Carregant el Bloc...

dimecres, 13 de febrer de 2008

Declamar o Berrear




No hace mucho, dando vueltas por internet, me encontré de casualidad con una nota que decía: "Cuando Dustin Hoffman se hallaba en el estudio preparándose para actuar en Marathon Man, se acercó a Laurence Olivier, que protagonizaba al villano, para pedirle consejo acerca de cómo interpretar mejor su papel; Olivier, (que de simpático debía tener poco) le dijo: es muy fácil: simplemente, lo interpretas (simple, play it)

Uno, que es amante del teatro, especie desaparecida en mis alrededores, sustituida por clones mediáticos, se ve abocado al cine (además de una inveterada cinefilia, todo hay que decirlo) en búsqueda, a menudo infructuosa, de buenas interpretaciones, ya que en el teatro no las halla.

Craso error: últimamente, escasean trabajos actorales que satisfagan la avidez personal. Tal parece que, superada la moda del "método" (que no era precisamente Stanislavsky, sino más bien del Actors Studio), los actores y actrices hoy están más por los resultados de la taquilla que por la satisfacción de un trabajo bien llevado a cabo.

Viene todo esto a cuento como reflexión personal, subjetiva y criticable, como es lógico, originada por unos comentarios cibernéticos coincidentes con el hallazgo de unos videos que me permito enlazar, confiando que cuando el amable lector pretenda verlos todavía estén en funcionamiento (que youtube a veces juega malas pasadas), ofreciéndolos más que como testimonios, como hechos verídicos, irrefutables pero apreciables según la sensibilidad de cada quien.

En el primero, hallazgo raro, vemos a Orson Welles meditar en voz alta acerca de lo que para él era el arte de la interpretación: es magnífica, para este comentarista, la frase que viene a decir: la interpretación es como la escultura; el actor debe despojarse de todo sentimiento ajeno al del personaje que va a interpretar, para encontrar la verdad del mismo.

Veamos el video:

Lección para actores, de Orson Welles



Y pasemos de la teoría a la práctica: Orson, de forma espontánea, sin la acostumbrada preparación del actor metido en un personaje, con las frases previas para "calentar", así, como quien no quiere la cosa, se pone a recitar el famoso monólogo del personaje de Shylock de El Mercader de Venecia, del enorme Shakespeare:

Orson interpreta a Shylock:


Me declaro total y absolutamente admirador de Orson Welles ya de antemano; pero si así no lo hubiera sido, después de ver este video, con esa expresión, ese dominio del matiz, ese sentimiento que hace aflorar, al extremo de verter lágrimas de rabia contenida, me hace pensar que fue una verdadera lástima que Orson Welles no dispusiera de dos vidas: una para dirigir, y otra para dedicarse única y exclusivamene a deleitarnos como excepcional intérprete.


Y para terminar, veamos una muestra de actor mediático y cada vez más mediocre, que no trabaja ni se esfuerza en ofrecernos una parte de lo que se supone es capaz, a menos que haya perdido facultades desde sus excelentes composiciones de hace treinta años ya:

Al Pacino berrea Shylock:


Si nos fijamos, más que declamar, grita; sin variación en el tono; el usual "truco" teatral por parte del dramaturgo de reiterar palabras idénticas en un mismo recitativo, truco que bien usado enaltece al oyente (a modo de ejemplo inteligente, el archiconocido "speach" de Martin Luther King "I have a Dream"), es vulgarizado, menoscabado y menospreciado por un Al Pacino totalmente descontrolado y fuera de sentimiento comunicable.

Una pena.




9 comentaris :

  1. No me he leído tu post, lo haré más adelante. Bueno y no sé si lo sabrás y si debería decírtelo o no, porque me llamaste pellejudo..., pero bueno...

    Que en DVDgo está el pack de 5 "Dvdeses" en estuche metálico. Es decir es la edición del maletín,pero sin maletín. Realmente es una reedición porque también se agotó. Que lo sepas...

    Un saludo.

    ResponElimina
  2. Muchísimas gracias, Hatt, por el aviso.

    Espero que esta vez no se me escape, y entre a formar parte de los afortunados pellejudos que me precedieron, aunque sea en un formato algo más simple... :-)

    He pedido también "Código del Hampa", que lo sepas, que hace poco ha sido reeditada... :-)

    Saludos.

    ResponElimina
  3. Y ya al respecto del post, pues sí, que quieres que te diga. Cada vez menos actores (al menos de los más taquilleros) pueden matizar con tonos de voz y con miradas sus interpretaciones. La declamación se sustituye por la exclamación y la interpretación por la perpetración...

    Un saludo.

    ResponElimina
  4. Me ha encantado el post, Josep, hay que ver cuanto se ha perdido en el arte de la interpretación. ¿La voz del primer video es la de Orson? Es que no me lo parece (adoro su voz); el monólogo de Shylock es una maravilla, aunque yo tampoco soy imparcial ya que para mi Welles es un dios, pero como tú dices si no me hubiera gustando anteriormente con ésta escena ya me habría conquistado. Mira que eres duro con Pacino, prefiero reservar mis tomates para Joseph Fiennes por esa película

    ResponElimina
  5. No me cabe la menor duda de tu adoración por Welles, que yo comparto al cien por cien. Esa sencillez pasmosa, esa maravillosa dicción y la emoción contenida sólo puede dominarlas un genio y Welles lo fue.

    Hombre, Pacino es muy bueno, y lo ha demostrado en numerosos trabajos. De todas formas esa versión de "El mercader de Venecia" no acabó de gustarme y la ví dos veces, una de ellas en V.O.
    Un abrazote

    ResponElimina
  6. Muy bueno el post, Josep. Me doy cuenta del punto. Ese fragmento no es precisamente un buen momento para Al Pacino.

    Un dato: para no correr los riesgos de que los videos que enlazas los levanten de youtube, te recomiendo que te descargues el programa "aTube catcher", y que te guardes en el disco duro los fragmentos que desees. Si en algún momento los sacan de circulación tú los vuelves a subir, les pones un título que no sea rastreable por nadie (esto porque muchas veces los fragmentos son borrados de la web por temas de derechos de autor) y lo enlazas de vuelta desde tu blog. Voila!

    Un abrazo. (y sí, ahora sí estoy de vuelta en circulación).

    ResponElimina
  7. Supongo, Hatt, que buena parte de la culpa de la certeza de esa última frase tuya recae tanto sobre los hombros de los actores como de la falta de directores que sepan dirigirlos y extraer de ellos lo mejor. (Y que se dejen, claro..)

    Pues Alicia: también tengo dudas sobre esa voz del primer video; pero tratándose de una grabación de un programa televisivo, no sé que decir. De todas formas, su monólogo es sin duda original. Soy duro con Pacino porque se lo merece, por vago y sobrado; ya lo dice también F.F.C., que trabaja muy poquito: se le puede -y se le debe- exigir un mayor nivel de entrega, pues es capaz de dar más; no olvidemos el refranero español:"quien tuvo, retuvo". Y por lo que hace al frío Fiennes, todo para tí: parece que esté de paseo en su papel...

    Ya sabía, anro, que pocos iban a llevarme la contraria si digo que admiro a Orson; juego con ventaja, claro... :-)
    Reitero lo dicho de Pacino: no es malo, pero sí bastante holgazán (o divo, o ambas a la vez)

    Bien regresado, faraway: espero que con renovados bríos. Ya sé que es un pelín malévolo por mi parte comparar a Welles con Pacino en un momento de dejadez; pero precisamente ése es el quid de la cuestión: que no hacen nada por actuar como deben muchos de los "estrellados"...

    Un abrazo para todos y muchas gracias por vuestras enriquecedoras aportaciones.

    ResponElimina
  8. Como he leído la reseña a salto de mata (aún no he vestido al peque, y salimos para el cole en un ratito...), me ha pasado algo curioso: al leer la frase "el usual "truco" teatral por parte del dramaturgo de reiterar palabras idénticas en un mismo recitativo", pensaba que habías dejado la dedicación monotemática al cine, y habías pasado a hacer análisis de la campaña electoral española. Pero no, ya veo que no: también hablas de Orson Welles y de Pacino, y de cosillas de esas. O sea, de cine. Y, como siempre, muy bien, claro...

    Un fuerte abrazo, compa (y buen fin de semana).

    P.S. y mil disculpas por mis escaqueos, retrasos y pérdidas. Te debo correo feevy, correo viaje y alguna otra cosa más, seguro. Lo siento, de veras, porque tú eres de los que no te lo mereces, desde luego...

    ResponElimina
  9. A salto de mata, a salto de mata... cuidadín no te rompas una pierna... :-)

    Tú lo que quieres, amigo Manuel, es provocarme: ¿pero cómo me voy a poner a analizar el humo? Si por lo menos hubiera algún orador en liza...

    Nada, nada: el cine es muchísimo más interesante, qué duda cabe.

    Y no es que sea monotemático: es que de lo único que sé poco (de todo lo otro, que es mucho, no sé nada) es de cine...

    Un abrazo.

    p.s.: me debes, me debes, no creas que no tengo memoria...

    ResponElimina

Los comentarios son lo mejor del blog. ¡Gracias de antemano por tu colaboración!
(Comentarios publicitarios son borrados sin dudarlo.)

Print Friendly and PDF
Related Posts with Thumbnails
Aunque el artículo sea antiguo, puedes dejar tu opinión: se reciben y se leen todas.