Carregant el Bloc...

divendres, 10 de juliol de 2015

Me gusta que lo diga Shirley







En una entrevista realizada telefónicamente por Luis Martínez y publicada en el diario el Mundo que puede leerse en este enlace, la legendaria actriz, que puede presumir de una filmografía variada e interesante, dos de cuyos títulos, La calumnia y Dos en el balancín ya comentamos extensamente hace tiempo, suelta una frase que, viniendo de alguien que conoce como pocos las entrañas del cine por haber trabajado con grandes productores y grandísimos directores, quizá habría que tener en cuenta:



L.M.: Puede ser más explícita sobre cuánto y cómo ha cambiado Hollywood desde los 50 a ahora?

S.M.: No sé si vamos a tener tanto tiempo, pero resumiendo le diré que la única preocupación de Hollywood ahora son las franquicias y los superhéroes. ¿Cuántas películas de Spiderman, Los Vengadores o Superman se pueden hacer? Hollywood ahora es una actividad empresarial más en manos de grandes corporaciones. Han desaparecido los productores que sabían de cine y hacían películas valientes; más preocupados por el poder de la imaginación que por cuánto dinero podían ganar.


Para que luego a algunos cinéfagos nos llamen recalcitrantes.....








10 comentaris :

  1. Pues lo ha dicho, amigo Josep, alguien que sabe, y mucho, así que... Suscribo, vaya que sí suscribo. Un abrazo y buen fin de semana.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Entrando en el cine de la mano de Hitchcock, trabajar con Wyler y Wilder y soportar los líos del clan Sinatra dan un bagaje y una experiencia, amigo Manuel, que ya casi nadie puede presumir: curioso el lamento de la pérdida del denigrado sistema de las "majors" y del "star system"....
      Un abrazo.

      Elimina
  2. Mmm... Los productores de antes también estaban preocupados por el dinero. Tanto como estos. Eso no creo que haya cambiado.
    En lo de las franquicias y lo de los superhéroes estoy con ella, perooooooooooooo... seriales matinales con supertipos había desde hace mucho... Otra cosa eran los efectos y que las pelis eran menos que serie B; eran para críos... La cuestión es que si se hacen estas pelis es porque dan beneficios en taquilla. Porque el público está conforme (hasta que no lo esté, digo yo)... ¿Cuántas películas de este tipo se pueden hacer? Pues no sé. ¿Cuántos western, pelis de cine negro o musicales se hicieron en su época? La cuestión es si se puede (que sí, desde luego y se debe) hacer otro cine. El problema no está en que se hagan películas de superhéroes y franquicias...si se hacen bien, tampoco veo el problema (sí, esto ya es muy discutible). El problema es que acaparen las pantallas y que no se hagan más cosas (que se harán, pero que lo tienen difícil para atraer la atención con esos estrenos).
    Por otra parte, con los años, parece que "cualquier tiempo pasado fue mejor", y no sé... Vale, sí, me quedo con el Hollywood de ella, pero lo de las "majors" y el "star system" debió ser algo que llevó por la calle de la amargura a muchas "estrellas". Termino de leer ahora mismo las memorias de Errol Flynn... Hasta los mismísimos estaba el hombre de los papeles que le daba el estudio, del cabrón de Curtiz y de que no le dejaran demostrar que él podía ser buen actor. En fin... Esto da para un laaaaaaaaaaaargo debate... Está bien que hayas traído aquí a Shirley, y su comentario también, que para algo es personal y sabe de lo que habla.
    Un abrazo.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Efectivamente, David, el tema da para mucho: lo de los pijamas ya empieza a cansar, más que nada porque parece que hemos entrado en un círculo vicioso y viciado: el multiestreno de hoy, la precuela o lo que sea, sin haberla visto, me parece innecesaria: si lo miras bien, cierto que siempre ha habido cine de todas clases, pero antes, en la época dorada y más allá, había una cierta variedad y respeto para la inteligencia del público, quizás más exigente, y eso nos llevaría a otro debate también muuuy largo.
      Que los productores siempre han ido a ganar dinero está fuera de duda: pero por lo menos, antes, tenían el orgullo de hacer buen cine y ganar dinero con él.
      Fíjate que ahora Disney es lo más y me da que sigue haciendo películas para infantes; y de vez en cuando, la pifia de forma extraordinaria, arrojando un balance no tan exitoso como pretenden.
      En fin, que me parece bien que alguien con tanta experiencia ponga un poco las cosas sobre la mesa, más que nada para que se pueda debatir y la gente se pueda cuestionar muchas cosas.
      Un abrazo.

      Elimina
  3. No hay como alguien que está de vuelta de todo y no tiene nada que perder para decir las cosas claras. Todo se ha banalizado, no solo el cine, y muchos se dan cuenta -probablemente, no haga falta tener tanta experiencia como la actriz- lo que pasa es que no se atreven a sacar los pies del tiesto y se callan la boca como putos.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Hola, Molina de Tirso: más que callarse la boca como tales, creo que la abren para comer: desde hace tiempo la sensación que las críticas "oficiales" están algo mediatizadas por los intereses comerciales ha dejado de ser un mito conspiranoico para convertirse en una triste realidad: los críticos que loan al momento del estreno, luego rebajan cuando toca cartelera de tele y aún así exageran bondades inexistentes.
      Un abrazo.
      p.d.: ¿Te gustó o no, Paper Boy?

      Elimina
  4. A mí tambien me gusta que lo diga ella. Sabe lo que dice y por qué.. ¡qué frase la del espejo..! :)..
    .. y sobre lo de las majors ..tambien era una "cárcel" para algunos porque les obligaba a hacer películas horrorosas. Newman cuenta que compró su contrato a Jack Warner, que debía ser un terrible " grosero y tiránico, incluso para los estándares de los jefes de estudios" , por medio millón de dólares, que en los años sesenta era un pasta tremenda.
    El dinero siempre ha estado detrás de los proyectos, bien es cierto, sin él, la industria se viene abajo, algunas películas (por cierto que ahora son de culto) fueron fracasos rotundos pero.. ¡qué historias nos dejaron!
    Lo de los supehéroes ahora es lo más, llena los cines, que esa es otra. Peliculas más "pequeñas" no lo consiguen y además están dos dias. Que una película sea interesante, de las que te llegan y además haga caja pues..supongo que es lo que todos quieren o queremos, para que el cine siga ahí..que ya se lo está comiendo la pantalla pequeña ( o la multitud de ellas) las series, y la ficción televisiva viene pegando muy fuerte y con todo el merecimiento (aunque haya "resistentes"). ;).. Y sí, Disney es lo más, concretamente Pixar.
    Resumiendo..siempre nos quedará Paris.. y El Apartamento..(vale, y muchas más, David )

    Otro beso. Milady

    P.d. Por cierto, ya que lo mencionas, me he comprado "Como un torrente" en una oferta de esas de tres pelis por una ( y las otras dos, que me faltaban, "En bandeja de plata" y "Aquí un amigo" de Wilder )..ya tengo material para estas "cálidas noches post-vacacionales que es duro, muy duro..) ;P

    ResponElimina
  5. Sólo con ver tus elecciones, Milady, uno sabe que los asertos de la gran Shirley no te suenan a extravagantes, mal que hubiese -que los había- defectos en el sistema anterior: ahora los actores son más "libres" y pueden "elegir" las películas en las que trabajan..... ¡ay, que me da la risa tonta! ¿En serio? ¿Se lo contamos a Meryl Streep, para que nos responda que "de vez en cuando" o a cualquier otra actriz que roce los cuarenta?
    Cierto que Newman compró su libertad, pero acabó con castañazos para tener pasta para sus propios proyectos. Y ahora, los productores son tiburoncillos recién salidos de una escuela de negocios y de cine no tienen idea: eso ya lo afirmaba Robert Altman en el inicio de su gran película The Player (El juego de Hollywood) de ¡1992!.
    Que ahora lo confirme la gran Shirley no es más que una constatación de una realidad que muchos tratan de disimular con subterfugios pero que los verdaderamente poderosos y libres, como ella, sin nada a perder, no se callan. Esto va de mal en peor, querida, y tiene difícil arreglo.
    Eso sí: a nosotros, mientras tengamos suministro de buen cine........ :-)
    Besos.

    ResponElimina
  6. A mi me da que los productores de antes tenían una diferencia con los de ahora....y es que creían que sacarían más pasta, muchísima más pasta teniendo una buena historia, haciendo una película con un buen guión, buenos actores y realizada por un buen director....
    Claro que los había de todos los tipos, y claro que algunos trataban de repetir fórmula....pero desde luego nada que ver con lo de ahora...aunque yo no me cargo todo lo de ahora, siempre hay excepciones....un abrazo...

    ResponElimina
    Respostes
    1. Supongo, Víctor, que la diferencia también podríamos hallarla en otros sectores: el orgullo del trabajo bien hecho parece haberse difuminado y la prisa por obtener beneficio pasa por encima. En esto que nos ocupa, el cine, es más llamativo y, por lo que nos concierne, cinéfilos empedernidos, nos duele porque no dejamos de considerar que es, antes de un negocio, un arte, aunque esta consideración haya caído en desuso frente al estadillo de cuentas, que lo llaman pomposamente balance comercial, en cuyo activo el arte ni aparece.
      Los productores de antes entendían de cine y los de ahora, han salido de escuelas de negocios, que ni siquiera lo son de economía.
      Siempre habrá excepciones, por suerte.
      Un abrazo.

      Elimina

Los comentarios son lo mejor del blog. ¡Gracias de antemano por tu colaboración!
(Comentarios publicitarios son borrados sin dudarlo.)

Print Friendly and PDF
Related Posts with Thumbnails
Aunque el artículo sea antiguo, puedes dejar tu opinión: se reciben y se leen todas.