Carregant el Bloc...

dimecres, 1 de juliol de 2009

ESD 15 WHAT'S UP DOC?




Ningún cinéfilo albergará dudas acerca de la cinefagia, más que cinefilia, que hasta los mismísimos tuétanos de sus huesos tiene Peter Bodganovich.

En 1972, fruto de ese apasionante vicio del cine, el bueno de Peter decidió recrear lo que se conoció en tiempos como Screwball Comedy, muy cercano al más puro Slapstick, y no se le ocurrió otra que homenajear directamente a Hawks.

El resultado fue un rotundo éxito comercial, aunque mirada muy friamente la película tiene sus lagunas.

Pero ¡qué caramba! es una película que todavía hoy divierte y, desde luego, a pesar de los muchos años transcurridos, sigue siendo una perfecta demostración de las diferencias entre homenajes y meros plagios.

Una escena con apenas palabras que viene al pelo en esta cada vez más difícil de completar sección: un surtido de risas fruto de las buenas ocurrencias de Peter como guionista y de su buena mano al dirigir y montar con un brío clásico:




La he visto un montón de veces, y todavía me hace reír.




14 comentaris :

  1. Buenísima, una película, como dices, inconsistente a ratos, pero muy muy divertida. A la antigua usanza claro, afortunadamente muy lejos de lo que hoy llaman "comedia" por aquellos lares.
    Saludos.

    ResponElimina
  2. ¡Descacharrante!.
    Es cierto que tiene mucho de "La fiera..." por aquello de la esperpéntica personalidad de la protagonista femenina; pero creo que estarás conmigo, en que en esta joya también hay mucho de aquella de Cukor que tú y yo sabemos.
    ¿Qué nos pasa doctor, que nos gusta tanto esta peli?.

    ResponElimina
  3. No me cabe la menor duda de que fue uno de los últimos resplandores del Hollywood "bueno". Bogdanovich hizo desesperados esfuerzos por hacer un cine comercial de marca, y en gran medida lo consiguió. Desgraciadamente la generación de los setenta ha sido muy baqueteada y ningunada. Cierto que hubo mucha basura, pero hay un montón de joyas que nadie quiere reconocer.
    "What's Up Doc", sin negar el evidente homenaje a "La Fiera de mi niña" y a Cary Grant "Judy?...Judy?...Judy?", es una gratísima comedia que como siempre le faltó la VO cuando se estrenó.
    A mí hay una peli de Bogdanovich que, personalmente me parece una joya: "La última sesión". Su ópera prima "Target" es interesantisima.
    Tras "Paper Moon" su carrera se debilitó tal vez porque ya no encajaba en la maquinaria comercial hollywoodense. Una pena.
    Debiste resaltar la parte musical de la peli. Tiene unos números más que sabrosos.
    Si me permites la crítica, tendrías que haberte extendido bastante más.
    Un abrazote.

    ResponElimina
  4. Lamentablemente, compa Josep, no la conozco (de Bogdanovich, para mi desgracia -y lo digo por la tremenda admiración que, como cinéfilo convicto y confeso que es y ha demostrado ser siempre, le profeso-, sólo he visto la "dilogía" Texasville-La última sesión y otra peli muy curiosa, también una comedia descacharrante, centrada en un montaje teatral -y cuyo título no recuerdo ahora-, un divertimento jocosísimo a base de entradas y salidas de escena). Y bien que me pesa; le tengo muchas ganas desde que, hace años, leí una biografía de Barbra Streissand que le dedicaba numerosas (y muy nutritivas) páginas. Apuntada, pues, queda...

    Desde esta sartencilla hirviente, un fuerte abrazo.

    ResponElimina
  5. Es, desde luego, 39escalones, un tipo de cine ya desaparecido -o casi- porque el humor no es zafio y los gags visuales son también de altura.

    Saludos.

    ResponElimina
  6. Está claro, Raúl, que Bodganovich bebió de diversas fuentes clásicas para la ocasión, con la idea de conseguir desencajarnos los huesos con la risa.

    Y con el máximo respeto, además.

    Yo diría que nos gusta porque, parafraseando a un amigo de farras, nosotros "tenemos el morro fino"...

    ;-)

    ResponElimina
  7. Hombre, Antonio, la generación de los setenta tampoco estuvo tan mal. Precisamente uno de los últimos entretenimientos me sirvio para reivindicar esa década, así que no tengo más que decir...

    Bodganovich es un director muy peculiar e interesante al que pronto dedicaré más espacio.

    Porque, aun admitiendo tu crítica, déjme decirte que esta de hoy pertenece a una mini sección dedicada a resaltar el dominio del lenguaje cinematográfico con la visión de una secuencia sin o con muy pocas palabras, de ahí que no toque -voluntariamente- otros conceptos.

    Un abrazo.

    ResponElimina
  8. Esa a la que te refieres, manuel, es Noises Off y la comentó hace muy poquito 39escalones.

    Bodganovich es un tipo muy interesante y el día que se muera y se publiquen sus memorias serán un bombazo.

    Un abrazo.

    p.d.: con tu última entrada me has dado un pisotón; pero como tengo el pastel en el horno, a fuego lento, ni me acercaré a tu casa de momento; que lo sepas... :-)

    ResponElimina
  9. Por supuesto no está a la altura de La fiera de mi niña, su principal referencia, pero se ve con muchísimo agrado y una sonrisa en los labios.He de decir que Babra -aparte de que está estupenda- aquí me parece guapísima ¿me pasa algo, doctor?

    ResponElimina
  10. Podría decir que te he leido, que he leido los comentarios, pero sólo diré que he vuelto a ver la escena, que recuerdo casi punto por punto, y he vuelto a reir. Creo que no se puede decir nada mejor de la película.

    Una abraçada

    ResponElimina
  11. Como no te vas a desternillar con la película así la vieras dos veces por semana?.
    No obstante, si lo pienso, que lo he pensado siempre que la veo, lo que fascina de ella es la ausencia total de tragedia o malestar en sus personajes. Como si la vida, de la forma más natural, fuera lo que el destino y las circunstancias dicta, sea lo que sea, y con la mejor de las disposiciones, tomársela.
    A eso se le llama también inteligencia.
    Abrazos.

    ResponElimina
  12. Lo que te pasa, Alicia, es que tú también tienes un gusto refinado, y claro, no puedes menos que degustar ese bocado de calidad que Bodganovich nos regaló, aunque, evidentemente, no la viste en estreno.

    Si hasta el sosainas de O'Neil está más que correcto en su papel: Barbra está, claro, guapa y arrolladora como nunca lo ha estado.

    Saludos.

    ResponElimina
  13. Tienes razón, Alma, y, además, cumples sobradamente el propósito de la sección, que es disfrutar de esos momentos de cinematografía pura que embelesan y, en este caso, tronchan de risa.

    Una abraçada.

    ResponElimina
  14. Muy acertado comentario, Susy: toda esa cohorte de magníficos personajes secundarios, tras las dichosas piedras, se toman muy dignamente las adversidades que el tremendo guión de Bogdanovich inserta sin compasión y a un ritmo que reclama la inteligencia del espectador, cómplice voyeur de todo lo que acontece.

    Un abrazo.

    ResponElimina

Los comentarios son lo mejor del blog. ¡Gracias de antemano por tu colaboración!
(Comentarios publicitarios son borrados sin dudarlo.)

Print Friendly and PDF
Related Posts with Thumbnails
Aunque el artículo sea antiguo, puedes dejar tu opinión: se reciben y se leen todas.