Carregant el Bloc...

divendres, 1 de maig de 2009

Lobato


El Sr. Hugh Jackman reúne en su persona, en mi modesta opinión, una serie de características que podrían permitirle obtener un tique para la fama cinematográfica: es alto, bien parecido, atlético, con una sonrisa profiden que suaviza sus facciones cuando canta y baila (bastante bien, por cierto) pero, a sus cuarenta años, hasta ahora ha demostrado que su olfato le ayuda a conseguir pingües beneficios antes que cotas de calidad y me parece que ya va siendo hora que se preocupe de buscar personajes que le resulten más apropiados a sus cualidades; más difíciles, pero más brillantes.

Jackman se ha descolgado hace cuatro días asegurando que no le importaría abandonar un personaje que le está encasillando; y me cuesta de creerlo, porque, mira, resulta que aparece como uno de los productores (o sea, que ha invertido sus dineros) de la que se ha venido en publicitar como precuela (palabra que no existe en ninguno de mis diccionarios) de la famosa saga de héroes, película titulada X-Men Orígenes: Lobezno (X-Men Origins: Wolverine, 2009) que este comentarista acaba de ver en riguroso estreno mundial, ayer, treinta de abril de 2009.

Para que luego digan que en mi pueblo no hay cine de actualidad.

Estos estrenos mundiales siempre huelen a estrategia de mercado, bien sea para evitar la difusión de copias ilegales (ya van tarde, porque en la red circuló una mala copia descargada más de cien mil veces), ya sea para evitar el boca-oreja (lo del boca a boca es otra cosa muy distinta, y a veces más divertida) que puede perjudicar la ruta comercial expresada en moneda.

Como decía, Jackman está un poco encasillado en el carácter de Lobezno/Wolverine que inició hace ya nueve años: en cuatro ocasiones lo ha representado y me temo que el único esfuerzo que le ha requerido ha sido pasar por la sala de musculación de un gimnasio, amén de unas horas -pocas- de maquillaje.

Lobezno es una película que no aporta ninguna novedad a quienes hayan visto la saga de X-Men: los precedentes del mutante son contados, partiendo del siglo XIX hasta llegar a la época actual, asistiendo en algo menos de dos horas a su evolución, a través de una aventura centrada en la actualidad en la que interviene un compañero de viaje con muy mal genio, el mutante Dientes de Sable (aunque usa más las uñas) interpretado por Liev Schreiber, otro buen actor que aprovecha todas las escenas en que aparece para chupar cámara robando la atención sin mayor esfuerzo.

El director Gavin Hood realiza su trabajo con más tesón que brillo, demostrando el oficio necesario para llevar a buen término una historia, más bien una historieta, escrita nada menos que por ¡dos guionistas! sin que ninguna de las frases pueda permanecer en la memoria. Los personajes son lo esperado en un producto destinado a entretener a una gran audiencia, que nadie se llame a engaño; introducir disquisiciones pseudo filosóficas es querer otorgar un significado oculto que tan solo puede residir en la imaginación del que mira, porque no hay otra intención más que la de solazar en todos quienes intervienen en la película.

Aun habiendo escenas de acción bastante bien rodadas, el ritmo general es pausado, en ocasiones lento, quizás buscando Hood un contrapunto, quizás un descanso antes de levantar el vuelo.sinceramente, esperaba un ritmo mucho más frenético; esos remansos de tranquilidad enlentecen demasiado la trama, porque uno ya acude a la sala sabiendo de qué va la historia y lo que busca es "más caña"

Los efectos especiales quedan bajo el dominio de Hood, demostrando que son eso, simplemente, muletillas para el desarrollo de la acción; alguno un pelín pasado de rosca, que ha provocado alguna que otra sonrisa un pelín crítica por transgredir un punto la lógica interna de la narración: es decir, exagerando demasiado, en busca del espectáculo visual, no innovador, pero sí bien confeccionado.

De esta película se puede hablar de sus aspectos técnicos y formales y poca cosa más, ya que los personajes carecen de fuerza dramática; falta un villano identificable como malo-maloso (que diría M.M.) para elevar la figura del protagonista y los caracteres femeninos están descuidados al límite, recayendo en Lynn Collins el papel de "la chica" y, francamente, la pobre es incapaz de despertar química alguna con Jackman, quedando su relación un tanto deslavazada.

Anda por ahí el vástago de John Huston, Danny Huston como el maquiavélico Coronel Stryker, que ayuda a crear un poco de confusión y algo de intriga a la trama, pero no alcanza la mitología de adversario para Lobezno, aun cuando sí esclarece muchas preguntas que los partidarios de la serie se hayan podido hacer de antemano.

En definitiva, un producto comercial al uso, lo que se llama "blockbuster de cómic", una traslación de tebeo al cine honrada, que seguramente obtiene lo que pretende, que es hacer pasar el rato, aunque la primera media hora se hace muy larga.

Por cierto: hay que verse los títulos de crédito (que son larguísimos y farragosos) porque, hasta que no se enciendan las luces, verán dos, repito, dos escenas "de propina". (Descubierto el truco gracias al acomodador, que nos ha frenado a todos, en franca desbandada, asegurando que "no se ha acabado, no se ha acabado")

¡Ah! Otra: casi seguro que habrá secuela de esta precuela, o un ramal aparte, diría yo....



Trailer:





22 comentaris :

  1. Al menos como dices es una película honrada, que no engaña, sabes lo que te espera, y eso de antemano ya es de agradecer.

    ResponElimina
  2. Pues sí: aunque la publicidad ha sido un pelín exagerada, con los antecedentes uno ya sabe a qué atenerse...

    Salutacions

    ResponElimina
  3. Pues no me sorprende tu crítica hacia esta película, ya que era de esperarse que este tipo de películas es puramente comercial, y no se busca el dramatismo de la misma y aparentemente, tampoco una buena historia.

    Es cierto que Jackman se ha acostumbrado a este tipo de papel, pero igual hay que destacar que no es que pasa unas horas en el gimnasio, sino que tiene que estar un buen tiempo, además de una alimentación acorde.

    Es cierto que eso no genera nada positivo a nivel cinematográfico, pero igual creo que hay que destacarlo.

    Un saludo Josep

    ResponElimina
  4. No he visto ninguna de estas pelis de superhéroes de Lobezno y compañía. Y por lo que veo, no me pierdo nada. Hackman está completamente desaprovechado. "La lista" es penosa, y "Australia" (pero, dios, ¿qué le ha pasado a la Kidman en la cara? ¿Plástico caducado?) está construida con un manual de épica de baratillo. Como no espabile, el chico se va a diluir en la nada del recuerdo de su físico.
    Saludos.

    ResponElimina
  5. No veo este tipo de peliculas como cine al que haya ni siquiera que hacerle mención.
    Al igual que Australia o este tipo de peliculas que estan hechas solo para vender y ganar dinero sin ningun tipo de busqueda de talento o un buen argumento.
    Un saludo a todos
    Javier.
    -------------------
    http://www.clickandcarhire.com

    ResponElimina
  6. Ya sabemos, Diego, que éstas son piezas de consumo palomitero; tampoco creo que pretendan más allá de ganar dinero.

    El esfuerzo de Jackman me suscita muchas dudas, porque aumentar masa muscular de forma tan ostensible a los 40 tacos no es cuestión baladí y puede tener sus repercusiones físicas ni que sea por el sobreesfuerzo; las pocas horas la ataño al maquillaje, no obstante.

    Y preferiría que Jackman se decantara por productos de mayor enjundia, desde luego.

    Saludos.

    ResponElimina
  7. Esas películas, como ya sabes, 39escalones, se producen con una meta muy explícita: rebentar taquilla la primera semana...

    Dentro de lo que cabe, un producto arregladito, soportable para quien solo tiene un cine cerca donde ir...

    Ya has leído que no siempre (me) ocurre así, caso de Australia...

    Veo que coincidimos en lo de Jackman; me gustaría verlo en una buena comedia (cuestión harto difícil por la sequía, por otra parte)

    Saludos.

    ResponElimina
  8. Bienvenido, Javier:

    Creo que hay películas que no pretenden ser obras maestras ni nada parecido, como la presente, y, si son medianamente aceptables, se pueden recomendar sin apuro, porque hay muchísimas de la misma categoría que resultan productos infumables.

    No la puedes comparar con Australia, porque esa se presentó con unas ínfulas desproporcionadas y buen palo que se llevó en este mismo sitio, como también alguna otra demasiado pretenciosa: busca entre las que no me han gustado y podrás comprobarlo.

    Saludos.

    ResponElimina
  9. la verdad que este tipo es un actorazo, se lleva las palmas! interpreta muy bien este personaje, Esta pelicula estara genial!

    ResponElimina
  10. Pues ya veo, compa Josep, que es más o menos lo esperable. O sea, que teniendo en cuenta que mi peque no tiene interés en ir a verla -que sería el único motivo por el que terminaría encerrándome en una sala oscura presto a la tarea...-, pues eso que me ahorro...

    Un fuerte abrazo y buena semana.

    ResponElimina
  11. ¿2 escenas luego de los títulos? Ni de coña, me largué casi antes del final. ¿Qué es este abuso del chroma? Buagh, una película de acción para pasar un buen rato que se convierte en casi nada.

    ResponElimina
  12. ¡Ah! Y encima las palomitas eran de cartón-piedra...

    ResponElimina
  13. Además te diría, Manuel, que no creo que la película sea adecuada para tu hijo: cuando sea adolescente no te digo que no; de hecho, parece que Jackman insistió mucho en rebajar el guión original -más oscuro y acorde con el tebeo- para que la mayoría de adolescentes pudieran verla.

    Para pasar el rato, como sus precedentes y similares, con mucha acción y algo de violencia, aunque eso sí: poca sangre...

    Un abrazo.

    ResponElimina
  14. Lo de las palomitas, Joan, me ha llegado al alma: eso sí es un abuso, con lo caras que las venden...

    Lo del chroma, me parece ya moneda corriente en esos productos, indispensable para que de repente salgan esas afiladas garras y pegue esos saltos, y....

    A mí la primera media hora se me hizo larga, pero luego mejoró, aunque, como digo, le falta un poco más de "caña"...

    Saludos.

    ResponElimina
  15. Totalmente de acuerdo, Josep. Notable reseña.
    No me enteré de las escenas de después de los créditos. Salí corriendo del cine ni bien vi los primeros títulos.

    ResponElimina
  16. Tampoco te perdiste gran cosa, Faraway: simples evocaciones que quizás enlacen con la secuela de la precuela, vete a saber...

    me han dicho que empieza a ser un truco para que la gente se quede a ver los títulos de crédito... no sé... en ocasiones como ésta, tampoco merece la pena el intento...

    Un abrazo.

    ResponElimina
  17. Llego tarde, pero es que la vi hace un par de días. Me sorprende tu generosidad con semejante mojón: luego hablas de mí. Vaya truñaco-neng, que dicen los canis del barrio. Alomejor me explayo en el blog con ella, aún he de decidirlo. Por cierto, lo de las escenas post-créditos tiene su qué: por lo visto, son diferentes dependiendo del país en el que se proyecta la película. Shit yourself little parrot.

    Que sepas que tengo en casa, preparadita para disfrutar, "The Spirit". Estoy de un masoca que raya lo vicioso.

    ResponElimina
  18. Más vale tarde que nunca, Marcbranches; no creo haber sido especialmente generoso con ese lobato, quizás porque mis espectativas no eran demasiadas; insisto en que es un producto que no decepciona, porque en su campaña publicitaria no ha pretndido alzarse con nada, y nada es lo que obtiene: dentro de la lógica del subgénero, cumple, sin aportar nada novedoso.

    La ironía está implícita en la condición de estreno mundial: la ví antes que lo usamericanos y la vi en "mi cine". Claro que parece que esa introducción ha pasado por alto a casi todos....

    Me gustará leer tus impresiones.

    Lo de las escenas añadidas es una coña marinera, un burdo intento de conseguir que veamos unos créditos que a nadie interesan.

    Si vas a ver el espíritu, recuerda proveerte de palomitas en cantidades ingentes y bebida apropiada de calidad, que será lo mejor que degustes...

    Los vicios son libres... :-)

    Saludos.

    ResponElimina
  19. Bones Josep!!

    Totalmente de acuerdo, Hackman es un actor con un potencial que de momento se ha aprovechado en muy pocas ocasiones (para mí su mejor actuación es en The Fountain, film que detestas, si no recuerdo mal!).

    Una abraçada

    ResponElimina
  20. Bones, Marchelo: veo que coincidimos en lo de Jackman; sin embargo, la que no me gustó fue Australia; esa que refieres la tengo pendiente y, la verdad, casi ni me acordaba. Gracias por el dato.

    Una abraçada.

    ResponElimina
  21. Vi la pelicula hace poco, me gusto, creo que no es nada del otro mundo, pero cumple y se deja ver, me gusto Liev Schreiber, roba mucha camara ! jaja

    6 de 10 es mi nota !

    Mantis.

    ResponElimina
  22. Coincidimos, Mantis, tanto en la apreciación del conjunto, como en el ladrón de Liev, vaya que sí...

    Saludos.

    ResponElimina

Los comentarios son lo mejor del blog. ¡Gracias de antemano por tu colaboración!
(Comentarios publicitarios son borrados sin dudarlo.)

Print Friendly and PDF
Related Posts with Thumbnails
Aunque el artículo sea antiguo, puedes dejar tu opinión: se reciben y se leen todas.