Carregant el Bloc...

dijous, 12 de juliol de 2007

El Regreso de Superman

Hace hoy justo un año que se estrenó en las pantallas de España la película que nos cuenta El Regreso de Supermán, cuyo título se mantuvo por los exhibidores en el original: Superman Returns , al uso de una moda cambiante que, en este caso, parece insólita, pues la traducción no entraña mayores riesgos, pero en fin.... uno no sabe el porqué de todas las cosas...

Y si tiempo se tomó Superman en regresar desde su última incursión cinematográfica, tiempo se tomó también en contarnos su regreso.

Nada menos que 154 minutos, que en roman paladín son más de dos horas y media de metraje que, contra pronóstico, no se hacen excesivamente pesadas. Tampoco es que sean ligeras, pero bueno, tienen un pasar.

Se inicia la película mostrando unos antecedentes destinados a informar a la juventud de qué va la cosa, destinando a ello sus buenos 20 minutos que, en definitiva, de poco sirven, pues lo que cuenta casi todo el mundo lo sabe ya, excepto las nuevas generaciones de espectadores, pero que, casualmente, se deja en el tintero alguna cuestión digamos de tipo "personal íntima" que luego puede causar confusión para los ignorantes del añejo ya "polvo cósmico"

Hay una cosa, vaya por delante, que mejora en esta película: Superman vuela con una innegable elegancia; se nota que Bryan Singer es un forofo; la coreografía, los movimientos, tienen una distinción de los que carecía el personaje en las películas que se nos ofrecieron protagonizadas por Cristopher Reeves.

Y también que hay una magnífica exhibición del poderío de Superman en sus
distintas facetas, que usa con toda la lógica, una vez aceptado por el personal que puede volar, que es invulnerable {o casi}, que tiene super aliento, super oído, y que sus ojos le sirven para algo más que para mirar tiernamente a esos tontos humanos.

En cuanto al villano Lex Luthor, contra distintas opiniones, me parece que la interpretación del amiguete de Bryan {no es chiste cinéfilo, pero casi} Kevin Spacey (le debe un oscar por Sospechosos Habituales) es una interpretación ajustada, sobretodo ahora, que ya he podido ver, gracias al dvd, la versión original; aunque coincido en que el personaje del villano está escrito de forma endeble, habiendo perdido la oportunidad, contando con tan buen actor, de dotar al personaje del malo de una consistencia que, en definitiva, redundaría en mayor brillantez del héroe.

Peor resulta la amiguita de Luthor, vaya...

Tampoco se ha tratado con brillantez la faceta humana de Superman, pues las escenas de Clark Kent son vulgares y sin chispa de gracia, no sé si porque no se ha confiado en las posibilidades de comediante del novicio Brandon Routh o porque, en definitiva, la película está claramente dirigida al público más joven, casi infantil, como lo demuestra el infortunado añadido del personaje de Jason White, elemento de un interés creo que inaceptable para un verdadero fan de Superman de la vieja escuela.

Así, el último cuarto (casi tercio) de la película es, con el principio, lo peor de la misma, en mi opinión. Y aunque como he manifestado no llega a aburrir, unas buenas tijeras le darían un lustre del que carece en conjunto y le subirían la nota.

Hay que reconocer, no obstante, que enfrentarse a un mito del siglo pasado no es tarea fácil y menos si uno pretende innovar. Creo que la película seria mejor si se hubiera basado en algunos de los muchos tebeos {vale, digamos "comics" } de éxito de la saga del personaje, que, comúnmente, suelen hacer buen uso de las características del mismo y dedican sus buenos esfuerzos en construir un guión que presente al héroe alguna que otra dificultad, con entidad suficiente para que, al salir victorioso, uno se quede satisfecho.

Porque conociendo que el éxito del personaje de Superman está en su omnipotencia y en su debilidad mortal frente a la kryptonita, cualquier lector sabe que las historias se sostienen principalmente por las argucias, artimañas, trampas y demás fechorías que los villanos de turno usan para intentar [que no conseguir] vencerle, mientras de forma constante se nos ofrecen episodios en los que usa de forma salvífica sus poderes para con nosotros, pobres humanos.

Las acciones benéficas están y muy bien representadas, como ya he apuntado, pero la fechoría de Luthor queda un tanto descafeinada, reducida a unos efectos de ordenador que, como el que ahora estoy usando para escribir esto, no tiene ni la cuarta parte del alma que tiene mi perro. El cine actual está sobresaturado de efectos de ordenador: falta corporeidad y no forzosamente de tipo violento.

Por ejemplo, este Clark Kent, no se cae ni tropieza una sola vez. Claro que caerse con gracia tampoco es tan fácil....

En resumen, digamos que la película entretiene justo para no hacerse larga aunque le sobre metraje, y que puede recomendarse, sin mayores aspavientos, pues no llega a aburrir y tiene momentos buenos.

2 comentaris :

  1. A mí me entretuvo, pero no la he visto una segunda vez. Y bueno, el personaje de Clark no está tan bien representado como el que interpretaba Christopher Reeves (actorazo). Este Superman podrá volar con más gracia (que no sé), pero el Superman ideal será para mí y por siempre jamás Christopher Reeve. Un amigo me comentó que ese rollo de elevarlo "escuchando" los problemas del mundo y sintiendo toda esa "carga" sobre sus espaldas... que eso no era Superman. Y estoy de acuerdo. Pero aquí no puedo hacer un comentario más o menos imparcial u objetivo. No soy fan del personaje (no sigo colección, de crío no era ni de lejos mi personaje de tipos en pijama favorito (me identificaba más con los que tenían "debilidades")...Pero con los años se ha convertido en el personaje superheroico que más admiro. Su deseo de ayudar a los demás no nace de una tragedia/venganza/sentimiento de culpa a expiar (Batman,Spider, etc..) sino de una decisión. Bueno, aquí me podría enrollar y no es plan.
    Lo que más me gustó fue la fanfarria de Williams, así que con eso dejo más o menos claro que esto lo vi con agrado pero que no me pareció gran cosa.
    Para mí, siendo también fallida la primera de Donner (ese final!! qué horror) el momento en el que muere Glenn Ford y el funeral, y luego cuando el Superman adolescente se va a marchar es puro Ford... Luego no, que la cámara se pone a dar vueltas cuando madre e hijo se abrazan en el "Remember us, son. Always, remember us". Pero ahí la música de Williams. jo, esa parte del dvd se me para de todas las veces que la he puesto.
    El chiste cinéfilo.. Ay, Josep. Otros decían que el "amigo" es que hacía de Scotty en X-Men (el príncipe de Encantada) y que aquí hace de prometido de Lois, si no recuerdo mal (sólo la vi una vez en el cine).
    un saludito.

    ResponElimina
  2. Tampoco yo la he vuelto a ver, aunque tengo por ahí el dvd.

    Seguro que Reeve permanece como el mejor Supermán de siempre: supo dar a Kent el toque necesario pra humanizarlo con ese puntillo de ironía que ya estaba en algunos de los tebeos -que yo leía de pequeño: no había otro, pues The Phantom, inexplicablemente, no me dejaban- de antaño y que además resultan cómicos.

    Para mí Superman es el mejor de todos los superhéroes y como quien dice la tabla de rasar la lógica interna de esas historias fantásticas: lo malo de algunas de esas películas es que quiebran la lógica que se mantenía en los tebeos férrea: sólo la kriptonita machaca y sólo el plomo resiste la mirada...

    En esta película, la inserción del crío resulta patética y, por suerte, no ha habido secuela.... de momento....

    Saludos.

    ResponElimina

Los comentarios son lo mejor del blog. ¡Gracias de antemano por tu colaboración!
(Comentarios publicitarios son borrados sin dudarlo.)

Print Friendly and PDF
Related Posts with Thumbnails
Aunque el artículo sea antiguo, puedes dejar tu opinión: se reciben y se leen todas.