Carregant el Bloc...

dimecres, 28 d’abril de 2010

El negro




Estamos todos viviendo una época en la que las apariencias priman muy por encima de cualquier otra consideración: no me referiré a cuestiones tan banales como la inmerecida popularidad de ciertos personajillos en los medios de comunicación, pero me gustaría llamar la atención en una frase, mejor dicho un eufemismo, que desde hace unos años y proveniente de culturas foráneas se ha venido imponiendo.

Se trata del concepto de "lo políticamente correcto" y su némesis, es decir, "lo políticamente incorrecto", bajo el que en demasiadas ocasiones gentes de relumbrón en los medios de comunicación pervierten el lenguaje en aras de una comodidad farisaica que rodea la verdad intentando dulcificar la palabra cuando ésta, por sí misma, tan sólo es un útil que a lo largo de muchos siglos nos hemos dado para entendernos mejor.

Además, ese concepto acuñado allende los mares, ese uso de "lo políticamente incorrecto" otorga en según qué casos un marchamo de veracidad, de atrevimiento, buscando epatar al respetable ciudadano que, huérfano en demasiadas ocasiones de elementos de juicio previos, cae irremediablemente en el asombro crédulo y boquiabierto ante una inesperada, arrojada e inverosímil afirmación, dotada intencionalmente de esa "incorrección" para conquistar su aprecio.

Tal como yo lo veo, una vez más los encargados de buscar traducciones a los títulos de películas anglosajonas han conseguido hacer el más espantoso de los ridículos cuand
o, desoyendo los buenos consejos de la Real Academia de la Lengua, han desechado el uso de la palabra "negro" que, como puede verse aquí (apartado 17) goza de un significado muy acorde a la intención del último trabajo de Roman Polanski, titulado en inglés como The Ghost Writer y que los energúmenos de turno han rebautizado simplemente como El Escritor dando muestra una vez más de su inopia cultural y timorato carácter.

Porque la última película de Polanski se centra en los avatares que sufre la tranquila vida de un negro: un negro literario, un escritor a sueldo que guardando su anonimato percibe una buena suma para reescribir unas memorias autobiográficas de un ilustre personaje, político a la sazón, y para más inri ex Primer Ministro de la Gran Bretaña.

Con mucho cuidado, eso sí, porque viene a sustituir a otro como él que al parecer falleció en extrañas circunstancias.

Y hasta aquí dejaré la sinopsis de la trama pues nos hallamos ante una película que mezcla el género de suspense con el de thriller político tirando el anzuelo mil veces visto de las teorías conspiranoicas.

El guión escrito por el propio Polanski se basa en un libro de cierto éxito escrito por Robert Harris que lo adapta a la pantalla en una primera fase, consiguiendo al parecer -no he leído la novela- ser bastante fiel al original.

Quizá ahí esté el mayor defecto de una película que el maestro Polanski rueda demostrando, por si hiciera falta, que domina el lenguaje cinematográfico: guardando para el final todos los títulos de crédito, inicia la película con una escena sin palabras en la que el uso de la elipsis sónica favorece la llamada de atención del espectador halagado porque nota de inmediato que el director solicita su participación más allá de sus ojos, repicando en la puerta abotargada de su cerebro acostumbrado últimamente a espectáculos visuales sin más.

Polanski mueve la cámara con su acostumbrada elegancia y eficacia y se nota su mano especialmente en lo que conocemos como guión técnico, ya que la planificación tiene la acostumbrada fuerza y sabe mantener el ritmo dosificando las escenas de interiores en una casa fortaleza dotada de grandísimos ventanales, una jaula de oro minimalista, con algunas pocas y ajustadas escenas de acción rodadas manteniendo en vilo la atención del espectador con toda naturalidad sin que los efectos especiales brillen por su presencia.

Una casa aislada en el lujoso y tranquilo conjunto residencial de Martha's Vineyard es donde se ha retirado momentáneamente Adam Lang (Pierce Brosnan) con su séquito dirigido por su eficiente secretaria Amelia Bly (Kim Cattrall) y su esposa Ruth (Olivia Williams) y ahí es donde trabajará, codo con codo y repasando un extenso manuscrito, el joven escribidor (Ewan McGregor) cuyo nombre, apenas mencionado en tres ocasiones, ni siquiera consigue recordar el biografiado que se dirige a él como "tío" incrementando así el ninguneo en el trato a ese ser anónimo que se erige en protagonista muy a pesar suyo.

La trama ideada por Harris parece tan sólo una ocasión para Polanski de pasar factura por sus problemas personales en los que la extradición tiene un lugar preeminente, pero si hemos de hacer caso a McGregor, ello ha sido casual, pues Polanski estaba decidido a rodar una película basada en otra novela de Harris, relativa a los tiempos de la ciudad romana de Pompeya y no hallando recursos necesarios, se decidió por la última.

Como sea, la historia es un tanto endeble aunque permite a Polanski hacer un nuevo ejercicio de suspense en el que los anzuelos van provistos de rico cebo y el espectador se va enganchando a uno tras otro sin sentirse engañado pues los minutos pasan rápidos y las más de dos horas de metraje no pesan en absoluto: la prueba del "culo inquieto" se supera con facilidad gracias a que todos los elementos que configuran la película son tratados más que correctamente por Polanski al servicio de un entretenimiento inusual en las pantallas actuales: todo el elenco funciona a la perfección y el zorro de Polanski sabe acompañarse de algunos secundarios que son un lujo, algunos casi tan breves que podrían considerarse como lo que conocemos como "cameos" pero que ayuda no poco a que todo se desarrolle; el tratamiento cinematográfico más puro, la fotografía, está servida de nuevo por Pawel Edelman que ilumina con realismo interiores claustrofóbicos y exteriores grises en una pantalla panorámica (a 2.35:1) que abarca toda la acción con claridad y los estupendos planos debidos a la excelente colocación de la cámara son montados con gran sentido del ritmo por Hervé de Luze sin caer en prisas acumulativas, al ritmo de la composición musical de Alexandre Desplat que tiene aires de Bernard Herrman, lo que acaba de completar una semblanza entre los clásicos de Hitchcock con esta película que versa principalmente sobre un personaje anónimo que se ve envuelto en una trama en la que nadie se comporta como debería, una historia que acaba de forma muy cinematográfica como una pescadilla que se muerde la cola, de nuevo reclamando el guiño cómplice del espectador.

No puedo menos que dejar como resumen definitorio la transcripción más o menos literal de la frase que una espectadora le decía a otra a la salida de la sala de "mi cine":

"Por fin hemos visto una películita interesante, porque llevamos una racha que ya, ya..."





25 comentaris :

  1. Pues sí, compa Josep, ya era hora, aleluya; me alegro, que bien te lo mereces. Y me apunto la referencia, que no la he visto, y no por falta de ganas, sino por los "factores habituales"; Polanski, en todo caso, siempre es una garantía, un hombre bastante fiable en materia cinematográfica. Sobre lo del título, en fin...

    Un fuerte abrazo y buen día.

    ResponElimina
  2. Pues le tenía -le tengo- muchas ganas; ahora ya no sé... Me agarraré al clavo de las formas para obligarme a verla y luego supongo que terminaré echando pestes del fondo...
    Saludos.

    ResponElimina
  3. La reseña es de lo más interesante, Josep. ya sabes que me encanta cuando das/dáis los que sabéis, esas pinceladas técnicas que la dotan, no sólo de credibilidad, sino también de talento.
    Lo que no sé muy bien es si te ha gustado o no la película. Te me apareces tibio, como queriendo decir y no decir, como si no te atrevieras a admitir tu beneplácito, o, por el ocntrario, como si te doliera hacer leña de alguien a quien admiras.

    ResponElimina
  4. Me ha llamado la atención el ultimo párrafo de Raul, y estoy de acuerdo con él. Yo pienso que sí que te ha gustado, pero te resistes a reconocerlo al cien por cien.

    Pero hay que puntualizar. Si nos atenemos a la crítica justa entonces te digo que sí, que hay puntos endebles en la trama y que a la mitad del metraje intuímos que hay un topo suelto en la fortaleza.

    Tanto a Lola como a mí no llegó a sorprendernos el desenlace previo al final.

    Dicho ésto tengo que decir que la peli me pareció muy buena, y superior a los últimos trabajos del maestro, sí, llamémoslo maestro, Polanski. Estoy seguro de que si nos recuerda al maestro inglés, es porque obviamente todo buen director tiene que leer de sus extraordinarios predecesores, llámense Vidor, Hitchkoc, Ford o Bergman...por poner unos ejemplos.

    El comentario de esa espectadora es muy elocuente. Lola y yo comentamos algo parecido.
    Un abrazote

    ResponElimina
  5. Lo del título, Manuel, está en la línea si recordamos otras películas de Polanski, que parece la "bicha negra" de esos infames que alcanzaron el cénit, años ha, con Rosemary's Baby...

    Ya tocaba ver una películita que no diera grima: aunque no sea para tirar cohetes, por lo menos resulta entretenida y uno no tiene la sensación que le han birlado los cuartos.

    Un abrazo.

    ResponElimina
  6. No te fijes demasiado en el fondo, Alfredo, porque es lo peor: en su superficie está lo creíble y en su forma lo más espléndido al comprobar que, contra lo que parece últimamente, hay formas de hacer cine elegantes y efectivas contando con la inteligencia del espectador.

    Saludos.

    ResponElimina
  7. No me digas, Raúl, que a estas alturas, todavía te puede parecer críptica una reseñita mía: está claro que cuando no me gusta una película va directamente a la sección "no m'ha agradat" y cuando me entusiasma va directamente a "imperdible" y, aparte obras maestras, el resto digamos que merece un aprobado -por referenciarme numéricamente, cosa que odio al ser de Letras- que oscila entre el 5 y el 6.

    Como me doy cuenta que sigo sin pronunciarme, amigo mío, te diré sin ambages que le daría un seis.

    Aunque déjame decirte que el último párrafo pensé que bastaría para dejarlo todo muy claro: una "películita" (adjetivación muy apropiada) que sobresale del marasmo usual de este siglo que vivimos.

    ;-)

    Saludos.

    ResponElimina
  8. Ya habrás leído, Antonio, lo que le digo a Raúl: me ha gustado lo suficiente como para reseñarla y recomendarla, pese a que el guión toca elementos demasiado vistos buscando una adjetivación de "políticamente incorrecta" que le de un marchamo que no tiene.

    Y está claro que Polanski es un maestro que sabe lo que tiene entre manos y sabe contar una historia con un lenguaje cinematográfico superior a muchos otros de la actualidad.

    El mimo con que cuida los detalles, la planificación y la forma de presentar a esos secundarios estupendos que roban la escena tiene un aire de clasicismo innegable.

    El comentario de la espectadora, al oírlo, me pareció pronunciado por mí mismo...

    Un abrazo.

    ResponElimina
  9. Pues no la he visto. Es una de las que tengo ganas, pero no sé si va a ser posible.
    Totalmente de acuerdo en el título."El negro" era más adecuado... y si no, pues ya puestos ser "fiel" al título y traducirlo El escritor fantasma, pero no El escritor.
    Y sí, al igual que comenta Anro, lo que dijo la espectadora (si no es fruto de tu mal oído o tu imaginativo estilo literario) es significativo.
    Un abrazo.

    ResponElimina
  10. Josep, aquesta la tinc apuntada.... Vaig anar a veure l'alicia en 3d.... ejem... QUINA MERDA DE PELIIIIIIIIIIIIIIII ....

    T'ho havia de dir, snif, llàstima de 30€.... En fi, tocava i ja està :(

    Petons per a tu!!!

    ResponElimina
  11. A mi me gustó, asi sin peros. Me imaginé por donde iban los tiros pero eso no le resta interés a la historia y cómo nos la cuenta Polanski. Los actores éstan bien y esa casa que parece un cubo en un lugar un poco hinóspito ayudan a entender lo que está pasando. Sentí frio. Y lo del negro ( o escritor fantasma ) está a la orden del dia, como siempre ha sido por otro lado.
    Yo le daria más bien un 7 y medio.
    Un besito :-))

    ResponElimina
  12. Yo voy a verla seguro, y esta vez porque me gusta la historia.

    Cada vez estoy más convencida de la existencia de negros. Lo estoy comprobando en mucha gente de la que escribe en internet y en escritores de bastante renombre, por decir algo.

    Me parece que has retratado la película muy bien y cuando la vea le daré mí puntuación también.

    Un beso, Josep

    ResponElimina
  13. Respecto al título, David, el más correcto es El negro, ya que ghost writer tiene el mismo significado y creo que a la hora de traducir hay que cuidar tabién las frases hechas, porque hay cada ejemplo de traducción literal que da escalofríos...

    Te diría que mejor verla en el cine, a ser posible, sobre todo por su amplia fotografía y más en cine de los de verdad con pantalla ancha, si es que tienes alguno a mano... porque igual cuando salga en dvd le cambian el formato y la pifian, que no sería la primera ocasión...

    La frase es auténtica y ajustada a la realidad: de no haberla oído, igual la hubiera escrito como conclusión propia.

    Y me tomo lo de "imaginativo estilo literario" como un piropo:
    ¡Camarero, póngale al tipo del sombrero raro un txacolí y unas gambitas, oiga!

    ;-)

    Un abrazo.

    ResponElimina
  14. Ben apuntada, Cris: procura que el cinema tingui pantalla gran, que val la pena.

    De lo altre.... que vols que et digui... ;-)

    Petons.

    ResponElimina
  15. Supongo, Abril, que cada cual halla elementos más a su gusto; desde luego, el aspecto visual y cinematográfico sobresale de lo habitual en estos días y los secundarios son de lujo: a mí Ewan me pareció un poco demasiado "blando" y las mujeres muy poco "enérgicas"...

    Besos.

    ResponElimina
  16. Reitero la recomendación, Blanca: hay que verla en pantalla grande.

    Lo de los negros en internet ¿no lo dirás por mí, verdad? jajaja.

    Es cierto que en muchas ocasiones da la sensación que algunos tienen los días de cuarenta y ocho horas y el negro es una buena explicación, sí...

    Espero tu parecer una vez vista.

    Besos.

    ResponElimina
  17. Casualidad, o no tanta, vengo de otro blog que hablaba de la misma película y sin que sirva de precedente bastante coincidente, al menos en lo principal.

    Yo lo resumiría en un: me lo pasé bien.

    Una abraçada

    ResponElimina
  18. Supongo, Alma, que la casualidad se deberá a que buscas en la red informaciones veraces, jajajaja...

    Desde luego, es un buen entretenimiento: ya digo que pasó bien la prueba del "culo inquieto" y eso no suele fallar...

    Una abraçada.

    ResponElimina
  19. "Por fin hemos visto una películita interesante, porque llevamos una racha que ya, ya..."

    Este comentario, más o menos de cuánto tiempo estamos hablando.

    A mí me gusta mucho el cine actual, aunque le parezca raro a más de uno y de una.

    En el 2009, y 3 meses del 2010, tuve el placer, de ver películas maravillosas. Obras maestras algunas para mí:
    El secreto de sus ojos me pareció impecable. Guión, Director, Actores, Fotografia con unas tomas de un estadio de fútbol impresionantes. Unos diálogos dramáticos mezclados con un gran sentido del humor. Nada que objetarla. Un 8,50 0 9.
    No pondré muchas, no me gusta aburrir tampoco.
    La cinta blanca de Haneke. En mi blog pude poner algunas sensaciones que me provocó la peli. Nada de música. Una fotografia que como predije ganó un Oscar. En Blanco y Negro. No creo que tuviera nada que envidiar a otras de años anteriores, 1940,50..y un guión que fué de lo mejor, junto con lo dicho antes.
    Hace nada, por cierto pude ver también, todas en pantalla grande, como me gusta a mí el cine. The Road. Sobre un libro maravilloso, difícil se consiguió transportar la desolación de un padre por salvar a su hijo, en una destrucción total del mundo.

    Por favor, no me tache de abusona. Me gustaría comentar dos de las últimas que ví, bueno 3.
    La elegancia del Erizo, una delicia total.

    Los 15 minutos finales de una película que nadie daba por ella, Precious, son de lo mejor que he visto en mucho tiempo en el cine. Espeluznate, conmovedor, aquí me quedo sin palabras, la historia, todo. El cine como en la vida real, y muy dura.

    Se me olvidó citar a Aguirresarobe en The Road. Sólo por eso merecía la pena, pero había de todo.
    The Hurt Locker, la ganadora del Oscar este año. Fantástica en todo su desarrollo, 2 horas de adrenalina, un rodaje muy difícil, para mí sin comentarios.

    Ágora, de ésta no seria muy imparcial porque viví el rodaje en Malta y me quedé alucinada con Amenábar, del cual no era fan hasta que no le ví rodar.Y, a lo mejor, ya has escrito algo sobre ella y yo no he visto, me gustaría mucho saber tu opinión.

    Creo que me he pasado 3 pueblos.

    Sorry, si he molestado digamel. Por favor.

    Besos

    ResponElimina
  20. Bueno, Blanca, me encanta que te hayas despachado tan largamente.

    El comentario final, que hago mío, se refiere a unos meses atrás.

    Para saber a qué películas se refería la espectadora, supongo que te valdrá acudir a la etiqueta "no m'ha agradat" donde verás los truños que en "mi cine" se han podido ver últimamente.

    Para más información, también puedes visitar el Índice, que acabo de actualizar a la fecha.

    A mí me gusta el buen cine -o por lo menos lo que yo entiendo por bueno- con independencia del año del rodaje, pero resulta que en el siglo que vivimos la calidad está bastante de baja.

    Puedes ver en el lateral que, salvo error u omisión, he comentado 101 películas del siglo XXI de las cuales 35 me han parecido malas, incluyendo Ágora, que ya comenté en su estreno.

    De las que citas, actuales, sólo he visto The Road y si no la he comentado es porque pretendo hacer lo que hice con No es país para viejos en su día, y me está faltando tiempo para leer la novela que compré hace ya casi dos años.

    Las otras no han sido exhibidas en "mi cine" y espero a que salga el dvd para verlas; alguna estaba programada y ha caído de la cartelera sin otra explicación que son cosas de la distribuidora...

    No te has pasado, Blanca: éste es un lugar de libre expresión y no un gueto de adoctrinamiento: cada cual tiene sus gustos y puede estar o no de acuerdo con los míos, que no van a alterarse, por otra parte, para complacer a nadie.

    Lo contrario sería muy aburrido...

    Besos.

    ResponElimina
  21. A mi em va encantar aquesta pel·lícula. És difícil en aquesta época de vaques flaques i, per qué no dir-ho, de pel·lis roïnes, passar dues hores al cinema totalment atrapada per la pantalla. I Polanski, amb mi, ho va aconseguir. Enhorabona pel bloc!!

    Per cert, com que veig que saps tant de cinema, has escoltat alguna cosa d'aquesta pel·lícula, Estació de l'oblit, quan s'estrena o algo?? Et deixo el link del trailer!

    http://www.youtube.com/watch?v=iQO2ifVa3M8

    Es que pinta molt bé i m'agradaria anar al cinema a veure-la! Mil gràcies!

    ResponElimina
  22. Benvingut, totcadaques: aquesta pel·lícula es una illa al desert que ens ofereixen normalment als cinemes avui, tot i que no sigui més que un bon entretenimen.

    Pel que fa a Estació de l'oblit, he vist que es va preentar al Festival de Cine de Valladolid fa temps, però no sembla que hagi estat estrenada als circuits comercials: això ho pots veure a IMDB.

    I no soc pas entès en cinema, jo: només explico -o provo de fer-ho- el que sento quan veig una pel·lícula.

    Salutacions.

    ResponElimina
  23. Pues me gustó mucho cuando la vi por fin. Y leyendo tus comentarios veo que le darías un 6. Yo tiraría más alto. Un 7'5.
    Saludo.

    ResponElimina
  24. Aciertas con la nota que le daría, David, llegado el caso; creo que eres benevolente en demasía, porque no me considero cicatero...

    Un abrazo.

    ResponElimina
  25. Ja,ja... A ver. La peli estuvo bien, me mantuvo enganchado, me gustó la historia, los intérpretes también bien...¿para qué voy a andar recortándole puntos?
    Un abrazo.

    ResponElimina

Los comentarios son lo mejor del blog. ¡Gracias de antemano por tu colaboración!
(Comentarios publicitarios son borrados sin dudarlo.)

Print Friendly and PDF
Related Posts with Thumbnails
Aunque el artículo sea antiguo, puedes dejar tu opinión: se reciben y se leen todas.