Carregant el Bloc...

dilluns, 5 d’octubre de 2009

Una explicación os debo...



Y esa deuda, voy a pagarla ahora mismo.

Pero antes, un poquito de antecedentes: el sábado pasado estuve en una cena celebrando con unos amigos que hace ya 25 años fundamos entre unos cuantos la Agrupación Fotográfica Prat, y a mi vera estaba la compañera de un antiguo amigo, Tony, quien le insta a que me cuente una relación de ella: la chica es de Nicaragua, y, acortando, me viene a decir que, en su entorno familiar, amigos de amigos, está Chepito Areas.

El puñetero de Tony me pregunta, con sorna: ¿tú sabes quién es, tío?

Pues claro: el percusionista de Santana, no te jode... ¡No me digas que conoces a Chepito, nena!

Tony pasmado, y yo, recordando la anécdota, me doy cuenta que ya tengo unos años.

Y un bagaje.

Una memoria musical que inicié cuando, con mis ahorrillos, adquirí mi primer disco, que atronaba una y otra vez en la radio gramola del salón de mis padres.



Yo era un adolescente, y lo que luego conocimos como "single" contenía, en su cara A, esta canción:

The Beatles - Help!


Después vinieron bastantes vinilos más, conformando una colección de la que estoy bastante (por no decir mucho) orgulloso.

Y aquí viene la explicación; de hecho, más que una explicación, se trata de enseñar una serie de canciones que, antes de alcanzar yo la mayoría de edad (entonces se alcanzaba a los 21), disfruté en muchas ocasiones.

Y son, para mí, la excusa perfecta cuando, oyendo alguna música más o menos actual, no puedo menos que declarar que no me impresiona mucho (salvo honrosas excepciones).

Es lo malo (o lo bueno) de tener ya unos añitos de veteranía: uno se impresionó hace ya tiempo, disfrutando y bailando al son de músicas que permanecen, aun, en mi memoria.

Ahí van:


Chicago Transit Authority - I´m a man


Blood Sweat & Tears - And when I die


Jimi Hendrix - Voodoo Chile


Cream - Sunshine of Your Love


Led Zeppelin - Black Dog


Otis Redding - My Girl


Janis Joplin - Cry Baby


Santana - Black Magic Woman


Johnny Winter-Johnny B Good


The Doors - Light My Fire


Procol Harum - A whiter shade of pale


Los Bravos - Black is Black


The Mamas & The Papas - Monday Monday


Queen - Bohemian Rhapsody


John Mayall - Room to move


Espero que, vista esta pequeña selección (son todos pero no están todos) se me disculpe si en ocasiones parezco dubitativo en el aprecio de según qué.

Y para terminar, una buena canción que todo cinéfilo recordará:

Sound Of Silence - Simon & Garfunkel



p.d.: Seguro que alguno habrá soltado una lagrimilla de nostalgia y muchos se habrán quedado un pelín alucinados de lo que se oía en la radio hace ya casi cuarenta años....

p.d.2.: Antes que nadie me lo diga, comprendo que una recolección como esta cabe mejor en un fin de semana, pero mira, es lo que hay....




16 comentaris :

  1. La leche, compa Josep, el listado es, sencillamente, acojonante. Salvo alguna excepción, son todas ellas piezas que he oído muchísimo (y que me gustan tanto o más), aunque lo haya hecho (cosas de la edad) "out of time" (pero tampoco demasiado, no te creas, sólo unos añitos...). Eso sí, no comparto contigo la escasa devoción por músicas posteriores; hay de todo, y alguna que otra cosa rescatable (aunque, y ahí sí que estoy de acuerdo con tus apreciaciones, la valoración global sí que es, quizá, muy favorable a ese torrente sesentero...).

    Un fuerte abrazo y buena semana.

    ResponElimina
  2. Personalmente, y aun con la diferencia de edad (sin acritud), yo también vuelvo a esas músicas que he conocido mucho después de su momento de auge. Especialmente, para los desencantados de la música que nos ha tocado vivir, en términos generales, es un excelente refugio. Lo que comentas de la música valga, en general, también para el cine.
    Saludos.

    ResponElimina
  3. Bueno, compadre, sabes que la mañana la tengo más que ocupada (no vale reirse) así que esta tarde escucharé una por una todas esas piezas antológicas....Te digo que me van a sonar todas nuevas porque por entonces yo solo era un chiquejo con chupa...je, je. Como decía aquel "¡Cuantas cosas habemos visto y cuantas cosas hemos vivido!"
    Un abrazote y hasta la tarde.

    ResponElimina
  4. El listado, Manuel, es impresionante pero no exhaustivo: esa década desde el 65 al 75 alberga verdaderos tesoros musicales con una densidad apabullante y una calidad media que, por desgracia, no se ha vuelto a repetir.

    Comprendo que quien no haya conocido esa época se deslumbre con según qué, pero el desconocimiento no es excusa para dar por excelente lo mediocre.

    Tampoco es que tenga nula devoción por la música actual, porque hay verdaderas joyas: la Winehouse, por ejemplo, es una artistaza enorme que acabará mal por culpa de sus vicios, que no controla. Varios de los que aparecen en la selección le daban al LSD y todavía están dando conciertos... lo que demuestra que no han tenido dignos sucesores.

    Siempre he tenido en mente el rechazo de mis mayores a la música que yo disfrutaba y, aunque puedo estar en el mismo caso (que no creo) estarás conmigo en que, a la vista de un cuadro tan homogéneo de calidad y amplio de estilos, hace muchos años que no aparece ninguna novedad que signifique ni una ruptura ni un avance musical, como sí lo fueron con sus precedentes esa pléyade de la que forman esos pocos que he enlazado.

    Un abrazo.

    ResponElimina
  5. La edad, Alfredo, puede ser una ventaja o una excusa, según convenga... :-)

    Está claro que los de tu generación han disfrutado con los sobrevivientes de esa época dorada, no en vano siguen llenando estadios, pasado tanto tiempo, y se ve en ellos público joven.

    Es cierto el paralelismo con el cine y casi me atreviría a decir con la cultura llamémosle popular; a veces tengo la sensación que el público traga lo que le echen sin rechistar, fruto de una mercadotecnia imparable y fagocitadora: si no sales en la tele, no eres nada.

    Paradigmático es el caso de Johnny Winter, excepcional guitarrista aun hoy, del que se oye hablar bien poco.

    Saludos.

    ResponElimina
  6. Así me gusta, Antonio: que controles bien controladas las obras públicas en tu pueblo.

    Porque eso es lo que hacen los jubilatas, ¿no?

    (¡Uy lo que he dicho!)

    Cuando te sientes a escuchar, ponte una copita de ron y una caja de kleenex al lado... :-)

    Un abrazo y que lo disfrutes.

    ResponElimina
  7. Eres un cabroncete que no se merece el más mínimo perdón. Además difamas mi buen nombre y mi fama de hombre honrado y trabajador. Te estás buscando un castigo ejemplarizador...pero como soy más bueno que el pan te voy a perdonar y a escuchar todas tus canciones que son mucho más agradables que tus calumnias tecleras.
    Ale, para que rechines los dientes. Este sábado pasado fuimos a nuestro coliseo del Perez Galdós para ver la ópera de Gershwin "Porgy and Bess". Una verdadera delicia para todos los sentidos. Un montaje excepcional e interpretes de primera categoría. Tanto el "Oh, I got plenty" o el "Summertime" nos emocionaron a tope. Este viernes quería ir (alone) a ver la "Salomé" de Strauss, pero se tercia un compromiso, y probablemente tenga que renunciar a mi asiento.
    Como puedes comprobar la vida de "jubilata" es bastante dura.
    Un abrazote.

    ResponElimina
  8. Creo que lo mejor es ser abierto de miras, en la musica como en todo.. epocas, estilos... hay maravillas de la creatividad por todos lados.

    ResponElimina
  9. Teniendo en cuenta que hoy ha sido mi primer día de trabajo despues de mis vacaciones venir aquí a escuchar la explicación que nos debes es un oasis.

    Una abraçada

    ResponElimina
  10. No poco de lo que has puesto, querido Josep, tiene para mí su lugar, recuerdo y emociones preferentes e, incluso, decisivas.

    Un abrazo.

    ResponElimina
  11. Ya sabía yo, Antonio, que me metía en un berenjenal, pero no esperaba tamaña venganza: Así que disfrutaste de esa estupenda ópera y en vez de avisarme con tiempo e invitarme, me lo restriegas por toelmorro.

    Tenga Vd. amigos para eso....

    Lo que no acabo de entender es eso que el viernes tienes plan "alone" para ver Salomé, pero lo vas a dejar porque tienes "un compromiso" cabe que suponer más placentero:¿Ya lo sabe Lola, todo este tinglado que te has montado?

    ¿Acaso tu jefa ha vuelto a largarse y estás haciendo honor a tu apellido?

    Cuando digo que eres un jubilata muy espabilado...

    ¡Lola! la llantina del "nene" se debe a la música, no te preocupes... :-)

    Un abrazo.

    ResponElimina
  12. Me parece bien ser abierto de miras, pero en lo que toca a la creatividad, creo que no está en su mejor momento, porque no veo mucha originalidad en casi nada, salvo honrosas y escasas excepciones.

    Saludos.

    ResponElimina
  13. Me alegro mucho, Alma, que al término de tu primer día de curro hayas podido relajarte con esa música tan especial para mí.

    Una abraçada.

    ResponElimina
  14. Supongo, Susy, que somos muchos los que podríamos datar emociones con esas canciones, sí. O unos cuantos, por lo menos.

    Besos.

    ResponElimina
  15. Alberto Q.
    www.lacoctelera.com/traslaspuertas

    Yo no sé si soy joven o viejo (del 77) pero me siento muy joven por dentro y conozco bastantes de los temas que has enumerado.

    BEATLES siempre serán clásicos. Y el temazo de SIMON AND GARFUNKEL nunca pasará de moda.

    Saludos Josep!

    ResponElimina
  16. Tienes la clave, Alberto: lo importante es sentirse joven en el interior y seguir disfrutando -en este caso de la música- como si los años no pasaran.

    Saludos.

    ResponElimina

Los comentarios son lo mejor del blog. ¡Gracias de antemano por tu colaboración!
(Comentarios publicitarios son borrados sin dudarlo.)

Print Friendly and PDF
Related Posts with Thumbnails
Aunque el artículo sea antiguo, puedes dejar tu opinión: se reciben y se leen todas.