los héroes del western, siempre está de paso, intentando no implicarse en la vida de los demás. Maravillosa Carey Mulligan, atractiva mujer que cambiara la vida del conductor.

    El conductor lleva siempre una cazadora con un gran escorpión bordado en la espalda y en un momento dado pregunta a otro personaje si conoce la fábula del escorpión y la rana…, fábula atribuida a Esopo en la que un escorpión le pide a una rana que le ayude a cruzar el río. Prometiéndole no hacerle ningún daño, la rana accede subiéndole a sus espaldas pero cuando están a mitad del trayecto el escorpión pica a la rana. Ésta le pregunta incrédula ¿cómo has podido hacer algo así?, ahora moriremos los dos, ante lo que el escorpión se disculpa "no he tenido elección, es mi naturaleza".

    La moraleja de la historia es que no trates de engañarte con los demás al creer que son o pueden ser otros y menos engañarte a ti mismo de quien eres.

    En fín, es lo que pienso.

    Un abrazo!!!

    ResponElimina
  5. Esta película tiene un gran problema.Te cuento.Si lees la novela de David Sallis te deja clavado en el sillón de lectura.Sallis es poco conocido en este país,pero sus novelas son buenísimas.Drive está escrita de una manera sincopada,vertiginosa,te atrapa con un ritmo endiablado.Después vas a ver la película y quedas completamente decepcionado.La película es plana.No vemos a los personajes secundarios de la novela que ayudan a comprender la psicología de Drive.La relación amorosa no existe en la novela.Leemos a Sallis y tenemos unas escenas de road movie a través de Arizona en busca de su casa de la infancia.¡Una road movie en la novela!En la película;nada de nada.En la novela nos adentramos mucho más en ese Hollywood de los efectos especiales y el vacío de las películas.Drive tiene un amigo que es guionista.Es su único amigo que al final escribirá la historia de Drive,que muere en una tasca de mala muerte en México.Me pregunto;¿por qué una novela tan cinematográfica con tantos detalles primordiales no han sido respetados?La película es muy plana con un actor algo bobo y una actriz totalmente impasible muy de moda hoy.
    Creo,mi querido amigo,que si no has leído la novela la película puede resultar algo impactante,puedes salir del cine y recordarla un día o dos.Yo todavía tengo la novela en la cabeza.

    Un fuerte abrazo.

    ResponElimina
  6. ¿ Porqué te empeñas ?...bueno la he visto y si me gustó no para extasiarme pero te mantiene ahi ahi..
    ¿ Y que tienes contra "el guapito" Gosling ? Creo que ésta vez te equivocas en mi humilde entender.
    La historia es simple pero tiene lo suficiente para no dejarte indiferente. Y no por los efectos especiales que esos a mi no me interesan demasiado. No es perfecta desde luego pero sin apenas diálogo entiendes lo que hay detrás.
    No voy a seguir porque ya está claro que no hemos visto la misma.

    Besos. Milady

    ResponElimina
  7. Yo ya me las tuve con Alfredo cuando reseñó esta película. Sin llegar a desagradarme, vaya esto por delante, salí del cine con la sensación de que me faltaba algo, de que la cinta no me había explicado ciertas cosas que mi mente, pequeñita, no alcanzaba a traducir. ¿Su ritmo? ¿La falta de acierto en lo que el guión no cuenta? ¿Credibilidad? Ni idea, pero lo cierto es que tendré que volverla a ver para decantarme por tus palos o por las bondades que el amigo maño le otorgó.

    ResponElimina
  8. No la he visto. Tomo nota de tu reseña y de la disparidad de opiniones. Sin haberla visto,lo que más me llama la atención de tu comentario es la falta de rigor en el guión.Y sobre todo la falta de definición del personaje. Esa bipolaridad mal explicada.No puedo opinar, aunque veo que a otros les ha gustado.
    Me llama la atención la frase inicial. A mi no me molestan las películas lentas.Pero tengo una duda. ¿Miraste el reloj por que era lenta o porque te aburrías? ¿o ambas cosas? Eso si me interesa.Un saludo.

    ResponElimina
  9. Victor ya vas preparando el camino ¿eh? jeje
    Lo de "aburrirse" va con intención..
    He leido tantas reseñas sobre ésta pelicula y tan dispares que me sigo reafirmando en lo ya dicho y comentado SUBJETIVIDAD, palabra clave para entender porqué a unos les encanta
    y a otros les parece una "merde"..y me refiero no solo a ésta pelicula sino a todo en general.
    Claro que ya me vendreis con lo del análisis y todo eso.
    Hay gente que entiende muchisimo de cine y de todo y eso lo respeto y me quito el sombrero. Hay que tener un minimo de experiencia y conocimiento peroooo.. luego está eso de " a mí me gusto, me entretuvo o me lo pase genial o me aburrí, es lenta y sin coherencia..así hasta el infinito y más allá..
    ¡perdonar mi ignorancia y efusión ! Abusando de que éste foro es asi de libre ( como el tuyo victor ) una se pone a "largar" y claro me caeran los palos todos de plano..

    Besos..

    ResponElimina
  10. Bueno, bueno, Josep, se nota que no te ha gustado esta película. Sin embargo, y no es por el gusto de llevar la contraria, "Drive" es lo más interesante que he visionado este pasado año. No soy el más indicado para hablar de estrenos, porque no los sigo puntualmente, aunque hago lo que puedo para "estar al día", seleccionando lo que el olfato me advierte y lo que lo que las reseñas amigas me sugieren.

    Tengo la impresión de que este film merece más de un visionado para apreciar su importancia.

    Salucines

    ResponElimina
  11. Abril. vaya, no se que decir. Bueno, que igual si. Igual si que voy preparando el camino. El de vuelta a casa.No molesto más. Un saludo a todo el mundo.

    ResponElimina
  12. No te sepa mal, C. Mordoh, expresarte en este sitio con entera libertad: aquí puedes discrepar tranquilamente: otra cosa es que luego te lance maldiciones y brujerías, pero eso es aparte... ;-)

    Es más: prefiero que discrepes a que guardes silencio.

    Un abrazo.

    ResponElimina
  13. Lo de asemejarse a Shane, David, es algo que, por mucho que lo pienso, no le veo el puntillo, y me parece una excusa justificativa: una rigurosa comparativa, además, redundaría en denigrar esa modernez nórdica, sí que mejor lo dejamos correr.

    Realmente me pareció mala, ya ves...

    Un abrazo.

    ResponElimina
  14. Lo sé, Alfredo, lo sé, pero mantengo la secreta esperanza que, para dentro de un año, hayas recapacitado... jajajaja...

    Creo que las discrepancias darían para una buena charla, porque me parece que no soy el único...

    Un abrazo.

    ResponElimina
  15. No me hagas trampas semánticas, Laura, porque sabes tan bien como yo que el término cinéfilo únicamente denota una afición -un amor, incluso- por el séptimo arte y me consta que todos los que por aquí aparecen -y otros más que se mantienen en silencio- son tan cinéfilos como pueda serlo yo mismo porque, de lo contrario, no podría explicar que dediquen unos minutos de su preciada vida en detenerse a leer las disquisiciones que formulo.

    Rebatida pues tu inicial posición, te diré que me parece fantástico que te apuntes en contra del titular, aunque no lo comprendo, porque el conjunto es tan simple que carece de interés, incluído el trabajo de los intérpretes.

    Conocía, cómo no, la fábula del escorpión que, además, el amigo Francisco ha remozado en esta entrada

    Pero, francamente, que el prota lleve un escorpión y que cite la fábula, no salva ni la película ni la pobre composición, en mi opinión.

    Un tipo así ya lo compuso Lee Marvin, como puedes comprobar en la entrada de este bloc que está apuntada, y mucho mejor, donde va a parar, no tan sólo él: todo.

    Besos.

    ResponElimina
  16. No es una trampa, Josep. El cinéfilo, para mi, además de aficionado y apasionado del cine es conocedor del cine, es experto, lee y conoce sobre cine, tiene la mirada más educada porque es capaz de analizar más allá de: "me ha gustado" o "me ha aburrido" o "es lenta".

    Las peliculeras como yo nos acercamos al cine de forma más instintiva.

    Pero vamos, no era este el tema.

    Me parecía que la fábula del escorpión es clave para entender el comportamiento del protagonista, por eso he hecho mención a ella. Aunque no se explica de donde viene, su comportamiento responde a una persona violenta que trata de autocontrolarse a base de voluntad pero que es capaz de caer en ella con cierta facilidad.

    Me gustó y mucho la peli... Un abrazo!!

    ResponElimina
  17. Y tanto que Sallis es poco conocido: de haberlo sabido, hubiera buscado la novela para leerla después de ver la película, como hice hace poco.

    Así que, antes que nada, muchas gracias, Francisco, por la información.

    Estoy segurísimo que la novela debe ser mejor, porque, efectivamente, hay demasiados huecos en la narración cinematográfica. Fíjate que, al tener conocimiento de la novela, he buscado por internet librerías y he hallado una reseña literaria de hace ya tres años en la que el autor se congratula de su composición cinematográfica -como tú relatas- y se atreve a formular que, en manos de los Coen o de Tarantino, podría dar lugar a una gran película.

    Esos datos que aportas relativos al personaje y a su entorno los encuentro a faltar en la película, demasiado desnuda, sosa, inexplicada.

    Me congratulo al comprobar que tu opinión y la mía son muy parejas...

    Un abrazo.

    ResponElimina
  18. ¿Porqué me empeño en qué, Milady?

    No será en ofrecer mi opinión contra viento y marea, por mucho que me sitúe en minoría.

    No me digas que, a estas alturas, te extraña que yo escriba exactamente lo que pienso de una película.

    El guapo Gosling es un sosainas que de actuar sabe muy poco, querida, y tu entender no tiene nada de humilde ni tiene porqué tenerlo.

    Mi opinión es mía y sabes que me fijo muchísimo en las actuaciones, y Gosling no sabe actuar. Lo pones al lado de Fassbender, por citar uno en auge, y se lo come en un plis plás sin darte tiempo a cocerlo. Será guapo, pero tiene mirada de besugo. Y prepárate, porque ya lo he visto trabajando con Jorgito el de los cafés.

    Creo que sí hemos visto la misma película, porque, ciertamente, en la que yo ví, tampoco había diálogos...

    ;-)

    Besos.

    ResponElimina
  19. Tú no tienes la mente pequeñita, Raúl: si acaso, la nariz, pero no la mente... ;-)

    Es que no hay nada que traducir: es que se han dedicado a capar tanto el relato que no ha quedado apenas nada: ¿o es que resulta explicado que vuelve el pavo de prisión y se queda tan contento bebiendo cerveza con el vecinito tan inoportuno?¿llegando de la cárcel? ¡anda ya!

    Un abrazo.

    ResponElimina
  20. Ese personaje, Víctor, capaz de mostrarse afable con un niño en un momento y al siguiente pateando el cráneo de un semi-cadáver hasta llenar de sangre un ascensor, no recibe ninguna explicación: sólo primeros planos del inane rostro del actor, que parece un maniquí, largos, inacabables, como queriendo decir:¿te fijas?¿lo entiendes?¿a que filmo bien?

    Esa complejidad psicótica se muestra únicamente en acción violenta, en agresión, pero no en comportamiento.

    Miré el reloj para acordarme de los minutos que el afamado director había usado para contar apenas tres conceptos que, en otras manos, se hubieran zanjado en tres secuencias, diez minutos en total.

    Una película puede ser lenta y resultar, por ejemplo, lírica, apasionada, sublime, y aburrida. Ésta es aburrida.

    Un abrazo.

    ResponElimina
  21. Que conste, Milady, que aquí largas cuanto te place y si hay palos suelo ser yo quien los recibe, no tú.

    Evidentemente, lo que uno escribe lo hace desde la más auténtica subjetividad: esto es un bloc de notas público y el autor expresa lo que siente, lo mismo que los comentaristas: faltaría más: aquí hay libertad de opinión y no hay porqué mostrarse complaciente: si hay que criticar, se critica, y punto, sin importar nombres ni famas.

    Y te consta también que nadie se ocupa de asegurar que sepa ni más ni menos que nadie ni de cine ni de nada, empezando por mí mismo, que ya me autodefino como aficionado a todo y experto en nada.

    Y no puedes negarme, querida, que si me aburre una película, la ponga a caldo tan bien como sepa, que razones haylas y no oculto ninguna ni me escudo en el simple hecho de que no me ha gustado, más allá de la etiqueta... :-)

    Besos.

    ResponElimina
  22. Eso que escribes, Víctor, de que "no molesto más" me duele en el alma y tan sólo puedo decirte que eres injusto al expresarte así en mi casa, porque yo no te he dicho nada que lo justifique.

    El día que quiera que te vayas, no te preocupes, que ya te lo diré yo mismo.

    Un abrazo.

    ResponElimina
  23. Tengo mis dudas, Fernando, que en una segunda visión mi opinión vaya a cambiar mucho. Puede que algún día me caiga en las manos y le dé otro vistazo, pero me temo que, si en pantalla grande, grande, no me ha impresionado, en plan doméstico... no sé...

    Un abrazo.

    ResponElimina
  24. Porque te empeñas en insistir frase retorica querido y absolutamente inutil en tu caso como es de ley. Me comparas a Lee Marvin y ahí si que me 'machacas' de verdad. No lo hagas por favor ! :-(
    A los actores jóvenes hay que darle un poco de tiempo y rodaje y parece que con algunos no quieres como si fueras profeta...no puedes saber lo que la experiencia y el trabajo hará por ellos, te pasa con Mcavoy y mira con éste te concedo eso de que es soseras pero ¿ Gosling..? ¿ Has visto The Believer o Half Nelson ? ¿ es porque es canadiense..? :-P
    Ahora todo es comparar con Fassbender que no digo que sea malo no que es de los buenos pero vamos que tambien se puede "malagrar"..
    De Jorgito ya ni te digo nada porque empiezo a creer que tiene algo personale contra él..será por los cafés de su marca que no te gustan o sus novias no sé la verdad..:-P
    Tu opinión en tuya ¡ faltaria plus y el blog tambien.. puedes y debes decir lo que te parezca que para eso estás en tu terreno y además ¡qué aburrido seria todo ésto si siempre estuvieramos de acuerdo todos !
    Lo que aqui ocurre es que todos tenemos una opinión y nos gusta mantenerla..no sé cuestión de principios.
    un placer debatir con usted Sire.

    Besos . Milady

    p.D. A veces sobran las palabras..

    ResponElimina
  25. Pero, Laura: suponiendo que la fábula del escorpión se pueda aplicar con utilidad a esa película... ¿quién es la rana?

    Porque la fábula sin la rana no funciona....

    Besos.

    ResponElimina
  26. Me voy a tomar un chocolatito contigo, Milady y te engatuso con palabrería hasta hacerte confesar que McAvoy es un sosainas y ¡mucho más! ;-)

    Ahora en serio: creo que Gosling es muy poquita cosa: ni siquiera ha estudiado el oficio y eso es un lastre excepto para genios y él no lo es.

    Tampoco es cierto que le tenga manía al Jorgito: pásate por mis notas a Syriana y lo comprobarás. Pero no le tengo en un altar, desde luego; en lo que tienes razón es en que no me gusta su café: nada como el arábiga recién molido, querida: es que en eso soy todavía más exigente.... ;-)

    Las novias.... camareras y modelos: ¿de qué hablan? ;-)

    Besos.

    ResponElimina
  27. Ja ja sí buen gusto par ael café ( el tuyo digo ) y las novias pues mira no sé, el ser camarera o modelo no imlica que seas estupida perooo en el caso de Mr. Clooney buenooo a lo mejor tampoco le apetece tanto conversar...:-P

    Besos y buenas noches que hoy te hemos dado trabajo jiji

    ResponElimina
  28. Pero Josep... te debiste dormir en la peli........ hay varias ranas a las que se carga con determinación...

    Besos!!

    ResponElimina
  29. Tienes razón. Soy muy injusto al expresarme así en tu casa. Mis disculpas. Y por supuesto ¡dolores fuera! sabe usted que es, usando su terminología un autentico imperdible.Un saludo.

    ResponElimina
  30. Señor, señor... en qué deriva esto de Drive.
    Camareras y modelos como novias del señor Clooney y cuáles serán sus temas de conversación o si los querrá tener..Ay!

    ResponElimina
  31. Vamos tarde, Milady, como siempre, pero está claro que un buen café no requiere más que un mínimo de atención: de las acompañantes de Jorgito, pues mira, si aceptan de buen grado que no se les hable...... pero yo nunca he conocido a nadie así.... ???

    Besos.

    ResponElimina
  32. Jajaja: buen tiro, Laura, que falla por poco, pues jamás me dormí en el cine: me da miedo que los ronquidos me delaten... jajaja....

    Precisamente señalas un punto débil que le ví a la película y que no quise remarcar por no parecer demasiado exagerado, pero ya que me lo pones tan delante, ahí va:

    Para mí, en la fábula del escorpión y la rana, ambos tienen su importancia: casi todo el mundo se queda con la aimagen del escorpión que es incapaz de resistir su instinto asesino que prevalece a su instinto de supervivencia, pero nadie parece quedarse con la rana que luchando contra su instinto de supervivencia (mantenerse alejada del escorpión) y entendiendo la necesidad del escorpión, voluntariamente asume el riesgo, confiando no en su bondad pero sí en el juicio de su beneficiado, cometiendo craso y fatal error.

    Esa fábula puede dar para un discurso trascendental como el de Mr.Arkadin y lamentablemente en Drive queda, como tantas otras en el cine actual, reducida a estereotipo dando muestra de la supina ignorancia de guionista y director, que hablan de oídas pero no alcanzan a reflexionar.

    Así pues, insisto en que no hay rana, porque ninguno de los personajes se ofrece para ayudar a Driver y los que éste aniquila de forma tan sangrienta y sádica no pueden entrar en la categoría.

    Como puedes ver, Laura, no tan sólo no me dormí, sino que tuve muuucho tiempo para reflexionar, porque, desde luego, la película es lenta y pasan muy pocas cosas.... ;-)

    Besos.

    ResponElimina
  33. Disculpas aceptadas con mucho gusto, Víctor: ya empezaba a temer la pérdida de un discrepante "profesional" jajaja...

    Un abrazo.

    ResponElimina
  34. Ya tienes razón, David, ya... esto es lo que pasa por detenerme en películas asínnn..... ;-)

    Un abrazo.

    ResponElimina
  35. Me parece que hay varias ranas......... perdón por seguir discrepando... pero señalaré los dos socios que aceptan dejar su dinero para que compita en las carreras de coches y que acaban muuuuuuuuu mal. Incluiría al que regenta el taller aunque no se lo carga él pero si está relacionado con él su cruel asesinato.


    En fín, que no te ha gustado Drive y a mi sí............. ¿podremos superarlo? jajaja....... yo sí.


    Ptnsss i bona nit!!

    ResponElimina
  36. Laura Uve ¡ me encanta tu "contrataque" No te rindes..clac clac clac..:-)
    ¡Por fin Holmes has hallado una buena contrincante !
    A los demás nos han tomado ya las medidas o simplemente nos apabullas con tu oratoria ;-P
    (solo aparentemente )
    Creo que no entendiste mi respuesta o no la quisiste entender..o yo no te entendí a ti que es peor y más facil que ocurra.
    A las mujeres camareras, modelos, ingenieros o artistas les gusta que les hablen y hablar pero a veces no tanto.. Ejempl.: Eliza Doolittle

    ResponElimina
  37. Hola, Josep. No vengo a hablar de la peli ya que no la he visto.
    Pasaba por aquí por otro motivo. Me he acordado hoy, creo que llego un día tarde, pero bueno...

    Regalo

    Es broma. Esto sí. Espero que te guste. Un clásico:

    Regalo de verdad

    Y si me he equivocado totalmente, guarda los paquetes en el altillo y abre tus regalos cuando corresponda jajajajaja

    Un brindis a tu salud.

    ResponElimina
  38. Creo, Laura, que podríamos seguir así horas, porque esas dos ranas que tú ves para mí no lo son y además eso del patrocinio en el coche está metido con calzador y más bien molesta que otra cosa, porque no lleva a ninguna parte y desde luego ninguna conexión tiene, aparte de la coincidencia personal, con lo que acaba ocurriendo.

    Está claro que la sensación que ha producido en tí y en mí es bien distinta, y está clarísimo que ello no causará ningún mal a nadie, porque películas hay miles y quedan muchas por compartir... espero.

    Petons.

    ResponElimina
  39. Ahí, Milady, metiendo cizaña y echando gasolina al fuego: ya te pillaré, ya...

    Eso de que a todas les gusta que les hablen.... dejémoslo estar... y aceptemos pulpo, pero no metas con calzador a Eliza, esa heroína hija de un gran pensador a la que únicamente le falta declararse sufragista para ser perfecta... ;-)

    Besos.

    ResponElimina
  40. Llegas puntualísima, querida Supercinexín, con esos dos regalos que me han gustado mucho, bien que he repetido el segundo como muy bien has supuesto, así que muchísimas gracias por ese detallazo que me ha alegrado sinceramente.

    Brindaré por la tuya, también.

    Besos.

    ResponElimina
  41. Lo de la lentitud del principio te ha quedado muy ‘arty’, compa Josep, no sabía de esas veleidades por tu parte, pero no están mal, no… La peli no la he visto, con lo cual no puedo entrar en el fondo del debate; en todo caso, me parece fenomenal que le arrimes la cera que, de manera generalizada, no se está llevando de forma mayoritaria (la crítica, en general, y por lo que llevo leído, creo que ha sido bastante benévola con ella). Y en cuanto a Gosling, solo lo he visto en un par de pelis (Half Nelson –que me encantó- y Fracture –que me pareció un bodrio de grueso calibre, en el que no se sabe bien quién está más desastroso, si el afamadísimo Hopkins o el chavalín Gosling-), y creo que se trata de un actor con buenas dotes, y que puede llegar a hacer cosas grandes, aunque todavía un poco verde. Cosas de la juventud, que, como bien sabes, es una enfermedad con propiedades autocurativas. En fin…

    Un fuerte abrazo y buena tarde.

    ResponElimina
  42. Eso de "arty", Manuel, me ha dejado estupefacto: no sabía que fuera o fuese tan moderno... ;-)

    En cuanto a la cera, pues espero que tengas ocasión de verla y me digas a qué lado de la controversia te apuntas: veo que estás más al corriente que yo de las moderneces porque viste a Gosling ya en dos películas que desconozco, pero he de significarte que de jovencito ya tiene poco, pues cuenta con treinta taquitos, así que está, digamos, en el punto óptimo para eclosionar, y veremos pronto en qué queda...

    Un abrazo.

    ResponElimina

Los comentarios son lo mejor del blog. ¡Gracias de antemano por tu colaboración!
(Comentarios publicitarios son borrados sin dudarlo.)

Print Friendly and PDF
Related Posts with Thumbnails
Aunque el artículo sea antiguo, puedes dejar tu opinión: se reciben y se leen todas.