Carregant el Bloc...

divendres, 16 de novembre de 2012

TC (30) & MM 73 BORSALINO







Creo que hay una muy remota posibilidad que las visitas habituales de este bloc de notas no hayan tenido la ocasión de ver los títulos de crédito de una película que se estrenó en España en 1970 y tampoco los minutos que les siguen.

En cualquier caso, puede resultar interesante darles un vistazo mientras se escucha la sintonía que compuso el notable Claude Bolling que entiende a la perfección la época y la temática.

Los títulos de crédito no son nada del otro mundo aunque nos introducen en el submundo del hampa marsellesa con mucha economía y nos ubican en una época pretérita:




Para el cinéfilo esta película de Jacques Deray puede resultar interesante por diversos motivos:

El veterano percibirá rápidamente que el entusiasmo de la fecha de su estreno se ha enfriado notablemente, a buen seguro porque la pareja protagonista, Delon y Belbel, hace tiempo que han sido apartados de las carteleras y ya casi nadie se acuerda de ellos, ¡maldita sea!, y resulta más confortable recordar la sólida belleza de Catherine Rouvel, inmarcesible.

La juventud descubrirá que, antes del inolvidable ejercicio melancólico llevado a cabo por una dupla estadounidense que ya vimos aquí, los franceses, como en otras ocasiones, fueron los primeros en proponer una historia de simpáticos delincuentes, y, además, sin complejo alguno acudieron a beber a las fuentes del genuino ragtime.

Lo malo es que Deray no supo quitarse de encima la mala influencia de un actor metido a productor y de otro deseoso de compartir plano al cien por cien, cuestión ésa que siempre acaba perjudicando el producto final.

Véase una de las primeras escenas, demostrativa del excesivo peso actoral que acaba lastrando el conjunto al maniatar excesivamente las buenas maneras del que teóricamente debería haber mandado:



Hubo una secuela, cuatro años más tarde, que resultó, como en muchas otras ocasiones, innecesaria.






21 comentaris :

  1. Me interesa mucho esa intertextualidad Francia-USA que es tan importante y abarca tantos conceptos en el cine, cuando era cine, entre el realismo poético y el cine negro clásico, ida y vuelta continua entre una orilla y otra del Atlántico. Como siempre, de la mezcla sale lo mejor. Aunque esta película, en mi opinión, no sea más que un entretenimiento agradable, sin haber llegado a más sin duda por los problemas que señalas.
    Abrazos

    ResponElimina
    Respostes
    1. Esa interrelación entre Francis y USA les viene de antaño y me parece más fuerte e íntima de lo que podemos presuponer en la distancia; cuando estuve en Paris, en 1985, me sorprendió muchísimo ver la influencia de modos culturales populares provinientes de los USA en las calles parisinas: formas de vestir y deambular de la juventud, así como los ruidosos skateboards, todo calcado de las películas de la época que veíamos en la tele...

      Un día podemos hacer una lista de los refritos evidentes y no tanto que hollywood ha hecho en base al cine galo...

      Un abrazo.

      Elimina
  2. Pues como habitual de este bloc, si no recuerdo mal en algún rincon solía existir un sombrero que el visitante se colcaba como protección para casos como este.
    Bueno ya le veo, está a la izquierda de la página, le lleva puesto Clark Kent, que me lo presta gustoso un momento.
    Ya sabes mi opinión sobre estas bandas sonoras dabadabada. Es más, en esta ocasión se puede realizar un experimento curioso. Se cierran los ojos mientras se escucha y a uno (al menos a mi) le viene inmediatamente a la mente Juanjo Menendez, Sacristan, Landa y Manolo Gomez Bur llegando a Benidorm o a Mallorca, con piscinas repletas de suecas estupendas que diría Lopez Vazquez.
    Te veo muy suave (será por que es viernes) con Borsalino,a mi no me sirve ni como pasatiempo. Tampoco soy un gran admirador de la película de Roy Hill.Ni de esa ni de "dos hombres y un destino". Se que gustan a la mayoría y que están muy bien consideradas, por lo que no me queda otra que ajustarme más el sombrero. Un abrazo.


    ResponElimina
    Respostes
    1. Si te pones el sombrero de Supermán, cualquiera se atreve luego contigo... :-)

      Referente al tema, aquí puedes ver a Claude Bolling en 2002 en el eurodisney ofreciendo una versión menos dabadabada y más edulcorada al gusto de la gran mayoría...

      Borsalino me encantó en su estreno y ha envejecido peor que sus protagonistas, así que el sombrero no te hace mucha falta, sobre todo porque a mí esa de los dos guapos con el fondo musical de Burt Bacharach tampoco es que me impresione, ni ahora ni antes....

      Un abrazo.

      Elimina
  3. Uyuyú..que aqui hay una "provocación" nada encubierta..
    Primero diré que solo recuerdo Borsalino por esas notas de ¿pianola? y el guapo más guapo del cine europeo, Alan Delon acompañado del " feo simpatico".
    Apenas he podido ver la escena, va lento y ya no sé si la acción tambien o es defecto del video. Primerisimos planos, lo que me lleva a pensar que sí que tienes razón que es un vehículo para el lucimiento de ellos. Pero por lo que sé tuvo su reconociento en las taquillas. Ésto va por época y modas.
    Luego nos remites a esa entrada(imperdible) de los otros dos "guapos por derecho y excelencia" ( aquí no admito ni una..)y no sé si quieres compararles o qué, supongo que aquellos quedan por encima de éstos..

    No he visto Borsalino o no lo recuerdo pero dudo mucho que tenga el "aguijón" para picar como lo hizo en su dia ése enredo tan bien construido sobre actores (todos ellos)excelentes. Si se la califica como mero entretenimiento en plan .."buenoooo no es obra de arte ( que no, que ya lo sé)se deja ver.." es un ejercicio de crítica un poco excesiva y quisquillosa. Me estoy perdiendo..

    Luego el amigo Victor que se ha puesto el sombrero, nos habla con cierta condescendencia ;-), de la música ( mala parece ser?¿ ) y de su poco afecto a los tramposos de Roy Hill en su versión años 30 y en el oeste crepuscular de finales del 19 y principios del 20..
    William Goldman, su guionista cuando consiguió que su proyecto saliera adelante explicó que le interesaba contar la historia de dos tipos que sobrevivian y se convertian en leyenda y que los actos de valor estúpido como los de Buch Cassidy y Sundance Kid eran los que le conmovian.
    estoy de acuerdo. La pelicula podrá ser mejor o peor pero tiene momentos geniales y supongo que mencionar la química de sus interpretes es volver a recalcar algo tan evidente que ya no merece la pena por obvio.
    Lo de los óscar ya no es medida de nada o casí.

    ¡Ah! pero hoy era MM y de la pareja francesa de moda..bueno es que yo cuando me "tocan" a
    mis ( uno de ellos sobre todo) me pongo..ufff brebre.. :-S
    Como tambien se ha dicho que nadie es objetivo no me siento nada culpable por mantenerme en mis trece.:-P

    Besos mañaneros. Milady

    ResponElimina
    Respostes
    1. Me parece estupendo, querida, que te mantengas en tus trece, y en tus catorce, y en tus quince: ¡a la porra la objetividad! Aquí se trata de dar opiniones propias, no de sentar cátedra, aunque ya sabes que a mí esa de los bandidos del oeste no me convence mucho, pero si a tí te gusta, ya ves...

      Borsalino es inferior a El golpe por muchos conceptos, pero sobre todo porque tiene los defectos señalados, pero sigue siendo visible... :-)

      Besos.

      Elimina
  4. CHICOS, quise decir mis chicos, por si no se sobreentiende..

    Otro beso

    ResponElimina
  5. Yo la recuerdo con mucho agrado. Además la pareja protagonista resultó -y en la memoria lo sigue haciendo- explosiva. Fue un evidente gran acierto juntar a este par de iconos.
    Ya la secuela, sin Belmondo, como tú bien dices resultó del todo innecesaria.
    En cuanto a la sinergia existente entre el cine galo y el yanki, a mí me resulta una evidencia más de que la única industria europea del cine, reside desde siempre en suelo de nuestros amados/odiados vecinos.

    ResponElimina
    Respostes
    1. La verdad es que esos dos se llevaron bastante bien en pantalla, Raúl, y en su momento la conjunción causó furor, sobre todo en el elemento femenino: la complicidad y el humor rebaja un poco el tono, pero el atractivo de ambos y su buen hacer mantiene el mínimo interés: la secuela, con uno solo, no es lo mismo.

      Un abrazo.

      Elimina
  6. Pues, no sé, no sé. No he vuelto a ver esta peli desde su estreno. Tampoco ahora me seduce mucho la cosa, la verdad. Lo mismo me ha pasado con el pariente americano.

    Eso sí, adoro los borsalinos. En mi colección, conservo alguno...

    Salucines

    ResponElimina
    Respostes
    1. Calla, calla, Fernando, que me he enterado de los borsalinos al buscar documentación de la película y me he quedado de piedra porque no tenía ni idea. Voy a ponerme a ahorrar para mercarme uno... :-)

      Un abrazo.

      Elimina
  7. Esta no la he visto (pero sabía de ella). Tampoco me muero por verla, y los créditos no son gran cosa. Pero lo de inmarcesible me ha gustado, sí.
    La otra que mencionas (con Pablito y Roberto) sí la he visto un par de veces. Y vale, no está mal...Pero curiosamente me gusta bastante más la que hicieron de vaqueros...
    Voy a la entrada anterior (aunque tampoco he visto la peli).

    ResponElimina
    Respostes
    1. lo inmarcesible creo que nos gusta a todos, David... ;-)

      Está claro que sobre gustos.... la de vaqueros, nada de nada... ;-)

      Un abrazo.

      Elimina
  8. Una pequeña reflexión..no entiendo ésa especie de "desprecio" hacia los "guapos" cuando a las señoras nos parece estupendo que admireis y ensalceis la belleza de esas mujeres del cine tan sexys y que os llevan de cabeza..uhm..:-P

    ResponElimina
    Respostes
    1. No hay desprecio alguno: si acaso, discordancia en los gustos: por ejemplo, para mí Daniel Craig es feo de cojones y en cambio Pierce Brosnan me parece el Bond más guapo: esos dos que te tienen embobada, Milady, se aprovecharon del tirón de su belleza para esas dos películas, que, precisamente, tienen su lastre en el detenimiento en la guapura de sus protagonistas.
      Besos.

      Elimina
    2. No te importará que discrepe..pero vamos a dejarlo porque en ésto no vamos a llegar a un consenso..;-P

      Besos que no soy "rencorosa" ;-D

      Elimina
  9. Habla por el "lorito"... mi parte gay hace que me fije también en los "guapos". Prefiero a las guapas... y creo que soy totalmente heterosexual, pero si un actor es guapo, o aún más, si un personaje es atractivo, caigo rendido a sus pies. Pero entre Pablito y Roberto en una de esas pelis me quedo con Katherine Ross, que está muy guapa.

    ResponElimina
    Respostes
    1. ¿Ves, David? A mí, la Katherine Ross me pareció guapa en El Graduado, pero luego ya no...

      Elimina
  10. Ja ja..de Pe a Pa David..:-). El lorito da la callada por respuesta..al menos a mi me ignora..:-p

    ResponElimina
    Respostes
    1. He tenido problemas dos días con blogger: no podía siquiera responderos como merecéis...

      Elimina
  11. Ja ja..de Pe a Pa David..:-). El lorito da la callada por respuesta..al menos a mi me ignora..:-p

    ResponElimina

Los comentarios son lo mejor del blog. ¡Gracias de antemano por tu colaboración!
(Comentarios publicitarios son borrados sin dudarlo.)

Print Friendly and PDF
Related Posts with Thumbnails
Aunque el artículo sea antiguo, puedes dejar tu opinión: se reciben y se leen todas.