Carregant el Bloc...

dimarts, 29 d’agost de 2017

MM 90 Jerry Lewis






Adaptándonos a la realidad hacemos una excepción doble: repetimos ofreciendo unos Momentos Musicales y además lo haremos recordando escenas de diversas películas, todas ellas protagonizadas por el inolvidable Jerry Lewis, a quien la parca se llevó hace unos días.

Actor cómico celebérrimo a mediados del siglo pasado, es más que posible probable que muchos jóvenes cinéfilos apenas le hayan conocido y aquellos que como quien firma le vieron en el cine tanto como luego en la televisión a la pregunta de su rasgo más recordado con toda seguridad mencionaríamos su inagotable caudal de gestos y muecas, sus batallas contra cualquier tipo de mecanismo inanimado o maquinaria, la inocencia de sus propuestas humorísticas alejadas de sarcasmos hirientes y más friamente, la observación de un trabajo ingente y robusto en los guiones y las escenas.

Pero seguramente casi nadie recordaría sus habilidades musicales.

Por eso me ha parecido que, a modo de homenaje, bien vale la pena recordar que, siguiendo las costumbres de hollywood, en esas comedias aptas para todos los públicos siempre había un momento musical: no olvidemos que Jerry Lewis se dió a conocer como pareja artística de Dean Martin.


En 1954 Dean y Jerry, a las órdenes de Norman Taurog, ofrecen en la película Viviendo su vida una versión más de la trama pergeñada por Ben Hetch en la que, en esta ocasión, un empleado de gasolinera, convencido de tener sus días contados por culpa de unas radiaciones, consigue una popularidad inusitada y unas comodidades provocadas por la compasión que su enfermedad ha producido en la sociedad, aunque está perfectamente sano y todo sea un enredo.

El personaje, un tal Homer Flagg, quiere bailar:





De verdad de la buena que no recordaba que Jerry Lewis fuese capaz de moverse de esa forma. ¿Ustedes sí?

Unos años más tarde Jerry Lewis se pone a disposición de Frank Tashlin para presentar una versión humorística y libre del famoso cuento de la Cenicienta: para la ocasión, cambio de sexo: Jerry será El Ceniciento y, como en el original, asistirá a un baile en el que su hora máxima será la medianoche:



Es de ver que las escenas de baile del siglo pasado apenas tenían montaje en comparación con las actuales y el motivo, sencillamente, es que entonces los actores que intervenían en ellas sabían moverse con cierta gracia y soportaban el rodaje y bastaban dos cámaras para un salto de eje. Bajar las escaleras como lo hace Jerry es sólo fácil en la mente de quien no lo ha intentado nunca o no ha leído jamás una entrevista a una vedette. Subirlas corriendo es otra cosa, más atlética: claro que cuando Jerry llegó a lo alto de esas escaleras sufrió un infarto y el rodaje se suspendió durante un mes. Gajes del oficio.

Si en 1960 Jerry versionaba un cuento clásico según guión de Tashlin, tres años después el propio Jerry Lewis acometió además del protagonismo la dirección de una película basada en guión propio, con la ayuda de Bill Richmond, en la que ofrece una visión cómica de la famosa novela corta de Robert Louis Stevenson, Dr. Jeckyll and Mr. Hyde, que aquí disfrutamos bajo el título de El profesor chiflado.

En su caracterización del alter ego Buddy Love, comprobamos que Jerry, además, también sabe entonar con ritmo un clásico:



Y ya que vamos de rendir homenaje, no me resisto a ofrecer una muestra de comicidad que proviene de 1953, Una herencia de miedo, dirigida por George Marshall



Qué buenos momentos gracias a Jerry Lewis.

Descanse en paz.








6 comentaris :

  1. Un buen repaso y merecido homenaje a un actor polifacético. Buenos ratos, sí señor, con su gestualidad, y su histrionismo a imitar por otros que vinieron después.
    Budy Amor..ese alter ego del tímido y estrafalario profesor chiflado..me reí muchísimo y recuerdo otra Who's Minding the Store? Lio en los Grandes Almacenes...hilarante tambien. Esa escena de la maquina de escribir es mítica.

    Descanse en paz.

    Besos. Milady

    ResponElimina
    Respostes
    1. Al leer la noticia del deceso, Milady, vi en youtube casualmente una de esas escenas musicales y me sorprendió no recordarla en absoluto, pese a haber visto casi todas sus películas hace años: de ahí a la búsqueda de otras, un paso, y aquí estamos, finiquitando un ferragosto que ya, ya...
      Besos.

      Elimina
  2. Vi en el cine de crío una suya que me pareció muy divertida (prefiero no revisarla)...El mundo loco de Jerry Lewis o algo así.
    Pero sus pelis nunca me terminaron de convencer. Hace nada vi una de él en la que no estaba tan histriónico. Boeing Boeing con Tony Curtis. Era un vaudeville (adaptación de una obra de teatro francesa, creo).
    Por cierto, la que sí he revisado hace nada es la peli que inspiró la de tu primer vídeo, la de La reina de Nueva York (mucho mejor el título original en inglés y que define totalmente la peli). Carole Lombard estaba estupenda. La peli no tan brillante como la recordaba, pero bastante entretenida.
    Lo del infarto y las escaleras me ha dejado ¡¡¡¡
    Un saludito.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Coincido contigo, David: yo creo que las vi casi todas de crio, algunas en dos ocasiones o más -los reestrenos eran habituales en verano, época propicia infantil- y tengo la sensación que, llegada la adolescencia, empezó a parecerme su humor demasiado blandengue, pero ello no quita que todavía, algunas escenas, me hacen reir con ganas.
      Carole Lombard es que era estupenda, amigo....
      Lo del infarto, lo de costumbre: demasiado tabaco....
      Un abrazo.

      Elimina
  3. No se que decir...Es un tipo con el que comenzaba riendo y terminaba de los nervios dada su interminable tendencia a poner a prueba al espectador con su incontinencia.
    Me encantó x ello en el rey de la comedia y en el sueño de arizona..
    Desde luego que baila...pero si este tío es en sí mismo lo más parecido al chicle humano...Gran repaso...Un abrazo

    ResponElimina
    Respostes
    1. A mí me ocurre algo parecido: acabo por no poder asimilar tanta gesticulación.
      Su "heredero", Jim Carrey, le supera ampliamente en histrionismo y ya no me parece tan original....
      Lo del baile ni lo recordaba, ya ves....
      Un abrazo.

      Elimina

Los comentarios son lo mejor del blog. ¡Gracias de antemano por tu colaboración!
(Comentarios publicitarios son borrados sin dudarlo.)

Print Friendly and PDF
Related Posts with Thumbnails
Aunque el artículo sea antiguo, puedes dejar tu opinión: se reciben y se leen todas.