Carregant el Bloc...

divendres, 30 d’octubre de 2009

MM 30 THE KILLING FIELDS




Corría el año 1985 cuando se estrenó en España la película The Killing Fields en la que se contaba la historia más o menos verídica de dos periodistas en la Camboya de pocos años antes.

Justo al final de la película, en los títulos de crédito, se puede escuchar esta música:


Etude (según Mike Oldfield)


Recuerdo que, mientras leía los títulos de crédito, le decía a la amiga que me acompañaba que me sonaba mucho esa música, y que esperáramos a ver todos los créditos para averiguarlo.

Esperamos en vano. En los créditos iniciales se indicaba que Mike Oldfield era el compositor, y en los títulos finales aparecieron cuatro canciones ya conocidas con sus autores.

Rompiéndome el cráneo, al fin di con la solución, porque esa tonada la toqué mil veces cuando me dió por aprender a tocar la guitarra, años antes.

La música que yo torpemente intentaba tocar, era, es, ésta:


Recuerdos de la Alhambra (Tárrega) según Narciso Yepes


Francisco Tàrrega , si aun viviera, sería multimillonario, sólo por derechos de autor.

Mike Oldfield es, según busco y hallo en mi Diccionario Ideológico de la Lengua Española, de Julio Casares ("El Casares") que me compré justamente en 1985, como autorregalo de cumpleaños, un petulante sinvergüenza que plagió descaradamente la composición de Tàrrega titulándola enfáticamente "Etude" y así ha pasado a la historia cinéfila como una muestra más del cinismo y desfachatez de algunos listillos desvegonzados. Una inverecundia que persiste porque si uno mira en Amazon, el frescales Oldfield no ha hecho nada por reparar tamaña afrenta a uno de los compositores para música de guitarra más conocidos del orbe.

No deja de ser casual que el dvd que me ha permitido comprobar ajustadamente lo dicho cayera en mis manos el mismo día del año en que compré El Casares, pero 24 años más tarde.

Los jóvenes cinéfilos seguramente nunca habían visto en la televisión a Narciso Yepes y su famosa guitarra de diez cuerdas, pero puede que sí hayan visto u oído al que se considera uno de los mejores guitarristas clásicos de la actualidad:


Recuerdos de la Alhambra (Tárrega) según Pepe Romero


Oldield: ya va siendo hora que admitas el plagio, tío...



16 comentaris :

  1. Y lo que es más lamentable: cuando propusieron La Alhambra (monumento que yo no he conocido hasta este año) para esa milonga de las nuevas Siete Maravillas, difundieron unos cuantos vídeos promocionales con imágenes del lugar y la música de Oldfield... ¡¡¡ sin hacer referencia al original !!! Lo cual ya tiene delito.
    Dicho esto, la película me encanta, y la historia de Pran tiene mucha tela.
    Saludos (y venga eso que está pendiente, que tiro...)

    ResponElimina
  2. L'autor ha eliminat aquest comentari.

    ResponElimina
  3. ¿Y a que no sabes dónde vivió hasta su muerte el genial Tárrega?.
    ¿Y a que no sabes en qué localidad mediterránea -castellonense para más señas- cada año se celebra uno de los más afamados certámenes de guitarra clásica en homenaje suyo?
    Si lo adivinas -jejeje- estaría bien incluir ese dato en tu entrada, snif.
    Un abrazo.

    Pd.- ¿Y por qué nadie habrá denunciado al capullo de M. Olfield?

    ResponElimina
  4. Vayamos por partes. ¿Con cuál de los dos intérpretes me quedo?....Dificilísima elección...solo por décimas, o porque el sonido es más nítido me quedo con Yepes. ¡¡¡Genial!!!

    La putada a Tárrega?...de juzgado de guardia. Ya me parecía a mí que el Mike iba de mucha Tubular Bells y punto.

    Voy a comenzar a escribir un guión que se va a titular "Desmontando al Josep".
    Aviador, Fotógrafo, escritor, guitarrista de vaya usted a saber qué nivel.....apuesto la cabeza a que también participa en algún proyecto fílmico....en fin, uno que al fin y al cabo es "un gañán autodidacta" que chapurrea malamente un inglés pésimo, aprendiz de labrador y marrullero vividor, pues la verdad que me quedo descolocado.
    Querido Josep, es un placer y un honor estar invitado a tu blog.
    Un abrazote.

    ResponElimina
  5. Pues ese video promocional no lo ví, Alfredo, porque me acordaría del patatús: hay que ser gilipollas para ni siquiera enmendar la plana y actuar en justicia...

    La película, si se acerca un poco a la realidad, es impactante, desde luego.

    Saludos.

    (Tranquilo, paciencia.... glubs! )

    ResponElimina
  6. Saberlo, lo que se dice saberlo, sí que lo sé, Raúl. Lo que no comprendo es como caramba Villareal se ha dejado arrebatar el honor... :-)

    No he dicho nada, porque pensaba prepara algo para diciembre, en ocasión del centenario de su fallecimiento...

    En su momento hubo un poco de algarabía, pero supongo que la Virgin (creo recordar, editora del disco) lo tapó como pudo, y ahí quedó. Por otra parte, el amiguito Oldfield en esa época tenía una más que considerable horda de fans (sobre todo chicas) y claro...

    Un abrazo.

    ResponElimina
  7. Son versiones distintas, Antonio, por diversas razones: Yepes toca con su guitarra de diez cuerdas con un sonido más seco, apropiado para sus interpretaciones de composiciones pra el laúd; Romero toca con una guitarra clásica de sabor muy dulce; el trémolo de Romero me parece superior, pero el puntuado de Yepes es inigualable; quizás la versión de Andrés Segovia aune lo mejor de ambos, pero el video que hallé es muy viejo y suena francamente mal.

    Un día tendremos que detenernos en esas figuras...

    No desmontes nada, Antonio, que luego no sepas recomponer... :-)

    Me abrumas con tus elogios pero vas muy errado: ya me autodefino ( vease el bloc, arriba a la izquierda) con claridad desde el primer día: toco muchas teclas y todas mal (hace años que no agarro la guitarra -que seguramente se habrá quedado "sorda" y nunca lo hice de forma aceptable).

    Pero agradezco tus palabras fruto más del aprecio que de la objetividad, siento decirlo.

    El honor, en todo caso, es mío.

    Un abrazo.

    ResponElimina
  8. Como no soy joven cinéfilo y lo digo por lo de joven claro, si he visto a Narciso Yepes y su guitarra, siempre un placer.
    En cuanto a lo de la copia, ya no es que no se enmendara el entuerto, si no que casi nadie haya oido hablar de él (yo misma incluida). No había oido la del señor Tubular pero como tengo buen oido me pongo a la faena.

    Una abraçada

    ResponElimina
  9. Pues tienes toda la razón, Josep, la música es la misma. Dejemos a Olfield con Tubular bells, a César lo que es de César.

    ResponElimina
  10. En todo caso, Alma, serás una joven cinéfila que por los pelos vió algún dia a Yepes en la tele, esa tele que tan poco cultural se ha vuelto con el paso del tiempo.

    Si no habías oído el refrito de Oldfield, significa que no has visto la película, y déjame que te la recomiende.

    Una abraçada.

    ResponElimina
  11. Ya ves, Alicia, que las pruebas son irrefutables; en su momento, alguien incluso pretendió defender el descarado plagio con la afirmación que era una música anónima, estableciendo un falso paralelismo con la pieza anónima que, precisamente Yepes, toca para la francesa Jeux Interdits, como veremos en otro momento...

    Saludos.

    ResponElimina
  12. Sin duda es la misma y, cada cual en su estilo, ambas maravillosas aunque me quede forever con Yepes.

    Por cierto, en los títulos de crédito de "La violetera" de Sarita se hace constar el autor que la escribió para "Luces de la ciudad" de Chaplin???,
    a veces me lo he preguntado porque la ví por TV hace tiempo pero no la recuerdo (la de Sarita, digo).

    Un abrazo, Josep.

    ResponElimina
  13. Si es que lo malo, Susy, es que Oldfield se apropió por l cara de la melodía, cuando hubiera quedado como un señor especificando que era una versión propia de la composición de Tárrega, libre de derechos de autor, y todos tan contentos.

    Chaplin usó del mismo modo La Violetera del Maestro Padilla sin nombrarlo en su Luces de la ciudad, sí; y bastante alboroto se formó y acabó pagando, eso sí...

    Besos.

    ResponElimina
  14. Ah, no sabía. Pues lo mismo debió obligársele a hacer a Oldfield, que pagara por no saber ser un señor, aunque estuviera libre de derechos de autor y nadie se lo pidiera.

    Chusma.

    ResponElimina
  15. No sé de dónde sacáis lo de que Mike Oldfield se atribuyó la autoría. Tengo ahora mismo en mis manos la edición original de 1984 de la BSO de The Killing Fields y en la carpeta dice "All tracks by Mike Oldfield except: 'The Year Zero' by David Bedford, 'Étude' by Francisco Tárrega arr. M.Oldfield" Ahí lo único que dice es que los arreglos son suyos.

    ResponElimina
  16. De la película, está claro y dicho. Revísala cuando puedas y fíjate en los títulos de crédito iniciales y finales.

    Puede que haya un CD donde se haya aclarado el tema, pero no lo conozco. Y en Amazon tampoco hay nota alguna respecto a la autoría, como puedes ver aquí:

    http://www.amazon.com/exec/obidos/ASIN/B00000DR4X/internetmoviedat/

    Saludos y bienvenido.

    ResponElimina

Los comentarios son lo mejor del blog. ¡Gracias de antemano por tu colaboración!
(Comentarios publicitarios son borrados sin dudarlo.)

Print Friendly and PDF
Related Posts with Thumbnails
Aunque el artículo sea antiguo, puedes dejar tu opinión: se reciben y se leen todas.