Carregant el Bloc...

dilluns, 12 de novembre de 2012

René tenía razón





La humanidad siempre ha tenido muy en cuenta el factor tiempo, esa medida que nos coarta y constriñe con un principio y un final; llegar al término a muchos les resulta pavoroso y es un sueño recurrente y ambicioso considerar posible el dominio del tiempo, domeñarlo hasta el punto en que uno pueda moverse, trasladarse, a través de él.

El viaje a través del tiempo es un tema tratado en diversas ocasiones por diferentes autores, la mayoría de ellos adscritos al género de la ciencia ficción con mejor o peor suerte.

En el cine como es natural también existen películas que versan sobre las alteraciones temporales que afectan diferentes personajes cuyas historias componen tramas en ocasiones provistas de originalidad sin rechazar la lógica que debe presidir un relato de ciencia ficción a riesgo de convertirse, en su ausencia, en un galimatías insufrible.

Imagino que gracias a sus buenos contactos Rian Johnson consiguió convencer a propios y extraños que el guión que había escrito se podía convertir en una película de culto siempre y cuando él mismo se ocupara de dirigirla y naturalmente el proyecto nació con la complicidad del actor Joseph Gordon.Levitt, no en vano ambos habían obtenido al parecer cierto éxito con una cinta -para mí desconocida- allá por el 2005, hace apenas siete años.

La película iba a contar con la presencia taquillera de Bruce Willis -cabe que suponer un héroe para los dos ya citados- y de la solvente Emily Blunt que despierta pasiones encontradas por doquier.

El título, Looper, se refiere al bucle: al bucle temporal que ya tratamos aquí hace un año, ese bucle en el que hay que introducirse con cuidado porque puede uno salir escaldado.

El guión de Johnson demuestra claramente que el juan palomo de turno o no ha leído o no ha querido tener en cuenta las disquisiciones filosóficas que teniendo el tiempo como sustancia manifestó el científico ruso Dr. Igor Nóvikov que moviéndose en un terreno especulativo no deja de lado la lógica, como lo hicieron antes otros autores y como también hemos visto en el cine y la televisión en varias ocasiones.

Johnson se pone la filosofía y la lógica por montera y procede a construir una película de malvados y malvados en la que los malvados del año 2044 se ocupan de matar con una regadora o trabuco a los malvados que los malvados del año 2074 les envían a través del tiempo con una mochila llena de lingotes de plata. Porque resulta que en 2074 los malvados no pueden matar a nadie, porque está prohibido: no nos adentramos mucho ni nos preguntamos si está permitido en cambio mandar tipos al pasado para que reciban matarile seguro porque entonces la película pierde toda la gracia.

O sea, que es una película para no pensar. Pues vale.

Y entonces resulta que desde el futuro llegó hace tiempo un tipo que es el que ha fichado a los malos de 2044, que se drogan con colirio y que sin tener puntería ni nada, como en 2044 la cosa está tan chunga que nadie se fija, van y matan a los tipos que se les aparecen de repente, ¡tachán! encima de un plástico preparado en medio del páramo (o sea, que no es para que se manche de sangre el suelo), lo envuelven y lo tiran a un horno y lo hacen desaparecer, pero primero recogen la plata que el tipo llevaba adosada como una mochila, y esa plata se la gastan comprando jeringuillas llenas de colirio, y vuelta a empezar.

¿Qué? ¿Se divierten? Pues eso es lo que hay. ¿Quieren más? Vamos a ello.

Resulta que sin venir a cuento alguien, el malo que manda en el futuro, seguramente, ha decidido cerrar círculos y no ha tenido otra idea genial que enviar al pasado a los mismos asesinos para que se maten a sí mismos, y para que se consuelen los lingotes son de oro en vez de plata.
O sea, que se pegan un tiro a sí mismos pero con treinta años más. Total, como van con una caperuza, se enteran después del trabucazo. Una fea jugarreta, porque habiendo muchos asesinos a sueldo, "loopers", ya son ganas mandar al mismo para que se autoliquide con treinta años de diferencia.

Más que de locos, de tontos, y ahí ya empieza a flojear la cosa.

Pero Johnson no se queda ahí: resulta que uno de los tipos se escapa. Que te lo piensas bien y te preguntas: ¿Y los otros, no saben lo que va a pasar?¿Que no se acuerdan de cómo hicieron su fortuna, liquidando pájaros encapuchados a bocajarro? Pues nada: sólo uno, que con un protagonista dual ya está bien.

Supongo que los derroteros de la película de Johnson son contemplados de forma diferente por cada espectador: reconozco que para mí la lógica interna de las historietas es fundamental porque si no me cuadran no me creo nada y la incredulidad me aparta de la pantalla de inmediato y en este caso la cantidad de contradicciones es tal que me quedé a mitad del generoso metraje -prácticamente dos horas- con ganas que se acabara ya el cúmulo de despropósitos.

Hay una serie de secuencias de acción bien narradas, con ritmo y brío, pero hay una serie de baches que remiten nuevamente al aspecto filosófico de la trama y pensar perjudica la atención que se pueda dispensar a la película que se inspira claramente en Terminator pretendiendo una vuelta de tuerca más que no resiste un análisis serio y pausado provisto de rigor y disciplina, eso que cada vez es más denostado incluso en los ambientes teóricamente intelectuales y culturales donde la ineptitud, la falta de conocimiento previo, la incultura en suma, se convierten en una pirueta circense que los charlatanes de nuevo cuño presentan como verdades incontestables.

Hay determinados aspectos en la trama que podrían ofrecer en manos de guionistas de verdad excusas para confeccionar tramas inteligentes, pero quedan en meros remedos, casi guiños, en manos de Johnson, que ni siquiera puede conseguir que la degenerada técnica de Bruce Willis, que un día supo ser comediante, se contagie al resto del elenco; y me refiero a Emily Blunt, claramente desaprovechada, porque al también productor ejecutivo Joseph Gordon-Levitt (que no pudo ver de estreno Die Hard) por mucho que admire a Willis y ponga la pasta, alguien debería decirle que, como actor, mejor que se fije en cualquier otro a tomar como modelo, porque está consiguiendo ser casi tan inexpresivo como su héroe. Quizás, claro, ahora caigo, porque son dos caras de la misma moneda.

He leído algún comentario por ahí intentando convencerme que el final hay que interpretarlo de forma distinta a como yo lo hago, y he podido leer críticas que aseguran que esta película acabará siendo una obra maestra y segurísimo, una obra de culto para cinéfilos. Y a mí que me parece que nadie se ha molestado en reflexionar siquiera cinco minutos para comprender la paradoja del abuelo que escribió hace setenta años René Barjavel.

Creo sinceramente que René tenía razón y que esta película es una pérdida de tiempo.

Tráiler












18 comentaris :

  1. También he escuchado bastantes cosas entusiastas de esta cinta; hoy en día otro recurso publicitario es hablar del futuro malditismo o cultismo de tal o cual película que hoy pase sin pena ni gloria, como en este caso, refrito profundo de cosas ya vistas y mejor hechas, como diciéndole al público: "ojo, no te la pierdas, poque el día de mañana tendrás que apreciarla para que te tengan por una persona inteligente, del pelotón de cabeza de los cinéfilos intelectualoides". Y lo dicen los mismos que no leen libros, o que no ven películas en blanco y negro. En fin, vivimos en el mundo de la apariencia; la verdad da igual: mientras convenzas a alguien, ya tienes el trabajo hecho.
    Abrazos

    ResponElimina
    Respostes
    1. Se me ocurre, Alfredo, que dedican más tiempo a pensar nuevas formas de promocionar una película que a confeccionar un guión provisto de un nivel mínimo; luego siempre hallan voceros que, como apuntas certeramente, no ven películas en blanco y negro....

      Un abrazo.

      Elimina
  2. El cine no se lleva muy bien con las historias de ciencia ficción,amigo Josep,porque los viajes y paradojas temporales son muy tópicas.Mira,pasamos de momento de la obra maestra de Wells La máquina del tiempo y te explico aquí uno de los mejores relatos de paradojas temporales que se han escrito.El relato se llama Todos vosotros zombis,del maestro Robert A. Heinlein.¡Uf,vamos allá!

    Un joven de veinticinco años se halla en un bar lamentando su suerte;curiosamente se llama a sí mismo "Madre soltera".El joven le cuenta al barman su historia.Su vida ha sido muy dura.Nació mujer y se crió en un orfanato.De joven tuvo relaciones sexuales con un hombre que la abandonó.Quedó embarazada y decidió tener el niño.Llegado el momento,fue necesario practicarle una cesárea y dio a luz a una niña.Durante la operación,el médico observó que en el interior de su cuerpo había órganos masculinos y femeninos, e intervino quirúrgicamente para transformarla sin su consentimiento en un varón.Ésta es la razón por la que el protagonista se refiere a sí mismo como "Madre Soltera".Por otra parte, el bebé fue secuestrado en el hospital por un desconocido. El barman interrumpe al joven: "La matrona de su orfanato era mistress Fetherbridge,¿verdad?... Su nombre cuando era mujer era Jane, ¿no? Y usted no me había contado esto hasta ahora, ¿no es cierto?". El barman pregunta entonces a Madre Soltera si quiere encontrar al padre de su hija. El desgraciado joven acepta y es conducido por el barman a la parte trasera del bar, donde hay una máquina del tiempo.Viajan siete años y nueve meses al pasado.El barman deja allí al joven y avanza nueve meses,justo a tiempo para raptar a un bebé llamado Jane. A continuación lleva a la niña dieciocho años atrás en el tiempo y la deja a la puerta de un orfanato.Después regresa junto al joven,que acaba de dejar embarazada a una muchacha llamada Jane.El barman conduce al joven al futuro para que estudie hostelería.Al final,mientras el barman reflexiona sobre la aventura,se mira una vieja cicatriz en el vientre y murmura:"Sé de dónde vengo yo. Pero ¿de dónde venís todos vosotros, los zombis?".
    El barman,que es Jane,ha retrocedido en el tiempo para convertirse a la vez en su propia madre y en su propio padre.Su línea de universo es verdaderamente compleja.Comienza siendo el bebé Jene, es llevado al pasado por un barman,crece en uno orfanato,tiene relaciones sexuales con un hombre,da a luz una niña llamada Jane,cambia de sexo,acude al bar a lamentarse de si sino,viaja al pasado con un barman,hace el amor con una mujer llamada Jane y es conducido al futuro por dicho barman,donde a su vez se convierte en barman que viaja al pasado para tramar la historia de nuevo.

    ¡Uf! Estoy cansado de escribir.Creo que no he escrito nunca un comentario semejante.

    Un fuerte abrazo,amigo Josep.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Cuan afortunado me siento, amigo Paco, cuando leo comentarios como este tuyo que enriquecen la entradilla de esa forma: has recreado mejor que la propia película la paradoja temporal.

      Un abrazo.

      Elimina
  3. Varias cosas me quedan claras y algunas de ellas tienen su aquel:
    1º- Parece que habrá malvados en 2044 y en 2074. Gran novedad. Vaya primicia. Aun así es bueno saberlo.
    2º- Hay mucho tráfico de malvados en hora punta. Esto suele tener consecuencias.
    3º- Que suelen ser dos: que el guardia de tráfico se líe y el asunto maree un poco, y como señalas que se pierda la lógica interna del relato. Malo.
    4º- Intolerable: Sale Emily Blunt y no se le saca partido.
    No la he visto Josep, pero también he oido algunos elogios digamos demasiado elogiosos de esos que más que animar ponen en guardia.
    Sin embargo,vi su primera película y me pareció bien, como opera prima y como reinvención del cine negro..Hasta la tengo en dvd. Me gustó.
    Aun así tu contundencia está muy bien argumentada. Hay un detalle que no conocía y que no creas que me entusiasma:actores de moda metidos a producir su juguete particular con el actor al que admiran.
    Tomo nota del aviso.Un abrazo

    ResponElimina
    Respostes
    1. Ya imagino, Víctor, que tarde o temprano sucumbirás a la tentación y ahí te espero, después de comprobar cómo la Blunt se los come con patatas y crudos a ambos dos sin despeinarse.

      Esta es de esas películas que se pueden comentar extensamente pero siempre entrando en detalles que hay que guardar en lo posible para no desvelar de la trama casi nada; el tono general oscila entre el parón y la incongruencia con retazos de acción bien filmada, pero esto último ya es, a estas alturas, esperable por mil veces visto.

      Ese detalle del actor-productor-ejecutivo se va a convertir en clave para huir de piezas semejantes....

      Un abrazo.

      Elimina
  4. Hay tan pocas propuestas cinematográficas que hoy en día me seduzcan, que a mí no me supone mayor contrariedad leer tus cachiporrazos a una peli que aún no he visto.
    Todo parece indicar, por lo que cuentas, que nos encontramos ante un nuevo artificio.

    Pd.- ¡Menudo comentario el de Machuca! Sonrío.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Así es, Raúl: salimos de la sartén y caemos a las brasas, una sucesión de malos tragos por culpa de guionistas que no tienen cuidado con lo que escriben.

      Machuca es mucho Paco, como ya sabes bien...

      Un abrazo.

      Elimina
  5. Yo la vi este viernes, como buen amante de la ciencia ficción que soy me la juego en cada nuevo estreno que causa un poco de revuelo... y así me va.
    Como bien comentas el guion es un truñete: tramposo, incoherente y por momentos hasta naif, no resiste el más mínimo análisis de una inteligencia media... y ni que decir tiene de una mínimamente formada.
    Pero bueno, los amantes de la ciencia ficción tenemos bastantes tragaderas y hasta podemos perdonar ciertas veleidades en cuestiones de escritura, así que ano pensar y a dejarse llevar por la "pinícula".
    Y ahí llega lo imperdonable querido amigo Rian Johnson ¿cómo has conseguido que en una película de tiros, viajes en el tiempo, bruces willis y poderes psíquicos se me escapen unos cuantos bostezos?
    Jo te lo hubiese perdonado todo, porque en el fondo no esperaba gran cosa, todo menos que e hayan aburrido con tu impericia en eso del pulso narrativo... y todo por pretencioso, por mezclar churras con merinas.

    Muchacho, un consejo para la próxima, se coherente con la liga en la que juegas que no todo el mundo es capaz de hacer un Blade Runner (ni de repetirlo) y sino que se lo pregunten al propio Scott.

    Un abrazo amigo Josep.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Arrieros somos, David, y en el camino nos encontramos: me pasa como a tí, que no puedo resistir según qué llamadas, y recibo estacazos más a menudo de lo que desearía. Tienes, naturalmente, razón en todo lo que apuntas: un poquito de interés y quizás hubiera salvado la función, el amigo Johnson...

      Un abrazo.

      Elimina
  6. Pues no perdamos más tiempo y pasemos a otra cosa, ¿no te parece, amigo, Josep?

    ¡Otro estreno que me pierdo, ché...!

    Salucines

    ResponElimina
    Respostes
    1. Pues sí, Fernando, a qué vamos a engañarnos: y no te lo pierdes, amigo, yo diría que te lo ahorras... :-)

      Un abrazo.

      Elimina
  7. Pasaba por aqui...;-P
    En realidad me pregunto ¿ de verdad que fuiste a verla porque te interesaba el tema? o ¿ Emily Blunt..?..sé sincero (jeje) :-D
    La verdad es que cuando No te gusta algo lo describes muy bien, para que vamos a negarlo, tanto o más que cuando SI te gusta..y luego "provocas" comentarios como los de Machuca..!! ;-)

    Besos de buena mañana

    ResponElimina
  8. Buena pregunta, Milady, buena pregunta... :-)

    Si consigo que haya quien se detenga a dejar huella, me quedo la mar de contento: está dicho, desde hace tiempo, que los comentaristas de este bloc de notas son su activo más importante.

    Besos noctámbulos.

    ResponElimina
  9. Como te decía...esta no la he visto.
    Qué galimatías de reseña. cuánto malvado... me he perdido, la verdad.
    Lo que me hace gracia es ver que la paradoja del abuelo salía ya en uno de mis libros de cabecera (pues no lo recuerdo, la verdad).
    A mí la peli que me gusta de viajes en el tiempo es esta -.
    Por cierto...vi hace como una semana o dos la cinta desconocida para ti de Rian... Empezó bien y me estaba gustando. Es como una novela de Hammett ambientada en un insti. Pero luego, por cómo están forzadas las cosas y por entremezclar el tono irónico con el drama del cine negro, la cosa fue perdiendo y perdiendo y al final estaba deseando que acabara... Sin más.
    Esta igual la veo algún día. Me fío de ti... Pero me fío también de otros a los que les ha gustado.
    Un saludito.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Esa que te gusta la tengo por ver desde hace..... demasiado, David.

      Respecto a ésta, si es que la ves, ya me contarás, pero apostaría a que te duermes... :-)

      Un abrazo.

      Elimina
  10. Pues aprovecha ahora, que no es muy larga y la tienes en youtube.

    ResponElimina
    Respostes
    1. ¡Si es que la tengo grabada de la tele! Voy a tener que ponerla encima... :-)

      Elimina

Los comentarios son lo mejor del blog. ¡Gracias de antemano por tu colaboración!
(Comentarios publicitarios son borrados sin dudarlo.)

Print Friendly and PDF
Related Posts with Thumbnails
Aunque el artículo sea antiguo, puedes dejar tu opinión: se reciben y se leen todas.