Carregant el Bloc...

dilluns, 6 de juny de 2011

X-Men Primera Generación




Este viernes pasado tuve la oportunidad de confirmar mis extrañas teorías adivinatorias que me permiten anticipar el estado de ánimo al salir de la sala de "mi cine" en algunas ocasiones y siempre me quedo -escéptico al fin y al cabo- con la duda relativa a la mala influencia que una imaginación desacertada puede significar en la supuestamente quieta labor de aquilatar muy subjetivamente como cabe esperar la mal llamada obra artística de un tipo al que no conozco de nada.

Porque salvo grave error de memoria hasta hace unas horas no había enfrentado jamás una película dirigida por Matthew Vaughn y acabo de apuntarme su nombre en esa libretita tan maja que tengo con las tapas negras.

Su última -y cuarta- película se denomina X-Men: First Class aunque a mí me la presentaron como X-Men: Primera Generación en riguroso multiestreno nacional lo que ya de por sí me colocó la mosca detrás de la oreja.

Antes que salga nadie a llamarme con epítetos degradantes he de asegurar que alguno de los motivos de acercarme -y entrar- a la sala de exhibición de "mi cine" fue la curiosidad, los días que no iba y el hecho que he visto todas las películas de esa saga proveniente de los tebeos, tanto como la esperanza que se tratara de un producto de entretenimiento digno.

El amigo Vaughn ayudado por unos cuantos amiguetes se ocupa del guión y ahí reside el origen de todas las castañas que luego nos irán ofreciendo una tras otra.

Ya va siendo una costumbre aceptada que la industria estadounidense se vuelca en productos destinados a espectadores cada vez más jóvenes y lamentablemente lo hace aprovechando las carencias culturales de esa masa engullidora de palomitas para presentar retazos de su propia historia de forma alterada mediante la inyección de moralina edulcorante disfrazada de invenciones fantásticas en las que héroes imaginarios provenientes de tebeos de cualquier calidad toman parte decisiva en el desarrollo de hechos que deberían contrastarse en las bibliotecas públicas más a menudo.

Ya sé que la pretensión de conciliar entretenimiento y cultura es tarea difícil pero lo que no se puede admitir es que ante la incapacidad de respetar la historia ésta sea reinventada de forma chapucera como si no hubiera otra posibilidad de pergeñar un guión con aventuras fantásticas sin necesidad de apoyo historicista alguno.

Da la sensación que Vaughn, incapaz de rodar un producto que respete su propia lógica interna se ha abocado a referencias históricas para obtener una pátina de respetabilidad que hubiese obtenido si su película hubiera sido divertida por sí misma sin necesidad de imitar a Watchmen ni rendir pálido homenaje (en realidad desastrosa imitación) a Doce del patíbulo, es decir, si se hubiera dedicado a explotar el imaginario que acompaña a todos esos personajes extraordinarios, mutantes dotados de las más extrañas características, poderes o cualidades, llámenles ustedes como les plazca, que van compareciendo e incorporándose al elenco conforme avanza el metraje gravemente lastrado por un guión deslavazado y una dirección carente del ritmo necesario para otorgar brío a la función.

Pero resulta que el amiguete Vaughn se pierde en un marasmo de ideas propias y ajenas y por momentos uno se queda con la sensación que a una escena igual podría haber seguido otra diferente de la que ve y ello no es muestra de innovación y sorpresa sino falta de lógica en el guión y la planificación de secuencias, buscando una originalidad que se les escapa como arena entre los dedos quedando la mano sucia de polvo.

Esta moda de basar el cine comercial en los tebeos que hace décadas se venden con cierto éxito me parece que ya ha agotado todas sus posibilidades de permanecer digamos que en el nivel de sala de cine y le correspondería la producción directa a soporte multimedia y quizás el pase por un canal temático de corte infantil de una televisión que debería ser controlada por adultos porque la estupidez de la presentación de la historia real debe ser combatida de forma eficaz: el problema del armamento nuclear, joven amigo, jamás residió en las ideas locas de un mutante: para invenciones al respecto, mejor acudir a Kubrick.

No soy conocedor de los tebeos de los X-Men: si acaso hace años puede que leyera alguno, pero ni me acuerdo: seguramente, acudir a algunos de aquellos guiones añejos y trasladar su imaginería gráfica en blanco y negro al rutilante color digitalizado de la pantalla actual hubiera dado un resultado más placentero y divertido y se hubieran ahorrado los sueldos de tanto guionista y Vaughn no hubiera tenido que extenderse hasta poco más de dos horas para contar la precuela de lo que pretenden convertir en una saga a la que desde ahora mismo proclamo mi renuncia.

Tráiler





20 comentaris :

  1. De veras que me he asustado al ver esto aquí, más que nada por si acaso resultaba que la ponías bien... Me alegra comprobar que esta película es todavía una mierda mayor de lo que esperaba.
    Un abrazo.

    ResponElimina
  2. Olía mal, Josep, olía mal y, tras leerte, queda al descubierto el motivo de tanta peste.

    Raúl.

    ResponElimina
  3. Pues no sé. No la he visto (aunque igual voy a verla hoy, pero no sé, no me muero de ganas)... Pero disiento de Alfredo y Raúl. Vamos, que yo no me alegraré de que la peli sea una mierda mayor de la que esperaba. En todo caso me sentará mal porque lo que quiero cuando voy al cine es pasarlo bien. Si es una tontería y me entretiene (como hizo la segunda; la tercera ni la he visto), pues ni tan mal.
    Dicho lo cual... Ayer comentaba con un amigo (al que le gustó la peli, pero que me recomendó que fuera a verlo no esperando más que un divertimento) que probablemente el guionista o guionistas, que habían saqueado las ideas más originales de los tebeos, habría cobrado más por esta peli que todo lo que había ganado Chris Claremont (el guionista que dio éxito a los personajes en los tebeos) en toda su vida. Sí. Mi amigo y yo somos aficionados a los tebeos y aunque ya no seguimos a los personajes, los conocimos de críos. En fin...si la veo, ya os comentaré.
    Un saludo a todos.

    ResponElimina
  4. Ahora es el momento de decidir si hacemos caso al experto. Esperamos, la vemos en casita, ¿nos la tragamos y regalamos el dinero?

    Ya me has llenado de dudas. Mejor no la veo :P

    Besos!!

    ResponElimina
  5. Amigo Josep, el cine desde que se inventó fue espectáculo de barraca para divertimento...cuando éramos niños las películas de John Ford, eran pelis de indios y vaqueros. Hoy las pelis de superhéroes son diversión y punto. No hay que darle muchas vueltas al asunto.
    Creo y ya lo he dejado dicho muchas veces que la gran mayoría del cine actual ha degenerado y que es muy difícil ver una buena peli en los cines de las grandes superficies, pero...pero eso no quiere decir que muchos de nosotros veamos el asunto desde un prisma un tanto inquisitorial.
    Estoy en la línea de David. A mí suelen gustarme esta clase de pelis en las que únicamente busco la puesta en imágenes de tebeos con los que gocé en mi niñez. Si quiero ver otra clase de cine tiro de mi videoteca y todos tan felices.
    No voy a discutir sobre esta peli en concreto, porque no la he visto, pero sí me han gustado otras de los X Men, Superman, Spiderman o cualquier superhéroe, porque ya te digo que me retrotraen a momentos felices del cómic.
    Creo que es un mal asunto criticar estas películas de un modo tan tremendo. En ocasiones he visto verdaderos coñazos en autores consagrados y tendemos a ser benignos con ellos.
    Yo creo que la mejor postura ante algo que no nos gusta es dejarlo ir sencillamente. Obviamente tu química con los tebeos y sus adaptaciones cinematográficas no es buena, amigo Josep, así que te perdono la rabieta y cuando la vea te diré si me gusta o no. Si no me gusta te permiteré que me mandes un cachete virtual, de lo contrario te lo mandaré yo.
    Un abrazote.

    ResponElimina
  6. Una amiga me ha dicho que le ha gustado porque además esperaba poco de ella y finalmente se lo pasó bien. Estoy con Antonio, lo siento pero creo que hay que o pasar o simplemente tomarlo como lo que es, un entretenimiento. A mi me gustaron las de Superman y ahora cuando las veo me digo ¡ si son malisimas ! Pero ¿ y la emoción de ver al superhéroe de los tebeos o comic en el cine ? ¿ y la música que te pone los pelos como escarpias ..? ¿ Será que eramos más inocentes antes y ahora
    no pasamos "ni una" ?
    No he visto xmen pero si finalmente lo hago
    ( POR MI AMIGA) ya te diré.

    Besos. Milady

    ResponElimina
  7. Te la puedes ahorrar, Alfredo, salvo que te falte alguna para tu Tienda... pero conste que estás advertido...

    Un abrazo.

    ResponElimina
  8. Y eso, Raúl, que no me he detenido en el apartado interpretativo: imagínate que el telépata Xavier, cada vez que actúa, se tiene que poner un dedito en la sien para que todos sepamos que está usando su privilegiado cerebro... inenarrable...

    Un abrazo.

    ResponElimina
  9. Creo, David, que para un experto en tebeos todavía debe resultar peor.

    No tiene por donde cogerla, de veras, y ni siquiera resulta divertida.

    En fin: allá tú: cuando la hayas visto, ya dirás. Igual aportas alguna sensación que no he sido capaz de advertir, pero me temo que te dormirás.

    Un abrazo.

    ResponElimina
  10. No soy experto en nada, Blanca, pero yo, de tí, esperaba a verla en casita...

    Besos.

    ResponElimina
  11. Tienes razón, Antonio: el cine empezó como atracción de barraca y al poco se convirtió en un arte. De pequeños, es decir, de críos, sin bagaje cultural, las películas de Ford son de vaqueros e indios. De adultos, son otra cosa.

    Esta película de críos puede resultar divertida, pero de adultos es un producto simple y anodino.

    Lo malo de esta película es que no cumple ni siquiera para críos: seguro que los tebeos son mucho más lógicos dentro de sus especiales premisas. Y es aburrida, además.

    Y ver a Kevin Bacon produce vergüenza ajena.

    Un abrazo.

    ResponElimina
  12. Las de Supermán, Milady, son bastante diferentes unas de otras: en la primera la lógica interna del personaje se mantiene muy bien. En la última, como ya dije, lo mejor son las coreografías y lo peor el niñato repelente.

    Los X-Men son superhéroes mutantes y en esta película parecen una pandilla de adolescentes y poco más, pero se pierde la oportunidad, por ejemplo, de mostrar los problemas de inserción en la sociedad del distinto, pese a que lo apuntan pero de forma digamos que lamentable.

    Cuando vayas a verla, que tu amiga te invite luego a chocolatito, para resarcirte... ;-)

    Besos.

    ResponElimina
  13. Buenoooo... supongo que ya tocaba una de las que te gusta "destrozar" para ésta sección ;-P
    ¿ Sabes que me viene ocurriendo..? Cada vez que te ensañas con tanta vehemencia con una peli me entran unas ganas locas de verla..¿ tú porqué crees que será..? jijiji :-D
    ¡ Ála, buenas noches Dr. Mabuse !

    P.D. Además lo del chocolatito es una gran idea..

    ResponElimina
  14. Este lunes no la vi. Si voy, paso por aquí y comento.
    Lo de los tebeos. No sé... De crío me hubiera muerto por ver todas las adaptaciones que se hacen estos últimos años de los personajes que leía de niño...Pero no sé... desde entonces me he dejado tantas por ver. En esta peli me parece que serán más las ganas o cómo vaya que la peli en sí (también pasa en otras, pero las buenas "resucitan" con un segundo visionado). Lo dicho. Si la veo, ya te diré.
    Un saludo.

    ResponElimina
  15. Hola Josep. no conozco nada de este tipo de cine y ahora después de leerte desde luego esta película no será imprescindible para mí.
    He estado una semana larga de vacaciones más que necesarias y por ello no he disfrutado con tu blog.
    un beso

    ResponElimina
  16. Pues soy de los que he visto las pelis de x-men pero no recuerdo los tebeos, si es que alguna vez leí alguno. Y las he visto por puro entretenimiento, nada más, aunque disfruté la primera más que las otras. Cuando terminé la tercera dije me planto, y creo que así lo haré.

    Estoy cansado de mutantes con la sesera un tanto hueca.

    Saludos

    ResponElimina
  17. Pues yo creo, Milady, que será por averiguar si exagero poco o nada o quizás mucho, y para ello ya sabes que deberás correr el riesgo.... aunque si de premio de consolación tienes un chocolatito, quizá valga la pena... ;-)

    Besos.

    ResponElimina
  18. Al paso que vamos, David, va a resultar imposible ver todas las adaptaciones de los tebeos, porque parecen dispuestos a adaptarlos todos... número por número...

    Un abrazo.

    ResponElimina
  19. Una semanita y pico de vacaciones, Camy, fuera de temporada, supongo es una suerte y un placer muy superior a cualquier otra distracción y por descontado si no tienes el vicio de ver este tipo de cine, ni te lo plantees...

    Besos.

    ResponElimina
  20. Es que los tebeos de la Patrulla X, amigo Gourmet, eran bastante flojos en comparación a otros coetáneos y las pesetas no abundaban, así que...

    Esta saga de películas se ha ido desinflando y esa parece ser la tónica general en este sub-sub-género así que tu decisión me parece sabia y prudente.

    Un abrazo.

    ResponElimina

Los comentarios son lo mejor del blog. ¡Gracias de antemano por tu colaboración!
(Comentarios publicitarios son borrados sin dudarlo.)

Print Friendly and PDF
Related Posts with Thumbnails
Aunque el artículo sea antiguo, puedes dejar tu opinión: se reciben y se leen todas.