Carregant el Bloc...

dilluns, 18 d’agost de 2008

No hay para tanto.


Siempre he admirado el talento desplegado por los nuevos charlatanes, herederos de quienes antaño iban con sus vehículos de pueblo en pueblo vendiendo sus productos mediante una verborreica glosa de las bondades de lo que vendían.

Ahora lo llaman mercadotecnia, pero el truco sigue siendo el mismo: el mejor aceite de oliva del mundo se vende en Italia, pero procede de las cooperativas de Lleida, España, donde se encuentra el dorado jugo de las olivas arbequinas; es un ejemplo, pero podríamos citar cientos. La técnica de saber vender mejora la visión del producto en venta.

Soy un tanto escéptico: prefiero los quesos españoles a los franceses, por mucha propaganda que estos reciben. Cuestión de gustos, claro: pero quien no ha probado, por ejemplo, la Torta del Casar, no puede discutir de quesos; uno puede hablar horas y horas de las bondades de un queso francés, pero se quedará sin habla al catar un buen Cabrales acompañado de una copa de un buen Priorat.

Los estudios hollywoodienses son maestros en mercadotecnia, "marketing" para los más snobs: nos venden cualquier cosa y lo hacen muy bien: es su especialidad, realmente; antes hacían muy buenas películas; ahora descollan como nuevos charlatanes.

Todo este farragoso prolegómeno viene a cuento por las sensaciones despertada
s por la última película que cuenta las andanzas de Batman, titulada en España como El Caballero Oscuro (The Dark Knight, 2008) y por algún comentario que he leído en diferentes lugares, todos después de haber visto la película hace ya unos días, excepto el comentario del amigo Faraway que, residiendo al otro lado del Atlántico, la vio mucho antes.

Aunque sea redundante a estas alturas poner de manifiesto la inmensa campaña propagandística que ha precedido el estreno, un verdadero baño de información muy bien planificada durantes meses, dejemos constancia de ello para lectores que puedan caer por aquí dentro de un tiempo. La desafortunada defunción del joven actor Heath Ledger fue el chupinazo de partida de unos sanfermines publicitarios que han desembocado en el multitudinario estreno agosteño a este lado del océano Atlántico.

Para este comentarista, lo mejor de esta segunda entrega de la batmanía de los hermanos Nolan, Christopher como director y Jonathan como guionista, reside en la interpretación del difunto Ledger, que da cuerpo a un malvado Joker con el punto de histrionismo necesario para representar al famoso villano de la siniestra sonrisa, un trabajo que deja en evidencia las carencias de quienes le precedieron en el empeño así como las limitaciones de un Christian Bale que en la presente ocasión se limita a vestirse con la máscara más del 80 por ciento del tiempo que ocupa en pantalla ya que la presencia de la dualidad Batman-Wayne se ha reducido ostensiblemente a un estereotipo apenas apuntado.

The Dark Knight ha sido un exceso de mercadotecnia y es un exceso de película: sus 154 minutos de duración son un lastre que no cabe achacar al buen hacer del montador Lee Smith que consigue ocasionalmente mejorar la endeble dirección de las escenas de acción -muchas y variadas- que alberga el más que generoso metraje; sin llegar a aburrir, sí llega un momento en que uno ya está deseando que se acabe la película, más que nada por la confusión que reina en la historia, con demasiados hilos argumentales que se cruzan, en la supuesta intención de trascender a lo que realmente es: un tebeo ilustrado, una aventura gráfica llevada a la gran pantalla.

Curiosamente, las críticas y comentarios leídos otorgan a la película una profundidad de intenciones que me parece desproporcionada; incluso el amigo Faraway, en el único comentario adverso que he hallado hasta ahora, se apoya en una interpretación que calificaría como de "seria" para criticar la presencia de la ideología estadounidense más rancia, paranoide y conservadora como mensaje no totalmente subliminal en la película de los británicos Nolan; otros comentaristas alaban el resultado final como un ¿profundo? estudio de la psicología del héroe maldito por una sociedad que a un tiempo, de forma esquizoide, le profesa admiración y odio a partes iguales.

Me parece un despropósito, sinceramente. Fui en mi juventud un asiduo lector de los tebeos de superhéroes que llegaban de la mano de DC y de Marvel, pero también he sido voraz lector de libros de todo tipo. Siempre he pensado y sigo pensando, que un tebeo (llámelo "cómic", si le apetece) es un producto de entretenimiento, para pasar un rato distraído; pero nunca he considerado que un tebeo sea una fuente de información fiable y mucho menos una fuente de saber y conocimiento: para eso están los libros de todo tipo, donde el texto prima sobre la imagen y donde el receptor puede asimilar la información aquilatando si está o no conforme con las ideas expresadas. Buscar la expresión de filosofías de cualquier tipo en un tebeo me parece una pérdida de tiempo o un apoyo para que cualquiera con suficiente bagaje cultural pueda expresar su opinión propia aprovechando la circunstancia.

De toda la vida, los tebeos de superhéroes que han caído en mis manos adolecían de la propaganda, a veces subliminal, a veces directa, de lo que se ha venido en llamar estilo de vida americano, "american way of life", que he rechazado, quedándome en la superficie de la acción y el grafismo impolutos.

La misma postura adopto frente a las traslaciones al cine de los tebeos. Son divertimentos, por lo menos para mí, y como tales los veo y considero.

Y en ése aspecto, The Dark Knight no cumple con las expectativas creadas al cien por cien; sin ser un producto malo, está muy, pero que muy lejos de ser lo que muchos apasionadamente califican como obra maestra. La polémica despertada por la puntuación que ha recibido en IMDB me hace sonreír cuando hace pocos meses en España contemplamos cómo a través de los nuevos medios de comunicación un actor mediocre haciéndose pasar por un cantante pésimo lograba representar al país en una competición europea como Eurovisión: Batman es Chiquilicuatre.

Con una muy cuidada ambientación, escenarios espectaculares, trucos y efectos especiales consistentes aunque no maravillosos, pero con un guión que pretende con frases hechas dar una trascendencia que no precisa. Tiene la suerte de contar con un villano excepcional y ya sabemos que en toda película de superhéroe la valía del mismo se cuenta por la grandeza de su oponente; pero hay fallos de guión estrepitosos y un exceso en personajes apenas apuntados, con escenas que sobran, demostrando Nolan que no sabe desechar lo poco importante, defecto omnipresente en las pantallas, salvo honrosísimas excepciones. Si the Dark Knight es una obra maestra, ¿que deberá ser Wall-E que con menos minutos logra dar un mensaje más coherente y profundo?

Las interpretaciones son correctas por parte de los tres característicos de la franquicia, cumpliendo sin apenas despeinarse, pero opino que Maggie Gyllenhaal está en la misma línea que Mrs. Cruise aunque menos agraciada (cuestión de gustos, ciertamente, pero parece avejentada con respecto a sus dos enamorados) y la inclusión del personaje del fiscal me parece innecesaria y errónea, así como el cameo de Cillian Murphy.

Un exceso, un despilfarro de ideas entremezcladas, de personajes desechados, fruto de un guión muy poco trabajado, disperso, que resta fuerza al producto final, fuerza que va perdiendo conforme pasa el tiempo, eterno juez.

No deja de ser sorprendente dar un vistazo a las informaciones que la actualidad va desgranando para contemplar como el globo de este Batman se va desinflando: justo el día de su estreno en España, leí que había sido batida en la taquilla por la última edición de las momificadas aventuras y mientras escribo estas líneas compruebo cómo la supuestamente irreverente última película de Ben Stiller le acaba de arrebatar el récord de recaudación en la primera semana de exhibición.

Será que no hay para tanto... ¿o no?

p.d.: el tachado obedece al error de este comentarista evidenciado por el amigo Marcbranches, como se puede comprobar en los comentarios. al César lo que es del César.



17 comentaris :

  1. Alasgüenas. Supongo que no te sorprenderá que te diga que no estoy de acuerdo con muchas de las cosas que dices, incluyendo el ninguneo del arte del cómic, que me parece muy injusto. En primer lugar, el cómic no es sólo superhéroes (te aseguro que prefiero "Persépolis" a muchísimos libros de autores supuestamente intocables); y en segundo, el cómic de superhéroes tiene de todo. Que su mayoría sea puro entretenimiento no significa que haya mucho en lo que bucear si eliges las obras adecuadas y una mente abierta, eso sí. En muchos casos, se podrían comparar con las tragedias griegas de sus míticos dioses, con seres todopoderosos sufriendo las penurias más aparatosas. Pero es cuestión de gustos. Como publicaré la crítica el jueves, allí verás mejor cuál es mi opinión de la película. No me parece que el guión sea poco trabajado, más bien, si peca de algo, es todo lo contrario; el montaje de las escenas de acción es infinitamente mejor que el de "Batman begins", no te pierdes, mantiene la tensión in crescendo. Sí que coincido en lo de la Gyllenhaal, muy a mi pesar, aunque no es culpa de ella, sino del personaje que le han dado, cuya utilidad es mínima (aunque su peso en las decisiones de Harvey es indudable). Creo, sincreamente, que es un error hablar de "película de superhéroes" porque no lo es. Si se cambia a Batman por un policía de una brigada especial, y al Joker le quitas el maquillaje, nos queda una tragedia-río policíaca. En mi opinión, de muy alto nivel. pero bueno, como dice un colega mío que tiene de filósofo lo que yo de halterófilo, "hay tantas opiniones como culos". Rudo pero efectivo...

    P.D.: tu último párrafo es tramposo como él solo. Claro que "La Momia 3" ha batido a "El caballero oscuro". Es su semana de estreno, y TDK va por la quinta en UK... En cuanto a "Tropic thumder", no ha batido ningún récord. En los Yuesei ocurre lo mismo que con "La momia 3" en UK: en el primer fin de semana, "Tropic thunder" (me niego a utilizar el apestoso título español) ha sido número uno, y TDK (también en su quinta semana) ha sido número dos. Pero no, no ha batido ningún récord. De nada.

    ResponElimina
  2. Buenas, Marcbranches: lo que sí me ha sorprendido es la celeridad en el comentario, que agradezco.
    (De hecho, confiaba en publicarlo esta madrugada, coincidiendo con el tuyo, pero al ver que te reservas hasta el jueves, lo adelanté)

    Respecto a lo de los tebeos, me mantengo en mi opinión: claro que hay excepciones brillantes, pero son pocas, por no decir poquísimas. El género es lo que es y no hay más vueltas que dar a la tuerca. Comparar un tebeo con las tragedias griegas me parece como poco arriesgado; no hay color; ningún guionista de tebeo alcanza la categoría ni de coña. Cada cosa en su sitio.
    Y precisamente, the Dark Knight no se basa en ningún tebeo del gran Miller, como muy bien sabes; es un refrito del hermanísimo Nolan, que mete en la olla del guión un montón de personajes. hubiera sido mejor dejar sólo al Joker y dejar en paz a Espantapájaros y a Dos Caras. A cada paso que da, Nolan pierde precisión en la historia, que deviene en confusa. Claro que es cuestión de gustos, por supuesto; pero me parece un exceso y una dispersión. No dudo que se le pueden "interpretar" muchas virtudes; todo depende del ojo que mira. Y eso es lo malo: que las supuestas virtudes están más en el que mira que no en la película en sí misma.

    Lo del párrafo tramposo no te lo acepto: son números contantes y sonantes y tu interpretación es sesgada: la de la momia gana 350.000 libras esterlinas más y la de Stiller diez millones de dólares en un fin de semana. Son comparativas ambas de recaudación en el primer fin de semana de exhibición. Ni trampa ni cartón: la matemática puede no gustar, pero es lo que es.

    Espero que tu comentario me descubra virtudes objetivas que me hayan pasado desapercibidas.

    Dulces sueños.

    ResponElimina
  3. Efectivamente, las virtudes de una película pueden ser subjetivas: también sus defectos. Continuará en mi blog...

    Tema números. No te entiendo. Para reafirmar, según tú, que "el globo de Batman se está desinflando", te vas a unos números que, insisto, son equivocados; sugiero que te vuelvas a leer tus enlaces. Es como decir que "Iron man" se desinfla porque esta semana ha recaudado menos que "Mamma mia". Pues claro. ¿Cuántas semanas lleva "Iron man" en taquilla? Pues las cifras que presentas son exactamente lo mismo. "Tropic thunder", en su primer fin de semana, recauda 26 millones de dólares. TDK, EN SU PRIMER FIN DE SEMANA, recaudó 155 millones, que es récord; esa es la comparación válida, no la que tú haces (1er fin de semana contra quinto). Con lo de "La momia 3" en UK pasa exactamente lo mismo. Como dices, los números no engañan; tus enlaces hablan de este último fin de semana, no de las mejores semanas de cada película... De todas maneras, a mí me da lo mismo lo que recaude, porque ni un dólar de esos va a pasar a mi bolsillo... Un abrazo.

    ResponElimina
  4. Josep, me meto en medio de este fuego cruzado con el amigo Marc, que al parecer se pone muy sensible cuando le tocan a su ícono enmascarado. Creo que ha sido una mala idea Josep.

    Veo que como entretenimiento no te pareció la gran cosa y estamos muy de acuerdo. Con lo que no puedo estar menos de acuerdo, al igual que marc, es con la afirmación que hacés de los tebeos. Yo veo al comic como cualquier otro medio de expresión. Puede servir para entretener, pero también para generar emociones, para reconfortar, deprimir, causar gracia, y hasta enseñar cosas. Hace poco leí el comic "Maus" de Art Spigelman, probablemente el mejor y más impactante relato sobre el holocausto que jamás haya caído entre mis manos.

    Pasando a otro tema, creo sinceramente que en el cine de géneros pueden verse reflejadas muchísimos aspectos de las idiosincrasias de ciertas personas, de ciertos pueblos, de ciertas épocas y de determinados momentos históricos. Hacer un paralelismo de un filme con la realidad inmediata en la cual fue concebida no me parece fuera de lugar. Menos en una película que se pretende tan seria, importante, política como TDK. Una película que cree decir mucho sobre el mundo tal cual es.
    En toda representación del mundo hay maniqueísmos, en todo pretendido realismo, prejuicios escondidos.

    En fin, no te canso más. Siempre es un orgullo ser citado en tu bloc. Un gran abrazo.

    ResponElimina
  5. Marcbranches: tienes razón en lo de los números; me equivoqué al interpretar las estadísticas manejadas por dos motivos: mi pobre inglés y mi pereza en contrastar datos de semanas atrás.

    Las virtudes y defectos de las películas creo que sólo pasan a ser objetivas realmente cuando, transcurrido un prudencial tiempo, se han revisado unas cuantas veces. La prudencia aconseja no ensalzar como "obra maestra" una película hasta que, pasados unos años, después de haberla visto varias veces, sigue impresionando como el primer día.

    Espero con fruición tus virtudes reflejadas.

    Un abrazo.

    ResponElimina
  6. Faraway me da la razón en el tema cómics... Josep en el tema números... anda que si llego a nacer en Wisconsin... ¡tiembla Obama! ¡yes I can!

    Ya me tomo la pastilla... Me has pillado viendo por internet el Brasil-Argentina de los JJOO (o mejor dicho, bostezándolo) porque en la tele lo dan en diferido. Estoy absolutamente de acuerdo en que se otorgan certificados de maestría con excesiva celeridad, y que el tiempo suele dejar a cada película en su sitio. Hay que ser muy prudente con esas expresiones. Por otra parte, el cine no deja de ser las sensaciones que te produce durante el visionado, y si las tuyas no han sido buenas, yo no te convenceré de lo contrario, ni es mi objetivo. Las mías han sido diferentes, y es mi intención expresarlas sin ánimo de pontificar, que no estoy hecho para eso.

    Por último, me olvidé de decirte que no pienso denunciarte por la comparación Chikilicuatre-Batman, a pesar de que considero que el Código Penal está de mi parte. A tu edad, no quisiera que conocieses la dura experiencia de ducharte en una cárcel. Y además, ahorro en abogados. Mi generosidad, una vez más, es infinita. Saludos.

    ResponElimina
  7. Cuando meditaba el comentario, amigo Faraway, poco a poco me iba dando cuenta que, seguramente, no le iba a gustar a Marcbranches y tampoco a tí, por lo menos, no del todo...

    No quisiera derivar el tema hacia una discusión bizantina que poco tenga a ver con el objeto principal, pero aún reconociendo que hay ejemplos ilustres de tebeos muy buenos (sin ir más lejos los Batman de Miller o en otros términos V for Vendetta de Alan Moore), entiendo que es un género muy específico y menor en comparación con la literatura que no precisa el soporte gráfico para transmitir ideas a la imaginación del lector. Género muy disfrutable, pero que nunca podrá substituir -y no debe hacerlo- a una buena lectura para recibir ideas ajenas y formación intelectual. La accesibilidad del tebeo, digerible con menos esfuerzo, creo que perjudica la buena educación: son demasiados ya los que basan su acervo cultural únicamente en información gráfica y no lo digo ni por tí ni por Marc, evidentemente, pero a poco que uno escuche se percata de ello. Una buena crítica o comentario de una película nunca podrá salir de una mente que sólo se ha informado de tal fuente. Sólo el estudio y el esfuerzo dan la base necesaria y el tebeo, para ser leído, no requiere normalmente ni de lo uno ni de lo otro. Salvo excepciones, claro, pero no dejan de ser excepciones.

    Ciertamente el cine refleja el estado de ánimo de una sociedad, o por lo menos de la intención de quienes tienen dinero suficiente para producirlo, que pueden inducir y manipular al espectador poco atento. Siguiendo mi discurso anterior, si quienes como yo toman The Dark Knight como una simple traslación de un tebeo a la pantalla la ven con ese escepticismo, su mensaje no les alcanza en la misma forma. Ocurre lo mismo con el mundo de la publicidad: por guapísima que sea la chica que aparece, no me voy a comprar esa colonia si no me gusta.

    La pretensión de "seriedad" de productos como Batman me parece un exceso, un intento de llegar a un listón inalcanzable per se por la propia condición del producto base.

    No me cansas en absoluto, Faraway, al contrario: el lujo para mí es tener comentaristas como vosotros que dedican unos minutos de su preciado tiempo a dejar sus opiniones, aunque no coincidan con la mía, lo que enriquece este sitio, por lo que mi gratitud es inmensa.

    Un abrazo.

    ResponElimina
  8. Marcbranches: deja ya el fútbol y ponte a escribir ya tu comentario, pues no ignoras que por lo menos dos tipos están a la espera de su publicación.

    Lo de la comparación, bien sabes que los métodos de mercadotecnia son reales y que mi suposición tiene visos de realidad, por lo menos.

    Gracias por tu generosidad, aunque yo la tipificaría como de prudente...

    Un abrazo.

    ResponElimina
  9. Maldita sea, por una vez que puedo comentar algo resulta que es para discrepar y encima llego con el debate ya casi muerto.

    Me quedo con tres conceptos:

    - demasiados personajes

    quizá no había reparado en ello y al buscar el nombre del tío que hace el cameo (vaya careto más raruno, ¿verdad?) recordé su escasa y, quizá, innecesaria aparición. Un gallifante, Josep, de momento te salvas te morir empalado enmedio de plaza Cataluña.

    - demasiadas tramas

    en absoluto. Si hubiera menos, muchos os quejaríais porqué tildaríais la peli de simplista, o del típico enfrentamiento entre el malo y el bueno (que, al fin y al cabo, es de lo que se trata).

    - las sensaciones

    para mí fueron espectaculares. Dos horas y pico pegado a la butaca y disfrutando como con 300 o El señor de los anillos (aunque no tengan nada que ver). Pelis a lo grande, ¿de entretenimiento? sí, pero a lo grande.

    Ahora desearía proferir unos cuantos insultos personales a marcbranches, faraway y a ti, josep, pero como recibí una estricta educación británica al estilo Michael Caine, me limitaré a ejercer una ligera caidita de ojos para ver si se reaviva el agrio debate y la descalificación personal.

    PS: con lo fácil que habría sido decir: Batman mola que te cagas.

    ResponElimina
  10. El debate no está muerto, Joan, ni mucho menos: sólo en breve lapso, que tú reavivas.

    Me alegro del gallifante que me salva de parecer draculiniano.

    Yo creo que la complejidad de las tramas son puntos de fuga que dispersan, porque en realidad no profundizan y entorpecen; supongo que es cuestión de gustos.

    Ya digo que la película como entretenimiento me parece larga; algunas escenas son espectaculares, pero otras acaban cansando, como, por ejemplo, la persecución de automóviles y camiones. un poco de tijera no le iría mal, creo. Ganaría mucho en ritmo.

    Me alegro de tu británica contención, sobretodo respecto a los visitantes: como residente, acepto el riesgo, claro.

    Te agradezco que, con la canícula persistente, hayas empleado tu tiempo en explayarte enriqueciendo los comentarios.

    Un abrazo.

    ResponElimina
  11. Nota post-addendum: Como Marcbranches tiene razón, no me duelen prendas reconocerlo y he tachado lo que convenía.
    El resto, sigue igual.
    Saludos.

    ResponElimina
  12. La maldicón del caballero oscuro. A todos (o casi) los actores les ha pasado algo. Desde un suicidio hasta un accidente casi mortal.

    Un saludo desde http://www.microjetas.com

    ResponElimina
  13. Bienvenido, Microjetas.

    No creo en maldiciones; más bien casualidades desgraciadas; tampoco creo que lo de Ledger fuera un suicidio: más bien un accidente quizás causado por la dificultad de superar una popularidad excesiva, que puede llegar a invadir el curso de una vida más o menos normal.

    Saludos.

    ResponElimina
  14. Bones Josep!!

    ja he tornat de vacances i he pogut comentar Batman. A mi m'ha agradat bastant més que a tu (com podràs llegir en el meu comentari), però de totes maneres em sembla molt coherent tot el que dius i entenc que es pugui veure així. En el que sí coincideixo és en la crítica a la Maggie com a Rachel.

    Bueno, ens anem llegint!

    ResponElimina
  15. Benvingut de nou, Marchelo; ja veig que t'has donat pressa per anar al cinema, no fos cas que ja l'haguessin tret... :-)

    Ara en serio:des que la veig veure i comentar, he llegit una pila de comentaris en favor i d'altres en contra.

    S'els ha de reconèixer, als germanets Nolan, que han sabut, al menys, dividir la cinefilia.

    Vaig cap a casa teva a veure que en dius tu.

    Salutacions

    ResponElimina
  16. La cinta se vende un poco como una especie de Batan serio y realista, y por lo tanto, se arriesga a ser juzgada desde este punto de vista... y siendo honestos, TDK está lejos de ser un tratado filosófico o una meditación, ni siquiera es estructuralmente algo que roce la genialidad o lo poético, como si lo pueden lograr cientas cintas populares (E.T., Cinema Paradiso?, las películas de Capra o de Wilder, incluso algunas de Hitchcock)

    Lo de los comics, decir que algo no es arte, no lo desmerece: yo admiro el trabajo que hay detrás de una buena escena de efectos especiales: la voladura del puente de los cayos de Florida en True Lies, y puedo decir ES TODO UN ARTE! pero vamos!, en sentido estricto, yo sé que no es arte, no como cuando hablamos de Virginia Woolf ni de Duke Ellington.

    Yo dibujo y desde pequeño leo comics -o tebeos- y me parece que es suelen ser subestimados y pienso que ofrecen placer estético incluso, pero no discutiré que es lo mismo disfrutar del trabajo fuera de serie de un Miller a entrarle a un cuadro de Francis Bacon o a una película de Bergman o de Malle

    Un ejemplo: 300; hermoso trabajo gráfico, edecuado al estilo comic, e interesante buscar llevar cada cuadro a la gran pantalla... pero ver a alguien gritando con extrema furia THISSSSS ISSSS SPAAARTAAAAAAA!!!!! mientras patea a su enemigo en slow mo estilo Matrix, de profundo no tiene nada, y es algo que sólo puede impresionar a alguien de gustos estrechamentes juveniles... lo mismo va con otros diálogos como THIS NIGHT WE DINE IN HEEEEELLLLLL!!!! o "We are with you, sire! For Sparta, for freedom, to the death!"... es algo muy trillado desde los tiempos de Braveheart, e incluso entonces sonaba un poco más teatral de lo aceptable...

    Este es uno de los aspectos en que más ha abusado The Dark Night, sus diálogos son super rimbombantes..."o mueres como héroe o vives los suficiente para convertirte en el villano"-"no es el héroe que queremos sino el que nos merecemos" "esto es lo que pasa cuando una fuerza indetenible se topa con un objeto inamovible" y esto no es sólo sino una pequeña muestra. Lejor de ser profundo, son sencillamente declamaciones grandilocuentes que no pasan de ser un suerte de poesía adolescente sobre actuada... como esas canciones del rock de los ochenta que hablan de Ejércitos de la noche y esas cosas...un poco teatro, mucho de show...

    Batman no puede ser completamente serio, la sola idea de un millonario perturbado que se entrenó con unos ninjas y se dedica en las noches a tomar la justicia por su mano y a aporrear disfrazado de murciélago criminales -también perturbados y que se disfrazan- usando tecnología tan avanzada como la que tiene el ejército de Estados Unidos, es de por sí una idea requiere de mucha aceptación de la fantasía...

    Pretender que el planteamiento es realista lo obliga a uno a examinar la verosimilitud de todo el film: es posible llevarse a alguien de un rascacielos en Hong Kong, soportando el tirón extremo del avión, y de paso, que esto ocurra sin que los chinos noten la invación a su espacio aéreo?

    Es posible que alguien sepa con semanas de anticipación que varios adelante van a capturarlo y va a quedar en una celda junto a determinado criminal, de modo que previendo esto le cose una bomba adentro del estómago -algo improbable- para luego activar el mecanismo y escapar de la comisaría? porque para lograr esto, el Joker tuvo que preverlo con días varios de antelación...

    Y siguen las preguntas...es posible que en un interrogatorio le quiten las esposas a un criminal que acaba de asesinar a varias figuras públicas, atacado un convoy de seguridad con bazucas y explosivos, derribado un helicóptero y perpetrado cualquier cantidad de actos terroristas? Es tan pero tan obvio que esto ocurre únicamente porque vamos a presenciar la escena del escape del Joker, que la cinta se torna extremadamente predecible en este punto...y que los Nolan no lograran concebir algo más original para explicar que le quiten las esposas, habla sobre lo fácil poco imaginativas de muchas soluciones narrativas...

    Y cuando Rachel es lanzada del Pent House y Batman la rescata...qué pasa con la fiesta de arriba? están los millonarios y personas más importantes de la ciudad, con el psicópata más peligroso conocido jamás, que busca al fiscal y que sabe que está en algún lado pues la fiesta era en su honor.. y ...nada, pasamos a otra escena otro día, los Nolan no se encargan de cerrar esa escena....ni mostrar cómo se libran los invitados de esa amenaza....salió el Joker diciendo BUENAS NOCHES, BATMAN SE FUE ASÍ QUE YO ME VOY...QUE LA PASEN BIEN, SALUDOS AL FISCAL?....poca imaginación, muy poca...

    Podría seguir, y preguntarme como alguien que "no hace planes" se las arregla para colocar explosivos a distancia en el hospital más custodiado de la ciudad y se las arregla para llegar a Dent cuando todos habían evacuado -en semejante situación, al primero que sacarían con un complejo mecanismo de escolta sería precisamente al Fiscal víctima de un atentado...

    En fin, realismo no es algo de lo que se pueda jactar la película... es un mero entretenimiento y como tal adolece no sólo de una trama consistente -realmente es un eterno juego de gato y ratón entre todos y el joker- sino de escenas de acción coherentes. Nolan es sencillamente un pésimo director de acción, siempre es desencajado, confuso, totalmente confuso, como si empastichara todo en la sala de edición sin saber que hacer con tantas tomas...en la mayoría de las escenas es imposible decir quien le pega a quien o qué pasa realmente....por cierto, se puede ser realista con la acción, como en algunas peleas de Casino Royale o algunas de Ronin... pero eso de que el batimovil aceleré a chorro, salte por los aires e intercepte el proyectil de la bazuca justo en la fracción de segundo desde que este fue disparado y antes de golpear al carro en que estaba Dent no es uno de estos casos...

    Por último está el Joker... Ledger era un buen actor... pero creo que este es uno de los puntos en que la gente se hizo más ideas.. yo también; estaba tan encantado con la nueva versión de su rostro, más grotesta y menos fantástica, más cruda y sucia, que fui con las más grandes espectativas...que quedaron frustradas...

    No es que Ledger no tenga talento, es que el Joker no tiene momentos...NADIE LOS TIENE... cada escena no dura más de 3 minutos y la música no deja de sonar...la idea es crear la sensación de que "algo" está pasando todo el tiempo, algo importante, pero precisamente por eso, la película carece de momentos humanos reales, descansados, en el que los personajes hablan como gente real, sobre cosas mundanas, en vez de decir con cara severa que mira al infinito ALFRED, OH, Y QUÉ HA DE SER MI DESTINO, NI NO HE DE INSPIRAR A QUE LA GENTE HAGA EL BIEN?....

    El resultado es que ningún personaje tiene en esos 3 minutos de decir nada más que sean 2-3 líneas definitivas sin mayor espacio para la actuación...

    En Superman 1, que no pretende ser una película seria, la escena en que Superman y Luisa se conocen y vuelan dura 16 minutos..16 minutos! en los cuales pasa de todo, conversan, se intercambian miradas, se ponen severos, comparten silencio...la escena posee encanto inocente, pero es el espacio para la interacción lo que permite que los personajes generen química y se abran al público...pero en escenas hiperkinéticas de 3 minutos qué más puedes decir salvo HARVEY SE HA ENTREGADO, PORQUÉ LO HIZO? SE HA ESCAPADO, HAY QUE BUSCARLO!!!

    Pasaba que había casos en que Ledger se limitaba a aplaudir con cara pétrea cuando por ejemplo nombran a Gordon comisionado... y si bien no es algo particularmente impresionante o exigente, el público en la sala deliraba con esta pequeña cosa, como si Ledger estuviera replanteando la acctuación o ejecutara una hazaña nunca vista...

    A mi me pareció incompleto, con unos gags interesantes, pero sin sustancia....con dos o tres diálogos interesantes, que en realidad son monólogos -de resto no dice mucho- y que también están escritos en ese estilo teatral poético de segunda...

    Lo que sí me asombra es Dent... la única cosa que me parece notable de la película...no sabía que estaba Dos Caras y eso me sorprendió, pero más me llamó la atención notar que este era el único personaje más o menos complejo...

    Dent es un cruzado, que cree como buen abogado, en el imperio de la ley y no en la justicia por mano propia, sin embargo, vemos como a diferencia de lo que uno esperaría, él si entendia la lucha de Batman y hasta accede a trabajar con él bajo cuerdas.... esto revela una complejidad interesante...Dent sabe que el ser BOY SCOUT al pie de la letra es insuficiente, tiene la garra para combatir el crimen y entiende el precio que uno debe pagar por eso...no le interesa la popularidad sino limpiar la ciudad, y esto es tan cierto que Bruce ve en él la oportunidad de colgar el traje...

    Dent está además dispuesto a sacrificar su vida para capturar al Joker, quizás me pareció un poco brusco su cambio al mal, aún con la desfiguración y todo... pero a todo evento, Dent es la única figura con arco emcoional, y que expresa una condición trágica humana, un conflicto y una dualidad... y de paso, la actuacion de Aaron Heckhart era la que tenía más matices emocionales, menos teatral que la del Joker pero con muchos más matices, y expresiones de conflicto...

    Por lo que llamo "el síndrome del GRAN VILLANO", estamos tan predispuestos a buscar al villano interesante que le da alma una película que no conozco a nadie que hable o resalte la actuación y el personaje de Heckhart... todo se centra en el Joker, que a mi me dejó un tanto indiferente...

    Luego lei en una entrevista a Nolan que de hecho, es como sentí: el personaje dramático real para él, es Dent, y es alrededor de quien está escrita la historia...es el personaje con el arco dramático y emocional, el que cambia, y evoluciona, el que expresa el cambio en la película -palabras de Nolan.

    Nolan agrega además que para el el Joker no es un personaje como tal, y por ello no lo dota de un pasado, pues su idea (de Nolan) es hacer del Joker una especie de circunstancia absoluta, una fuerza que está ahí, que no cambia -no tiene drama- y que es simplemente el absoluto alrededor del cual se desarrolla el verdadero drama, como el Tiburón en Tiburón, que no era más que ese ALGO que desencadenaba todo pero que no era "protagonista" como tal, en tanto a personaje... (esta entrevista y otras están por todo Internet, de modo que es fácil corroborarlo)

    Sin embargo, a pesar de esto, la gente no deja de hablar del Joker y de su profundo significado sobre la futilidad del orden frente al caos y cualquier otra cantidad de ideas pseudo filosóficas...

    Y sí, pienso que darle significados es darle demasiada fuerza a esta pieza de entretenimiento hollywoodense -porque a diferencia de Lucas y Star Wars, e incluso James Cameron y Titanic, TDK no es una obra autoral de Nolan, sino el trabajo que le encargaron... TDK es un producto de Hollywood como el que más, pensado para reventar la taquilla en verano, y con el aval de Warner quien aprobó todo el proyecto precisamente porque le vio el potencial comercial y no porque lo vieron como una obra maestra...

    Menos creo que una película revele idelogías de nada, el 99,99 % de las personas son seres desideologizados que sólo quieren vivir bien y tranquilos... y en toda sociedad hay multitud de actitudes y formas de ver el mundo como para ver esto como un vehículo pro conservadurismo americano...Hollywood es además, anti conservador, rabiosamente anti Bush, y pro liberales -esto es, más de izquierda que de derecha.

    Claro, una película revela los valores de una época, pero no como propaganda intencional, sino como igual cualquier cosa que uno escribe o hace se inscribe dentro de un mundo que es en el que uno vive....lo que la gente llama el AMERICAN WAY OF LIFE no es sino en el fondo, la forma de vivir de la mayoría de la gente en buena parte del planeta, unos dirán que se debe a una contaminación invasiva del sistema americano, pero si creen eso, para qué usan internet? sencillamente todos los que postean acá van al cine a ver Batman, opinan en blogs, pagan por tener WI FI de Internet, creen en la libertad de expresión y trabajan para ganar dinero y con ello vivir... voy a decir con eso que son una expresión alienada del AMERICAN WAY OF LIFE? creo que eso es llevar el debate ideológico a callejones sin salida...

    Nolan es símplemente un tipo normal que le gusta hacer cine, que tuvo el chance de hacer una película sobre un famoso personaje de comic contando con un presupuesto millonario... esto no quiere decir que tenga agendas ocultas ni crea en un sistema político ni sea propagandista de nada, más de lo que cualquiera de nosotros lo es... por ello desecho toda lectura político ideológica propagandística de una película -las hay, eso no lo dudo-, y más si esta película es The Dark Knight

    ResponElimina
  17. Ante todo bienvenido, Citkane.

    Desde luego, viendo la profundidad de tu análisis, no cabe duda que esa película, aunque a muchos nos haya parecido exagedaramente alabada por gran parte de la crítica y de la cinefilia, debemos reconocer que ha sabido concitar la máxima expectación.

    Tus argumentos me parecen muy sólidos y te agradezco que hayas usado esta tribuna pública para exponerlos..

    Espero verte de nuevo por aquí.

    Saludos.

    ResponElimina

Los comentarios son lo mejor del blog. ¡Gracias de antemano por tu colaboración!
(Comentarios publicitarios son borrados sin dudarlo.)

Print Friendly and PDF
Related Posts with Thumbnails
Aunque el artículo sea antiguo, puedes dejar tu opinión: se reciben y se leen todas.