Carregant el Bloc...

dissabte, 24 de desembre de 2016

Gil Parrondo





Ha fallecido Gil Parrondo, el Decorador del Cine (como a él le gustaba definirse), personaje irrepetible.

Ver ahora, recuperar, el documental que TVE le dedicó hace tres años, cuando Gil contaba con noventa y dos años, no deja de ser un placer cinéfilo al tiempo que una buena forma de honrar su memoria, la de un hombre que sintió el cine desde una faceta a la que el espectador no suele dar la importancia que sí le otorgan los más afamados directores de cine, como es de ver en el documental.





otros tamaños:

1280x720

853x480






5 comentaris :

  1. Pues una pena. Luego veré el documental. Gracias por el rescate (aunque creo que esto ya lo vi en su día).

    ResponElimina
    Respostes
    1. Pues sí. El documental, poco más de una hora, se ve en un suspiro.
      Un abrazo.

      Elimina
  2. Me paso así sin detenerme mucho sólo para desearte felices fiestas, excelentes comidas y buenos caldos. Momentos gratos para brindar y mejor cierre porque llevamos un año...:-(

    Besos. Milady

    P.d. Te leo como mereces en otro momento, lo prometo.

    ResponElimina
  3. Admito que siempre me han gustado mucho las películas de “decorados”, ay, esos maravillosos decorados que formaban parte de la magia del cine. Es imposible mencionar aquí todas las películas de las cuales el decorado era más vital que los mismos actores. Como no puedo evitarlo mencionaré por ejemplo Callejón sin salida (1937), de William Wyler o Ciudadano Kane, entre un millón. Verás, hoy el digital, según los expertos, ha dado veracidad al asunto, pues nanay de la china, porque en la mayoría de los casos la cosa nos deja fríos. Los gráficos informáticos son todos iguales; Rivendel(El señor de los anillos) a vista de pájaro es igual que la ciudad de Mos Eisley tras el nuevo formateo de Lucas. Sí, el decorado, amigo mío, era todo un arte. Aquellas maravillosas fotografías del viaje de Butch Cassidy, Sundance Kid y la guapa profesoras Katharine Ross, estaban realizadas en los abandonados decorados de ¡My Fair Lady de Cukor! Amo los decorados y a sus artistas. Es imborrable aquella escena de Sunset Boulevard del viejo Billy donde William Holden y Nancy Olson están intentado hablar de amor junto a aquellos decorados de una calle con los focos apagados. Sí, el gran Gil Parrondo. Me imagino cómo se ha sentido Garci al saber de la noticia.

    Feliz Navidad y próspero año nuevo, amigo Josep. Espero que podamos tomar ese cafelito o lo que sea, para poder charlar, como se hacía antaño.

    Fuerte abrazo

    ResponElimina
    Respostes
    1. Es verdad, Paco: cuando empezaron con lo digital, me asombraba de la capacidad y le suponía un futuro esplendoroso: no caía en la cuenta que lo importante no es le medio, sino la inteligencia de quien se vale del mismo.
      Lo mismo que no hay buenos guiones, a pesar de la facilidad de escribir y corregir con el ordenador, tampoco hay buenos decorados a pesar de los fácil -y barato- que resulta insertarlos por vía incorpórea. No hay lo que debe haber, Paco.
      A ver si el año que viene tomamos al fin ese cafelito pendiente...
      Un abrazo y buena entrada de año.

      Elimina

Los comentarios son lo mejor del blog. ¡Gracias de antemano por tu colaboración!
(Comentarios publicitarios son borrados sin dudarlo.)

Print Friendly and PDF
Related Posts with Thumbnails
Aunque el artículo sea antiguo, puedes dejar tu opinión: se reciben y se leen todas.