Carregant el Bloc...

dilluns, 9 de maig de 2011

Brilliant Brain Company (2) (Luther)



Cuando hace unos días decidí escribir cuatro líneas referidas a unas piezas que había visto en el ámbito televisivo no supe refrenar la palabrería y sin apenas darme cuenta dediqué todo el prudencial espacio de un comentario a una sola de las series que pretendía mencionar.

Así que hoy termino lo empezado en la suposición que la brevedad hará más legible el conjunto.

De nuevo hay que referirse a la británica BBC como responsable última del producto: parece ser que solicitaron del escritor Neil Cross el guión de una serie de corte policíaco y según el propio autor manifiesta, la inspiración le vino por su afición a Sherlock y muy especialmente a la añeja serie americana Colombo. Esas afirmaciones de Cross suenan un poco a propaganda aunque lo cierto es que Neil Cross realiza para la BBC un trabajo que sin miedo a parecer exagerado no dudo en adjetivar como extraordinario.

Siguiendo la costumbre británica la BBC organiza la producción de tan sólo seis capítulos y probablemente Cross, trabajando con esa premisa, orquesta un conjunto admirable en el que lentamente harán su aparición constantes de las mejores tramas policíacas y del thriller psicológico.

El argumento gira alrededor de un detective de homicidios dotado de facultades cognoscitivas sobresalientes, ojos observadores y mente ágil que unido a un carácter independiente y decidido a salirse con la suya al precio que sea conforma un personaje complejo, nada lineal ni maniqueo, escasamente legalista que tiene un físico imponente y atiende al nombre de LUTHER.



Dando muestras de su inteligencia y de respeto por la inteligencia del telespectador Neil Cross crea un microcosmos alrededor de su protagonista que provoca el incremento del interés no tan solo en las tramas independientes de cada episodio sino mucho más allá, las relaciones entre todos los personajes que viven en la pantalla: de hecho, vistos los seis episodios, las tramas policiales parecen simplemente el marco donde desarrollar unas vivencias que intrigan bastante más que el proceso investigador que, como se ha referido, consiste no en descifrar quién sino en demostrar el porqué, el cómo, el cuando y el quién aunque esa identificación desde el primer momento es conocida por el espectador y casi también por los investigadores.

Lo interesante son las relaciones de Luther con su entorno y muy especialmente las mujeres, oscilando desde la amistad y obediencia a su jefa directa Rose, el amor a su ex-esposa Zoe y la especialísima que mantiene con la asesina psicópata Alice, seguramente la que mejor le entiende de las tres: y Luther lo sabe; y nosotros, estupefactos, también.

Cross no tan solo recupera la importantísima figura de la mujer fatal sino que, además, la reviste de una grandeza pocas veces vista en los últimos años: no siendo ninguna novedad que la brillantez del héroe descansa sus pies en la fortaleza del villano, no hay duda que la creación de Alice Morgan (Ruth Wilson) eleva a Luther (Idris Elba) a una altura que por sí mismo no alcanzaría:cuando ambos personajes están en pantalla el interés crece exponencialmente al destilarse entre ambos una corriente eléctrica de alto voltaje portadora de tensión criminal y sensual: hay tanto peligro de agresión lesiva como de roce sexual y aunque escuchados fríamente los diálogos puedan resultar inverosímiles por imaginativos, funcionan: más como un volcán en erupción que como una bomba de relojería, pero funcionan: vaya si funcionan.



Si por un lado Luther y Alice muestran su enorme complejidad y desarrollan una relación de temor y odio, el resto de los personajes de la serie no están descuidados en absoluto y tampoco pueden considerarse lineales ni sencillos en modo alguno: Cross dibuja cada carácter con su peculiaridad y poco a poco, sin prisa pero sin pausa, consigue que vayamos percibiendo el modo de ser de cada cual incluyendo alguna que otra sorpresa. No entraré de detalles por no desvelar nada pero nos hallamos ante uno de esos trabajos de guión muy minucioso y elaborado teniendo siempre presente un todo final.

La BBC confió la producción de la serie a Katie Swinden y hay que resaltar su trabajo de conjunción de todos los elementos.

Rodada en formato televisivo de 16:9 (pantalla ancha 1:1.78), los seis episodios son dirigidos por tres directores distintos, dos a dos, que aprovechan muy bien los medios técnicos a su alcance: ya era hora que se pudiera ver en pantalla el aprovechamiento del espacio como forma dinámica de expresión: situar a los personajes en un lado de la pantalla acrecienta una expresión de soledad, por ejemplo, o un incremento de la tensión entre diferentes.

Uno tiene la sensación que la productora, Katie, entregó a cada director un bloc de dibujo, grande, apaisado, y les indicó que hicieran el guión técnico al modo de Hitchcock: un storyboard nutrido de planos diferentes moviendo la cámara, creando vacíos y espacios interesantes y usando desde el plano general de un Londres post-moderno, gris y frío hasta el primerísimo primer plano de una Alice con una sonrisa cautivadora y aterradora a los ojos de Luther.

Ya era hora que se viera variedad en la caligrafía cinematográfica y se olvidaran los efectos especiales. Por fin la composición de los planos, el uso de la luz y el montaje tienen un sentido especial, una intención. Ya basta de medianías, de corrección y de formatos cuadrados o apenas rectangulares. La cámara importa y cuenta.

Los intérpretes, una vez más, están fantásticos: Idris Elba tiene una presencia arrolladora y una voz educada y dúctil que le permiten incorporar la complejidad de ése John Luther policía vocacional que ocasionalmente tira por la calle de en medio y se debate entre sentir o no remordimiento y Ruth Wilson resulta desconcertante en grado extremo provocando miedo y admiración, hablando con su mirada y su sonrisa más que con sus palabras, robando cada escena en la que aparece, pendiente el espectador de sus más leves gestos.

El resto del elenco no desmerece en absoluto y conforma un conjunto sólido y eficaz que ayuda a que las tramas policiales se sigan con interés episodio tras episodio mientras las diferentes subtramas de índole más personal van tomando cuerpo y permiten que la psicología de cada uno aflore en su momento.

Sin grandes medios económicos pero con mucho talento aplicado en cada departamento la BBC consiguió el año pasado presentar una serie de corte policial en la que los enigmas dan paso a la densidad de los caracteres que viven realmente en pantalla: son capaces de suscitar empatía o repulsión y jamás indiferencia, con lo que el éxito estaba garantizado. Algo que a priori parece sencillo de producir pero que vemos en contadísimas ocasiones porque para que fructifique esa semilla hace falta el abono llamado talento.

Seis episodios de aproximadamente una hora de duración cada uno, seis horas de placer para el cinéfilo que guste de tramas complejas, héroes atormentados y mujeres fatales de una pieza. Del primero al último, un crescendo imperdible.


Vídeo ejemplo





27 comentaris :

  1. Ni siquiera sabía de la existencia de la serie, compa JOSEP (lo cual no sé si demuestra que ando en la luna de Valencia -que, en el mejor de los casos, también...- o que la producción de ficción televisiva "pata negra" es ya absolutamente inabarcable -eso, seguro, vaya...-). En cualquier caso, con que la serie en cuestión gaste nada más que la mitad de la maestría con que tú la glosas, ya merecerá la pena fundirse los cuartos en una edición decente en DVD para poder disfrutarla a sorbitos lentos y relajados.

    Un fuerte abrazo y buena semana.

    ResponElimina
  2. Me uno a Manuel en mostrar mi desconocimiento y perplejidad. Apuntada queda, que no está la tele, ni el cine, para desaprovechar cosas que al menos tratan al espectador como si fuera un ser humano inteligente.
    Un abrazo.

    ResponElimina
  3. Tres somos, conmigo, los que no teníamos ni puñetera idea de la existencia de la serie. Tres somos los que la apuntamos, querido Josep.

    ResponElimina
  4. Pues vamos a der cuatro. Me ha parecido increíble como has descrito a esta serie.

    No me la pierdo, muchas gracias, coraçao!

    Besos!

    ResponElimina
  5. Y ya somos cinco.
    Pero sin duda la descripción que haces de ella la convierte en un plato muy apetecible..Estoy convencida de que las series, las buenas series que nos vienen ofreciendo han tomado el testigo del cine y de aquellas producciones que tanto añoramos.
    La última que yo he visto junto con la de Sherlock y que me ha encantado ha sido Downton Abbey, tambien en 6 episodios a la espera que haya más.
    Y ¡ qué delicatessen poderlas disfrutar en DVD tranquilamente y en v.o.s. !
    Queda apuntada.

    Besos. Holmes. Milady

    ResponElimina
  6. No añado el número que hago de los que desconocen la serie, ayer podía haber sido el cuatro porque esperé a la nocha para hablar con mi hijo que el día anterior me daba un dvd con otra serie de la BBC y pensé que podía ser ésta.Pero no.
    Un beso

    ResponElimina
  7. Me parece, Manuel, que esta serie ha sido difundida en los lugares propios de adictos a series y que apenas si ha recibido publicidad es España, así que no me extraña que no la conocieras.

    He intentado resaltar lo más evidente porque tampoco pensaba que fuese tan desconocida como al parecer es, así que si he logrado suscitar interés en verla, seguro que no voy a recibir quejas....

    Un abrazo.

    ResponElimina
  8. La verdad, Alfredo, es que cumple con las espectativas que, por lo menos yo, tengo como rasero para medir una serie televisiva: siempre he creído que la tele es campo propicio para arriesgar y aunque no deje de ser una vuelta al clasicismo en cuanto a lenguaje visual, contiene pasajes que ya me gustaría ver más a menudo en la gran pantalla.

    Creo que te gustará.

    Un abrazo.

    ResponElimina
  9. ¿Sabes que te digo, Raúl? Que si la semana pasada me aposté una Voll-Damm contigo, hoy me apuesto el bocadillo de jamón, porque segurísimo que te vas a pirrar por esa pareja protagonista.

    Un abrazo.

    ResponElimina
  10. Espero, Blanca, que la disfrutes tanto como yo y que luego vengas a contarlo y así cerramos el círculo mágico...

    Besos.

    ResponElimina
  11. Supongo que sí, Milady, que los guionistas hallan menos intromisiones por parte de los productores en la televisión y el resultado son estas series que uno disfruta quieta y plácidamente.

    Creo que te gustará al punto que querrás aprovechar cualquier viaje a París para acercarte a Londres como de pasada y rememorar alguna escena...

    Besos.

    p.d.: creo de Downton Abbey en su primera temporada tiene siete capítulos, a menos que esté confuso.

    ResponElimina
  12. Pues insiste, Camy, porque me da que te va a gustar: esos ambientes urbanitas tan cargados de tensión y misterio no te dejarán impávida.

    Besos.

    ResponElimina
  13. Pues seguro que tendrás razón en cuanto a lo de Downton Abbey. Le echaré un vistazo. Me "pierden éstas series victorianas" si es que se le puede llamar asi...
    Ayer vi El perro(sabueso) de Baskerville la del ¿1952? Terence Fisher con Peter Cushing y Christipher Lee como Sir Henry Baskervilles ¡ qué buena planta tenia éste hombre ! no tanta Peter Cushing a su lado ¡ pero que cerébro..!( el personaje, claro ) No sé..creo que me gusta más Basil Rathbone..o el mismo Robert Stephens en la Wilder.
    Ainsss...:-)

    ResponElimina
  14. No me leí tu entrada sobre Holmes. Conocía la serie (aunque no la he visto) y la había visto recomendada en varios blogs...pero de esta no tenía ni idea (y por lo que leo en los comentarios, el resto anda parecido).
    Seis episodios... Uuummm. Tengo aquí en espera una que me ha dejado un amigo desde hace meses, State of play... así que primero tendré que ver esa (se entera de que me voy a ver esta después de todas las veces que me ha dicho que es buenísima la de State of play, que no se la devuelva, que la vea y que la vea...pues eso, le digo que me cojo otra y me cuelga).
    Un saludito.

    ResponElimina
  15. uhmmmm¡...Qué placer reencontrar a los amigos...parece que ha pasado una cantidad de tiempo larguísima.
    No me uno a los amigos que dicen que desconocen la existencia de Luther...Creo que he visto los títulos de crédito de algunos capítulos y poco más. Con respecto a las series tengo muchos escrúpulos y sólo sigo aquellas que atraen mi interés por algún motivo especial, sin que excluya algunas que sólo son divertidas y punto.
    Si cito series la última que he visto y que aconsejo con verdadera convicción es "Treme", que va sobre el Katrina y los diversos personajes que se ven envuentos en esa catástrofe. Musicalmente es una joya jazzística ya que Nueva Orleans es el punto cero de la serie.
    Vamos a seguir en la brecha con todo el ánimo.
    Un abrazote.

    ResponElimina
  16. Jopé parece que os habéis empeñado entre unos y otras en que me compre la tele que no tengo desde hace años, porque leyendo tan jugosos comentarios sobre series me están entrando ganas...

    Por cierto Josep, cuando puedas pásate por nuestro blog, que tenemos una invitación para ti, por si te place.

    ResponElimina
  17. Anoche pude ver dos capítulos de Luther y ya no pude ver el tercero porque me voy a tirar ahora mismo al sofá.

    Es que no puedo decir nada más porque no dejas opciones, XD,. Ya solo las primeras escenas te dejan sin palabras y la manera de rodarlas.

    Los protagonistas son impresionantes, me he quedado con Idris Elba y su voz, más que Ruth Wilson, y sus caras de dulce a perversa o loca. Me recuerda algunas veces a Lauren Bacall.

    Pero fué el segundo el que más me gustó. La tensión, los actores, el guión buenísimo con militares y policias..

    No debo rebelar ningún dato mas :-). Que me parecieron especiales, reales y unos dialogos de los que ya no se ven y se oyen.
    ¡Qué acierto, Josep!
    Hoy, cienes de besos!

    ResponElimina
  18. ¿Estas sufriendo los vaivenes de Blogger..? Ésto me está volviendo locaaaa..!
    La última entrada se me esfumó y ¿a tí..?

    Un beso. Milady

    ResponElimina
  19. ¡Esto esla leche!....se me ha volado mi comentario, amigo Josep. ¡Da un poco de miedo que tus palabras escritas queden de pronto volatizadas en un limbo virtual!
    Parece que la situación se ha vuelto estable...toco madera por si acaso.
    Un abrazote.

    ResponElimina
  20. Blogger, compas, ha hecho una auténtica cibercarnicería. En fin, habrá que ir espigando por ahí comentarios, reseñas y demás. Éramos pocos... En fin..

    Ánimo y buen fin de semana para toda la concurrencia.

    ResponElimina
  21. Esa versión del sabueso es quizá la más gótica de las que he visto: a mi me gusta bastante Lee como el propio Sherlock: Cushing siempre me ha parecido demasiado canijo... :-)

    Y, desde luego, Milady, mi favorito sigue siendo Basil, donde va a parar... :-)

    Besos.

    ResponElimina
  22. Te entiendo muy bien, David. State of Play la conozco por la película de Crowe en la que me detuve un día.

    Esta de Luther apúntala, porque vale la pena.

    ResponElimina
  23. A ver: por causas ajenas a este bloguero, han desaparecido tres comentarios.
    Como que recibí copia por correo, procedo a copiarlos:

    ANRO escribió:
    uhmmmm¡...Qué placer reencontrar a los amigos...parece que ha pasado una cantidad de tiempo larguísima.
    No me uno a los amigos que dicen que desconocen la existencia de Luther...Creo que he visto los títulos de crédito de algunos capítulos y poco más. Con respecto a las series tengo muchos escrúpulos y sólo sigo aquellas que atraen mi interés por algún motivo especial, sin que excluya algunas que sólo son divertidas y punto.
    Si cito series la última que he visto y que aconsejo con verdadera convicción es "Treme", que va sobre el Katrina y los diversos personajes que se ven envuentos en esa catástrofe. Musicalmente es una joya jazzística ya que Nueva Orleans es el punto cero de la serie.
    Vamos a seguir en la brecha con todo el ánimo.
    Un abrazote.

    Gourmet escribió:
    Jopé parece que os habéis empeñado entre unos y otras en que me compre la tele que no tengo desde hace años, porque leyendo tan jugosos comentarios sobre series me están entrando ganas...

    Por cierto Josep, cuando puedas pásate por nuestro blog, que tenemos una invitación para ti, por si te place.

    Blanca escribió:

    Anoche pude ver dos capítulos de Luther y ya no pude ver el tercero porque me voy a tirar ahora mismo al sofá.

    Es que no puedo decir nada más porque no dejas opciones, XD,. Ya solo las primeras escenas te dejan sin palabras y la manera de rodarlas.

    Los protagonistas son impresionantes, me he quedado con Idris Elba y su voz, más que Ruth Wilson, y sus caras de dulce a perversa o loca. Me recuerda algunas veces a Lauren Bacall.

    Pero fué el segundo el que más me gustó. La tensión, los actores, el guión buenísimo con militares y policias..

    No debo rebelar ningún dato mas :-). Que me parecieron especiales, reales y unos dialogos de los que ya no se ven y se oyen.
    ¡Qué acierto, Josep!
    Hoy, cienes de besos!



    Y yo os respondo:

    Antonio, no te salgas de madre que disminuir la validez de esta serie habiendo visto unicamente los titulos de credito iniciales y quedandote placidamente dormido despues es cosa del sopor pero no de la calidad de la serie: dale una oportunidad antes de la cena y veras como te encanta.

    Gourmet, no debes perdertela, y fijate en lo que te digo: no la he visto en la tele aunque eso si, mi pantalla es bastante grande....

    Blanca: asi me gusta, que me hagas caso por una vez.... jajajaja....
    Me alegro muchisimo que mi recomendacion te haya proporcionado un rato agradable y mas aun que lo hayas dejado escrito, porque asi nadie se atrevera a dudar....

    Abrazos y besos.

    p.d.: Ojito al dato: ahora no funcionan las tildes......

    ResponElimina
  24. La última entrada (¡han vuelto las tildes, han vuelto!) no me volvió loco porque directamente no me dejó publicarla, pero por suerte ha salido en su fecha.

    Eso sí: ni comentarios ni respuestas, ni en casa ni fuera, así que, tristemente, me dí a la bebida..... no soy nadie.... me hice un batido de chocolate con ron que no se lo salta un ###### ;-)

    A mí lo que se me esfumó fue un billete de cincuenta que llevaba al entrar en la bodega a por ron y al salir no estaba.... ;-)

    Besos.

    ResponElimina
  25. ¡Uuuuuuh!
    ¡Uuuuuuh!
    ¡Uuuuuuh!

    Hay fantasmas, Antonio, y se llevan a los nenes malos....

    Como puedes ver, la cosa está controlada: aquí no se escapa nadie, que para eso servidor tiene el sabueso que tiene.

    Así que no aproveches ese supuesto limbo de comunicación para alguna de tus gamberradas, porque el ojo que todo lo ve está avizor y te vigila.... jajajajaja.....

    Un abrazo.

    ResponElimina
  26. No te quejes, Manuel, que no ha sido para tanto y además el servicio es gratis.

    Un poco de paciencia y todo ha vuelto a su cauce (más o menos). Ayer decían que estaban en mantenimiento.

    Lo que me sorprende, visto el enorme éxito de la empresa y su gratuidad, es que no se estropee más a menudo, porque imagino que el tinglado debe de ser la repera, Manuel, con miles de servidores trabajando al unísono...

    Un abrazo y que no decaiga.

    ResponElimina
  27. Jajaja, xD, todo volvió a la normalidad ¿por cuánto tiempo? Da igual.

    Muchas gracias, Josep, la verdad es que me ha encantado la serie, ya solo me quedan 2 capítulos, y me da pena..

    Uhhh,Yeahhh,:-)

    Besos y abrazos ¡Qué vivan las tildes!

    ResponElimina

Los comentarios son lo mejor del blog. ¡Gracias de antemano por tu colaboración!
(Comentarios publicitarios son borrados sin dudarlo.)

Print Friendly and PDF
Related Posts with Thumbnails
Aunque el artículo sea antiguo, puedes dejar tu opinión: se reciben y se leen todas.